Solamente quisiera tener alguna declaración con motivo de la presencia hoy, aquí, precisamente en Cartagena, Colombia, para participar y, sobre todo, en el privilegio que significa ser testigos de este histórico acuerdo de paz entre el Gobierno de Colombia y las fuerzas de las FARC.

Es un acuerdo histórico, que pone fin a un conflicto armado, que se vivía en la región y particularmente aquí, en Colombia, desde hace más de 50 años.

Y para México es motivo de honor y distinción, participar de este acuerdo, repito, histórico, que pone fin a un conflicto armado, el único que había ya en la región latinoamericana y del Caribe, y que con este acuerdo se alcanza la paz.

Por otro lado, la otra razón de estar aquí es porque México participará de forma activa en lo que es el seguimiento al acuerdo que hoy se está alcanzado.

De qué manera.

En primer lugar, apoyando con recursos económicos, un millón de dólares que México ha comprometido a este esfuerzo global y de varios países, para el desminado de Colombia.

Aunque parezca sorprendente, pero hay regiones, dentro de este país hermano, que tienen minas, que han costado la vida a muchos colombianos, que han dejado a muchas personas mutiladas, porque son minas que explotan y que están extendidas en distintas partes de la geografía de este país hermano.

Vale la pena señalar que Colombia es el segundo país con mayor número de minas colocadas, sólo después de Afganistán.

Por eso, el compromiso que México ha asumido de participar activamente en este apoyo y respaldo para el desminado que habrá de realizarse aquí, en Colombia.

Y el segundo propósito, es que México formará parte de la misión especial que Naciones Unidas ha integrado, precisamente para observar el cumplimiento de los acuerdos que habrán de alcanzarse el día de hoy, o que habrán de suscribirse el día de hoy.

Este acuerdo por la paz, que suscribe el Gobierno de Colombia con las FARC, hace que Naciones Unidas haya conformado una misión especial, en la que participa México, con integrantes de nuestras Fuerzas Armadas, para verificar que realmente se dé cumplimiento a los acuerdos de paz para que se observe el debido cumplimiento de los acuerdos alcanzados.

Esa es la razón de estar hoy aquí. Acompañar a un país hermano, como Colombia, en este histórico acuerdo que está hoy alcanzando en favor de la paz en Colombia y en favor de la paz en toda la región latinoamericana y del Caribe.

Lo segundo que quiero hoy compartir. A dos años de un muy lamentable hecho, ocurrido en nuestro país, los hechos de Iguala, allá, en Ayotzinapa, solamente para reiterar el firme compromiso que tiene el Gobierno de la República para realmente trabajar a profundidad y ampliar las investigaciones que correspondan por parte de la Procuraduría General de la República, a efecto de que realmente estos hechos queden debidamente esclarecidos.

No hay otro interés, más bien, el único que el Gobierno de la República ha puesto por delante, con la total apertura y transparencia es, precisamente, saber qué fue lo que ocurrió ahí, en Ayotzinapa, en Iguala.

Y que todos los responsables de los muy lamentables hechos ocurridos, que han significado la desaparición de 43 jóvenes estudiantes, se llegue hasta las últimas consecuencias, se deslinden las debidas responsabilidades, se dé con los responsables, involucrados y participantes del crimen organizado, de instituciones o miembros de las autoridades municipales, policía municipal, y todos aquellos señalados como presuntamente responsables de estos muy lamentables hechos.

Hoy, es ocasión para reiterar el firme compromiso del Gobierno de la República para llegar hasta sus últimas consecuencias en la investigación que sigue su curso, y que además ha contado con la participación de organismos internacionales, sobre todo la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, que México le ha abierto el espacio para involucrarse, para conocer, para que coadyuve en los trabajos que correspondan a la autoridad responsable de llevar a cabo la investigación, que es la Procuraduría General de la República.

Agradezco a los medios de comunicación que el día de hoy nos están acompañando en esta visita hoy a Colombia, rápida.

Una visita corta, pero yo creo que de enorme significado histórico para la región latinoamericana, que es presenciar, atestiguar y comprometernos en lo que significará el logro de este acuerdo por la paz, en favor de Colombia y en favor de toda la región latinoamericana y del Caribe.

Por su atención, muchísimas gracias.