Señor Vicepresidente de los Estados Unidos, Joe Biden.

 Muy distinguidos integrantes de la Comitiva Oficial que le acompaña.

Señores integrantes de la Comitiva Oficial del Gobierno de México.

Señoras y señores:

En primer lugar, señor Vicepresidente, como he tenido oportunidad de decírselo personalmente, quiero reiterarle la más cordial bienvenida a nuestro país, a usted y a la Delegación Oficial que le acompaña, en lo que sin duda es un esfuerzo muy importante y un mecanismo que acordé o acordamos con el Presidente de los Estados Unidos, de construir este diálogo económico de alto nivel y que usted encabeza, representando al Gobierno Norteamericano.

Esto, creo que acredita, da cuenta de una visión compartida de dos gobiernos que creemos en la complementariedad de nuestras economías, que creemos en el desarrollo compartido y la prosperidad que debe haber en la región de Norteamérica y que estamos resueltos a hacer un trabajo coordinado y de equipo entre ambos gobiernos, en el marco de una relación fraterna, cordial, de confianza y de respeto mutuo.

Y creo que en ese marco es justamente en el que se inscribe la reunión que ha tenido lugar el día de hoy.

El Tercer Encuentro de Alto Nivel que usted ha llevado a cabo, representando al Gobierno de Estados Unidos y, de igual manera, integrantes del Gabinete del Gobierno de la República.

Si me permite agregar, creo que esto parte, repito, de esta visión de construir juntos, de hacer trabajo juntos; de reconocer la integración que hay ya de dos economías, la de Estados Unidos y la de México, que están integradas, que interactúan, y que tienen un enorme potencial, tienen una gran oportunidad y ventanas de oportunidad hacia adelante, que implique el desarrollo y prosperidad, repito, de ambas sociedades.

Hay quienes eventualmente tienen la visión de cerrarse, incluso, me atrevo a decirlo, señor Vicepresidente, de construir muros.

Pero esto sólo es aislarse. Esto es quedarse solos. Puede tener una óptica de cerrar el paso hacia un lugar, pero la otra es la del aislamiento. Es la de quedarse, repito, solos, cuando México ha sido promotor, y lo es este Gobierno, de la relación de la buena vecindad y de una relación fraterna y de amistad, con quien es nuestro vecino del norte y un aliado estratégico de nuestro país, como lo es Estados Unidos.

Es ahí,  en esta visión, repito, compartida, que hoy tienen el Gobierno de Estados Unidos y el de México, en la que estamos trabajando.

Si me permiten, de manera muy puntual, quisiera abonar o, más bien, referir los temas abordados el día de hoy, en la reunión que ha tenido lugar.

Primero. He enviado al Senado de la República, para su ratificación, el Acuerdo Bilateral de Servicios Aéreos que acercará más a nuestras sociedades al ampliar el número de vuelos y destinos, con opciones más eficientes y accesibles.

También dimos cuenta de obras de infraestructura que hoy nos acercan más: una conexión peatonal aeroportuaria en Tijuana-San Diego; el puente ferroviario construido, después de más de cien años, entre Matamoros y Brownsville, y el puente, recientemente inaugurado, Guadalupe-Tornillo.

Hemos lanzado programas de preinspección conjunta de carga, es decir, revisión de la carga que va de México a Estados Unidos, y de Estados Unidos a México, en este intenso comercio que hacemos entre ambas naciones, que nos va a permitir reducir costos y tiempos para la mercancía que va de un país a otro.

Hemos, también, de trabajar, en una mayor cooperación en los ámbitos de telecomunicaciones y energía, sectores fundamentales para el futuro económico.

Acordamos seguir impulsando lo que ha sido el FOBESII, que es este Foro Bilateral sobre Educación Superior, Educación e Investigación, que nos permita tener un mayor intercambio académico de estudiantes, que, de ambas naciones, puedan eventualmente estudiar en alguno de los dos países.

El número ha sido creciente, pasamos de tener, en el caso de México, del orden de 15 mil estudiantes por año, estudiando en los Estados Unidos. 2015 ya registró 35 mil estudiantes, y nos hemos trazado una meta de superar del orden de 50 mil estudiantes, o más, para este año 2016.

Concluiría, señor Vicepresidente, diciendo que sin duda su visita hoy a nuestro país reafirma la amistad que hay entre Estados Unidos y México. Esta visión, repito, compartida, entre el Gobierno de Estados Unidos y de México, para hacer equipo, para hacer trabajo coordinado frente a problemas que tenemos en común, frente a oportunidades que tenemos en común.

Hemos pasado de tener una relación muy enfocada a temas de seguridad casi monotemática, para ampliar nuestra agenda y trabajar en distintos mecanismos, para lograr que Norteamérica sea una región más productiva y más competitiva.

Y todo eso, al final de cuentas, contribuya al propósito que buscamos: generar prosperidad y bienestar para nuestras sociedades.

Bienvenido a México.

Usted, la delegación oficial, están en su casa.

Muchas gracias.