Familias muy buenas tardes.

A todas las familias aquí reunidas en este albergue.

Quiero, en primer lugar, saludarles y expresarles mi mayor solidaridad ante los muy lamentables hechos ocurridos durante el fin de semana, sobre todo, por estas intensas lluvias que aquí se registraron y que tanto aquí como en otras partes de la geografía nacional, particularmente, en otros dos estados, hubo decesos, hubo pérdidas de vidas de humanas, que mucho lamentamos.

Y, hoy queremos expresar amplia solidaridad con las familias que perdieron a un ser querido.

Estamos hoy, aquí, como ha estado ya la representación del Gobierno de la República, a través de diferentes Secretarios que ya estuvieron tanto ayer, y desde el primer momento las autoridades de Protección Civil, para apoyarles y para comprometer ante ustedes el respaldo que habrá del Gobierno en estrecha coordinación con el gobierno del Estado de Puebla para apoyar las labores, primero, de respaldo a las familias que lamentablemente tuvieron pérdidas, que perdieron su casa y parte de su patrimonio.

Y, también, para apoyar las labores de reconstrucción, ante los daños generados en buena parte de la infraestructura, sobre todo, en comunicaciones, varios caminos, carreteras quedaron dañadas por los diferentes deslaves y, además, algunos otros servicios que eventualmente se vieron también obstruidos y afectados.

Esa es la razón de estar hoy aquí.

En un momento más tendré una reunión de evaluación con el señor Gobernador del estado y con las autoridades del Gobierno Federal y del gobierno del estado, para hacer un balance de lo que se ha generado aquí, en el Estado de Puebla, para comprometer y, sobre todo, compartirles cuáles son las acciones que ya estamos llevando a cabo, realizando desde este momento, que nos permitan realmente regresar las cosas a la normalidad.

Pero que las familias que hoy están aquí reunidas, que están siendo atendidas, que están recibiendo alimentación y que están pudiendo pasar aquí, en este espacio, por lo menos poder albergarse.

El que sepan que no están solos, que no están, ni abandonados, y que cuentan con todo el apoyo y el respaldo.

Lo que vamos a emprender de inmediato es hacer un balance de cuántas fueron las viviendas afectadas; muchas se perdieron. Y otras, hay que decirlo, están en riesgo, y en un riesgo latente de eventualmente derrumbarse.

Si hay un llamado que yo quisiera hacerle a muchas de las familias aquí reunidas, que aún cuando su casa esté de pie, está ubicada en zonas de alto riesgo. Así lo ha identificado ya Protección Civil.

Están en lugares donde todavía hay un enorme riesgo. De tener otra lluvia muy intensa, podemos enfrentarnos a nuevos deslaves.

Tuve oportunidad de sobrevolar algunos de los varios deslaves que se generaron, y efectivamente hay muchas casas todavía que, si bien están de pie algunas de ellas, están en una zona de alto riesgo.

Mi llamado para con ustedes es: no regresen. Atiendan el llamado de alerta y el llamado y, sobre todo, la observación que les dé la autoridad de Protección Civil.

Si esas viviendas están por derruirse, créanme que estarán en la evaluación para que podamos emprender la reconstrucción.

En un primer balance que se ha hecho a través de SEDATU, que es la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano encargada, particularmente de apoyar la reconstrucción de vivienda, y cuya titular ya estuvo el día de ayer aquí con ustedes y con el Gobernador del Estado de Puebla, estima hasta ahora, en una preliminar estimación, que son cerca de 300 viviendas las que resultaron afectadas, dañadas, algunas destruidas y otras que están en esa posibilidad de derrumbarse.

Pero lo importante es que ustedes estén a salvo, lo importante es que ustedes tengan hoy un lugar donde guarecerse, donde tener alimentación y atención correspondiente.

Aquí estamos para eso y sobre todo para expresarle a las familias que perdieron a un ser querido nuestro más sentido pésame, nuestra mayor solidaridad.

Y agradecer el gran respaldo que hemos encontrado en el Gobierno del Estado de Puebla, en el gobernador, directamente de parte de él, que ha estado también aquí ya, creo que todos los días durante esta contingencia.

Y agradecer la coordinación, porque de esta manera creo que será mucho más fácil y más rápida la atención que podamos hacer a todas las familias que tuvieron afectaciones.

Y quiero reiterar, porque ustedes lo están apreciando aquí, mi más amplio reconocimiento a nuestras Fuerzas Armadas, tanto al Ejército, como a la Marina Armada de México, que han estado en estrecha atención a la población civil afectada.

Son de ellos las cocinas que tienen, que están hoy aquí operando ya y agradezco, además, a las voluntarias que están apoyando la labor de darles alimentación a todos ustedes.

Algo que me es importante agregar es que, a través de CONAGUA, la Comisión Nacional del Agua, ya están aquí operando potabilizadoras de agua, porque obviamente este servicio quedó afectado y dañado, para que haya abasto de agua, sobre todo a quienes perdieron este servicio. No a toda la población, pero sí a las zonas más afectadas. Ya llegaron aquí potabilizadoras de agua para poder abastecer este servicio.

Y en este momento vamos a reunirnos con el señor Gobernador.

Están aquí varios Secretarios del Gobierno de la República, el Secretario de Salud, el Alcalde Huachinango, que mucho agradecemos también su hospitalidad; el señor Secretario de la Defensa, el coordinador del Protección Civil, el Secretario de Marina, el Secretario de Gobernación; está el Secretario de Desarrollo Social, que tiene también a su cargo la tarea de asegurar el pleno abastecimiento de víveres, despensas y de todo lo necesario para darles atención a las familias afectadas, lo mismo que SEDATU está presente, CONAGUA.

Como ustedes podrán ver, el Comisionado Nacional de Seguridad, que la Policía Federal también ha hecho amplia presencia en la zona, apoyando, junto con nuestras Fuerzas Armadas, el apoyo a la población civil, señor Comisionado.

Están aquí diferentes titulares de varias dependencias del Gobierno de la República, que están aquí ya trabajando, y que estamos en el compromiso de asegurar que las cosas aquí, en Huauchinango, y en otros municipios del Estado de Puebla, regresen a la normalidad.

Yo espero que estén en buen resguardo, que estén atendidos y nuestra mayor solidaridad para con todos ustedes, que sepan que cuentan con todo nuestro apoyo y con todo nuestro respaldo.

Muchísimas gracias.