Muchísimas gracias.

Estamos concluyendo ya nuestra participación en el Foro Económico aquí en Davos.

Compartir con ustedes que, sin duda, la primera impresión que he tenido en los varios encuentros que sostuve con Jefes de Gobierno, con directivos de empresas globales, quienes asisten fundamentalmente a este encuentro de todo el mundo, es la imagen que México está proyectando, la gran visibilidad que México está teniendo a partir de los cambios estructurales que se lograron hacer el año pasado y que, sin duda, generan una gran expectativa y abren una gran puerta de oportunidad para el desarrollo y crecimiento económico de México en los próximos años.

Y creo que la impresión y apreciación que pude tener, insisto, de los varios diálogos que sostuve en este encuentro, fue de reconocimiento a lo que se ha logrado en México, que contrasta con lo que lamentablemente no ocurre en otras partes o ha dejado de pasar en otros lugares del mundo y que en México, siendo un país democrático, plural y diverso, aquí están ocurriendo cambios, se están dando acuerdos y eso, creo, ha quedado claramente acreditado y sobre todo está generando visibilidad, reconocimiento para nuestro país y sobre todo una gran expectativa hacia los próximos años.

Puedo compartirles que en la agenda de trabajo del día de hoy, como ustedes lo pudieron presenciar, en primer lugar, el día de hoy, por la mañana, atestiguamos los anuncios de tres empresas globales que comprometieron llevar a cabo inversiones en nuestro país del orden de siete mil 350 millones de dólares, lo cual reafirma la confianza que México está despertando para los inversionistas, para generar empleo en nuestro país y para contribuir también al desarrollo social y al crecimiento económico de México.

En ello vale la pena nuevamente destacar que a las cifras de cierre, si no de cierre, sí del tercer trimestre del año pasado que tiene la Secretaría de Economía y que en próximas semanas podrá ya hacer un balance a la inversión extranjera directa que se tuvo el año pasado, pero creo que es importante por ahora comentar, como ayer lo hice, pero que al corte del tercer trimestre del año pasado, del 2013, la inversión extranjera directa registrada fue del orden de 28 mil millones de dólares, que es prácticamente del doble de la que se tuvo en el año 2012.

Lo cual resulta muy alentador, porque reafirma la confianza que hay en nuestro país, y sobre todo la expectativa para invertir en México, la expectativa de confianza que se abre para México por ser un destino confiable para la inversión.

Posteriormente, como ustedes también atestiguaron, se firmaron un Acuerdo Marco entre México y la OCDE, para reafirmar la cooperación con este organismo al que pertenecemos ya desde hace casi 20 años.

Un Memorándum de Entendimiento y Cooperación entre PEMEX y una compañía rusa, OAO LUKOIL, sobre la cual el Director de PEMEX podrá ampliarles el alcance de este acuerdo, pero que es fundamentalmente un acuerdo de cooperación tecnológica para la producción petrolera.

También, tuve oportunidad de encontrarme con el Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, con quien reafirmamos los lazos de amistad que hay entre nuestros pueblos.

Y prácticamente hablamos sobre tres temas en los que esperamos trabajar, y fue parte del acuerdo: Trabajar previo a una eventual visita que pudiera hacer él a nuestro país, al haberle formulado una invitación para que visitara México. Y de igual forma, recibimos la invitación de parte de él, para que en algún momento pudiéramos hacer una Visita de Estado a Israel.

Pero los temas que abordamos y en los que logramos el acuerdo de profundizar espacios de cooperación, fue en materia tecnológica y en innovación; en materia de seguridad y en materia de gestión y administración del agua. Áreas en las que, sin duda, Israel es un país que ha destacado, que ha desarrollado capacidades innovadoras y que han descollado en el mundo, y que son temas que resultan de gran relevancia para nuestro país.

Tuve oportunidad, también, de participar en una reunión-comida, que organiza quien fuera la dueña del Washington Post y fue un espacio en el que participan o participamos Presidentes de varios países.

Estaba el Presidente de la Comisión Europea, Presidente de Islandia, Presidente de Ruanda; el Presidente de Israel, Shimon Peres; además de distintos Ministros de varios países, periodistas de prestigio internacional de distintos medios, Directores y Presidentes de varias empresas globales.

Entiendo lo que es un encuentro que lleva ya varios años realizándose en el marco de este encuentro del Foro Económico.

Y fue un espacio más para poder compartir lo que México ha logrado, especialmente en 2013, ante el impulso de cambios y reformas estructurales que posibilitarán un mayor crecimiento económico y desarrollo social en los próximos años.

Y, también, recoger ahí testimonios de reconocimiento a lo que México ha logrado en estos años.

Y yo reitero. Esto es algo que se ha alcanzado reafirmando nuestra vocación democrática, de ser un país que cada día es más democrático y que la madurez política de las distintas expresiones políticas que están en nuestro país y el ánimo de civilidad y de acuerdo que se ha logrado, ha posibilitado, precisamente, llevar a cabo importantes cambios que harán que México tenga en los próximos años un mayor desarrollo.

También, señalando que estos cambios y los beneficios que tendrán como consecuencia las reformas que se han alcanzado, se irán dando en el tiempo, se irán dando de manera gradual, pero que, sin duda, 2014 es un año que nos permitirá instrumentar varias de estas reformas ya alcanzadas.

Continuar con la legislación secundaria que deriva de los cambios constitucionales y seguir en esta ruta transformadora de nuestro país.

Es así como concluye este segundo día de actividades en este encuentro del Foro Económico Mundial aquí, en Davos.

Y agradezco a ustedes el que nos estén acompañando y, sobre todo, siendo ustedes un medio importante para poder comunicar a la sociedad mexicana el alcance y la participación que aquí hemos tenido.

Muchísimas gracias.