El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, convocó hoy a los mexicanos a que “seamos parte del México que no le tiene miedo a la transformación; del México decidido a trascender y dejar huella”.

En un mensaje con motivo de la presentación de su Primer Informe de Gobierno, el Titular del Ejecutivo Federal destacó que en los próximos meses se estará decidiendo qué historia vamos a escribir en las siguientes décadas: “es así de sencillo y así de trascendente”, agregó, al resaltar que “tenemos 120 días para que 2013 sea recordado como un año de grandes transformaciones; un año en que México se atrevió a despegar”.

“Mover a México, transformarlo de raíz, exigirá lo mejor de nosotros, pero vale la pena el esfuerzo”, subrayó, al aseverar que “tenemos claridad de rumbo, tenemos la energía y determinación para mover y transformar a nuestro país”.

En la Residencia Oficial de Los Pinos, y ante la presencia de su esposa Angélica Rivera de Peña, y de sus hijos, el Presidente Peña Nieto indicó que en los primeros nueve meses de su Administración se han empezado a transformar sectores estratégicos para darle espacio al talento, la creatividad y las opciones de los mexicanos. “La gran transformación de México sí es posible y, debo decirlo con todas sus letras: está en marcha”.

Expresó que se han tomado decisiones trascendentes con reformas concretas para mejorar la educación, para combatir los monopolios y las prácticas anticompetitivas; “lo hemos hecho, porque en México la educación de calidad, la riqueza y las oportunidades, ya no deben seguir siendo privilegio de unos cuantos”.

Apuntó que aún hay transformaciones por hacer. “Para que México crezca con fuerza tenemos que impulsar las reformas y los cambios pendientes”. En este sentido, hizo un reconocimiento a todos los que han aportado para hacer posibles las reformas y pidió a los mexicanos respaldar al Congreso para hacer realidad, en la parte que ya se ha avanzado, la Ley del Servicio Profesional Docente y la Reforma Financiera.

“También debemos apoyar al Congreso para que en los próximos meses se analice a fondo, debata y apruebe, en su caso, las Reformas Energética y Hacendaria, además de las Leyes Reglamentarias en Materia de Telecomunicaciones y Competencia Económica”.

“Si logramos concretar estas reformas México habrá dado un paso fundamental para que haya más crecimiento económico y éste beneficie a las grandes mayorías”, afirmó, luego de expresar que “como Presidente de la República es mi responsabilidad seguir impulsando estas reformas en favor de México”.

Indicó que por eso, no hará uso de la facultad Presidencial de presentar iniciativas preferentes a fin de que el Congreso pueda concentrarse en estas reformas, que son de prioridad nacional.

El Presidente Peña Nieto hizo un reconocimiento a los dirigentes de las principales fuerzas políticas por su madurez y voluntad para alcanzar acuerdos: “Han demostrado que nuestra sociedad sí es capaz de transformarse en democracia, que la pluralidad no es obstáculo, sino oportunidad para lograr cambios de fondo”.

Señaló que gracias al ambiente positivo que ha alentado el Pacto por México y, sobre todo, al trabajo responsable de los Legisladores del país, ya se han concretado reformas constitucionales en materia de educación, telecomunicaciones y competencia económica; “son conscientes del momento histórico que les ha tocado vivir y han actuado con firmeza, asumiendo la urgencia de concretar reformas que México necesita”.

Agregó que para seguir perfeccionando el sistema democrático nacional, en el marco del Pacto por México, se está construyendo una propuesta de reforma político-electoral que permita poner al día las instituciones.

El Primer Mandatario afirmó que sabía que lograr la gran transformación de México sería complejo porque hay inercias y resistencias que vencer, y expresó: “Como Presidente de la República respetaré los derechos de todos, pero también estoy decidido a usar todos los instrumentos del Estado democrático para impulsar la transformación que reclama la gran mayoría de los mexicanos”.

“Confiemos en nuestro potencial, seamos audaces y atrevámonos a dar un gran salto en nuestro desarrollo”, pidió el Titular del Ejecutivo Federal a los mexicanos, al tiempo que aseveró que “nadie conquistará la cumbre por nosotros; nosotros somos quienes tenemos que recorrer el camino hasta la cima, colaborando en equipo y con la camiseta de México bien puesta”.
El Primer Mandatario explicó que el Gobierno de la República ha decidido enfrentar múltiples desafíos al mismo tiempo: “lo hacemos así porque la ventana de oportunidad para superarlos está abierta y debemos aprovecharla”. “Es hora de creer. Juntos hagamos historia”, invitó.

Luego de recordar que el Gobierno y los mexicanos trabajan en torno a “cinco grandes metas nacionales: alcanzar un México en paz, lograr un México incluyente, construir un México con educación de calidad, promover un México próspero y consolidar un México con responsabilidad global”, el Presidente Peña Nieto destacó que la agenda de su Gobierno no es otra que velar por el bien de los mexicanos.

El Primer Mandatario apuntó que hoy queda claro que se ha optado por la ruta de la transformación; “es un camino exigente, arduo, que nos demandará grandes esfuerzos, pero, también, es el único que nos llevará al México que queremos construir”. “Tenemos todo para ser una Nación próspera con mejores condiciones de vida para cada familia”, concluyó.