Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Excelentísimo señor Presidente de la República de El Salvador, don Salvador Sánchez:

A usted y a la Delegación Oficial que le acompaña, les extiendo la más cordial bienvenida a nuestro país, deseando que los varios eventos que haya sostenido usted en México, realmente permitan acercar aún más a El Salvador con México, y que los acuerdos de entendimiento y cooperación que aquí hemos signado, y a los que habré de hacer referencia, realmente sean mecanismos que fortalezcan esta relación de afecto y de hermandad entre El Salvador y México.

Quiero saludar la presencia de las Delegaciones Oficiales tanto de El Salvador, como la representación del Gobierno de la República, en distintos funcionarios.

A los empresarios que aquí, hoy, nos acompañan, quienes son motor, precisamente, de la relación de intercambio comercial entre ambos países.

Muchas gracias por estar aquí, presentes.

A muy distinguidos invitados.

Al señor Gobernador del Estado de México, que nos acompaña en este encuentro.

Y a este auditorio que está aquí, presente, le saludo con gran respeto.

A don Fernando Solana, quien fuera Canciller de México, y a quien en su momento le correspondiera, al frente de la Cancillería, ser promotor importante de la paz en El Salvador. Le agradezco mucho nos haga favor de acompañar.

Y permítanme compartirles que le he pedido a una colaboradora que estaba aquí, a Rocío Rojas, quien ha pasado, justamente, Rocío, para que la conozcan.

Rocío Rojas, quien colabora. Muchas gracias, Rocío.

Le hemos pedido que ella pasara los documentos que se han signado. El señor Presidente recuerda que ella, hace 22 años, fue precisamente quien también pasó los documentos que se signaron para la paz en El Salvador.

Por eso, nos da mucho gusto que nos acompañe Rocío.

Muchas gracias, Rocío.

Déjenme puntualizar de manera muy breve y sintetizada los acuerdos que hoy hemos suscrito.

En primer lugar, es un relanzamiento a esta relación fraterna de hace ya muchos años, pero que habíamos dejado en el paso de los años la relación bilateral, los acuerdos de cooperación.

Por eso hoy, lo estamos relanzando en un acuerdo de alto nivel; especialmente en temas que a ambos gobiernos nos ocupan y que son de particular interés, como es el de la seguridad, como es el de migración y como es el respeto a los derechos humanos.

Para ese propósito hemos firmado un acuerdo para conformar un Grupo de Alto Nivel que trabaje en estas asignaturas que he señalado.

También hemos firmado un acuerdo, precisamente, para promover mayor intercambio comercial y que a través de la Banca de Desarrollo en México, particularmente de BANCOMEXT, el Banco de Comercio Exterior de México, y las propias instituciones para la promoción de Comercio Exterior de El Salvador, podamos tener mecanismos que apoyen a pequeños, medianos empresarios de los dos países a que podamos lograr un mayor intercambio comercial.

Se ha firmado un acuerdo para fortalecer la preparación diplomática entre las dos Cancillerías.

Hemos comprometido apoyar desarrollos de infraestructura a través del Plan de Yucatán, del Fondo para Mesoamérica con una inversión del orden de 25 millones de dólares; la construcción de infraestructura que dé mayor conectividad a la región de Centroamérica y, particularmente, en El Salvador en su comunicación, especialmente con Guatemala.

En este encuentro que he sostenido en lo privado y en el acuerdo entre la Delegación Oficial y funcionarios del Gobierno de la República, hemos dejado, particularmente señalado el interés de México por estrechar y fortalecer la relación entre ambos países.

México está en una política exterior de mayor acercamiento con toda la región latinoamericana. México se asume plenamente un país latinoamericano, y de manera muy especial con la región de Centroamérica.

Y hemos establecido distintos mecanismos, precisamente, para ampliar nuestra cooperación.

Hoy hemos signado acuerdos, precisamente, para respaldar con recursos, infraestructura en esta región, particularmente en El Salvador.

También estaremos trabajando para que recursos que fomenten el desarrollo industrial en El Salvador puedan lograrse, a través de la infraestructura que México proyecta desarrollar en materia de transmisión de electricidad, en los gasoductos que habrán de construirse para poder llevar gas natural a la región Centroamericana.

Estos proyectos están en curso y, sin duda, vendrán a promover el desarrollo industrial en El Salvador, y con ello México quiere contribuir de manera muy señalada al desarrollo de toda la región Centroamericana.

De manera muy especial, le he enfatizado al señor Presidente de El Salvador el gusto que nos da tenerle aquí, en México; el que estos acuerdos que hemos signado no queden sólo en un buen propósito, sino que a partir de la manifiesta voluntad que hay de ambos gobiernos para estrechar la relación entre nuestras dos naciones, realmente pasemos de esta manifestación de voluntades a realidades concretas en los temas que aquí hemos suscrito y que ya he referido.

Sea usted bienvenido, señor Presidente.

Está usted en su casa.

Y es un gusto recibirle aquí, en Palacio Nacional, a usted y a toda la Delegación Oficial que le acompaña.

Bienvenidos sean todos.