Buenas tardes a todos.

Señoras y señores.

Es para mí una gran satisfacción estar hoy aquí ante ustedes, con el Presidente de un gran país como México, un país hermano y amigo.

México fue el primer país americano que visité como Presidente del Gobierno y durante el cual conocí al entonces candidato Enrique Peña Nieto.

Querido Presidente Peña Nieto:

Quiero agradecerle públicamente, una vez más y, también, a los Ministros y a la amplia delegación que lo acompañan, su Visita a España, la primera Visita de Estado de esta Legislatura.

Es una Visita histórica porque es el resultado de una relación estratégica, rica y profundamente arraigada, que ha alcanzado una amplitud de vínculos excepcional.

Quisiera destacar además un valor emotivo adicional.

Ésta es la última Visita de Estado de Su Majestad el Rey don Juan Carlos, quien ha demostrado en infinidad de ocasiones su especial cariño por toda Iberoamérica y su enorme afecto por México, país que ha visitado en numerosas ocasiones.

Me gustaría señalarles, además, que el Presidente Peña Nieto y yo mantenemos una excelente relación personal desde que nos conocimos en México, en abril de 2012.

Ese mismo año, en octubre, ya como Presidente electo, nos reunimos aquí, en la Moncloa, y tras su toma de posesión nos hemos encontrado en numerosos foros y mantenemos una fluida comunicación.

Como he tenido ocasión de comentarle hoy, desde España seguimos con enorme interés las reformas emprendidas por su Gobierno.

Somos dos gobiernos reformistas. Ambos compartimos la determinación y la visión para llevar a cabo las reformas que nuestros países necesitan para generar riqueza y empleo, e incrementar el bienestar de los ciudadanos.

Los dos sabemos que no es fácil, que en ocasiones las medidas son impopulares o afectan a sectores concretos, pero aún así, hemos hecho lo que debíamos y los resultados comienzan a verse.

He transmitido al Presidente Peña Nieto que cuenta también con todo nuestro apoyo y disposición para acompañar a México en su transformación, para profundizar nuestra colaboración en todos los ámbitos, para beneficio de nuestros ciudadanos.

Precisamente, hoy, hemos suscrito un plan de acción que renueva y profundiza la asociación estratégica que ambos países firmamos en 2007 y que es un fiel reflejo de esa intensidad y riqueza de nuestras relaciones.

Ambos países hemos firmado, además, en estos dos días, un gran número de acuerdos, programas e instrumentos de cooperación que nos van a permitir profundizar nuestra relación en los más diversos ámbitos.

Al final de esta rueda de prensa se les distribuirá el listado completo para que puedan consultarlo.

Quiero destacar un aspecto importante de esta visita: Nuestras relaciones económicas y comerciales.

México es nuestro principal cliente y nuestro primer proveedor en la región. España es para México el primer inversor de la Unión Europea y el segundo a nivel mundial.

Y en este sentido, aprovecho para señalar que he transmitido al Presidente nuestro apoyo a las iniciativas en curso para modernizar el acuerdo global de México con la Unión Europea.

Las empresas españolas han apostado por el mercado mexicano y lo han hecho a largo plazo, demostrando su excelencia y liderazgo en sectores claves y estratégicos, como la energía o las infraestructuras; pero, también, en sectores tradicionales como el textil, el agroalimentario, la gastronomía o el turismo.

Ahora, además, es creciente el interés de las grandes empresas mexicanas por invertir en España.

México es el sexto inversor internacional en nuestro país, que se ha convertido en una excelente plataforma para el ingreso en alguno de los mercados más prometedores del mundo.

España y México han logrado, además, una excelente cooperación en su acción exterior, y una estrecha concertación en los foros multilaterales.

Quiero agradecer, en este sentido, el continuo respaldo a la candidatura de España a un puesto no permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para el periodo 2015-2016.

Ambos países, además, impulsamos y apoyamos desde el principio las cumbres iberoamericanas, y estamos comprometidos con el proceso de renovación que iniciamos en Cádiz.

Por ello, el Gobierno español prestará a México todo el apoyo para que la Cumbre de Veracruz constituya un éxito de toda la comunidad iberoamericana.

España sigue, también, con enorme interés la Alianza del Pacífico, de la que México es país fundador. Fuimos el primer país europeo en acceder a la Alianza como país observador; y como hemos señalado en otras ocasiones, queremos que la participación de España sea activa, para participar en el desarrollo de sus pilares y áreas de interés común.

Agradecemos el apoyo que nos han prestado desde el principio.

Y quiero concluir insistiendo en que México y España tienen ante sí un futuro lleno de posibilidades.

Por nuestra parte, deseamos recorrerlo junto a México. Queremos seguir colaborando y profundizar en todo aquello que suponga un beneficio para aquellos para quienes trabajamos, nuestros ciudadanos.

Muchas gracias.

Señor Presidente.