Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Excelentísima señora Presidenta de la República de Corea, Park Geun-hye:

Quiero extenderle, una vez más, la más cordial de las bienvenidas a nuestro país y, de igual manera, a la Delegación  Oficial y empresarial que le está acompañando.

Señores integrantes del Gabinete del Gobierno de la República.

Funcionarios y diplomáticos que el día de hoy nos acompañan.

Hemos tenido oportunidad de dialogar ampliamente la Presidenta Park y un servidor, así como las delegaciones oficiales, para revisar y actualizar el marco de la relación fraterna y de hermandad que identifican a Corea y a México.

Esta Visita Oficial de la Presidenta Park es la primera Visita Oficial a nuestro país. Y reafirma y fortalece los vínculos de la relación bilateral entre nuestros países, que data desde 1962.

En particular, este día se concretan y firman importantes acuerdos para establecer un comité conjunto de fomento al comercio, la inversión y la cooperación en los sectores industrial y energético; aprovechar nuevas oportunidades en los ámbitos de transporte ferroviario, infraestructura portuaria y servicios aeroportuarios.

Promover la asistencia científica y técnica, así como el intercambio de información en materia de recursos hídricos; operar dos nuevas líneas de crédito: una por mil millones de dólares, para el desarrollo de infraestructura eléctrica; y otra por 200 millones de dólares, para el financiamiento de empresas mexicanas proveedoras de industrias coreanas. 

Asimismo, a lo largo de esta Visita Oficial, se firmaron o se estarán firmando 17 acuerdos de cooperación en temas como tecnología e innovación, electricidad y energías limpias, desarrollo policial, lucha contra la delincuencia organizada transnacional, educación superior, salud y seguridad social, turismo, industrias creativas y propiedad intelectual, entre otros.

En el foro de negocios México-Corea, que tendrá lugar esta tarde, se fortalecerán los vínculos entre empresarios nacionales y coreanos.      

Ambos países reconocemos la importancia de nuestra creciente relación económica. Y déjenme darle contexto a ésta.

En el año 2000, nuestro comercio total fue de cuatro mil millones de dólares; en 2015, éste prácticamente fue de 17 mil 500 millones de dólares; mientras que la inversión anual de Corea en México se ha multiplicado 24 veces en este mismo periodo.

Por esta razón, hemos acordado sostener reuniones de trabajo, a partir del cuarto trimestre del 2016, para expandir los flujos de comercio e inversión.

Exploraremos alternativas, como el apoyo de México para que Corea se sume al Tratado de Asociación Transpacífico, el TPP, y el inicio de consultas para un posible TLC bilateral, que nos abriría un mercado potencial de 50 millones de personas.

En conjunto, esta serie de acuerdos reafirma la amistad y colaboración entre Corea y México.

Finalmente, al igual que lo hicimos en la reciente Cumbre de Seguridad Nuclear, ambos países refrendamos nuestro compromiso con la paz y la seguridad internacionales.

México condena el desarrollo y el empleo de las armas nucleares, y rechaza la realización de ensayos nucleares por parte de cualquier Estado.

Para México, los ensayos nucleares constituyen una clara violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, al tiempo que minan la confianza e incrementan la tensión entre naciones.

El desarme nuclear es una condición fundamental para la paz y para el futuro de la humanidad.

Estoy seguro que esta Visita Oficial, la primera que realiza la Presidenta Park a nuestro país, será ampliamente productiva; viene a reafirmar los lazos de amistad y fraternidad que unen a nuestras naciones, pero, al mismo tiempo, actualiza y potencia las ventanas de oportunidad que se están abriendo para ampliar la relación económica, de cooperación y de relación fraterna entre nuestros pueblos.

Presidenta Park:

Sea usted bienvenida a México. Está usted en su casa.

Y deseamos que además de lo productivo que sea este encuentro, tengan también una estancia placentera en México.

Muchas gracias.