(INTERPRETACIÓN AL ESPAÑOL DE LA INTÉRPRETE DEL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA)

Bienvenidos a todos, y muy feliz año nuevo.

Es un placer dar la bienvenida al Presidente Peña Nieto y a su Delegación aquí, a los Estados Unidos.

Y es un buen auspicio de comenzar el año nuevo con la reunión con el Presidente de México, que es uno de nuestros aliados más allegados.

Desde luego, el vínculo de lazos que existen entre México y los Estados Unidos son lazos muy profundos y de mucho tiempo, no sólo porque tenemos, digamos, relaciones económicas y estratégicas, pero, sobre todo, porque nuestros pueblos comparten cultura y afinidades.

Esta reunión nos ha brindado la oportunidad de seguir profundizando esos vínculos, esos lazos entre los países.

Hemos hablado, sobre todo, de algo que apremia al pueblo mexicano y americano, y es el de la creación de empleos, prosperidad, crecimiento económico.

He felicitado al Presidente Peña Nieto por sus reformas estructurales. Hemos hablado, también, de todas las potencialidades que existen en México, y estas reformas, indudablemente, van a beneficiar al pueblo mexicano.

Hemos hablado, también, de la economía mexicana. Hemos hablado de una energía más limpia; hemos hablado de logros científicos, y también de la educación, del sistema educativo.

Hemos hablado, asimismo, del comercio transfronterizo, que simplemente va a fortalecer a nuestros dos pueblos, sobre todo, en el ámbito económico y social.

Hablamos del tema de seguridad.

Aquí, en los Estados Unidos, hemos seguido con, digamos, con preocupación los eventos trágicos que atañen a los estudiantes, que entristece que se hayan perdido esas vidas.

El Presidente Peña Nieto habló de sus reformas.

Y nosotros queremos recalcar nuestro compromiso de ser amigos de México, y apoyar estas reformas para, de tal manera, poder eliminar el flagelo de los cárteles de droga, la tragedia que constituye esto para México.

Queremos seguir siendo un buen aliado y un buen amigo de México y, desde luego, en última instancia, tendrá que ser el pueblo mexicano, a través de la procuración de justicia, que se encarguen de eliminar este flagelo.

También, describí nuestro sistema migratorio que, lo definimos, es un sistema roto, que necesita ser reparado.

Tenemos que fortalecer nuestras fronteras. Y, sobre todo, queremos agradecer a México el trabajo que desempeñó el verano pasado, en cuanto a la crisis de los niños no acompañados.

Realmente, reconocemos los esfuerzos que fueron llevados a cabo por México en la Frontera Sur.

Hemos llegado ahora a niveles mucho más manejables. Y, también, reconocemos que debemos trabajar con los gobiernos Centroamericanos, para poder enfrentarnos a los retos sociales y económicos, que son los que han promovido el hecho que esos niños no acompañados se dirijan hacia Estados Unidos.

Una vez más, deseamos agradecer a México su compromiso en este sentido.

También, queríamos recalcar el mensaje que se ha enviado con respecto a la acción ejecutiva, y en especial para las familias de mexicanos que han sido separadas.

Queremos que estas familias se vuelvan a unir.

Pero, al mismo tiempo, queremos rebatir el hecho que la frontera tiene que seguir siendo controlada. Y, en ese sentido, es un mensaje muy claro (inaudible) que estamos enviando, y el Gobierno mexicano, en ese sentido, ha sido de gran utilidad.

Y, por último, dentro de unos momentos vamos a pasar a la sala del almuerzo.

Queríamos decirles que vamos a abordar los temas de importancia regional e internacional, y México está desempeñando cada vez más un papel importante en este ámbito.

También, vamos a hablar de la iniciativa de más de 50 años de no tener relaciones con Cuba. Creo que ésta es una nueva política, una política sumamente constructiva.

Sin embargo, cabe notar que nosotros seguiremos poniendo el acento sobre lo que son los derechos humanos, la democracia y la libertad política.

En la Cumbre de las Américas estaré presente, pero estos son temas que vamos a seguir debatiendo.

También, queríamos decir que México ha tenido un papel sumamente importante en el ámbito del cambio climático. Hablamos de esto también. Apreciamos el liderazgo del Presidente Peña Nieto en este ámbito.

Y nada más me queda por decirles que les deseo un muy feliz 2015; un 2015 próspero, lleno de salud al pueblo mexicano.