Señoras y señores:

Muy buenas tardes.

Sean bienvenidos nuestros muy distinguidos invitados a este encuentro, especialmente del país hermano de Suecia.

Al tiempo que saludo también a esta muy distinguida concurrencia, especialmente de empresarios mexicanos que están aquí, hoy, presentes.

Sea esta oportunidad para reiterar al señor Primer Ministro de Suecia, Fredrik Reinfeldt, nuestra más cordial bienvenida a nuestro país y a todos los miembros de la Delegación que le acompaña.

Solamente recordar que hace prácticamente tres décadas que no teníamos la oportunidad de tener en México al Primer Ministro de este país hermano.

La última visita fue, precisamente, la que hiciera el Primer Ministro Olof Palme, y ahora nos da mucho gusto contar nuevamente con la presencia del Primer Ministro.

Su presencia viene a reafirmar los lazos de hermandad, de amistad, que hay entre nuestros dos países: entre Suecia y entre México.

El propósito de este encuentro y de los Memorándum de Entendimiento que se han firmado es, precisamente, para ampliar las oportunidades, especialmente de carácter comercial, que permitan que el intercambio comercial que se hace entre nuestros dos países sea aún mayor. Que más inversionistas de este país hermano vengan a nuestro país.

De hecho, debo señalar y compartir con los medios de comunicación:

La Delegación integrada por el señor Primer Ministro, que encabeza el Primer Ministro de Suecia, participan 40 empresarios de ese país hermano, con gran interés y expectativas de poder hacer inversiones en nuestro país.

Inversiones que vengan a generar empleo en México e inversiones que vengan a potenciar el mercado interno de nuestro país, y hacer de México una plataforma para realmente tener presencia en el mercado interno y, desde México, poder también exportar a otros mercados con los países que México tiene celebrados acuerdos de Libre Comercio.

Los Acuerdos de Entendimiento, prácticamente también están orientados a una mayor cooperación en materia de salud, en materia de apoyo a emprendedores de ambos países que pretendan tener un mayor intercambio comercial entre Suecia y México, entre México y Suecia.

Estoy convencido que Suecia es un modelo de inspiración a lo que aspiramos los mexicanos.

Solamente déjenme darles un dato revelador de esto que estoy afirmando.

Suecia es un país con una población de menos de 10 millones de habitantes y con una generación de riqueza de la mitad que tenemos en México, lo cual nos puede dar, también, idea de lo que representa en cuanto al ingreso per cápita de su población.

Mientras que en México el ingreso per cápita es de aproximadamente 15 mil dólares por habitante, el que tiene Suecia es de más de 40 mil dólares por habitante.

Y, esto es, precisamente, porque Suecia, con oportunidad, impulsó reformas y ajustes estructurales, que hicieron, como me lo compartió el Primer Ministro, que hoy Suecia esté teniendo este importante desarrollo.

Y fue alentador escuchar del señor Primer Ministro la experiencia que su país ha tenido, precisamente en todo este proceso, que no estuvo exento de resistencias de algunos grupos que se oponían a reformas estructurales, pero que hoy se ve materializado el avance y el desarrollo de su país, precisamente, a partir de esas reformas.

Resulta, insisto, un modelo de inspiración, porque es justamente lo que México se propone llevar a cabo: generar condiciones de mayor bienestar para los mexicanos. Y para poder transitar a esa condición es fundamental que hagamos ajustes en distintos ámbitos, como los que hemos venido haciendo.

En materia educativa, para asegurar que los mexicanos tengan una educación de mayor calidad y donde los frutos de las reformas que se han materializado, seguramente se verán en los próximos seis o siete años.

Pero podemos asegurar, desde ahora, que en ese tiempo habrá mexicanos mejor preparados y capacitados para incorporarse a la planta productiva de nuestro país.

Que hemos impulsado una Reforma en materia de Telecomunicaciones, un sector, precisamente en el que empresas de Suecia ya participan.

Otro dato que les doy.

Varios hemos escuchado una empresa, Ericsson, de origen sueco, que lleva en México más de cien años de estar presente y que la reforma en este sector, sin duda, abre espacios de oportunidad a que inversionistas nacionales y extranjeros puedan tener mayor presencia y que van a asegurar que los mexicanos tengan una mayor oferta, y mayor diversidad de productos a los cuales acceder.

Éstas son parte de las reformas que hemos venido impulsando. Suecia ya pasó por este proceso de transformación.

Y algo que, además, también, resulta alentador de lo que hemos compartido hace un momento, el señor Primer Ministro de Suecia y su servidor, fue el que México tiene un bono demográfico qué aprovechar.

La edad promedio de nuestro país es de 26, 27 años. Somos una población, verdaderamente, muy joven en contraste con el que se da en otras naciones de mayor desarrollo.

Pero para que México pueda aprovechar esta condición necesitamos, insisto, fortalecer nuestras condiciones, hacer ajustes para que México tenga una mejor plataforma para que nuestra juventud pueda descollar, pueda crecer, pueda tener mayores oportunidades, pueda emplearse en el mercado laboral con mayores oportunidades, con mejores ingresos.

Eso es, justamente, lo que estamos buscando, y eso es lo que compartimos bajo una misma óptica Suecia y México.

Yo celebro la oportunidad de este encuentro, insisto, que viene a refrendar los lazos de amistad y de hermandad, a trabajar en estos ámbitos en los que se ha suscrito estos Memorándum de Entendimiento en materia de salud, en materia de fortalecer y de apoyar a emprendedores de ambos países para un mayor comercio entre nuestras naciones.

Y solamente me resta reiterarle al señor Primer Ministro, nuestra gratitud por las muestras de solidaridad que ha tenido ante la contingencia que México está enfrentando.

En un tema que, también, nos es común. Tenemos que dar la batalla en las acciones que como países tomamos o tomemos, y las que el mundo entero deba de tomar, especialmente los países de mayor desarrollo para evitar la emisión de gases y de contaminantes de efecto invernadero, que son los que están, realmente, generando un cambio climático en el mundo, y donde los efectos, claramente hoy los mexicanos los estamos resintiendo. Y lo están resintiendo, también, otras regiones del mundo.

En esto compartimos una agenda que, también, estaremos trabajando e impulsando en distintos foros multilaterales.

Y, también, por ello es que agradezco las expresiones de solidaridad que el señor Primer Ministro ha tenido para con México a propósito, precisamente, de la contingencia que estamos enfrentando por los eventos climáticos que son ya ampliamente conocidos por la opinión pública.

Sea bienvenido, señor Primer Ministro.

Sean todos bienvenidos.

Hago votos porque su estancia realmente depare frutos muy positivos. Y que la relación entre México y Suecia, entre Suecia y México, siga siendo una de mayor hermandad, de mayor acercamiento, pero, sobre todo, de una larga y fructífera amistad.

Muchas gracias.