Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos.

Muy distinguidos invitados de la Delegación Oficial, de la delegación empresarial de Suiza, que hoy acompaña la visita que realiza el excelentísimo señor Presidente de la Confederación Suiza, Johann Schneider, a quien le extiendo la más cordial bienvenida a nuestro país.

Me da mucho gusto que el señor Presidente de la Confederación Suiza hubiese aceptado la invitación que le formulara a principios de este año, precisamente con motivo de nuestra visita a ese país, con motivo del Foro Económico de Davos, y de haber tenido un encuentro para suscribir el compromiso de revisar los términos del acuerdo de libre comercio que tenemos con Suiza y con los países que integran el bloque al que Suiza pertenece, precisamente, con quien tenemos celebrado un Acuerdo de Libre Comercio.

El día de hoy, esta visita se da en el marco de 70 años de relación diplomática entre ambas naciones.

Suiza ha sido un país que ha mantenido lazos muy estrechos y cercanos con México. Más de 800 empresas de origen suizo están invertidas en nuestro país.

Suiza es uno de los países que, sin duda, ha encontrado en México un destino confiable donde invertir y donde contribuir de forma también importante a la generación de empleos.

Vale la pena tener presente que Suiza es la sede de más de 200 organizaciones internacionales, que están precisamente radicadas en ese país.

Suiza es uno de los países más competitivos del mundo, con uno de los más altos niveles de innovación y con un sistema educativo de clase mundial.

De ahí que hoy, entre los acuerdos suscritos sea precisamente el encontrar cooperación para seguir impulsando lo que nos hemos propuesto en nuestro país, en asegurar una mayor calidad en la educación, en nuestro sistema educativo y encontrar, en el modelo de Suiza, un referente que pueda enriquecer realmente nuestros esfuerzos por asegurar educación de calidad en nuestro país.

Hoy me he permitido compartirle al excelentísimo señor Presidente de la Confederación Suiza los avances que México ha tenido en distintos ámbitos.

Le he referido la agenda de reformas estructurales que México ha impulsado en los últimos cuatro años, y en donde, hoy, sin duda, también, se abren nuevas ventanas de oportunidad para hacer inversiones, a partir del enorme potencial que México hoy representa, y dada, también, además, su ubicación geográfica.

Le he señalado con particular énfasis los cambios en distintas asignaturas, pero muy señaladamente en el ámbito energético; en donde, sin duda, este sector de nuestro país se ha abierto, en donde hoy estamos impulsando el desarrollo de la empresa estatal, que es PEMEX, como una empresa productiva del Estado, una empresa que habrá de competir con otras empresas productoras de petróleo, que explotan, además, los hidrocarburos.

Que PEMEX se está preparando, realmente, para hacer un competidor mundial. Que solamente el día de ayer presentó su nuevo plan de negocios, precisamente, para lograr una mayor consolidación, un mayor fortalecimiento a su condición financiera.

Y que esto será posible gracias, precisamente, a una Reforma Energética que hoy le permite encontrar asociación con el sector privado, para todos los procesos productivos que realiza esta gran empresa nacional.

Y que ahí, sin duda, se abre, también, una ventana de oportunidad para aquellos países que quieran participar dentro de estos procesos de asociación, que Pemex está decidido a realizar para crecer, para ampliar su plataforma productiva; es decir, para poder producir más petróleo, para poder ampliar sus campos a explotar. Y, sobre todo, para incursionar por primera vez en la producción de petróleo de aguas profundas.

He reconocido el papel que empresas de origen suizo tiene en nuestro país. Empresas emblemáticas como Nestlé, Novartis, Roche, son parte, precisamente, de estas empresas que ya tienen, por varias décadas, una importante presencia en México, y que muy recientemente han formulado importantes anuncios de expansión y crecimiento en nuestro país.

Esto ha dado lugar a que, en el marco de la visita que realiza el Presidente de Suiza a México, se haya inaugurado la Cámara de Comercio e Industria México-Suiza.

Se han anunciado, también, importantes inversiones, de casi 200 millones de dólares.

Hay que tener presente que hoy el comercio que hacemos entre ambos países es de tres mil 500 billones de dólares.

Y tenemos una visión compartida, Suiza y México, para mantenernos como dos países cuyas economías estén abiertas al mundo, para que, en este mundo global, en este mundo de menos fronteras, aprovechemos las grandes ventajas que nos da este escenario mundial y sigamos promoviendo un comercio libre, un comercio creciente, elevando la competitividad de nuestros países, las capacidades productivas de nuestras naciones.

Y que todo vaya encaminado, al final de cuentas, a dos importantes propósitos: a la generación de más empleo y, por otro lado, a realmente intensificar nuestros intercambios comerciales.

He de reconocer el apoyo que Suiza ha dado para que estemos ya hoy en el proceso de negociación para modernizar, repito, el Tratado de Libre Comercio entre la Asociación Europea de Libre Comercio, de la que forma parte Suiza, junto con otras naciones, como Noruega, Liechtenstein, e Islandia y nuestro país.

Nuestra cooperación bilateral va más allá del ámbito económico. Hoy atestiguamos la firma de varios instrumentos jurídicos en materia de educación, para lo que ya he referido, orientados a enriquecer las políticas públicas de nuestro país, precisamente, para consolidar un modelo educativo de mayor calidad, en beneficio de la niñez y juventud mexicanas.

En materia de transporte aéreo estamos hoy signando un acuerdo que nos permitirá, prácticamente, lograr una mayor apertura en el terreno de cielos abiertos, de que aerolíneas suizas y aerolíneas mexicanas puedan tener dos destinos abiertos en ambos países, para que pueda haber esta mayor movilidad, una mayor conectividad y eso acerque de mejor manera a nuestros países.

En derechos de propiedad intelectual, es el acuerdo suscrito, particularmente con la Procuraduría General de la República para combatir, precisamente, productos y particularmente en sector de la industria relojera, que no sean originales, combatir la piratería, y éste es el acuerdo que se ha celebrado.

Y lo mismo en temas de salud, para compartir las mejores prácticas en la elaboración de productos, dada la experiencia de éxito que Suiza tiene en esta materia.

Creo que esta Visita de Estado del Presidente de Suiza a nuestro país viene a reafirmar los lazos fraternos y de hermandad que unen a nuestros países desde hace 70 años.

A darle también un impulso renovado a partir de los acuerdos que el día de hoy hemos firmado. Y hemos quedado comprometidos a darle puntual seguimiento a los acuerdos hoy signados, para que estos se traduzcan en beneficios mayores y tangibles para nuestras sociedades.

Es éste el motivo de esta Visita de Estado. Yo le reitero al señor Presidente de Suiza que esta visita realmente, como lo está siendo, sea muy productiva, que tenga en nuestro país una muy feliz estancia, y apreciando siempre el gesto amable y cálido que personalmente ha dispensado a nuestro país, antes, en otras responsabilidades públicas y, hoy, como Presidente de Suiza.

Bienvenido a nuestro país.

Muchísimas gracias.