Al presentar el Programa de Prevención y Atención de las Adicciones, el Presidente Enrique Peña Nieto hizo un llamado a las autoridades estatales y municipales del país para hacer, junto con el Gobierno de la República, un frente común que permita revertir la tendencia creciente de mayores adicciones entre la población, especialmente la que es más vulnerable: los adolescentes y los niños.

Apuntó que en esta materia el Gobierno de la República asume con firmeza su responsabilidad. “No queremos que los mexicanos destruyan su vida, ni que los jóvenes trunquen su futuro por consumir sustancias que dañan su salud”, precisó.

El Primer Mandatario expresó que “para un padre de familia, la mera sospecha de que su hijo consume alguna droga es una situación angustiante que pocos saben enfrentar adecuadamente”. Señaló que ante la creciente amenaza de las adicciones, “sociedad y Gobierno debemos seguir uniendo esfuerzos para que nuestros niños y jóvenes tengan un estilo de vida saludable, que les permita crecer y alcanzar sus sueños”.

“Los padres de familia debemos estar atentos a las necesidades de nuestros hijos, tener información certera para dialogar con ellos, y orientarlos hacia un futuro brillante, libre del consumo de drogas. En esta gran responsabilidad las familias de México cuentan con el Gobierno de la República”, añadió.

Refirió que como país, las adicciones son un problema de salud pública que afecta a millones de personas en su vida cotidiana.

Dijo que en México “uno de cada tres mexicanos entre 12 y 65 años consume alcohol con patrones de riesgo. Hay cerca de 17 millones de fumadores activos y más de medio millón de personas son dependientes de alguna droga ilícita”.

“Estas son cifras de encuestas que se han realizado para conocer cuál es el consumo y cuáles son las adicciones que se registran entre la población mexicana. Yo me permito advertir y sospechar que incluso hay cifras aquí no registradas, incluso mayores, porque no necesariamente una persona encuestada puede afirmar, confirmar o negar, si eventualmente tiene adicción a alguna sustancia”, subrayó.

Indicó que “además de los costos económicos de las adicciones, que cada vez son mayores, sólo para atender las enfermedades causadas por el tabaquismo se estima que en México se gastan del orden de 61 mil millones de pesos cada año”.

Puntualizó que por ello instruyó a la Secretaría de Salud y a la Comisión Nacional Contra las Adicciones, a elaborar un Programa de Prevención y Atención Integral, que hoy se presenta. Explicó los seis objetivos de este Programa:

PRIMERO: “Reforzar las medidas para evitar el consumo de sustancias adictivas que alteran el sistema nervioso. La experiencia es contundente. La mejor manera de disminuir la amenaza de las adicciones es a través de la prevención”.

SEGUNDO: “Mejorar la cobertura y calidad de los servicios de atención a las personas que requieran tratamientos contra las adicciones. Aunque hoy en el país se cuenta ya con una red de más de 330 Centros de Atención Primaria a las Adicciones, y con más de 110 Centros de Integración Juvenil, aún se requiere fortalecer la cobertura de atención. Debemos asegurarnos de que los tratamientos de rehabilitación estén basados en procedimientos científicos y sean plenamente respetuosos de los derechos humanos de los pacientes”.

TERCERO: “Fortalecer la formación y especialización de las mujeres y hombres que se dediquen a atender los problemas de adicción”.

CUARTO: “Fomentar la investigación científica e innovación tecnológica contra las adicciones. Para mejorar el diseño de las políticas públicas, los modelos de atención y la toma de decisiones en la materia, se impulsará el desarrollo de proyectos de investigación. Y en este propósito se reforzará la colaboración entre instituciones nacionales e internacionales”.

QUINTO: “Contar con un marco regulatorio moderno y eficiente en materia de adicciones”. Aseguró que los esfuerzos que se estén desplegando, que la colaboración que se tenga de la sociedad civil, de las instituciones educativas del sector público y privado, nos permitirán también redefinir políticas públicas y actualizar nuestro marco normativo para tener uno mucho más moderno y a la altura de los nuevos retos que se presentan en el siglo XXI.

SEXTO: “Fortalecer la presencia de México en los foros internacionales donde se dialoga y discute sobre los últimos modelos de atención a las adicciones. Esta renovada participación global permitirá que nuestro país comparta sus experiencias y retome prácticas exitosas a nivel mundial. De esta manera, estaremos actualizados en la investigación de vanguardia, así como en temas de cooperación técnica y financiera”.

El Presidente Peña Nieto destacó que a partir de estos seis objetivos, el Programa de Prevención y Atención Integral de las Adicciones incluye 150 líneas de acción para evitar que las drogas destruyan la vida de miles de familias mexicanas. Citó algunas de ellas:

Realizar encuestas nacionales de adicciones;

Acercar actividades deportivas y culturales a los jóvenes;

Realizar talleres informativos para padres de familia, porque a final de cuentas es desde la familia donde tenemos que educar, informar y prevenir eventualmente las adicciones; y

Evaluar y acreditar la calidad de los servicios de tratamiento.

Informó que también ha dado indicaciones a la Secretaría de Salud para que a través de la Comisión Nacional contra las Adicciones se disponga de más espacios públicos libres de humo de tabaco en todo el país. De igual forma, continuó, “se trabajará para extender el programa Conduce sin Alcohol, que ha sido exitoso aquí, en la Ciudad de México, a las principales ciudades de nuestro país, en donde es indispensable la colaboración de las autoridades estatales y municipales”.

Manifestó su confianza en que las autoridades estatales del país hagan suyo este propósito de aprovechar las buenas prácticas “que han sido exitosas en otras partes, como aquí, en la Ciudad de México, para combatir el consumo de alcohol, y sobre todo evitar daños para aquellos que, eventualmente, conducen bajo los influjos del alcohol”.

Señaló que en el Distrito Federal, la aplicación de este Programa ha permitido reducir en 30 por ciento las muertes asociadas al consumo de bebidas alcohólicas.

ACCIONES DEL PROGRAMA DE PREVENCIÓN Y ATENCIÓN DE ADICCIONES CONTRIBUIRÁN A QUE LAS NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES TENGAN LAS MEJORES CONDICIONES: MERCEDES JUAN

Mercedes Juan López, Secretaria de Salud, afirmó que para alcanzar el México en paz e incluyente al que ha convocado el Presidente Enrique Peña Nieto se requieren políticas públicas para fortalecer el tejido social, por lo que las acciones del Programa de Prevención y Atención de Adicciones contribuirán a que las niñas, niños y adolescentes tengan las mejores condiciones para empezar a construir desde temprana edad su propio proyecto de vida.

Destacó que es una gran preocupación para el Gobierno y para la sociedad en su conjunto, la disminución de la edad de inicio de consumo de drogas adictivas, en ocasiones desde los 12 años de edad.

“Para el Gobierno de la República es igualmente prioritaria la atención de la problemática derivada del uso de drogas tanto lícitas como ilícitas, ya que se ha incrementado el consumo de inhalables, marihuana, cocaína, crack, heroína, metanfetaminas, sobre todo en algunas regiones del país y en grupos de alto riesgo”, dijo.

Informó que con el fin de contar con información reciente del consumo de sustancias adictivas en México, el CONADIC, en coordinación con el Instituto Nacional de Psiquiatría, realizan la Encuesta Nacional de Adicciones en Población Estudiantil.

Añadió que se ha iniciado recientemente la Encuesta Global de Tabaquismo en Adultos, con la colaboración del Instituto Nacional de Salud Pública y de la Organización Panamericana de la Salud. “Estas dos encuestas nos permitirán, en breve tiempo, evaluar los avances de las políticas públicas”, expresó.

Indicó que se fortalecerán los 337 Centros de Atención Primaria a las Adicciones, y los 116 Centros de Integración Juvenil que conforman la red, que bajo la rectoría de la Secretaría de Salud, realizan las acciones de prevención, detección oportuna y tratamiento de las adicciones, y que a través de COFEPRIS y CONADIC se continuará la vigilancia de los establecimientos, públicos y privados, para evaluar el cumplimiento de los criterios de calidad y, en caso de incumplimiento, se tomen las medidas administrativas que correspondan.

PREVENCIÓN, PIEDRA DE TOQUE DE LA POLÍTICA PÚBLICA DE COMBATE A LAS ADICCIONES: MANUEL MONDRAGÓN Y KALB

Manuel Mondragón y Kalb, Comisionado Nacional contra las Adicciones, informó que la prevención será la piedra de toque de la política pública que habrá de impulsarse para combatir las adicciones. “Habremos de llegar a tiempo, antes de que nuestra población infantil consuma sustancias adictivas, y estaremos en los lugares precisos para trabajar con adolescentes y con jóvenes”, dijo.

Reconoció que, para ello, se necesita del apoyo de todos. “Solos no lo vamos a lograr. Una prevención efectiva requiere la corresponsabilidad institucional y social”, expuso.

Refrendó su lealtad y compromiso de cerrar filas con el Presidente Enrique Peña Nieto, “un hombre sensible y que escucha a la gente, atiende sus necesidades y renueva sus estrategias para lograr un México en paz”.

Anunció la puesta en marcha de un esquema de esfuerzos compartidos y sinergias entre los tres niveles de Gobierno, los poderes Legislativo y Judicial, fuerzas militares y navales, así como la sociedad en su conjunto, para que todos aquellos que deseen sumarse impulsen acciones con resultados concretos y medibles en el corto plazo.

Destacó que en este esfuerzo será valorada la participación de cada uno de los gobiernos estatales y del Distrito Federal. Los municipios del país y las colonias, indicó, serán la base fundamental en un concierto de acciones donde se incluirá el trabajo de maestros, académicos, estudiantes de todos los niveles, padres de familia, fundaciones, empresarios, deportistas y líderes de opinión.

Anticipó que se brindará atención especial a las demarcaciones municipales que por sus características presentan una alta incidencia y prevalencia en el consumo de sustancias de curso legal e ilegal, y con el apoyo de los gobiernos locales se fortalecerá la integración, atribuciones y funcionamiento de los Consejos Estatales y de los Comités Municipales para la Prevención de las Adicciones, “los cuales serán nuestros aliados en la implementación de las acciones que deriven de los acuerdos institucionales”.

LA ORIENTACIÓN DEL PROGRAMA FEDERAL DE SALUD, PERMITE AVANZAR CON ÉXITO EN LA ATENCIÓN DE LAS ADICCIONES: MARÍA ELENA MEDINA MORA

María Elena Medina Mora, Directora del Instituto Nacional de Psiquiatría, destacó la importancia del Programa de Prevención y Atención de las Adicciones, ya que en México la prevención y el tratamiento a estas enfermedades ha cobrado especial importancia. “Su presencia el día de hoy, señor Presidente, ratifica el importante lugar que su Gobierno ha dado a este tema”.

Dijo que el Consejo Nacional Contra las Adicciones trabajará en “nuevos modelos de prevención, con énfasis en aquellos dirigidos a la niñez, y mejores programas que atiendan las necesidades especiales de las mujeres y de los grupos en mayor rezago”, todo orientado al bienestar de las comunidades.

Medina Mora reconoció “los esfuerzos por incluir la atención de las adicciones en los problemas más amplios que incorporan el desarrollo de las comunidades” y agregó que la orientación del Programa de Salud Federal, “permite avanzar con éxito en la atención de este problema”.