Muy buenas tardes, señoras y señores.

Señor Presidente de Panamá, Ricardo Martinelli.

Muy distinguidos integrantes de su gabinete.

Me da mucho gusto estar aquí, en Panamá, saludarle con mi mayor respeto y afecto; y, sobre todo, agradecer la hospitalidad de la que somos objeto quienes integramos la comitiva de México, que participa en dos importantes encuentros:

Primero. La oportunidad, en el marco de la celebración de esta Cumbre Iberoamericana, de poder tener un encuentro bilateral y reunión de trabajo con el señor Presidente Martinelli y con su equipo de trabajo. En el que se han abordado distintos temas, de los que habré de dar cuenta.

Y segundo. Y por ello apreciamos aún más que, no obstante la agenda ocupada y de trabajo que tiene, en el marco de la realización de esta Cumbre, hubiese dado espacio para esta reunión de trabajo.

Y segundo, insisto, es la realización de esta Cumbre, en la que participamos con gran entusiasmo, con interés de abordar distintos temas que permitan, realmente, impulsar desarrollo y beneficio para los pueblos iberoamericanos, y dejar la estafeta que México habrá de llevarse de Panamá, para la realización de la Cumbre Iberoamericana el próximo año, en nuestro país.

Sobre los temas abordados en este encuentro. Primero, debo decirlo, en un clima de gran amistad y de gran fraternidad.

Y en este encuentro lo primero que ha quedado señalado y reafirmado por ambos Mandatarios es nuestra voluntad permanente e invariable para seguir construyendo una relación de gran hermandad, de gran fraternidad y de mayor acercamiento.

México reconoce el avance y el desarrollo económico y social que Panamá ha observado en los últimos años.

México es, en la región Centro y latinoamericana, uno de los países que mayor crecimiento económico ha tenido de manera sostenida; y que, sin duda, quienes hoy le visitamos, a este bello país hermano, podemos recoger muestras evidentes del desarrollo y progreso que Panamá ha estado teniendo.

Y este progreso, también, se ve reflejado en la relación comercial y de intercambio en otros ámbitos que ha tenido con nuestro país.

México es país hermano de Panamá. La relación comercial es de un monto ya superior a los mil 200 millones de dólares.

Pero este intercambio, lo importante a señalar, es que ha crecido de manera sostenida en los últimos años. Y ahora uno de los temas abordados en la relación o en el encuentro de trabajo bilateral, fue precisamente acelerar los trabajos para la concreción del Acuerdo de Libre Comercio entre México y Panamá.

Este acuerdo dará dos importantes beneficios: Un mayor intercambio comercial entre ambas naciones y la oportunidad de que Panamá pueda integrarse a la Alianza del Pacífico, después de haber signado también ya un Acuerdo de Libre Comercio con Colombia y el que hemos comprometido firmaremos con México en un tiempo más acelerado y lo más pronto posible a la fecha que originalmente habíamos acordado.

Nos habíamos puesto un horizonte de hacerlo hacia el mes de abril del próximo año, y hoy hemos manifestado y hemos dejado aquí la voluntad expresada y las instrucciones ordenadas para que podamos acelerar este proceso, de tal suerte que buscaremos que este mismo año podamos firmar un Acuerdo de Libre Comercio entre México y Panamá, lo cual permitirá mayor intercambio comercial y, en consecuencia, la generación de más empleos en ambos países.

Otro tema abordado ya lo refería el señor Presidente Martinelli, es trabajar en el convenio de transporte aéreo que permita una mayor conectividad de México con Panamá, de Panamá con México.

No sólo de Panamá a nuestra capital, la Ciudad de México, sino eventualmente también a Puebla, a Veracruz y a Cancún, que son destinos importantes, destinos relevantes y turísticos de nuestro país, en los que Panamá ha manifestado gran interés por tener una mayor conectividad.

Otro tema abordado fue relanzar la Comisión Binacional que desde el año 2005 no ha venido sesionando, y es en el propósito, precisamente, de hacer una evaluación y seguimiento puntual a los acuerdos que aquí hemos tomado, que la comunicación y diálogo entre México y Panamá sea uno constante, permanente y que nos permita realmente recoger experiencias exitosas, dar soluciones a varios temas que eventualmente puedan surgir de la relación y que todo ello redunde en los beneficios que queremos y deseamos para nuestros pueblos.

También, felicitar a Panamá por la Presidencia Pro Témpore que ha asumido del Sistema de Integración Centroamericana y que ahora tiene Panamá esta presidencia.

Y el último tema que abordó el señor Presidente, que yo quiero agradecer que dentro de esta hermandad, porque además esta oportunidad que México tiene y esta esperanza que alberga de poder participar en el Mundial de Brasil, se dio y se alentó a partir del resultado que se tuvo en los últimos dos partidos, en el juego que tuvo Panamá con Estados Unidos y el que tuvo México con Costa Rica.

Todos países hermanos. Todos países de la región y el resultado que finalmente se tuviera de estos dos encuentros, alentó la posibilidad y la esperanza de que México vaya al Mundial el próximo año, en Brasil.

México, ante esto, sin duda, significa un gran reto de lo que es el deporte nacional. Y yo quiero decirle aquí a mi amigo el señor Presidente Ricardo Martinelli, decirles a los presentes: confiamos en que México realmente tenga un gran desempeño en el próximo Mundial.

Primero, que pase, va al repechaje, quizá se ha complicado por razones, las que se quieran poner, pero no perdemos ni esperanza y, sobre todo, optimismo de que México vaya al Mundial y, además, tenga un buen desempeño en esta participación, en esta justa deportiva, que tendrá lugar en Brasil el próximo año.

Señor Presidente:

Muchas gracias por estas palabras, muy alentadoras, después de este resultado en el ámbito futbolístico. Pero más alentador, realmente, el ánimo que priva en la relación entre México y Panamá.

Gracias por esta relación fraterna, de amistad, de afecto, que hay de parte del señor Presidente Martinelli que, sin duda, refleja y proyecta la que hay entre los pueblos hermanos de Panamá y de México.

Seguiremos trabajando para que esta relación perdure, se mantenga, sea fructífera y, sobre todo, redunde en beneficios para nuestros pueblos.

Muchas gracias por su hospitalidad, señor Presidente.

Y además, deseamos el mayor de los éxitos en la organización que Panamá ha llevado a cabo para la realización de la Cumbre Iberoamericana, que formalmente será inaugurada esta tarde.

Muchísimas gracias.