Para México, el combate y la mitigación de los efectos del cambio climático es un compromiso de Estado; los costos de la inacción podrían representar hasta 20 por ciento del Producto Mundial Bruto, afirmó.

Ante el desafío de las drogas estamos reconstruyendo y fortaleciendo el tejido social, la cohesión comunitaria y el sentido de pertenencia, expuso.
Participó en la Segunda Sesión Plenaria de la II Cumbre UE-CELAC “Desafíos comunes: agenda de desarrollo post 2015; cambio climático y el problema mundial de drogas”.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, aseguró hoy que los integrantes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), “nos reunimos en Bruselas con los países de la Unión Europea para reforzar nuestros vínculos y enfrentar juntos importantes desafíos del mundo actual”.

Al participar junto con los mandatarios de América Latina y de la Unión Europea en la Segunda Sesión Plenaria de la II Cumbre UE-CELAC, titulada “Desafíos comunes: agenda de desarrollo post 2015; cambio climático y el problema mundial de drogas”, el Presidente Peña Nieto refirió tres desafíos en los que la CELAC y la Unión Europea pueden y deben sumar esfuerzos:

Primero: Agenda de desarrollo post 2015. Afirmó que México ha venido trabajando arduamente y de manera comprometida en cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio adoptados en el año 2000. “Confiamos en que a finales de 2015 tendremos un nivel de cumplimiento del 84 por ciento”, añadió.

Reconoció los importantes avances logrados a nivel mundial en cada uno de estos objetivos; sin embargo, indicó, aún hay retos importantes por superar. Dijo que el origen de los Objetivos de Desarrollo del Milenio “no sólo debe mantenerse vigente, sino renovarse y actualizarse tomando en cuenta los nuevos retos globales”.

Aseguró que México ha impulsado la incorporación de una medición multidimensional de la pobreza y de una Perspectiva General de Inclusión Social y Económica en la Agenda de Desarrollo Post 2015.

Además, se convocó a cinco talleres internacionales para generar conciencia sobre la importancia de crear oportunidades de desarrollo, en particular para los grupos que viven en mayores condiciones de marginación, exclusión y vulnerabilidad. Estas propuestas de México, añadió, están incorporadas en el primer borrador del Documento Final de la Cumbre post 2015.

Segundo desafío: Cambio climático. Expresó que para México el combate y la mitigación de los efectos del cambio climático es un compromiso de Estado. Dijo que frente a la creciente amenaza del calentamiento global “debemos actuar en conjunto, con oportunidad y determinación”. Los costos de la inacción, continuó, “podrían representar hasta 20 por ciento del Producto Mundial Bruto, diez veces más de lo que nos costaría controlar nuestras emisiones de bióxido de carbono”.

Enumeró acciones que México ha puesto en marcha para el combate y mitigación del cambio climático:

En 2012 se promulgó la Ley General de Cambio Climático y en 2013 se publicó la Estrategia Nacional de Cambio Climático, que articula las acciones de mitigación y adaptación para los próximos 40 años.

Se estableció un impuesto al carbono y un Registro Nacional de Emisiones.

En materia de cooperación internacional “contribuimos con 10 millones de dólares al Fondo Verde Climático y con 20 millones de dólares más al Fondo Mundial para el Medio Ambiente”.

México fue el primer país en desarrollo en anunciar sus Contribuciones Previstas y Determinadas Nacionalmente, con metas no condicionadas de reducción de 22 por ciento de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero y 51 por ciento de carbono negro para 2030.

El Primer Mandatario reconoció a los presidentes de Perú y Francia por los esfuerzos conjuntos realizados en su calidad de Presidente entrante y saliente de la Conferencia de las Partes (COP) del clima.

Tercero: En materia de combate a las drogas, el Presidente Peña Nieto expuso que la mejor forma de hacer frente a este problema mundial es la prevención, no sólo del consumo sino de todos los daños sociales que produce el mercado ilícito de las drogas.

“Con prevención, estamos reconstruyendo y fortaleciendo el tejido social, la cohesión comunitaria y el sentido de pertenencia”, destacó.

El Presidente Peña Nieto afirmó que México continuará fomentando la cooperación internacional: respaldará la iniciativa para realizar el próximo año una sesión especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas para abordar este tema. “Sólo a través de un debate amplio, abierto e incluyente será posible evaluar los resultados obtenidos en las últimas décadas y, más importante aún, definir un enfoque integral para su atención”, aseguró.

Mostró su confianza en que la participación de la Organización Mundial de la Salud y de la sociedad civil, generará un clima propicio para llevar a cabo un diálogo más informado e incluyente sobre este reto. Por último, el Mandatario mexicano advirtió que cada vez son más elevados los costos sociales del consumo y tráfico de drogas.

Posteriormente, el Primer Mandatario participó en la Cena en honor de los dirigentes europeos y latinoamericanos asistentes a la Cumbre a la que concurren representantes de 61 países, además de instituciones de la Unión Europea. Reúne a un tercio de los miembros de las Naciones Unidas y a casi la mitad de los miembros del G-20.