Excelentísimo señor Presidente Xi Jinping.

Muy distinguidos integrantes del Gobierno de China y de la Delegación Oficial Mexicana que está presente en esta Visita de Estado.

Señores representantes de los medios de comunicación:

Agradezco la invitación del Excelentísimo señor Presidente Xi Jinping para esta Visita de Estado. Hay que decir que ésta es la cuarta ocasión que tenemos oportunidad de reunirnos en menos de dos años.

Y con gran disposición y enorme voluntad, hemos comprometido mantener reuniones periódicas, en el marco de los distintos foros de carácter multilateral, que nos permitan evaluar los distintos temas sobre los cuales hemos tomado acuerdo entre ambos Gobiernos.

Sostuvimos una valiosa y muy importante reunión de trabajo en la que avanzamos en distintas áreas de nuestra asociación estratégica integral.

A partir de su visita a México, el año pasado, ambos coincidimos y nos propusimos iniciar una nueva etapa en la relación bilateral entre China y México.

Aquella vez nos propusimos incrementar nuestro comercio y hoy se amplían nuestros intercambios en ambas direcciones.

Permítanme dar algunos ejemplos puntuales de lo que aquí se ha firmado.

Se reconoce al tequila por su denominación de origen y se permite, y se amplía la posibilidad de exportar tequila desde México.

Las zarzamoras y frambuesas mexicanas tendrán acceso al mercado más grande del mundo y, de igual manera, la carne de res.

En este mismo propósito de ampliar y estrechar aún más la relación entre ambos países, acordamos elevar la inversión de China en México. Se constituyó, desde entonces, un grupo de trabajo de alto nivel en materia de inversión.

Dentro de los avances y acciones que se han llevado a cabo, nos permite el día de hoy anunciar:

Primero, la constitución de un Fondo Binacional de Inversión de dos mil 400 millones de dólares para que empresas de ambos países inviertan en energía, minería, infraestructura, manufactura de alta tecnología y turismo.

Y, además, estos recursos tendrán un efecto multiplicador para apalancar mayores inversiones, como es el propósito del mismo.

Celebramos la concreción del Fondo de Energía SINO-MEX, entre PEMEX y tres empresas estatales de China.

Tendrá hasta cinco mil millones de dólares para financiar proyectos de PEMEX, y entre ellos está ya en curso la segunda etapa del gasoducto Los Ramones.

Algo muy relevante, y que sin duda apalancará o acompañará a empresas que decidan invertir en nuestro país, fue la entrega y la autorización para que en México opere el banco más grande del mundo, el Banco Industrial y Comercial de China, que facilitará las transacciones que empresas chinas realicen en nuestro país.

Se acordó, también, mayor cooperación entre las Bancas de Desarrollo de ambos países, para dar financiamiento y garantías a empresas que concreten proyectos de gran relevancia en México.

En materia de turismo, acordamos que 2015 sea el año del turismo de México en China.

Y, entre otros proyectos, habrá de mejorarse el horario del vuelo México-China para poder captar mayor número de pasajeros.

Decidimos impulsar la educación, cultura, ciencia y tecnología.

México será el primer país de América Latina que hará investigación conjunta con China en las áreas de biotecnología, ciencia aeroespacial y nanotecnología, entre otros.

En el marco del acuerdo que tenemos para un mayor intercambio cultural, hoy tenemos en China tres exposiciones: en el Museo Nacional de Arte, la obra de Diego Rivera; en el Museo Nacional de China, la exposición: Mayas, el Lenguaje de la Belleza, y en Shanghai: México en Plata. Historia y Porvenir.

Todos estos acuerdos representan, sin duda, un cambio de fondo en nuestra relación bilateral, basada, y esto es un elemento clave y de la mayor trascendencia, basada la relación hoy, de China y México, en la confianza.

Hoy la relación entre China y México es más amplia, más productiva y positiva para ambas naciones.

Estos avances, sin duda son apenas el principio.

Coincidiendo con lo que el Excelentísimo señor Presidente de China expresara en la reunión bilateral que sostuvimos, estamos echando raíces; raíces muy sólidas, para que de ellas o de estas raíces surja un árbol frondoso que dé frutos en beneficio de ambas sociedades.

Finalmente, quiero hacer aquí un público reconocimiento a la voluntad y a la disposición del Excelentísimo señor Presidente Xi Jinping, para estrechar y ampliar la relación entre China y México.

Él se ha propuesto, con gran compromiso, la revitalización de la Nación China.

Pero, también, debo aquí señalar y agradecer y reconocer, también, se ha trazado y ha encontrado eco y correspondencia en nuestro país, en revitalizar la relación entre China y México.

Muchas gracias.

Y mi más amplio reconocimiento a esta voluntad compartida para que esta relación, ya histórica, de muchas décadas, o si no es que de muchos siglos entre China y México, encuentre en el Siglo XXI un espacio de mayor acercamiento, de fraternidad, de respeto y, lo más importante, de confianza mutua.

Muchas gracias.