Señoras y señores.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Excelentísimo señor Presidente de la República hermana de Honduras, Juan Orlando Hernández Alvarado.

Muchas gracias, nuevamente, por su hospitalidad, por las atenciones que amablemente me ha dispensado, junto con la Comitiva Oficial que me acompaña.

Y en este espacio de comunicación, quisiera saludar a la Comitiva Oficial que ha tenido a bien darnos la bienvenida y recepción a este encuentro, con quienes hemos dialogado sobre los temas que en un momento habré de comentar.

Saludar a esta delegación empresarial de México que participa o está próximo a participar en una mayor relación económica entre Honduras y México.

El señor Presidente me ha comentado que previo a la llegada de un servidor, hubo oportunidad de que empresarios de México platicaran con el señor Presidente, y exploraran distintos ámbitos en los que México puede ahondar su presencia y participación cercana con Honduras.

Yo quiero, nuevamente, señor Presidente, reconocer la visión que usted tiene para realmente impulsar el desarrollo de Honduras, del pueblo hondureño.

Y que es a partir, precisamente de esa visión que nos ha compartido, que hemos encontrado una gran afinidad, para que en alcance a nuestras propias responsabilidades podamos encontrar una ruta común, que nos permita impulsar un mayor desarrollo y mayor prosperidad para nuestros pueblos.

Y no sólo a partir de un buen propósito, un sano propósito, una buena retórica, sino de definir objetivos claramente que el día de hoy estamos identificando, que den rumbo y que den orientación, y precisen objetivos sobre lo que queremos trabajar de forma conjunta, insisto, para impulsar el sano y conveniente desarrollo de nuestros pueblos.

Es ésta la primera Visita Oficial de un Presidente de México a Honduras desde hacía 10 años.

Y ésta es una extraordinaria ocasión para reafirmar la voluntad que hay del Gobierno de la República de lograr un mayor acercamiento con Honduras, con los pueblos hermanos centroamericanos y de encontrar, insisto, mecanismos de cooperación, de colaboración, de trabajo compartido para que nuestras sociedades tengan mayor desarrollo y condiciones de mayor bienestar.

El día de hoy, hemos centrado de manera muy particular atención a dos temas que merecen atención compartida, y que usted, señor Presidente, ya los ha señalado.

Uno. El tema migratorio. Porque reconocemos que un número importante de población migrante de Centroamérica que cruza por nuestro territorio en su afán de llegar a los Estados Unidos, una parte importante es población hondureña.

Y puedo afirmar que incluso es el segmento poblacional más importante de migrantes que intentan cruzar hacia los Estados Unidos.

Y por eso, en el compromiso que tiene el Gobierno de la República para dar atención a todo migrante, a toda persona, mujer, hombre, joven, niño que transita por el territorio nacional, tenga el mejor trato, tenga absoluto respeto a sus derechos humanos.

Estamos creando mecanismos de colaboración para que particularmente con migrantes hondureños haya la atención consular y se presten los servicios que el Gobierno ofrece a todo aquel ciudadano que transita por nuestro país.

Esto lo hemos identificado, estos espacios, usted los ha compartido, será a través de servicios consulares en cuatro espacios de nuestro territorio nacional, que se estarán ofreciendo estos servicios, especialmente para migrantes hondureños.

Otro tema es restablecer el diálogo de alto nivel en materia de seguridad pública para compartir mayor información y podemos realmente trabajar juntos en el combate al flagelo que nuestras sociedades están enfrentando, que es el de la inseguridad, que es la presencia de grupos vinculados al crimen organizado y que han logrado establecer toda una red a través de los países centroamericanos, México y eventualmente con América del Norte.

Por eso es importante que ante este flagelo social, ante este desafío que el tiempo contemporáneo nos plantea, podamos actuar de forma conjunta, que podamos identificar espacios de cooperación, de intercambio de información, de análisis y de hacer, como Gobiernos, frente común ante este flagelo social, que es la actuación del crimen organizado que ya logra tener presencia más allá de una sola Nación, sino eventualmente se extiende a varios estados.

También, señor Presidente, como usted lo ha señalado, no sólo es en estos ámbitos en donde hemos definido oportunidad para tener una mayor cooperación.

La queremos tener en otros más que, sin duda, darán frutos y podrán respaldar la prosperidad y desarrollo de nuestros pueblos.

Lo mismo en el intercambio de experiencias exitosas y de mayor intercambio comercial, vale la pena señalar que México es el primer país inversionista que participa en Honduras.

Es el país con mayor inversión en Honduras y queremos intensificar nuestros flujos comerciales. Por ello la presencia de emprendedores de México que están resueltos y decididos a participar y a invertir en Honduras, como deseamos que Honduras también pueda participar en el mercado importante que representa para ustedes nuestro país.

Hemos encontrado también en el turismo otro espacio de oportunidad, sobre todo a partir de que compartimos una misma zona que fue asiento de una antigua civilización y que nos identifica y que nos une como pueblos, que es la civilización maya.

Creo que en el ámbito turístico éste es un elemento que puede darle mayor impulso al turismo de ambas naciones, el que podamos identificar corredores de la cultura maya, que podamos compartir y podamos promover de forma conjunta.

Y en los otros espacios que usted ha señalado para poder apoyar realmente a través del desarrollo tecnológico, la innovación, el desarrollo energético que México está impulsando, pueda también permear y extenderse en sus beneficios hacia toda la región centroamericana y particularmente hacia el país hermano de Honduras.

Son sólo éstos, de manera enunciativa, algunos de los aspectos o ámbitos en los que podemos tener una mayor colaboración, cooperación.

Y dejo muy en claro algo que con toda precisión he señalado al señor Presidente de Honduras: no se trata sólo de tener buenos propósitos.

Aquí algo que estamos acreditando es una voluntad de dos gobiernos que habrán de acompañarse en los siguientes cuatros años y que, sin duda, ante la voluntad política que estamos aquí reafirmando y testimoniando, creo que podremos claramente tener objetivos plenamente identificados y sobre todo hacer de estos propósitos o, más bien, hacer condición de evaluación periódica de cuánto vamos avanzando en la ruta que nos estamos trazando.

Excelentísimo señor Presidente de Honduras:

Yo quiero, como lo expresé allá afuera, decirle nuevamente: México es un pueblo solidario, es un pueblo fraterno y es un pueblo que quiere invariablemente extender los lazos de fraternidad y de hermandad hacia los pueblos con quienes tenemos identificación histórica, y con quienes tenemos una raíz común, como es el caso de Honduras.

Por eso, es ésta una gran ocasión para dejar aquí testimonio y constancia del saludo de todos los mexicanos hacia el pueblo hermano de Honduras, y que el trabajo que ambos tenemos como responsables del Gobierno de estas dos grandes naciones, nos permita acercar más a nuestros pueblos; pero, sobre todo, en lo que nos hemos trazado, nos permita contribuir al desarrollo y bienestar de nuestras naciones.

Muchas gracias, señor Presidente, por su hospitalidad.

Y muchas gracias por la calidez con la que nos está recibiendo.

Nuevamente, felicidades y muchas gracias.

-PRESIDENTE JUAN ORLANDO HERNÁNDEZ ALVARADO: Solamente quiero agradecer profundamente al señor Alcalde Carlos Miranda.

Ha sido un gran anfitrión, me siento orgulloso de la manera en que ha recibido a un gran Presidente, a su Delegación, como es el Presidente Peña Nieto.

Felicitaciones, Alcalde, y a todo su equipo.

Gracias.