Señores representantes de los medios de comunicación:

Buenas noches a todas y a todos.

Ha concluido ya está reunión de la Cumbre de Líderes del G20, que reúne a las 20 economías más grandes del mundo.

Y en donde hemos tomado acuerdos diversos, en el afán de atender distintos temas, a los que quisiera brevemente hacer referencia o, al menos, a los temas más relevantes de este encuentro.

Las 20 economías más grandes del mundo y los acuerdos que aquí se toman, sin duda, inciden en el desempeño de las economías, en la estabilidad del sistema financiero; en asegurar el que se pueda hacer frente a escenarios complejos que hoy está viviendo el mundo, en términos financieros, ante una desaceleración de las economías del mundo.

Y, en consecuencia, esto obliga a que se tomen medidas para que podamos asegurar que las economías del mundo puedan mantener una ruta de sustentabilidad, de desarrollo y de crecimiento, y ello depare en condiciones de bienestar para nuestras sociedades.

Entre los temas abordados fue el buscar mecanismos que mitiguen los riesgos, precisamente, ante este entorno volátil y complejo que está viviendo el mundo.

Sin duda, destaca el que la implementación de reformas estructurales es la mejor manera de blindarse ante estos escenarios complejos.

Y que, si bien algunas de estas reformas no generan beneficios en el plazo inmediato, sin duda, es la mejor ruta para asegurar el desarrollo y la prosperidad de nuestras sociedades.

Hablamos de mantenernos en esta economía global, el evitar la toma de decisiones proteccionistas, que inhiban el comercio mundial.

Y, al contrario, establecer todos los mecanismos acordados para que se siga alentando una economía global, una economía interconectada, una economía que se complemente, a partir de las fortalezas de cada país y que ello sea un motor importante del desarrollo económico de nuestras sociedades.

La presidencia de China de este G20 puso especial énfasis en la necesidad de impulsar la economía innovadora como una forma, hoy en día, de generar desarrollo; el de una economía más interconectada y, sobre todo, una economía incluyente.

Advertimos que no es posible que el desarrollo sólo sea para ciertas regiones dentro de nuestras geografías, sino que el desarrollo debe ser compartido y el desarrollo debe ser por igual para todas las regiones.

En el caso particular de México, compartí mucho de lo que venimos haciendo en esta materia, para impulsar un desarrollo más igualitario, un desarrollo que alcance a toda la geografía nacional.

Compartí la política social que el Gobierno está impulsando, particularmente lo que hace al Programa PROSPERA y, sobre todo, la inclusión financiera que, además, fue un elemento central en el que se comprometieron todos los países a impulsar, para que sea a través de la inclusión financiera uno de los mecanismos que apoyen y respalden el desarrollo igualitario de nuestras sociedades.

De igual manera, hablamos del combate a la pobreza, porque si algo distingue a muchas de las economías, de las 20 economías más grandes del mundo, y particularmente las de nuestra región, es la desigualdad, y por eso este énfasis especial que se puso para que el desarrollo, repito, sea compartido e igualitario.

Hablamos de las Zonas Económicas Especiales como una forma, precisamente de impulsar desarrollo en aquellas regiones que muestran un mayor rezago.

En el caso particular de nuestro país, como ustedes saben, se ha diseñado ya el que se tengan cuatro zonas económicas, tres que hoy ya están aprobadas, precisamente para revertir el rezago que se vive, particularmente en el sur del país, y que el desarrollo sea exactamente el mismo en toda la geografía nacional.

Advertimos, como lo he señalado, el que hoy tenemos un país, como es el caso nuestro, pero así ocurre en otras economías, que tienen desarrollos disparejos.

Y es justamente lo que queremos revertir y evitar, que el desarrollo realmente alcance a los habitantes de toda la geografía nacional y del mundo entero.

Básicamente estos fueron los temas más relevantes.

Hay un comunicado, que a ustedes les será repartido, para que conozcan a mayor detalle los acuerdos tomados en este encuentro, en el que se abordó el tema del cambio climático, el esfuerzo compartido que debemos hacer todos, y del compromiso que cada país ha adoptado para que realmente se alcancen las metas trazadas por cada país y podamos revertir los escenarios que presenta el cambio climático, que podamos combatir la emisión de gases de efecto invernadero, que se asuman plenamente los acuerdos tomados en París, en la COP21.

Aquí, se celebró ampliamente el que dos de los países que emiten, evidentemente, mayor número o tienen mayor impacto en la emisión de gases de efecto invernadero, son los países de mayor desarrollo, en este caso Estados Unidos y China.

Y aquí se acordó, por parte de ambos países, el asumir plenamente las metas trazadas en el Acuerdo de París, a las que México se ha sumado, y estamos sólo a la espera de que el Senado de la República apruebe este acuerdo suscrito allá, en la COP21.

Tuve ocasión de reunirme con el Presidente Xi Jinping en un acuerdo bilateral, que tuvo lugar el primer día de los dos días que estuvimos aquí, en China. El primer día sostuve un encuentro bilateral con él.

En él, hicimos un balance a los cuatro años que lleva esta asociación estratégica integral, que acordamos en el 2013, en el que precisamente tiene por propósito intensificar aún más la relación comercial, la cooperación, pero, sobre todo, complementarnos aún más en nuestras economías.

Esto ha permitido que hoy, por ejemplo, estemos ya exportando productos mexicanos al mercado de China, que anteriormente no tenían acceso, entre los que destacan: el aguacate, la frambuesa, la carne de cerdo, el tequila, la mora azul; productos que anteriormente no tenían oportunidad de estar en este mercado tan grande, como es el mercado de China.

Hablamos también de lograr una mayor conectividad, está en curso la aprobación de vuelos directos desde líneas aéreas de China hacia nuestro país, para incrementar o mejorar la conectividad entre ambos países, esto a raíz del turismo creciente que se está registrando en nuestro país de visitantes de este país.

De hecho, de 2014 a 2015, el turismo proveniente de China prácticamente creció 30 por ciento.

Son elementos que nos permiten hoy consolidarnos como el noveno destino más importante y más visitado del mundo, y queremos que esto siga creciendo, porque al final de cuentas de ello depende que haya una mayor derrama económica, que se sigan generando empleos en nuestro país. Por eso el interés de lograr esta mayor conectividad.

Compartimos, por igual, también, en el marco de lo que son las Zonas Económicas Especiales, el promover inversión de China a proyectos que eventualmente se estén impulsando en estas Zonas Económicas Especiales.

China nos ha compartido que tienen desarrollados este modelo en diferentes partes de su geografía. El poder tomar referencia de estos modelos, sin duda, podrá alentar y, sobre todo, darle una ruta de gran éxito al modelo de Zonas Económicas Especiales que estamos impulsando.

Hay que registrar que este modelo es para promover desarrollo, para incentivar inversión en zonas específicas dentro de la geografía nacional, y que es un modelo cuya instrumentación, sin duda, está proyectada a varios años. Y, durante esos años, se generan incentivos específicos para motivar mayor inversión y la generación de empleo ahí, donde hoy tenemos un mayor rezago social.

Estos son los temas básicamente abordados con el Presidente Xi Jinping.

Durante este encuentro, tuve oportunidad de prácticamente encontrarme de manera casual e informal con todos los Jefes de Estado, Primeros Ministros y Presidentes de otros países.

Yo destacaría dos, particularmente.

Uno, con el Presidente Barack Obama. A quien le expresé, en lo privado y públicamente, en la reunión, el gran reconocimiento que el Gobierno de México tiene hacia su Gobierno por la colaboración, cooperación y por haber trabajado durante su gestión en una ruta de gran cooperación y con metas específicas que nos hemos trazado en distintos ámbitos, en la seguridad, en la educación, en materia de medio ambiente, por sólo señalar algunos de los varios aspectos que hemos abordado en una agenda compartida, en una agenda común; en materia de seguridad fronteriza, en infraestructura fronteriza.

Todos estos temas abordados entre ambos gobiernos y siendo éste, además, el último encuentro de G20 en el que habrá de participar o en el que participa como Presidente de Estados Unidos.

Hicimos ahí, dejamos constancia y testimonio de reconocimiento y de gratitud a la gran colaboración que ha habido de parte de su Gobierno para con el Gobierno de México, para trabajar juntos en temas que son compartidos, en la solución de problemas que nos son comunes.

Y, por otro lado, le reiteré la invariable posición que tiene el Gobierno de México para mantenerse absolutamente respetuoso del proceso democrático que vive los Estados Unidos.

Que, si bien es cierto, ha habido interés de parte del Gobierno de México por abrir espacios de diálogo con quienes son hoy candidatos, candidata y candidato, hacia los Estados Unidos a efecto de poner en amplio contexto la relevancia que tiene México para los Estados Unidos y la que tiene Estados Unidos para con México.

Para poner también en relieve el enorme aporte que hacen los mexicanos que viven en los Estados Unidos, tanto de origen mexicano como de primera y segunda generación, que son más de 30 millones de mexicanos y que, sin duda, forman parte ya de una comunidad, que es una comunidad trabajadora, que es una comunidad que aporta realmente al desarrollo de ese país.

Y ese ha sido el motivo de buscar los encuentros, que ustedes saben, hemos querido tener con ambos candidatos, y así lo compartí con el Presidente Barack Obama.

El otro encuentro a destacar fue con la Primera Ministra de Reino Unido, Theresa May, con quien tuve un primer encuentro, oportunidad de conocerla, de expresarle el interés porque mantengamos la ruta de acuerdos que hemos celebrado con Reino Unido, para que, siendo ambos países, dos de las economías más abiertas al mundo, y en un interés trazado para que el nivel de comercio entre ambos países se amplíe y se extienda, acordamos mantener un mayor acercamiento.

Entendiendo muy bien las diferentes prioridades que hoy debe tener el Gobierno del Reino Unido ante el Brexit y todo lo que viene trabajando, a partir de esta definición, o el resultado del Brexit, sobre todo, le expresé el interés y, además, fue compartido, para que una vez que ellos tomen la definición de dejar la Unión Europea podamos establecer ya una relación bilateral con Reino Unido, a efecto de construir un acuerdo de libre comercio.

Teniendo presente que el que teníamos con Reino Unido se inscribía en el acuerdo marco que tenemos de libre comercio con toda la Unión Europea.

Una vez que Reino Unido deje de ser parte de la Unión Europea, evidentemente nuestro interés es construir lo más pronto posible un acuerdo de libre comercio con Reino Unido, tema que fue compartido y que fue ampliamente hablado ya con la Primera Ministra de este país.

Esto es, creo yo, lo más relevante de este encuentro.

Sin duda, relevante y trascedente, sobre todo, ante los grandes retos que está viviendo el mundo, ante la celeridad con la que advertimos todos los gobiernos están viviendo hoy nuestras sociedades en esta sociedad del conocimiento, en este acceso abierto y amplio al conocimiento universal.

Y que eso debe llevarnos a los gobiernos a redoblar el paso, a actuar con sentido de responsabilidad, a impulsar los cambios estructurales que nuestras economías demandan.

Para fortuna, en el caso de México, ha concretado ya sus reformas estructurales, y está hoy en la instrumentación de las mismas, que es la mejor manera de blindarnos a esta volatilidad y escenario complejo y difícil que el mundo nos está presentando.

Y esto es como, además, fue acordado entre las 20 economías más importantes del mundo, reunidas hoy aquí, en China, en este encuentro del Grupo de los 20, y del que han resultado, sin duda, acuerdos importantes y que hoy trabajaremos para la concreción de los mismos.

Y finalmente, tuve oportunidad de participar ya en la parte final de la cumbre, queriendo hablar en nombre de todos los ahí presentes para testimoniar un amplio reconocimiento a la extraordinaria organización que China y su Presidente, Xi Jinping, hiciera de esta cumbre, mostrando lo mejor, mostrando y proyectando la gran vitalidad que hoy está teniendo China, el dinamismo que está teniendo China en su economía.

Este avance transformador, tan acelerado que China está logrando y que ustedes creo que han podido apreciar en esta ciudad, como lo hemos visto en otras partes de la geografía de China.

Sin duda, dejé constancia de la gran hospitalidad que nos fue dispensada, de la gran organización que tuvo este encuentro.

Pero, sobre todo, el que China haya mostrado todo lo que hoy está proyectando y que, además, se convierta en un referente para los países que estamos impulsando transformación y desarrollo para nuestras sociedades.

Agradezco a todas y todos ustedes su atención, y espero verles en un momento más, lo más rápido posible, para poder ya regresar ya a México.

Buenas tardes a todos.

-PREGUNTA: (inaudible)

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Ninguna, porque ya nos tenemos que ir. Pero se las debo para la que entra.

Les prometo darles una conferencia de prensa pronto.

-PREGUNTA: (inaudible)

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: En la semana.

-PREGUNTA: (inaudible)

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: No. Yo creo que esta semana podemos tener una.

Para no desviar el tema de este encuentro, lo que fue G20, les ofrezco abrir un espacio con ustedes para tener un encuentro.

-PREGUNTA: Nada más, díganos cómo le fue con Obama.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Muy bien. Ya he referido, ya he referido lo que él ha expresado.

Ya no nos metamos más, lo que dije fue lo que ya pasó.

-PREGUNTA: (inaudible)

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Y con mucho gusto platicamos.

Mejor denme oportunidad de que yo les comparta.

-PREGUNTA: Nada más díganos qué le dijo él.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Muy respetuoso y con gran disposición a que sigamos trabajando. Eso sí lo puede decir por si no fue claro.

Sólo agregaría a lo que platiqué con el Presidente Obama, mostró toda la disposición y, obviamente, la gran voluntad para que sigamos trabajando en la ruta que hemos construido de estos acercamientos, de la agenda de trabajo que hemos venido trabajando ya, de tiempo atrás, y que definimos de forma conjunta ambos gobiernos.

Hubo claridad para que nos mantuviéramos así hasta el final de su gestión. Hubo una gran receptividad.

Y yo reiteré estos dos puntos: reconocimiento hacia su Gobierno, respeto al proceso electoral de los Estados Unidos

Y sí interés por México por simplemente insertarnos en un espacio de diálogo, ante lo que hoy estamos observando, que México está siendo parte del debate, como quizá no había ocurrido en otro momento y de manera hoy, inédita, en el debate de los candidatos por la Presidencia hacia los Estados Unidos.

Y creo que México, es legítimo, procura un espacio para, precisamente, poder puntualizar cuál es el papel que tiene México en la relación con los Estados Unidos, la relevancia que tiene esta relación, lo estratégico que es nuestra alianza para ambas naciones.

Y que eso permita moderar, eventualmente, obtener una mayor información al posicionamiento que guardan los candidatos sobre nuestro país.

Muchas gracias.