Muchas gracias, Presidenta.

En primer lugar, reiterarle nuestro mayor agradecimiento por la hospitalidad, por la espléndida organización que ha habido para el desarrollo de este encuentro de la Alianza del Pacífico, de sus países miembros.

Y particularmente al asumir la Presidencia Pro Témpore, ahora Chile, desearle éxito en la ruta que ya nos hemos trazado para seguir avanzando en la consolidación de esta gran alianza estratégica, que es la Alianza del Pacífico.

Por otro lado, si ha habido una constante en esto ha sido el gran reconocimiento que ha habido, de todos los países miembros, al logro tan importante alcanzado por Colombia, en su proceso de paz.

El haber llegado ya a la firma, precisamente, de la paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC, sin duda, es un gran logro para Colombia y un gran logro para toda la región latinoamericana.

Y ha sido, de parte de todos los Presidentes que estamos aquí, y nos hemos adherido con enorme entusiasmo, a reconocer este proceso, este gran esfuerzo, y hoy quiero dejar nuevamente aquí constancia de mi mayor felicitación a este paso tan importante en favor de Colombia y en favor de la paz en América Latina.

De igual manera, al señor Presidente del Perú, le hemos reconocido su trabajo, al haber estado al frente ya durante un año de la Presidencia Pro Témpore de la Alianza del Pacífico, y de felicitarle también porque está próximo a concluir su mandato, su gestión como Presidente del Perú.

Y reconocer la gran voluntad invariablemente manifiesta en este espacio de diálogo que tenemos los cuatro países de la Alianza, para que no nos detuviéramos, sino que, al contrario, siguiéramos avanzando y creciendo en la consolidación y propósito que tiene la Alianza del Pacífico.

Hubo espacio de tener la participación y presencia de quien es Presidente electo, Pedro Pablo Kuczynski, que está aquí con nosotros, y de desearle, desde ahora, éxito en el mandato que pronto habrá de asumir y que seguramente nos habrá de acompañar en los próximos encuentros que tengamos de la Alianza del Pacífico.

Yo quisiera destacar, porque ya los presidentes que me antecedieron han dado cuenta de los varios avances que hoy tiene la Alianza del Pacífico.

Y la Alianza del Pacífico yo creo que es una de las integraciones regionales más importantes, más relevantes y más ambiciosas que hay hoy en el mundo.

Como países miembros, reconocemos lo importante y trascendente que es, no sólo liberalizar el comercio entre los países miembros, sino la libre movilidad de personas, de bienes, servicios y capitales.

Esto es de una escala mayor a cualquier otro tratado de libre comercio que se tenga.

Y advertimos que llegar a esta meta, en lo que es la consolidación de este objetivo, que se señala en los cuatro principios fundamentales de la Alianza del Pacífico, es nuestro reto.

Hoy, aquí han compartido varios de los avances.

Yo quisiera desatacar que de lo que hemos hablado, quizá el aspecto más relevante fue el lograr que esta Alianza del Pacífico sea todavía más incluyente, que sea una alianza que sirva a todas nuestras sociedades.

Está diseñada como una ruta para depararle prosperidad y bienestar a nuestras sociedades, pero tenemos que lograr que los mecanismos que ahí están, las herramientas que la Alianza ofrece a nuestras sociedades, sean realmente empleadas, utilizadas, y sirvan a todas nuestras sociedades, no importando de qué sector sean, no importando de qué tamaño empresarial sean, no importando la ubicación en la que estén.

Se trata de que estas herramientas se democraticen, así lo señalamos, lleguen a todos los sectores de nuestras sociedades.

Y quizá cobra especial relevancia el impulso que se le está dando, en esta alianza, al desarrollo de las pequeñas y medianas empresas.

Que estos mecanismos no sólo sirvan a las grandes empresas, sino de forma muy especial a las pequeñas y medianas empresas.

Se ha logrado concretar ya un Fondo del Emprendedor, para apoyar con financiamiento a las pequeñas empresas; se ha creado una plataforma para compartir las ventajas que pueden significar para cualquier pequeño negocio, para cualquier pequeña empresa, de cualquiera de los países miembros, el incorporarse a este gran mercado que hacemos los cuatro países, a través precisamente del Observatorio Regional.

Hemos decidido crear, también, una red de centros de desarrollo empresarial, de fomentar este gran ecosistema de los pequeños emprendedores, y de acercarles.

Y de que empresas de México, pequeñas, puedan estar vendiendo sus productos en Perú, Chile o Colombia; y las de Colombia, por igual, en los países restantes, igual las de Chile.

Lograr la internacionalización de las empresas y que se rompa cualquier mito, cualquier paradigma.

Éste es un diseño que está pensado para ser ampliamente incluyente, porque tenemos que acreditar que la integración regional es algo que sirve a nuestras sociedades, da mayores oportunidades a nuestras sociedades; da a los profesionistas como ya está ocurriendo hoy, por ejemplo, en los acuerdos alcanzados, el que puedan desempeñarse y eventualmente obtener una licencia temporal de empleo en cualquiera de los países miembros.

Estos son parte de los varios logros, difícil de poder aquí enlistar los avances y además la ruta que tenemos trazada, para seguir avanzando e ir consolidando estos instrumentos.

Finalmente tendremos, en un momento más, un encuentro con el Consejo Empresarial de la Alianza del Pacífico para recoger lo que han sido también sus experiencias.

Es importante decir que quienes forman parte de este Consejo Empresarial han aportado ideas, experiencias para poder orientar los esfuerzos de la Alianza del Pacífico.

Hay dos características muy particulares de la Alianza del Pacífico:

Es una Alianza flexible y es una Alianza muy pragmática. No es una Alianza ni cerrada, ni rígida.

Es una Alianza que está tomando decisiones a partir de recoger experiencias, de escuchar voces que pueden enriquecer lo que estamos haciendo en la Alianza del Pacífico, y eso es lo que vamos a hacer en un momento más.

Por cierto, en este encuentro, y con ello concluyo, hubo espacio de encontrarnos con dos Presidentes, de dos países, tanto de Argentina, que nos compartió sus escenarios y cómo ya se integra como país observador a la Alianza, y de igual manera con Costa Rica, que está en un proceso para incorporarse a la Alianza.

Hemos definido que estaremos muy atentos a este proceso, pero también al proceso que Costa Rica está llevando a cabo para impulsar distintas reformas en su país, que les permita tener una presencia mucho más competitiva de incorporarse a la Alianza del Pacífico.

Y, nuevamente, agradecerle a la Presidenta su hospitalidad.

Muchas gracias.