Muy buenas tardes.

Me da mucho gusto saludarles.

Señoras y señores representantes de los medios de comunicación.

Solamente para hacer un balance de la visita que hemos realizado a Cuba, en el marco de este encuentro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe.

Ustedes han podido seguir y presenciar nuestra participación en esta Cumbre, que ha dado espacios a poder atender distintos temas, que es justamente lo que quiero compartirles.

En primer lugar. Agradecer públicamente la hospitalidad que nos ha dispensado el Presidente Castro, en esta visita a Cuba, al ser anfitrión de este encuentro de la CELAC y que ha tenido para con toda la Delegación un trato amable y cordial en toda esta presencia que hacemos hoy, aquí, en Cuba.

También será esta visita marco para un encuentro oficial con el Presidente Raúl Casto, que habrá de ocurrir hoy por la tarde, y en donde venimos a reiterar la disposición del Gobierno de México para construir una relación fraterna, una relación de respeto, y una relación que nos permita, realmente, ganar en la confianza y en la construcción para realmente fortalecer los lazos entre nuestras naciones, apoyar el proceso de actualización económica y social que Cuba está llevando a cabo.

El abrir espacios de participación a inversiones mexicanas aquí, en Cuba. Y que todo ello venga a consolidar esta relación de hermandad histórica que México ha tenido con Cuba.

El encuentro en la CELAC también, sin duda, es un espacio que nos congratula, porque es, después de muchas décadas, un espacio que por segunda vez lleva a cabo esta Cumbre, este encuentro, después del que tuviera lugar, por primera vez, en Chile, hace justamente un año, y en el que ya tuvimos la primera participación, ahora por segunda ocasión participamos en este espacio que, insisto, me parece importante y relevante.

Porque después de muchos años se ha concretado un espacio de diálogo y acercamiento de todos los países miembros de la Comunidad latinoamericana y del Caribe.

Y que más allá de las condiciones o de las ópticas de carácter político, económico, que cada país tiene y para los cuales tenemos el mayor de nuestros respetos, sin duda, es un espacio de mayor acercamiento y que favorece a una mayor integración de esta comunidad.

México, con gran orgullo, se siente y es parte de la comunidad latinoamericana.

Los lazos históricos, geográficos, de cultura y de historia que nos hermanan, por supuesto que alienta y motiva el que México participe de manera muy activa en este espacio de encuentro latinoamericano y del Caribe.

En este espacio, hemos reafirmado el interés de México por hacer de este encuentro una plataforma que nos permita avanzar en una mayor integración económica, en favorecer al desarrollo económico y social de esta región latinoamericana y del Caribe.

México hace esfuerzos propios en su propia transformación, y desde ahí contribuir al desarrollo económico y social de Latinoamérica.

También, es importante destacar que en nuestra posición claramente apuntamos la conveniencia de encontrar mecanismos que nos permitan la concreción de objetivos consensuados y puntuales de lo que puede deparar a este encuentro de diálogo que hay hoy de todos los estados latinoamericanos y del Caribe.

México, también, ha reafirmado su interés para tener una mayor cooperación para con los países hermanos de la región latinoamericana, para con los países hermanos de la región del Caribe.

Y así lo hemos hecho sentir y lo hemos podido compartir en distintos encuentros bilaterales que fue posible llevar a cabo durante esta visita y esta participación que México tuviera a la CELAC.

Les puedo compartir que sostuve encuentros bilaterales con mis homólogos de Argentina, de Brasil, de Ecuador, de Guatemala, de Nicaragua.

De la parte del Caribe, con San Vicente y las Ganadinas y donde nuevamente, en todos estos encuentros, además de trabajar en favor del mayor acercamiento y mayor cooperación y fortalecer los lazos de intercambio comercial de México para con estos países, reafirmamos nuevamente nuestro interés por ser actores con quienes conversamos, con ser actores de forma conjunta de este fortalecimiento a la región latinoamericana.

Por otro lado también, tuve oportunidad de encontrarme con los países o con mis homólogos de los países que integramos la Alianza del Pacífico.

Me reuní con el Presidente de Chile, Sebastián Piñera. Tuve oportunidad de saludar a la Presidenta electa de Chile, Michelle Bachelet. Con ambos compartí el interés de seguir fortaleciendo este espacio de diálogo y de mayor integración comercial que representa la Alianza del Pacífico.

Por igual, sostuve encuentro con el Presidente Ollanta Humala, de Perú, con el mismo propósito; y con el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, precisamente para reafirmar esta convicción que tenemos los cuatros países integrantes de la Alianza del Pacífico, de fortalecer la integración comercial de quienes somos miembros de esta Alianza.

Y de establecer una plataforma para que más países de la región puedan, eventualmente, incorporarse, y hacer de este mecanismo una plataforma también para fortalecer nuestra relación comercial con los países de la región Asia-Pacífico, que ese es el objetivo que busca esta Alianza del Pacífico.

El próximo 10 de febrero, hemos acordado reunirnos en Cartagena, para llevar a cabo ya la suscripción de este acuerdo de relación comercial que hemos venido trabajando, o que se ha venido trabajando desde el 2010.

Básicamente estos son los temas que fueron acordados, nuestra participación en esta Cumbre de la CELAC.

Y como me he referido ya, todavía está pendiente para más tarde tener un encuentro privado con el Presidente Raúl Castro, para llevar a cabo una reunión de trabajo que nos permita realmente explorar cómo podemos fortalecer la histórica relación de hermandad que hay entre nuestros pueblos.

Cómo podemos abonar realmente a esta actualización económica y social que Cuba está llevando a cabo. Y, también, se ha confirmado para, previo a este encuentro, tenga oportunidad de saludar personalmente a quien, sin duda, es líder político y moral de Cuba, al Presidente Fidel Castro.

Tendré oportunidad de saludarle y de reafirmar esta vocación y este espíritu que anima al pueblo de México, de mantener y estrechar los lazos de amistad y de hermandad con el país hermano de Cuba.

Es esto lo que ha ocurrido, que ahora les comparto.

Agradezco el que nos estén nos acompañando en nuestra participación en esta Cumbre de la CELAC, que, reitero, es verdaderamente un espacio inédito.

Un espacio, como lo pudieron ustedes apreciar en varios testimonios de Jefes de Estado, que tuvieron lugar durante este encuentro, de estarse construyendo un espacio de participación que había sido anhelado por muchas décadas y que finalmente está ahí, que es la CELAC.

Y que, sin duda, es un espacio que puede propiciar hacia adelante una mayor integración, anhelada de toda la región Latinoamericana y del Caribe.

Muchísimas gracias por su atención.

Qué tengan muy buena tarde todos.