Quisiera compartir con ustedes y hacer un balance de esta gira de trabajo, no sin antes, primero, agradecerles a todos el que me hayan acompañado a esta gira de trabajo.

Sé que tuvieron, en algunas partes, ciertas incomodidades y dificultades para poder realizar su trabajo, que no estaba a nuestro alcance poder mejorar esta condición.

Pero agradezco verdaderamente el trabajo y la dedicación mostrada para poder comunicar a los mexicanos todo lo que estuvimos haciendo en esta gira de trabajo.

Fue una gira de trabajo corta, en términos de tiempo, si descontamos las muchas horas que tomó el traslado de ida y vuelta a los lugares en los que estuvimos, pero quiero compartirles de manera muy puntual y muy breve el balance de esta gira de trabajo.

Es una gira que prácticamente en cinco días, bueno, seis días, se cubrieron tres aspectos fundamentales:

El primero de ellos, el haber participado en el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, APEC, en China. Éste es un foro que reúne a las principales economías de la cuenca, precisamente del Pacífico, tanto de la región de Asia como de América.

En esta asociación están cinco de nuestros principales socios comerciales: Estados Unidos, China, Canadá, Japón y Corea.

Y creo que el que el acuerdo fundamental tomado en esta reunión fue seguir impulsando la apertura comercial, los acuerdos regionales que se han venido trabajando en los que México participa, como el de la Alianza del Pacífico.

Y todo ello encaminado a lo que es el gran objetivo de APEC, que es lograr, en algún momento, un gran acuerdo de libre comercio.

Pero entendiendo las dificultades que hay para llegar a esta meta de manera pronta, sí acordamos establecer todos los mecanismos que nos permitan consolidar los mecanismos de asociación regional que varios de los países miembros de APEC han venido desarrollando.

Ya señalé en cuál participa México. Y hay otros en los que participan otros países miembros de APEC en la región asiática.

Segundo punto de la visita. La visita de Estado a China.

Y aquí vale la pena destacar y reconocer que esta visita significó una deferencia para con México.

De los varios países que estuvieron presentes en APEC, en China, solamente dos tuvieron visita de Estado en China: México y Estados Unidos.

Esto, sin duda, significa una deferencia para México; significa el reconocimiento y la voluntad mostrada por el Gobierno de China para avanzar en lo que nos trazamos desde el inicio de esta Administración y en la convergencia de voluntades y de esfuerzos que nos trazamos los gobiernos de ambas naciones, para acercar más a nuestros países, para establecer mayores mecanismos, para un mayor comercio y mayor cooperación en distintos ámbitos.

Y no sólo eso, sino que se lograron firmar, además, dos importantes fondos: uno, para apoyar o financiar la operación de PEMEX en los trabajos que tiene que llevar a cabo. Un fondo, precisamente, convenido con China con estos fines; y, otro, en el que convergen el gobierno de China y el Gobierno de México, en un fondo de dos mil 400 millones de dólares, precisamente para financiar proyectos estratégicos en materia de infraestructura, en materia de tecnología, en materia de energía.

Estos fondos anunciados habrán de potenciar y de multiplicar las inversiones que se puedan hacer. Y esto a partir, precisamente, de ser un apalancamiento financiero, los fondos que se han creado.

Y finalmente. Perdónenme, y todavía vale la pena destacar, dentro de los acuerdos alcanzados en China y que además ustedes participaron, el que se autoriza ya la representación del principal banco de China en México, lo cual favorece a las inversiones que queremos vengan de este país, para generar más empleos.

Ustedes recordarán que cuando estuvo aquí de visita el Presidente de China compartió en distintos foros, que China es un país que invierte en distintos países, del orden de cien mil millones de dólares, así lo recuerdo, expresó el presidente de China, en esa vista el año pasado.

Y México, históricamente, la inversión que teníamos registrada en México al inicio de esta Administración era de apenas 70 millones de dólares. Una inversión muy pobre y baja para el potencial y, sobre todo, reconociendo que China es la segunda economía más grande del mundo.

Por eso el interés de ampliar nuestro comercio y las inversiones recíprocas entre México y China.

Y lo que se ha anunciado, sin duda, abre camino a que esto sea posible, y a que se generen más inversiones productivas en nuestro país; que se generen más empleos, empleos de mayor calidad en nuestro país, precisamente, a partir de hacer de México un destino confiable para China.

Y, al mismo tiempo, algo que se logró en esta visita fue la apertura del mercado más grande del mundo, que es justamente el de China, a distintos productos mexicanos y decir que detrás de cada uno de estos productos, de la fabricación y de la producción de varios de estos productos, hay mano de obra en nuestro país.

Se abrió mercado para el tequila y además el reconocimiento a su denominación de origen; a la frambuesa, a la zarzamora, a la carne de res, lo cual, insisto, deja ver con claridad la voluntad que hay para que estemos en mayor relación con este país.

Y, finalmente, la Cumbre de Líderes del G20.

Este encuentro, sin duda, es el espacio más importante que se da en el orden mundial, que reúne a los principales Jefes de Estado y de Gobierno de las 20 economías más grandes del mundo.

Un espacio que México se ha ganado y en el que se toman importantes definiciones sobre el consenso que se da para impulsar el desarrollo global.

El tema en esta Reunión de G20 fue fundamentalmente el de impulsar el crecimiento económico, a partir del diagnóstico que se nos dio a conocer por distintos organismos internacionales: Fondo Monetario Internacional, OCDE, entre otros, estuvo el Banco Mundial, la ONU, su Secretario General, que estuvieron presentes en esta reunión.

Es claro que todos los países que generan, además, más del 85 por ciento del Producto Interno Bruto, más bien de la riqueza mundial, que están ahí reunidos, es claro que cada país debe asumir sus propios esfuerzos, emprender reformas y cambios estructurales que permitan acelerar nuestra o sus economías.

Quiero decirles que compartí en este espacio la experiencia de México, la que nos ha permitido alcanzar y concretar 11 reformas estructurales; hay reconocimiento a nuestro país por lo que se ha logrado.

Y los distintos países compartieron sus propias experiencias y asumieron compromisos para buscar que en los próximos años, al menos el crecimiento económico mundial sea superior o sea del orden de dos puntos más a lo que inercialmente ha venido creciendo la economía mundial.

Y esto es importante.

Por qué.

Porque somos un país abierto al mundo. Somos un país en donde la derrama económica, los empleos que se generan, dependen en buena medida del crecimiento global.

No somos un país aislado ni cerrado. Somos un país, y por eso la necesidad de estar en estos espacios, somos un país abierto y que dos de cada tres pesos de riqueza que se generan en nuestro país dependen de nuestro comercio con el mundo.

Esa es la trascendencia y la importancia de estos espacios y de estos foros.

México reafirma su posición para seguir siendo un país abierto al mundo, establecer un mayor comercio global, impulsar mayores acuerdos para eventuales tratados de libre comercio, como los que venimos trabajando con Turquía y con Jordania, que se suman a los 10 que ya tenemos hoy, que nos permiten tener acceso a 45 países en el mundo.

Y yo reitero la importancia de que México participe en estos espacios, precisamente, primero, porque es un lugar que México se ha ganado entre las principales economías del mundo, en estos foros que reconocen a los países que tienen el tamaño de crecimiento como el que es en nuestro país y los esfuerzos que México ha venido haciendo para acelerar su crecimiento económico.

Y porque en medida alguna, dependemos del comercio, dependemos, mejor dicho, del crecimiento mundial, es por ello que tenemos que seguir trabajando para asegurar que en la implementación y materialización de las reformas que México ha concretado y que otras partes del mundo estén haciendo, nos permitan alcanzar mayor crecimiento económico.

Tener mayor crecimiento económico, significa más empleos, significa empleos de mayor calidad; significa la generación de mayor riqueza, y realmente palanca efectiva, la más eficaz para combatir niveles de pobreza que hay en cualquier parte del mundo y que a nosotros nos ocupa atender la que tenemos en nuestro país.

Esto es lo que yo quisiera destacar de los alcances logrados en esta gira de trabajo, en estos tres importantes espacios: Participación en el foro de APEC, Visita de Estado a China y participación en el Grupo de las 20 economías más grandes del mundo.

Señoras y señores:

Les agradezco su atención.

Y si me lo permiten, porque no hemos tenido oportunidad, a lo mejor abriría el espacio para tres preguntas.

Coordinador, tres.

Se apuntan todos, entonces.

-LIC. DAVID LÓPEZ GUTIÉRREZ: Maru Rojas.

-MARU ROJAS: Usted lo dijo cuando nos dio el primer mensaje en China y supimos también que en todo momento estuvo al pendiente de la situación y de los asuntos que ocurrían en México.

Quisiera saber si algo llama en estos momentos más su atención que otra cosa, cuál sería el tema prioritario, pero sobre todo, con qué prioridad estuvo al pendiente y con qué prioridad estuvo, supimos que había, incluso, conferencias.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: No había conferencias, había una red allá, que fue posible instalar en todos los espacios.

Hoy las tecnologías nos permiten una red, y sí sorprendí a más de un Secretario cuando le llamaba por la red, y decía: qué pasó, pero es el avance de la tecnología y lo que permite, precisamente, el tener esta comunicación.

Todos los días, y en distintas horas del día, estuve muy en comunicación con distintos funcionarios del Gobierno de la República, muy al tanto y al pendiente de lo que estaba aconteciendo en México, tomando decisiones sobre lo que deberíamos hacer.

Y, sin duda, yo creo que lo más lamentable es el haber observado, a lo largo de la semana, distintos eventos cargados de violencia, de algunos actos contrarios al respeto a la Ley y al orden, contrarios al respeto a los demás.

Yo he de entender, como lo he señalado en distintos espacios, el dolor que ha causado a toda la sociedad mexicana, la consternación que han causado los hechos que, lamentablemente, ocurrieron en Iguala, y más, después del informe que rindiera el Procurador General de la República, que ante esa línea de investigación, sin duda nos habla de hechos horribles, abominables y atroces, como entonces señalé.

Pero también tengo muy en claro que esto de ninguna manera puede convocar a la violencia.

Si lo que buscamos es encontrar solución, si lo que demandamos es justicia y que los responsables de estos hechos paguen por los mismos, les sea aplicada la Ley en todos sus términos, esto no puede ser a través de actos de violencia o de vandalismo, y más cuando afectan derechos de terceros.

Es claro que todos los órdenes de Gobierno tenemos responsabilidad, y lo digo en términos plurales, es responsabilidad compartida de todos los órdenes de Gobierno asumir tarea, precisamente, para establecer el orden.

El Gobierno de la República ha privilegiado el diálogo con los distintos grupos que se han expresado, y a los que reitero, en lo personal y el Gobierno se ha solidarizado porque entiende por igual el dolor que esto ha causado.

El Gobierno de la República lo único que ha procurado es precisamente hacer justicia.

Ha emprendido acciones, varias, encaminadas, a partir de dialogar con los padres de familia, que son quienes más han sufrido la pena de no encontrar a sus hijos, a partir de ello hemos establecido distintas acciones para el plan de búsqueda y para continuar con las investigaciones en las líneas que la Procuraduría General de la República mantiene y sigue.

El Gobierno de la República ha querido ser ampliamente, no sólo solidario, sino cumplir con su responsabilidad de hacer justicia.

Ésta ha sido la misión, la tarea y el empeño que ha tenido el Gobierno de la República, ningún otro.

A quienes hay que condenar por estos hechos son a los criminales; a quienes hay que señalar y condenar son, precisamente, a los responsables de estos actos abominables, y es en lo que venimos trabajando.

Pero esto, sin duda, se complica cuando quienes expresando solidaridad, lo hacen fuera del orden. No lo digo por aquellos que lo han hecho en paz y expresando un verdadero sentimiento de dolor, con quienes nos hemos, insisto, solidarizado y respetamos estas muestras de dolor.

Pero no podemos aceptar aquellas que han recurrido al uso de la violencia, al ataque a las instituciones, al ataque a lo que ha construido la sociedad mexicana, lo que han construido todos los mexicanos.

Yo creo que éste es un llamado para que actuemos con civilidad, con respeto a la ley, con aplicación de la misma, y en orden, y en armonía, busquemos la atención a este tema que tanto ha conmocionado a la sociedad mexicana y que, sin duda, hay claras señales de reprobación y de indignación a nivel mundial.

Estuve muy al pendiente de estos hechos, de todo lo que ha venido ocurriendo a lo largo de la semana.

Me estaré reuniendo de inmediato con los funcionarios responsables de dar atención a estos temas, de quienes han venido platicando con los padres de familia, y seguir en la ruta de avanzar lo más rápido posible en el curso de las investigaciones, en la línea que ha seguido la Procuraduría y en el plan de búsqueda que tiene el propio Gobierno de la República.

-LIC. DAVID LÓPEZ GUTIÉRREZ: Carlos de Lara, de El Sol de México.

-CARLOS DE LARA: El Estado mexicano evalúa la posibilidad de actuar con las herramientas que tiene para utilizar las fuerzas del orden en dado caso, como los hechos que se registraron en Palacio Nacional, los hechos que se registran allá, en Iguala, el Gobierno de la República que usted encabeza ha planeado o ha visto o pretende utilizar las fuerzas del orden para aplacar toda esta situación.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: No dejaremos de agotar toda instancia de diálogo, de acercamiento y de apertura para evitar el uso de la fuerza para restablecer el orden.

Es el último recurso, pero el Estado legítimamente está en facultad de hacer uso del mismo cuando se ha agotado cualquier otro mecanismo para establecer el orden.

Yo aspiro, y espero, que no sea el caso de lo que el Gobierno tenga que resolver o no lleguemos a este extremo de tener que hacer uso de la fuerza pública.

Queremos convocar al orden, a la paz. Hemos o se han establecido distintas mesas de acercamiento y de diálogo para dar atención a los grupos, para convocarles al orden y no hacer de este momento de pena y de dolor por el que pasan los padres de familia, una bandera de otras causas y una bandera que concite a la violencia y al desorden.

-LIC. DAVID LÓPEZ GUTIÉRREZ: Vicente Gálvez, de Televisión Azteca.

-VICENTE GÁLVEZ: Buenas noches a todos.

Buenas noches, Presidente.

Quedó en el imaginario colectivo y en algunos grupos políticos la inquietud, incluso, del viaje de que se haría un pacto por el Estado de Derecho y por la seguridad.

Existe todavía esa idea de trabajar en un pacto de esa manera, ¿se ha modificado?, ¿se trabajaría en eso?

Porque sería, me parece, la parte que complementaría la pregunta que hace Carlos, en la que, en un lado, es el uso de la fuerza y el otro sería, digamos, el fortalecimiento de las instituciones.

Gracias.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Yo complementaría, incluso, la primera respuesta, iría más allá.

Yo creo que lo que ha ocurrido en Iguala nos deja ver que lamentablemente esta parte de nuestra realidad, que se vive en algunos municipios, no podría yo afirmar que sea un problema extendido en todo el país, pero que, sin duda, está presente lamentablemente en gobiernos municipales, sobre todo más pequeños en cuanto a sus capacidades y con mayor debilidad institucional, hemos observado cómo el crimen organizado prácticamente ha cooptado estas instituciones de orden municipal.

Y, como lo señalé antes de partir, es momento de entrar a un análisis profundo, reflexivo, de reconocer esta realidad; una realidad que se viene arrastrando hace muchos años y que podamos emprender un camino que nos permita, precisamente, fortalecer las instituciones que hoy dan muestras de mayor debilidad.

Ésta es una tarea a la que habremos de abocarnos ya. Estamos trabajando en ello, y será en próximos días que públicamente establezcamos la línea a seguir para ir corrigiendo estas debilidades que hay que reconocer, lamentablemente, hay en algunas partes de nuestro territorio.

-LIC. DAVID LÓPEZ GUTIÉRREZ: Ya fueron las tres preguntas, señor.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Voy a concitar al desorden por abrir el micrófono.

-PREGUNTA: Para que no quede en el aire solamente.

Buenas noches.

Tiene algún reporte de lo que está ocurriendo en Ciudad Universitaria, se habla del ingreso de granaderos.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Conozco de los hechos, más no tengo mayor información, como para fijar una posición sobre el tema.

-PREGUNTA: No ha hablado con el Jefe de Gobierno.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: No.

-LIC. DAVID LÓPEZ GUTIÉRREZ: Algo más, señor.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Aquí, en este orden, y ya son las últimas dos.

-LIC. DAVID LÓPEZ GUTIÉRREZ: Paco Reséndiz.

-FRANCISCO RESÉNDIZ: Gracias, señor.

Buenas noches.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Paco, buenas noches.

-FRANCISCO RESÉNDIZ: Preguntarle. Vaya, México ha logrado notoriedad internacional a partir del proceso de reformas que ha impulsado su Gobierno.

Yo le quiero preguntar si en estos dos Foros, importantes a los que asistió el APEC y el G-20, notó o sintió algún tipo de preocupación de algunas naciones, de algunos inversionistas, en torno a lo que está sucediendo en México en este momento.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Hay que decir que en estos espacios hubo una participación con el B20 que le llaman, que es con los representantes de las comunidades empresariales de todos los países, y evidentemente yo debo de decir que hubo expresiones de solidaridad por lo ocurrido en México.

Sin embargo, la mayor coincidencia fue en la necesidad que los países tenemos de apuntalar nuestro desarrollo. Si no logramos esto, estaremos perdiendo oportunidad de no lograr mayores espacios de realización para más mexicanos y para mayor población.

Hoy el gran reto que tienen las economías globales, y especialmente las que se reúnen en el G20 es, precisamente, cómo lograr mayor crecimiento económico, cómo generar más empleo; más empleo, que es un problema de las principales economías globales y del mundo entero.

México es de los países con una tasa de desempleo menor al que tiene en promedio los países de mayor desarrollo. Pero esto, más bien debe convocarnos, y así lo señalé en este espacio, a acelerar o trabajar eficazmente en la implementación de las reformas alcanzadas.

De ello depende en buena medida alcanzar los objetivos de crecimiento económico que nos trazamos a partir de las propias reformas estructurales que México alcanzó.

Desde la concreción de las mismas o, más bien, desde la postulación de las mismas reformas, varias de ellas están apuntadas, seis al menos de las once están apuntadas a que México pueda lograr mayores tasas de crecimiento de forma gradual.

Otros países ni siquiera lo han podido lograr. México sí y hoy nos ocupa trabajar en esta ruta.

Aquí, Roberto, y con esto concluimos.

-LIC. DAVID LÓPEZ GUTIÉRREZ: La última, Roberto Zamarripa, de Reforma.

-ROBERTO ZAMARRIPA: Gracias.

Buenas noches, señor Presidente.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Roberto, cómo esta. Buenas noches.

-ROBERTO ZAMARRIPA: Bien.

En un artículo del Australian Review, Financial Review, hay un texto elogioso de su política, dice incluso la cabeza que debería darle clases a Australia para hacer reformas, pero el reportero hace un apunte casi al final del artículo donde dice que usted tiene ahora un cuestionamiento ético por el tema de la casa blanca. Que ese cuestionamiento ético le pone en riesgo su política de pacto.

Qué opina al respecto. Qué opina sobre esa consideración hecha en Australia y sobre lo que se ha dicho en México de la posesión de la casa blanca, por su monto, el monto de dinero que cuesta, y por la duda de los papeles de la propiedad de esa casa.

Gracias.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Déjeme ser puntual.

Sobre el asunto de la casa que usted refiere dejaré que en el curso de esta semana la Vocería de la Presidencia de la República amplíe la información que ya dio en el curso de esta semana, en lo que sin duda son aseveraciones imprecisas y carentes de sustento.

Pero dejemos que con información y con documentación correspondiente pueda hacerse un esclarecimiento sobre este tema, que lamentablemente cuando salió a la luz pública no estábamos aquí, justamente se dio a la luz pública cuando estábamos en trayecto al destino que nos llevó, que fue justamente ir China.

Pero que hoy estamos en la oportunidad de hacer una puntual aclaración de este tema para que no quede la menor duda sobre el asunto y esto será a través de la Vocería de la Presidencia de la República.

Yo estoy en la absoluta convicción de que debemos seguir trabajando, de que éste es un Gobierno, el que encabezo, democrático.

Un gobierno que escucha, un gobierno respetuoso de la ley, de sus instituciones y que, precisamente en ese respeto, hemos construido los acuerdos necesarios para concretar algo muy importante en favor del país.

Como responsable del Ejecutivo, hoy me ocupa la implementación, en términos de ley, de lo que se ha logrado en el marco legal y en las reformas legales.

Y en este tema particular que usted apunta, también espero se dé la debida aclaración.

-LIC. DAVID LÓPEZ GUTIÉRREZ: Muchas gracias, compañeros.

Que tengan buena noche.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: A todos, muchas gracias.

Nuevamente, les expreso mi reconocimiento por haberme acompañado en una gira apretada, y sobre todo, como me reportó el Coordinador de Comunicación Social, en algunos espacios con dificultad para poder llevar a cabo su trabajo. Pero muchas gracias.

Que descansen, que tengan muy buenas noches, y buen fin de semana.