Muy buenas tardes.

A los señores representantes de los medios de comunicación, gracias por acompañarnos en esta conferencia de prensa.

Y a las y los servidores públicos que gentilmente me acompañan en este acto.

El día de hoy quiero, a través de ustedes, enviar un mensaje a todos los mexicanos, con motivo del proceso electoral que se vivió en los Estados Unidos, el día de ayer.

El día de ayer, justamente, el pueblo estadounidense acudió a las urnas para elegir a quien será su próximo Presidente.

A partir de este proceso democrático, se abre un nuevo capítulo en la relación de México y Estados Unidos, que implicará un cambio, un reto, pero, también, hay que decirlo, una gran oportunidad.

Los mexicanos vamos a iniciar esta etapa con seguridad y determinación, pero, lo más importante: en unidad.

Los mexicanos, de ambos lados de la frontera, seguiremos trabajando con la responsabilidad y el compromiso, que siempre nos han caracterizado.

Emplearemos nuestra creatividad y esfuerzo, la capacidad de nuestros empresarios y el talento de nuestra gente para abrir nuevos caminos de cooperación y de prosperidad.

Con la sociedad norteamericana tenemos lazos inseparables. El mejor ejemplo es la comunidad mexicana que vive en Estados Unidos; son familias que contribuyen todos los días al desarrollo de ambas naciones.

Como Presidente de México, me entregaré con toda mi capacidad, auténticamente en cuerpo y alma, a velar por los derechos, el bienestar y los intereses de los mexicanos, donde quiera que se encuentren.

En todo momento, mi prioridad ha sido y seguirá siendo, cuidar a México y proteger a los mexicanos.

Ayer, en su discurso de victoria, el Presidente Electo Donald Trump expresó su disposición para trabajar con todos, con todas las personas y todas las naciones, buscando coincidencias y no hostilidad, alianzas y no conflictos. Y México comparte esta visión.

Precisamente, hace unos momentos, hablé con el Presidente Electo Donald Trump, para expresarle mi felicitación por su triunfo obtenido.

Hice esta felicitación extensiva, también, a los miembros de su familia, a quienes le acompañaron en toda la campaña. Y debo decir que fue una conversación cordial, amable y respetuosa.

Ambos coincidimos en que debemos de trabajar por una relación de confianza, de futuro compartido, porque nuestros países son muy importantes el uno para el otro.

México y los Estados Unidos son aliados, socios y vecinos.

Cuando a México le va bien, a Estados Unidos también le va bien. Y cuando a Estados Unidos le va bien, a México le va bien.

Con esa visión, acordamos que nuestros equipos entren en contacto para empezar a delinear una nueva agenda de trabajo, que incorpore los temas de interés común, como son la seguridad, la cooperación y la prosperidad de nuestras sociedades.

A partir de esta agenda, acordé con el Presidente Electo reunirnos, preferentemente durante el periodo de transición, para definir, con toda claridad, el rumbo que habrá de tomar la relación entre ambos países.

El diálogo para crear acuerdos sigue siendo el mejor camino para México.

Mi Gobierno buscará, en esta nueva etapa de la relación bilateral, oportunidades que beneficien a ambas sociedades.

Lo haremos con ánimo constructivo, a partir de nuestras fortalezas como Nación y con base en el respeto mutuo a nuestras soberanías.

Es mucho lo que nos mexicanos hemos logrado con el trabajo de las generaciones que nos han antecedido; y es mucho lo que tenemos que forjar hacia adelante.

El nuestro, es un país unido, valioso y valiente.

Estoy seguro de que juntos, trabajando todos por México, habremos de fortalecernos y aprovechar las oportunidades de esta nueva etapa en la relación con los Estados Unidos, un país amigo y un país aliado.

Por su atención, muchísimas gracias.

Para quienes tengan preguntas, se las van a guardar. Pero ofrezco, en otra ocasión, responderlas.

Y, gracias a mis compañeras y compañeros acá, del Servicio Público, por estar aquí.

Y gracias a la prensa por su paciencia, pero nos tocó el agua y nos retrasamos un poco. Pero, muchas gracias por estar aquí presentes.

Yo reitero. Creo que se abre una nueva etapa en la relación con los Estados Unidos y una nueva etapa que queremos consolidar, a partir de la confianza y del respeto mutuo, y una relación que, estoy seguro, nos va a permitir construir prosperidad en favor de ambas sociedades.

Por su atención, de verdad, muchas gracias.

Y que tengan todas y todos muy buenas tardes.