·         La resolución de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación no legaliza la marihuana. Su siembra, suministro y comercialización siguen estando prohibidas por la ley: Humberto Castillejos.

·         Como señaló el Primer Mandatario, esta interpretación constitucional nos lleva a que como país se abra un amplio debate para conocer cuál es la mejor regulación para la sustancia de la marihuana, subrayaron.

En conferencia de prensa, el Consejero Jurídico del Ejecutivo Federal, Humberto Castillejos Cervantes, y el Coordinador General de Comunicación Social de la Presidencia y Vocero del Gobierno de la República, Eduardo Sánchez Hernández, subrayaron que con la sentencia emitida hoy por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la marihuana no está legalizada en México.

Eduardo Sánchez refirió que el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, señaló que la resolución de la Corte “no abre, de ninguna manera, ni significa legalizar el consumo de la marihuana. No significa la comercialización ni el trasiego de la misma”.

Puntualizó que “hay un respeto absoluto por parte del Presidente de la República a la división de Poderes, y particularmente en este caso que ha resuelto una Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación”.

Por su parte, Humberto Castillejos subrayó que “la resolución de la Primera Sala no legaliza la marihuana. Su siembra, su suministro y su comercialización siguen estando prohibidas por la ley”.

“Lo que sí es claro, como señaló el Presidente de la República, esta interpretación constitucional de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación nos lleva a que como país se abra un amplio debate para conocer cuál es la mejor regulación para la sustancia de la marihuana”, subrayó.

El Consejero Jurídico del Ejecutivo Federal precisó que los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación hicieron los siguientes pronunciamientos:

UNO: Que la marihuana daña la salud personal y la salud pública, por lo que es constitucionalmente válido que el Estado mexicano la regule.

DOS: Que una prohibición absoluta de sembrar para consumo personal es una regulación excesiva; por tanto, reconoce el derecho de las cuatro personas que promovieron amparo, a sembrar marihuana para su consumo personal con fines recreativos.

TRES: Que el consumo que hagan estas cuatro personas no puede dañar a terceras personas; por tanto, no se puede realizar frente a otras personas sin su expreso consentimiento, ni frente a menores de edad.

CUATRO: Que las cuatro personas que fueron sujetas de amparo, por ningún motivo y bajo ninguna circunstancia pueden suministrar ni comercializar la marihuana que siembren.

Humberto Castillejos precisó que la marihuana no se legaliza por las siguientes razones:

PRIMERA: La sentencia sólo tiene efectos en las cuatro personas que se ampararon.

SEGUNDA: No se autoriza por ningún motivo y bajo ninguna circunstancia el suministro ni la comercialización de la marihuana.

TERCERA: Porque al no ser aplicable la sentencia a otras personas, sembrarla con cualquier objetivo, incluso para fines de consumo recreativo, sigue siendo delito conforme a la ley.

CUARTA: Porque debido a que se trata de un criterio aislado y no de una jurisprudencia definida, de existir futuros amparos corresponderá caso por caso al juez, al Tribunal Colegiado o a la propia Suprema Corte de la Justicia de la Nación, decidir el asunto concreto.

Añadió que “este criterio de la Primera Sala no es obligatorio para los jueces y para los tribunales colegiados del Poder Judicial de la Federación, al no tratarse de una jurisprudencia”.

Eduardo Sánchez reiteró que “la marihuana no está legalizada”, y precisó que el amparo resuelto hoy “no significa que cualquier ciudadano pueda sembrar marihuana para su consumo”.

La resolución del Poder Judicial de la Federación, abundó, “sólo atañe a las cuatro personas que promovieron el amparo resuelto”.