Excelentísimo señor Presidente de la República Italiana.

Muy distinguidos miembros de la Delegación Oficial que le acompaña.

Miembros de la Delegación Oficial de México.

Muy distinguidas y distinguidos invitados.

Señores representantes de los medios de comunicación.

En primer lugar, quiero extenderle la más cordial bienvenida al señor Presidente de la República Italiana, porque su presencia aquí, en México, después de 20 años de no haber tenido antes la presencia de un Jefe de Estado, sin duda viene a imprimirle una renovación a la relación entre Italia y México.

Antes de referirme a los temas que hemos comprometido y que hemos acordado entre los dos Gobiernos, como he tenido oportunidad de hacerlo de manera personal, quiero, frente a esta audiencia, nuevamente expresarle, al señor Presidente de la República Italiana, en nombre de México, nuestra mayor solidaridad y la condena que hacemos a los actos de terror, que muy recientemente en Bangladesh, durante el fin de semana, lamentablemente costara la vida a varias personas y, entre ellos, a nueve ciudadanos italianos.

Esto ha llevado a que la agenda prevista originalmente para el señor Presidente de la República Italiana, en nuestro país, se viera alterada.

Pero es ocasión para nuevamente reiterar la más enérgica condena de parte de México a los actos de terror.

No solo ha sido Bangladesh, ha sido Turquía, ha sido Irak. Países en donde lamentablemente se han visto actos de terrorismo, que siembran miedo y que atentan contra la condición humana, que atentan contra la dignidad de las personas.

México expresa su más amplia condena a este tipo de actos, porque no hay causa que pueda recurrir a la violencia, y menos al terrorismo, para estar en defensa de sus luchas o de sus causas.

Nuestra mayor solidaridad, excelentísimo señor Presidente, para con el pueblo italiano y para con los familiares de las víctimas de los ciudadanos italianos, los que lamentablemente perdieran la vida en el atentado terrorista en Bangladesh.

Quisiera compartir que, sin duda, la presencia del Presidente de la República Italiana en 20 años a nuestro país, viene a marcar un nuevo momento en la relación entre ambos países.

Y le he expresado que esto se significa, precisamente, a partir de su presencia en México, a partir de los acuerdos que hemos firmado, a partir de reanudar los vuelos directos entre Italia y México, México-Italia, a través de la línea aérea Alitalia, que por tres días a la semana estará permitiendo que, tanto italianos puedan venir de forma directa a México, como mexicanos que eventualmente lo hagan.

Y esto a partir de una visión compartida. Queremos fortalecer y ampliar la relación en materia de cooperación, en materia de inversiones recíprocas, en materia comercial entre ambos países.

Y lo hacemos en un propósito. Todo esto, está orientado a propiciar condiciones de crecimiento, desarrollo y bienestar para nuestras sociedades, porque cuando una empresa italiana decide invertir en México viene a contribuir con la generación de empleos en nuestro país, pero al mismo tiempo los genera en el país de origen.

Y de forma inversa, lo mismo pasa con empresas que deciden invertir en Italia, pero además estamos buscando, a través de estos mecanismos, ampliar nuestro nivel de comercio.

Quiero agradecerle al Presidente de la República Italiana el respaldo que Italia diera para que la Unión Europea decidiera emprender, a partir de ahora, la renegociación y actualización del acuerdo comercial que tiene celebrado México con la Unión Europea.

Esto, sin duda, permitirá tener un nuevo andamiaje jurídico, un nuevo andamiaje que nos permita crecer e intensificar el nivel de comercio que tenemos entre la Unión Europea y nuestro país.

Italia es un socio importante en lo comercial para México, y estoy seguro que lo será más.

Es nuestro tercer socio comercial de la Unión Europea; es un país con quien comerciamos más de seis mil 700 millones de dólares al año, pero advertimos que hoy el nivel de comercio tiene un enorme potencial, justamente, a partir de los cambios estructurales que ambos países hemos llevado a cabo.

México ha impulsado una agenda de reformas que, sin duda, en el ámbito económico, abren ventanas de oportunidad para ensancharnos con el mundo.

Somos dos países que creemos en las alianzas estratégicas, en la integración que podemos hacer a través de nuestro comercio y de nuestra cooperación.

Y eso es, precisamente, al amparo de esta visión, que se suscriben los acuerdos a los que quiero hacer referencia.

No sin antes agradecerle al excelentísimo señor Presidente de la República de Italia, la Condecoración que me ha hecho favor de imponer de la Orden al Mérito de la República Italiana.

Y, también, México encuentra, en el Presidente Mattarella, a un amigo, a un aliado, y es por eso que el día de hoy se le ha impuesto la condecoración del Águila Azteca, que es la máxima condecoración que otorga el Gobierno de México a un extranjero, precisamente, por ser amigo y por ser afín a las causas que México enarbola en el mundo entero.

Los acuerdos que hemos firmado el día de hoy se inscriben en un Plan de Acción Conjunto que hemos celebrado entre el Gobierno de Italia y el Gobierno de México.

En materia de cooperación energética, en el ámbito de energías renovables, en eficiencia energética, en biocombustibles, en almacenamiento de energía, exploración y extracción sostenible de hidrocarburos y tecnologías limpias.

Reconocemos que hoy es parte de nuestro deber y obligación trabajar en favor del medio ambiente, del respeto y cuidado del medio ambiente.

Y México tiene una ruta trazada, que está orientada a lograr que la generación de su energía sea cada vez más limpia, y a través de fuentes renovables, para evitar la emisión de gases contaminantes, de gases de efecto invernadero.

México tiene un objetivo previsto en este propósito. Y hoy hemos signado un memorándum de entendimiento para tener cooperación, a partir de la experiencia exitosa que tiene Italia.

Un segundo acuerdo es en materia educativa, para incrementar la cooperación entre investigadores mexicanos e italianos, así como de lograr un mayor intercambio en nuestros centros de investigación, el de ambos países.

En materia de procuración de justicia, acordamos promover la cooperación en temas de investigación policiaca, de análisis criminal y combate al lavado de dinero, trata de personas y delincuencia organizada transnacional.

Sin duda, son elementos que habrán de fortalecer las capacidades que tenga nuestra Procuraduría General de la República y las procuradurías de los estados, y más cuando ha entrado en vigencia el nuevo Sistema de Justicia Penal, que éste, entre otras, exige a las procuradurías tener elementos de fuerza y evidencia para realmente probar la culpabilidad de cualquiera que presuntamente sea señalado como culpable de la comisión de un delito.

En materia de deporte y cultura física, impulsaremos el desarrollo de recursos humanos, de actividades físicas, cultura del deporte y lucha contra la discriminación y conductas antideportivas.

Sin duda, Italia es un país que destaca en distintas disciplinas deportivas y estamos resueltos a compartir estas experiencias, formas, métodos de entrenamiento, para que nuestros deportistas, en distintas disciplinas, también logren un mejor desempeño y rendimiento.

Y finalmente, en materia cultural, nos hemos comprometido a intensificar los esfuerzos conjuntos para mostrar el rico patrimonio artístico y cultural de ambas naciones.

Y dentro de este aspecto destaco el que hemos también firmado, el que podamos tener un mayor intercambio de películas producidas en Italia y en México y, al mismo tiempo, trabajar en la ruta de la coproducción cinematográfica.

Estos son los acuerdos que el día de hoy hemos firmado, que se suman a los que en el pasado se tienen firmados entre ambos países, pero además en un espacio y en un momento en el que estamos renovando la relación fraterna, cordial y de amistad que hay entre Italia y México.

Muchas gracias, señor Presidente, por su visita a nuestro país.

Le recibimos con los brazos abiertos y deseamos que estos acuerdos vayan en beneficio de la prosperidad y el desarrollo de nuestras sociedades.

Muchísimas gracias.