-MODERADOR: A continuación, hará uso de la palabra el ciudadano Eugenio Baeza Fares, representante del Sector Agroindustrial del Grupo Bafar.

-C. EUGENIO BAEZA FARES: Con su permiso, señor Presidente de la República, Enrique Peña Nieto; y el del señor Gobernador, César Duarte.

Saludo, con respeto, a los integrantes del presídium, a los funcionarios públicos y a los empresarios que hoy nos acompañan.

Nos honra su presencia, señor Presidente, presencia que nosotros interpretamos como un sólido y contundente respaldo al sector productivo de Chihuahua.

Comienzo mi intervención haciendo un justo reconocimiento al Gobernador del estado, César Duarte, quien se ha distinguido por su genuina convicción de que las actividades primarias tienen un valor estratégico para el desarrollo de Chihuahua, y con ello, de nuestro país.

Desde el primer día de su Administración, ha demostrado su interés por regresarle la dignidad y rentabilidad al campo chihuahuense, para dar el paso cualitativo que integre la cadena de valor de nuestros productos agropecuarios, y aprovechar, como él lo ha dicho intensamente, que este es el siglo de la agroindustria.

Agradecemos al licenciado Peña Nieto, que nos brinde la oportunidad de plantearle propuestas trascendentales para el campo, que requieren el respaldo de su Gobierno.

Vemos en el Presidente de la República a un aliado que entiende la gran oportunidad que tiene el campo mexicano de posicionarse como una potencia alimentaria, en estos momentos en que el mundo atraviesa una crisis de abasto de alimentos.

Este año, padecimos en carne propia las dificultades que trae consigo vivir en un estado semidesértico. Enfrentamos la más grave sequía de los últimos 70 años. Los efectos no se hicieron esperar, y la contingencia alimentaria alcanzó a 235 mil habitantes de la zona rural, la cosecha de frijol y maíz, que era para consumo, se perdió.
Por otra parte, el sector ganadero registró la muerte de más de 400 mil vientres de ganado. Por eso, requerimos anticiparnos a la sequía y a sus lamentables efectos.

El programa para hacer frente a las contingencias de la aridez no puede tener carácter de emergente.

Todos aquí, coincidimos que en nuestro estado, el agua es un asunto prioritario por ser el elemento más estratégico para la sustentabilidad del campo y, al mismo tiempo, el más escaso.

Le transmitimos la urgencia de contar con esquemas económicos tales como las asociaciones público-privadas, que nos permitan construir infraestructura hidráulica para hacer productivo el campo.

La primera acción que necesitamos convenir entre los gobiernos y los productores del campo es, precisamente, el primer eslabón de la cadena, a través de la conservación y el mejoramiento de los suelos que nos permitan regenerar y/o recuperar nuestros pastizales que han sufrido un gran deterioro por esta sequía tan prolongada.

Para este proyecto, es indispensable construir obras de captación, alimentación, almacenamiento e infiltración de agua de lluvia.

Estas obras son determinantes para aprovechar mejor las bondades que este vasto territorio ofrece, empezando por las más de 17 millones de hectáreas de agostadero, que tiene el Estado de Chihuahua.

Hacer producir esta superficie de manera inteligente y rentable, nos da la posibilidad de incrementar la producción ganadera actual recuperando el hato ganadero que se tenía antes de la sequía, y con la recuperación de los pastizales, duplicarlo; asegurando así, la producción de cárnicos para la sustitución de importaciones, el abastecimiento de la industria local y la exportación de productos cárnicos de alta calidad a los mercados internacionales.

Para llevar a cabo este programa de mejoramiento de suelo y óptimo aprovechamiento del agua, nuestra petición, señor Presidente, es que conformemos un paquete de recursos económicos de forma tripartita, y acordemos un programa de intervención, proyectando las superficies que podamos mejorar durante los próximos seis años.

Como segunda acción. Necesitamos tecnificar el sistema de riego. El estado cuenta con más de 500 mil hectáreas de riego, pero solamente el 24 por ciento de ellas están tecnificadas. El 76 por ciento siguen siendo sin la tecnología adecuada.

La tecnología que se puede implementar, el día de hoy, en estos sistemas de riego, puede mejorar la eficiencia del uso del agua entre un 45 y un 90 por ciento. Si nosotros mejoráramos en un 45 por ciento, el 76 por ciento de las hectáreas que tenemos, podríamos regar un 45 por ciento más con la misma agua, lo que haría muy productiva nuestra área agrícola y frutícola.

Asegurada la producción de pastos, granos y el hato ganadero, necesitamos el respaldo para innovar estrategias que favorezcan la industrialización y la comercialización de nuestros productos agropecuarios.

De ahí, que la tercera acción, señor Presidente, es la conformación de una bolsa de recursos que respalden la estrategia para la consolidación de la industria agroalimentaria de Chihuahua, recursos que se destinarán a mejorar los procesos tecnológicos y de comercialización de la producción de nuez, manzana, chile, algodón, durazno, entre otros productos que somos líderes en producción en México.

En este último punto, contamos con tres proyectos estratégicos que a continuación le describo:

El primer proyecto es de la cadena de bovino. En él, aprovechamos la calidad genética del ganado de Chihuahua y evolucionamos de la exportación de ganado en piel a la exportación de productos cárnicos de alto valor agregado.

El proyecto bovino está sustentado en que somos el primer lugar nacional en producción de alfalfa, maíz amarillo y avena de forraje, ingredientes básicos para la producción de carne. Una ventaja más es nuestra condición sanitaria, la cual, mantenemos con esmero.

El proyecto, aquí, si lo vemos de una manera estructurada, venimos armando la cadena de valor del sector agroalimentario y Chihuahua llega a un punto en donde tiene la producción de ganado, la producción de forraje, la producción del maíz amarillo, la industria que industrializa a un millón y medio de cerdos, 250 mil canales de res al año, 12 millones de pavos, 70 millones de pollos y no producimos ninguna de estas materias primas para la industria. Estamos con un hueco muy grande en el eslabón de la cadena, estamos vendiendo materias primas.

Y para eso, el proyecto incluye corrales de engorda, rastro TIF, planta de alimentos, equipos de transportación, precisamente, para 250 mil cabezas de ganado, con una inversión de 130 millones de dólares.

Y lo que estamos solicitando, es que el Gobierno Federal y estatal, aporten el 25 por ciento. El 25 por ciento la IP y el 50 por ciento que se financié por la Banca de Desarrollo, que, valga de paso, considero que la Banca de Desarrollo de este país debe de sufrir una modificación importante para que realmente apoye el desarrollo del país.

Hoy, la Banca de Desarrollo es tan rentable como la Banca Comercial. Sería bueno que nuestra Banca tuviera una reforma en donde sí llegaran las tasas competitivas a los industriales y a los productores.

El segundo proyecto, es el proyecto porcícola, el cual, contempla la creación de 20 granjas para engorda de dos mil 500 vientres cada una, previstas para producir el millón y medio de cerdos que hoy se consumen y se comercializan.

Es importante decir que no vamos a producir lo que pensamos que vamos a vender. Vamos a producir lo que ya vendemos, con calidad mundial, a mercados como Corea, Japón, Rusia, Estados Unidos.

Aquí, se ocupan 200 millones de dólares. El esquema de participación entre gobiernos e inversionistas privadas es similar al anterior, incluyendo, desde luego, los métodos de participación público-privada.

El tercero y último proyecto es el avícola. Contempla una inversión de 100 millones de dólares sobre un sistema de aparcerías, que nos permite integrar a pequeños productores para la producción de 60 millones de pollos y 12 millones de pavos al año.

Son metas ambiciosas, ciertamente, pero no imposibles de cumplir. Ya tenemos mucho tramo avanzado y los proyectos están a nivel ejecutivo, y han sido elaborados entre el gobierno del estado y los empresarios. Sólo estábamos esperando su arribo al Gobierno, señor Presidente, para lanzarlos.

La derrama de beneficios de estos proyectos es evidente. Se generarían 54 mil empleos, detonaríamos una derrama económica por más de 16 mil millones de pesos, duplicaríamos el hato ganadero del Estado de Chihuahua, y lograríamos un incremento porcentual del PIB agroalimentario del estado, en cerca de un 40 por ciento.

En Chihuahua tenemos una arraigada cultura de trabajo, una experiencia acumulada por siglos para hacer producir la tierra aún en las circunstancias más adversas y, también, la mente abierta para innovar y para integrar nuevas tecnologías a las cadenas productivas.

Señor Presidente:

Mucho nos alienta saber que los mexicanos hemos depositado nuestra confianza en un hombre que reconoce el papel estratégico que el campo tiene para el desarrollo económico del país, que valora a la gente del campo, porque sabe trabajar y producir su propio empleo.

Confiamos, plenamente, en su capacidad para guiar el rumbo de nuestro país. Y en su visión, por hacer del campo un sector próspero y altamente productivo, acorde a los tiempos actuales.

Agradezco la oportunidad de compartir, con usted, nuestra perspectiva de desarrollo que tanto anhelamos para Chihuahua. Lo digo como empresario y como ciudadano comprometido con el progreso de esta tierra que tanto cariño le tengo y, de la cual, me siento profundamente orgulloso.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Toma la palabra la ciudadana Alejandra de la Vega Arizpe, representante del sector manufacturero, miembro del Consejo de Desarrollo Económico de Juárez.

-C. ALEJANDRA DE LA VEGA ARIZPE: Es honor saludarlo, señor Presidente, licenciado Enrique Peña Nieto.

Saludo, con mucho respeto, a nuestro Gobernador, licenciado César Duarte Jáquez; amigos del presídium; amigas y amigos.

Agradecemos la visita del Presidente a nuestro estado. Lo recibimos con gran afecto y reconocemos su compromiso con el desarrollo social y económico de Chihuahua.

A nombre del sector industrial, le hago saber que su presencia significa, para nosotros, un importante respaldo de su Gobierno para nuestra actividad.

Un filósofo decía: Geografía es destino. El Estado de Chihuahua tiene una posición privilegiada en el Centro de la Frontera Norte, junto al mercado más grande del mundo. Eso nos pone en un punto geográfico clave de entrada y salida de México, que debemos explotar mejor.

Celebro que el tema económico sea el centro de esta jornada de trabajo, en donde queremos mostrar, a usted, las ventajas y beneficios que traerán los distintos proyectos que tiene para impulsar la inversión en infraestructura en el estado, sobre todo, en Ciudad Juárez, que es la puerta de entrada de nuestro querido México.

Es importante que estamos aquí, hablando del desarrollo de la industria en el país, resaltar que el proceso de industrialización en México inicia, precisamente, en este estado, en la frontera, en donde, a finales de los años 60, encontramos una vocación que ha ido fortaleciéndose en las últimas décadas.

Tan sólo en el año de 2011, Chihuahua ocupó el segundo lugar nacional en exportaciones, sólo por debajo del Distrito Federal, con un total de 42 mil millones de dólares, superando por más de tres puntos porcentuales a Nuevo León y a Baja California.

Esto muestra, firmemente, la vocación industrial y exportadora de Chihuahua y la gran oportunidad que tenemos de potenciar a empresas locales para incrementar la proveeduría a la industria manufacturera de exportación.

Así, señor Presidente, me permito informarle que el sector empresarial de Chihuahua está listo para lograr establecer una agenda de trabajo con su Gobierno, para que, juntos, logremos mejorar las condiciones de todos los chihuahuenses, que juntos logremos elevar la calidad de vida a través de más y mejores empleos. Si logramos que ganen más los que ganan menos, ganamos todos.

La primera idea que quiero compartir con ustedes es la imperiosa necesidad que tenemos de mejorar sustancialmente nuestra infraestructura logística, para ser más competitivos en la radicación de empresas de alto valor agregado en nuestro estado.

En este apartado, el sector de manufactura tiene especial interés en la consolidación de dos ejes estratégicos, que posicionarían a Chihuahua como un punto de atracción para las inversiones de empresas de última generación.

Por esto, queremos impulsar un Plan Integral para la Modernización y Competitividad en las Aduanas, que consiste en la modernización tecnológica y de infraestructura, de las instalaciones y del servicio, logrando un flujo que haga del Norte del estado, el principal punto de intercambio comercial de este país.

Con esto, podremos integrar, además, un monorriel de carga que permita transportar mercancías entre Juárez y El Paso, permitiendo elevar la competitividad del comercio exterior en la frontera.

Cabe mencionar que la infraestructura que se encuentra del lado americano, hablando de vías ferroviarias, es de las más competitivas en Estados Unidos, debido a que se encuentren las líneas de Burlington y de Union Pacific, siendo de las más importantes de ese país, por lo que brinda a nuestra frontera, la oportunidad de potenciar esta ventaja competitiva.

Otro proyecto fundamental para lograr consolidar a Chihuahua como el nodo logístico más importante del país, es el de concretar el corredor económico del Norte de México. Por lo que solicitamos, respetuosamente, señor Presidente, sean integrados, ambos proyectos, como prioridad en el Programa Nacional de Infraestructura 2013-2018.

Esta petición está justificada plenamente por la necesidad de optimizar tiempos y movimientos, en una reunión estratégica para la economía mundial.
Con Chihuahua en el centro, las manufacturas tendrán canales claves de circulación tanto hacia los países de la llamada Cuenca del Pacífico, como hacia los Estados Unidos, Europa y el resto del mundo, por el Golfo de México.

El proyecto ejecutivo incluye comunicaciones, carreteras, ferroviarias y estaciones multimodales. Su financiamiento suma la participación de los sectores público y empresarial y se ha diseñado como un instrumento operador, un fideicomiso público-privado.

Este proyecto es fundamental para potencializar las fortalezas económicas de las distintas regiones del Norte de México. Y cuenta ya, con el respaldo de los siete gobiernos involucrados en el tema.

Con relación al proyecto del Monorriel Juárez-El Paso, me permito informarle que esta es una infraestructura logística dedicada a la transportación de carga entre los dos países y, está previsto que se localice en el Puente Internacional Zaragoza.

Además de la alta eficiencia en el intercambio de mercancías, este monorriel permitiría una reducción de costos de importación y exportación, seguridad en la carga, así como flexibilidad de implementar el proyecto.

Además de sus beneficios para el comercio internacional y el significativo aumento en competitividad para Chihuahua es, en opinión de los expertos en el tema industrial, un factor importante para atraer el establecimiento de una planta armadora automotriz en la zona binacional Chihuahua-Texas-Nuevo México.

Por tal motivo, señor Presidente, nuestra segunda petición es contar con su respaldo para generar las condiciones necesarias para que empresas privadas desarrollen esta inversión como lo son los derechos de uso de vía, correspondientes a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, así como los permisos necesarios que faciliten negociar, en Washington, lo correspondiente al lado americano.

Por lo que su gestión es fundamental para lograr el éxito de este importante proyecto. Aunado a esto, si empatamos esta serie de proyectos con la declaratoria de Zona Libre como una zona estratégica de desarrollo para Ciudad Juárez, lograremos hacer del Estado de Chihuahua el más competitivo para la industria y el comercio.

Éste, ha sido un anhelo de muchos años para los chihuahuenses. Cuando se lo expusimos, hace unos meses, resultó de interés, para usted, tanto que fue uno de los compromisos con nuestro estado.

Por eso, nuestra tercera petición es que, a través de su Gabinete Económico, instalemos una comisión de trabajo conjunta, empresarios y Gobierno, para agilizar el análisis y los trámites necesarios para que este proyecto deje de ser un sueño y se convierta en una realidad, que facilite la atracción de mayores inversiones, generando mayor competitividad.

Nuestra cuarta petición. Es que en su proyecto de rescatar el sistema ferroviario del país, quede incluida la modernización de los ferrocarriles Chihuahua al Pacífico, siendo éste uno de los pocos que aún conservan el servicio de pasajeros y de Ferrocarriles Nacionales de México. Que éstos queden considerados en su Proyecto Nacional de Modernización Ferroviaria. Restablecer el sistema férreo del país es, sin duda, una estrategia clara de competitividad para México.

Un quinto proyecto. Que, también, requiere de su apoyo. Es Navidad. No. Es la conclusión del Aeropuerto de Creel, la modernización del Aeropuerto de Valle de Allende y de Casas Grandes, y la construcción de las aeropistas de Delicias y Ojinaga, para poder eficientar el tráfico aéreo y, con ello, impulsar las actividades industriales, mineras, forestales y turísticas, en las distintas regiones del estado en función de su vocación productiva.

Estos proyectos de infraestructura deben ser aprovechados para que, a través de los proyectos de asociación público-privado, logremos empresarios y Gobierno, incentivar y multiplicar la inversión en el estado.

De igual manera, señor Presidente, le solicitamos respetuosamente, como sexto proyecto, la asignación de una partida de recursos federales para construir los parques de innovación y transferencia tecnológica en las ciudades de Chihuahua y Juárez.

Estos parques nos permitirán una capacitación más avanzada del capital humano, y serán un factor que atraigan a nuestro territorio empresas de tecnología de alto valor agregado, así como centros de investigación nacionales y extranjeros, que permitan la generación y aprovechamiento de conocimiento, en las áreas productivas más importantes de nuestro estado.

La séptima petición, y aún hay más, es el apoyo del Ejecutivo Federal para financiar el establecimiento de un parque industrial que reúna las condiciones idóneas para el desarrollo del Cluster Aeroespacial.

Este parque, que nos ayudará a consolidar a Chihuahua como líder de la industria aeronáutica en México, nos facilitará el establecimiento de la ensambladora de aviones comerciales Boeing, con el consecuente beneficio económico para las familias chihuahuenses.

Así como, también, nos apoye a través de la Secretaría de Economía Federal y ProMéxico, para la atracción de una armadora automotriz a Ciudad Juárez, ya que esto, permitiría integrar la cadena de valor automotriz que, desde hace más de 40 años, se ha ido consolidando en esta frontera, y que actualmente, genera más de 85 mil empleos.

Para finalizar. Queremos comentarle que, con el liderazgo y la acción determinada en materia de seguridad de nuestro gobernador, coordinado con los tres niveles de Gobierno y la sociedad civil, se han mejorado, considerablemente, los indicadores más importantes en el tema de seguridad. En la frontera Norte, donde teníamos los problemas más agudos, llegamos a descender hasta un 70 por ciento, en los últimos seis meses.

Sin duda, tenemos retos por delante, en este tema. Pero, quisiera hacer la última petición, señor Presidente, y es que usted nos haga el honor de encabezar el lanzamiento de una campaña que muestre la imagen del Juárez que hemos recuperado.

Chihuahua vive. Tenemos que aprovechar los grandes avances que hemos tenido, por lo que resulta fundamental que, de manera conjunta, lancemos esta estrategia a través del Gobierno Federal.

Señor Presidente de la República, Enrique Peña Nieto:

Éstos son los proyectos más relevantes que tenemos para apuntalar las potencialidades que le dan identidad a este querido estado.

Confiamos en que usted sabrá apreciar la trascendencia que cada uno de ellos tiene para el desarrollo de nuestra entidad. Y confiamos, también, en que nuestras peticiones serán atendidas con la eficacia que le caracteriza.

Quiero hacer un público reconocimiento al Gobernador del estado, César Duarte, por el particular interés que ha tenido en el sector industrial. Los empresarios de Chihuahua estamos listos para lograr la transformación que sabemos quiere para nuestro estado.

Señor Presidente:

El destino de las naciones es decidido por sus propios liderazgos.

Muchas gracias y Feliz Navidad.

-MODERADOR: Tiene la palabra el ciudadano José Luis Armendáriz Baylón, representante del sector comercial, Presidente de INDEX Juárez.

-C. JOSÉ LUIS ARMENDÁRIZ BAYLÓN: Alejandra. Ya no me dejó nada.

Señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto. Sea usted bienvenido a esta su casa, el estado grande que le abraza con afecto.

Señor Gobernador del Estado, licenciado César Duarte Jáquez; señores miembros del presídium; señoras y señores servidores públicos Federales, estatales y municipales; estimados amigos y colegas empresarios.

Quiero agradecer este foro que se abre a la participación de ciudadanos, que queremos emprender acciones para potenciar las fortalezas económicas de Chihuahua, elevando la competitividad del estado, por medio de sus vocaciones regionales.

Quienes nos dedicamos al comercio, sabemos reconocer estas señales como un potencial. Como detonador económico para Chihuahua y para la región Norte de México, avalados por estudios importantes, sin duda, como el de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Humano, los análisis de la Organización Mundial para la Cooperación y el Desarrollo, así como el Informe Yazaki, para Chihuahua.

Mientras que el panorama económico mundial es complejo, México registra un crecimiento de alrededor del tres por ciento y, sin lugar a dudas, este desarrollo económico, lo dinamiza una sana y eficiente actividad comercial.

Los beneficios de esta positiva situación macroeconómica de México deben de reflejarse en los bolsillos de las personas y las familias. Por eso, insistimos en que la economía de nuestro país tiene que ser lo suficientemente competitiva para generar empleos bien pagados, que arraiguen el valor por el trabajo, ofreciéndoles a nuestros jóvenes, hombres y mujeres, una buena calidad de vida.

En materia comercial, los chihuahuenses contamos con un capital humano capacitado al más alto nivel de los estándares internacionales. Con buena infraestructura de comunicaciones y con una oferta educativa de calidad que garantiza su cobertura universal, desarrollo profesional y consolidación de sus fuentes de trabajo.

Reconocemos el esfuerzo, sin precedentes, que ha realizado el gobierno del estado a cargo de nuestro buen amigo César Duarte Jáquez, para abrir nuevas universidades, tan así como nueve, solamente, universidades tecnológicas, 10 nuevos colegios de bachilleres.

Gracias a ello, en nuestro estado no hay rechazados. Todos los jóvenes chihuahuenses tienen oportunidades para seguir fortaleciendo su formación, su crecimiento. Nadie se queda sin estudiar en Chihuahua.

Además, tenemos la fortuna geográfica de estar ubicados en una ruta comercial necesaria y obligada, tanto para el mercado nacional y, sobre todo, para el global e internacional. Pero esta condicionante, no garantiza que seamos más competitivos.

Por ello, a nombre de los comerciantes del estado, señor Presidente, le comparto, para su conocimiento, algunos de los proyectos estratégicos que requieren el apoyo de su Administración. No serán tantos puntos, como los de Alejandra, pero sí serán muy concretos.

El Gobernador César Duarte, junto al brazo colaborativo de los Alcaldes, tiene la voluntad de emprender obras de gran calado y trascendencia humana, económica y social que impacten, aún, en la próxima década y, para los cuales, cuenta con el apoyo irrestricto de la iniciativa privada.

Pero necesitamos, también, el concurso del Gobierno Federal para concretarlos, algunos de ellos, en el corto plazo. En este sentido, señor Presidente, le pedimos la aportación de recursos Federales para la construcción de los Centros de Convenciones y Exposiciones de Ciudad Juárez, un proyecto largamente acariciado por nuestra ciudad. Un Centro de Convenciones digno y eficiente, asimismo, para la capital del mundo, para Parral y para Cuauhtémoc.

Estos centros son factor clave para el intercambio empresarial. La vecindad con el mercado internacional más importante para México y para el Estado de Chihuahua, nos da una ventaja estratégica en la realización del llamado turismo de negocios, ya que con estos eventos vendrán a impulsar fuertemente el potencial económico que al día de hoy, espera aún ser más activado en beneficio de los ciudadanos, de las mujeres y niños, y de todo aquel hombre de buena voluntad.

Necesitamos que dichos centros de convenciones sean modernos, competitivos, equipados y con alta tecnología, así como de estándares internacionales.

También, le pedimos su respaldo financiero, señor Presidente, para que su Gobierno nos ayude a regenerar los centros históricos de Ciudad Juárez, Chihuahua, Parral, Delicias y Cuauhtémoc.

Tenemos ya identificadas y desarrolladas, a nivel ejecutivo, un conjunto de obras para rescatar el patrimonio construido. Algunas de estas obras ya en proceso y estamos muy entusiasmados de la rehabilitación económica que estos centros históricos están experimentando. Con ello, nuestra historia, hoy en día, tiene futuro.

Por nuestra parte, desde el sector privado, estamos haciendo la parte que nos corresponde y así, apoyar fuertemente la actividad turística, comercial, industrial y de servicio.

Señor Presidente:

Ante la oportunidad que a través de su Gabinete Económico se instrumente una política pública que fomente la proveeduría local a la industria por medio del Centro Nacional de Desarrollo de Empresas Proveedoras, CENADEP, que impulsa fuertemente, desde Ciudad Juárez, un proyecto de gran nivel para este gran país.

Por ello, señor Presidente:

Somos capaces de construir, y construir nuestro futuro a partir de políticas públicas encaminadas en este propósito.

Somos el primer estado del país que se nos da no sólo las posibilidades claras, sino que se discute, hoy en día, en el Congreso local, la primera Ley en México en apoyo concreto para la identificación, evaluación y desarrollo, consolidación de las cadenas de valor de las manufacturas de productos que nuestro país exporta al mundo.

Sugerimos que esta política de apoyo al comercio pueda replicar las acciones tomadas ya por el Gobierno del estado, al ofrecer una reducción del impuesto sobre nómina para las empresas que incorporen proveedores locales.

Nuestra meta para los próximos seis años, es superar la integración del 3.3 por ciento de proveeduría local, en la actualidad, la industria maquiladora y manufacturera de exportación, en todo el país se encuentra a niveles de hace más de 30 años.

Ahora bien. Para que los comerciantes, los empresarios, los industriales y los prestadores de servicio, tengamos la capacidad de constituirnos en proveedores de la industria maquiladora y manufacturera de exportación.

Para ello, necesitamos incrementar la calidad de nuestros productos, reorientar nuestras capacidades de manufactura, ser evaluados por el CENADEP, el Centro Nacional de Desarrollo de Empresas Proveedoras, mismo que ya inició operaciones en Juárez, Guadalajara, Querétaro y Monterrey.

Y lo más importante, certificarnos como proveedores globales, es decir, no sólo ser proveedores de una empresa, sino sectores completos como el automotriz, aeroespacial, eléctrico, electrónico y médico.

Por eso, le pedimos, señor Presidente, que las MiPyMES se vean beneficiadas con recursos económicos claros del Fondo del Emprendedor que, recientemente, usted anunció.

Esos recursos, le aseguro que serán justamente aplicados, inteligentemente, para ampliar dichos negocios, para profesionalizar su quehacer, para fomentar la unión entre sectores productivos y así, incorporar tecnología e innovación, en los procesos de manufactura.

Señor Presidente Peña Nieto.

Señor Gobernador César Duarte Jáquez:

Los comerciantes, empresarios e industriales de Chihuahua y de México, hemos enfrentado adversidades poco comunes en la última década. La inseguridad y la crisis financiera internacional han formado un binomio complejo de asimilar.

Aun así, seguimos de pie y dando nuestra mejor cara para el bienestar de todas nuestras familias y las familias de cada uno de nuestros trabajadores y socios, que, también, son nuestra responsabilidad.

Por ello, en estos tiempos nuestra moneda de cambio ha sido el emprendimiento, la perseverancia, la creatividad, alinear los esfuerzos y, sobre todo, el trabajo en equipo.

Sabemos que el sector privado de nuestro estado contará con el apoyo de su Gobierno, lo tenemos claro, para redimensionar nuestras fortalezas que permitan reconstruir el potencial económico que requerimos para crecer aún más.

En nuestras manos, está el poder y el potencial para seguir siendo mejores. Y para poder aportar valentía, nobleza y lealtad al progreso de nuestro querido México.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Toca el turno en la palabra al licenciado César Duarte Jáquez, Gobernador del Estado de Chihuahua.

-GOBERNADOR CÉSAR DUARTE JÁQUEZ: Muchas gracias.

Muy buenas tardes.

Siento una profunda emoción. Muchas veces estuvimos esforzándonos, enfrentando retos. Cuando llegamos al Gobierno, señor Presidente, nos encontramos, como aquí se ha dicho, con la peor sequía. Luego, nos llegó una helada de 25 grados bajo cero, dos días seguidos. Acabó con todo lo que había dejado la sequía. Y arriba de la sequía y de la helada, llegó otra sequía.

Pero gracias a que los chihuahuenses tenemos bien templado el carácter, las distancias, lo agreste del territorio. A veces la lejanía que, ahorita usted ha centrado muy bien, la distancia política que tiene, hoy, Chihuahua con México, y se lo agradecemos, señor Presidente.

Pero, esa distancia, se nos ha traducido, a veces, en incomprensión. Es común que cuando llegamos los norteños, y lo sabe muy bien el señor Secretario de Economía, que siendo de Nuevo León, que nos quejamos juntos, muchas veces, como Diputados Federales que fuimos, y agradezco mucho la presencia del señor Secretario, de su trabajo aquí. Sabemos que llegamos al Centro y en los escritorios oficiales, por lo general, nos dicen: Son norteños, son ricos y desarrollados.

Y esta es una tierra de contrastes, contrastes inadmisibles. Tenemos la ciudad que tiene el quinto lugar en desarrollo humano. En desarrollo humano, en los índices de desarrollo, la quinta ciudad en calidad, que es la capital del estado. Y en contraste, tenemos la segunda población más pobre del país, según el INEGI, Batopilas, la tierra de don Manuel Gómez Morin.

Ese contraste habla de una realidad que vivimos en Chihuahua. El rezago que por más de 300 años han venido viviendo los originales de esta tierra, los rarámuris, los tepehuanes, los guarijíos, los pimas; la apertura que ha tenido esta tierra para recibir a menonitas, para recibir mormones, para recibir a tantos y tantos mexicanos que, a veces, no encontraron oportunidad en sus tierras y en nuestro estado, particularmente, en Juárez, encontraron un espacio de trabajo y de oportunidad.

Eso es Chihuahua. Pero Chihuahua, a pesar de las dificultades, nos preparamos muy bien para su llegada, señor Presidente. Y no es un dicho, es una expresión muy bien fundada.

Le voy a decir por qué.

Cada uno de los proyectos que hoy se han planteado aquí, absolutamente todos tienen sustento en una investigación, en un estudio que, con elementos técnicos, han generado las condiciones absolutas de probabilidad de éxito.

En infraestructura, Chihuahua tiene una infraestructura muy sólida. Tenemos, sin duda, la autopista más grande del país que cruza desde Ciudad Juárez hasta los límites de estado con Durango.

Y tenemos prácticamente instalado, hoy, un nuevo gasoducto que cruza, también, toda esa distancia, que apenas se está construyendo el segundo tramo, pero que ya está licitado.

Pero tenemos, desde hace 40 años, la vocación que le dio al mundo la nueva industria manufacturera que se consolidó desde Ciudad Juárez.

Esa vocación y esa visión, también, nos ha llevado a que hoy estemos calificados por Yazaki, la segunda corporación internacional más importante de Japón en manufacturas, somos los más competitivos del mundo para atender en bienes de consumo el mercado norteamericano por nuestra ubicación geográfica y por nuestra calidad en la mano de obra.

Y perdón por la expresión, pero en Chihuahua no queríamos seguir compitiendo con el mundo en el mercado de los salarios miserables. Queremos competir, y para eso nos hemos preparado, con el mundo, con mano de calidad bien preparada.

Por eso, la manera tan decidida con la cual llevamos la construcción y consolidación de 38 instituciones de educación media y superior en todo el estado y, que hoy, por tercer semestre, señor Presidente, no tenemos un solo rechazado ni de bachillerato ni de universidad.

No es un tema sencillo de decir, ni de asumir un compromiso, pero la carga hace andar al burro, señor Presidente. Sin duda, el reto era mayor y teníamos que estar preparados, precisamente, con esta visión. Una visión que nos permitiera ofertar mano mejor calificada.

Hace un mes, Labinal vino y abrió una planta nueva, en una extensión de la industria aeronáutica, y ya ocupó, por primera vez, el 100 por ciento de los empleados son ingenieros, 300 ingenieros para esa planta.

Ya en Chihuahua, no sólo se fabrican y se manufactura los cableados del avión, también, se diseñan. Ese grado de confianza se ha logrado tener en Chihuahua y es la capacidad de la industria.

Aquí se fabrican fuselajes completos de jets ejecutivos: Minecraft, Cessna. Labinal, todas las cadenas de valor, fabricación, incluso, de turbinas. Tenemos, verdaderamente, el clúster mayor y el liderazgo en el país de producción, en la industria aeronáutica.

Y en la industria automotriz, tenemos una clara expansión. Hace una semana Ford nos anunció el crecimiento en la producción de su manufactura de motores, de su fabricación de motores aquí, y van a crecer en un año, el 30 por ciento de la producción. Vamos a estar cerrando el 2013 con la producción de 451 mil motores de Ford aquí, en su Planta de la Ciudad de Chihuahua.

Son 11 industrias manufactureras que están abriendo al cerrar el año. Son extensiones de otras empresas. El crecimiento de los servicios y el comercio se ha consolidado, se ha recuperado plenamente.

Los indicadores, por ejemplo, de Comisión Federal de Electricidad. El Director General nos visitó hace unas semanas, y nos dijo: Es increíble ver cómo el consumo de electricidad comercial en el estado creció un 10 por ciento el primer semestre. La media nacional es un 2.8, lo que indica la recuperación del comercio y los servicios que están reabriendo o abriendo nuevos negocios en Chihuahua.

El empleo se ha consolidado. Estaremos cerrando el año con 50 mil nuevos empleos. 50 mil empleos, según el Seguro Social. Si a eso le sumamos, esta mañana escuchábamos las cifras, los 35 mil nuevos estudiantes, y los ocho mil que se equivocaron y están procesados en las cárceles de nuestro estado.

Estamos hablando de 93 mil personas menos en el ocio, menos al alcance del delito, menos al alcance de la delincuencia organizada, que de nada nos servía meter a tres mil personas a la cárcel, cuando ya éstos estuvieran repuestos en otros frentes. Esa es la manera en que los chihuahuenses hemos construido la solución paulatina al problema de inseguridad.

Por eso, señor Presidente, decirle que estábamos listos, pero escucharle. Se lo dije en Campo Marte. Cuando vi al señor Presidente en Palacio Nacional, que dirigió su mensaje a la Nación, le cayó muy bien la banda. Lo vi muy bien montado.

Pero, además, cuando nos dice que está echado para adelante, sin duda demuestra que está echado para adelante.

Si lo dijera de otra forma, y con un público distinto, señor Presidente, sonaría, simple y sencillamente, a una cortesía de expresión. Pero mis paisanos saben, desde el 1 de julio, que les he dicho a todos la gran esperanza que tenemos en usted, que es un hombre de valor, de carácter, que no conoce usted de ataduras ni de prejuicios, que perdona y que tiene la visión hacia adelante.

En ese sentido, constituirnos en su mejor aliado. Permítame, aquí, una indiscreción, en el que siempre me ha dicho su cariño, su identidad y su compromiso con Chihuahua, señor Presidente. Se lo agradecemos.

El diagnóstico que nos hacía Eugenio Baeza; las peticiones que sonaron a Navidad de Alejandra; la posición de José Luis Armendáriz, no es un discurso unitario, unilateral, o simple y sencillamente, un cúmulo de ideas en las que a ver qué sale.

Insisto y lo ratifico, porque he estado en cada uno de los frentes. En este evento, señor Presidente, están los 67 Consejos de Desarrollo Económico del Estado. Aquí están los actores que hacen la economía de nuestro estado. Están los académicos de cada una de las instituciones de educación media y superior de nuestro estado. Están los actores fundamentales que promueven la inversión y activan, en ese sentido, la economía de cada región, porque Chihuahua con esta extensión que tenemos, y que me perdone Aguascalientes, pero ya él mismo lo dice.

Somos el pequeño gigante, dice Aguascalientes, porque yo he dicho que cabe Aguascalientes 50 veces adentro de Chihuahua. De ese tamaño es el potencial que tenemos en minería, en turismo, en la rama forestal, en la ganadería, en la agricultura, en la industria, en la agroindustria, en los servicios, en el turismo, que nos permite, en ese sentido, a este 12 por ciento del territorio nacional, con el tres por ciento de la población, tener una capacidad extraordinaria, sólo con una cifra mayor: 900 kilómetros de frontera tiene Chihuahua con los Estados Unidos.

Esa puerta de entrada al mercado más grande, convertirnos en el paso obligado de las mercancías de Asia a los Estados Unidos. Consolidar el proyecto del eje económico del Norte, en la que en siete estados, señor Presidente, usted lo sabe, le hemos planteado detonar infraestructura.

A nosotros, nos urge el Puerto de Mazatlán. Nos urge consolidar el Puerto de Escala que se tienen proyectos, también, que hemos financiado los siete estados socios de esta organización, porque, simple y sencillamente, nos metemos a competir.

Hoy, en Long Beach, California, señor Presidente, se tardan siete semanas en descargar un buque de contenedores, y los costos de maniobra en California cuestan. Pero, además, de Long Beach, California, a Chicago, es más lejos que de Mazatlán a Chicago, y pasan por Chihuahua.

Aquí el punto, a lo que se refería Alejandra, del monorriel para la transferencia de contenedores que sea, ahora sí, que armónica la revisión aduanal norteamericana-mexicana, más seguridad, más agilidad. Nos haría el puerto fronterizo más competitivo del país. Pero, además, tendríamos la atracción absoluta de consolidar una infraestructura en torno al mercado más grande del mundo y los productores más grandes del mundo.

El valor agregado a nuestros productos primarios, también, significan en que producimos grano, por un lado, producimos los mejores forrajes y lo vendemos; y, por otro lado, producimos becerros y no los desarrollamos, los tenemos que vender, porque no tenemos la infraestructura del valor agregado.

Importamos más de dos millones de puercos al año, que, perfectamente, los pudiéramos producir aquí, en Chihuahua. Importamos casi 20 millones de aves, que las podemos producir en Chihuahua. Nuestros tarahumaras tienen vocación y conocimiento para ese tipo de producción.

Y queremos armar con el potencial que nos debe dar la Banca de Desarrollo, que lo hemos compartido, señor Presidente, y, sobre todo, nos ilumina con una gran claridad, su visión de apostarle a los proyectos productivos para, con ello, desterrar el hambre.

Usted ayer, señor Presidente, tuvo una frase excepcional en el Consejo de Seguridad. Usted dijo que va a estimular a quien haga las cosas bien. Y me parece que es el más elemental de los actos de justicia que puede hacer la autoridad.

Si nosotros alimentamos, como lo hacemos en Chihuahua, competitivos, ser mejores, merecemos ese apoyo y sé que nos lo va a dar.

La historia ha acreditado el valor de Chihuahua, señor Presidente. Aquí, fue sacrificado, y nos hizo el honor de hacer guardia en donde fue sacrificado, el Padre Hidalgo. Aquí, fue enjuiciado y sacrificado.

Aquí, se refugió el Presidente Juárez. Ciudad Juárez lleva su nombre, porque desde ahí, defendió la República. Aquí, en la capital del estado, el Presidente Juárez guarda un lugar en cabildo, porque él pidió que cuando concluyera su lucha por la República quería servir a esta noble ciudad como regidor, como un honroso regidor del Municipio de Chihuahua.

Cuando se despide Juárez de Chihuahua y del Coronel Joaquín Terrazas, le dice: Nací oaxaqueño, moriré chihuahuense.

Así le aportó a Chihuahua, Chihuahua a la Nación la defensa de la República.

Villa, desde aquí, hizo la trinchera por la Revolución. Hay estados que se conocieron la Revolución. En Chihuahua hubo balazos desde antes de la Revolución, hasta después de la Revolución.

Hay una frase que no gusta mucho, señor Presidente, a nuestros vecinos, pero dice: Chihuahua puso los muertos y nuestros vecinos de Sonora y Coahuila, los Presidentes.

Chihuahua le ha aportado hoy. En el tema del agua, señor Presidente, lo hemos platicado, somos el único desierto en el mundo que exportamos agua.

A nosotros nos obligan a pagarle a los Estados Unidos el agua que nos entregan para regar el Valle de Mexicali y el Sistema de Riego de San Luis Río Colorado.

Y no nos rajamos.

Sabemos que la oportunidad que se nos da, la aprovechamos. No queremos pedir dado, señor Presidente. Sabemos que las condiciones y la dinámica de la economía de un país, no puede ser irresponsable, pero también, sé sus alcances.

Sólo le pido lo que le dije en corto: Ténganos en la brújula en todos sus proyectos. Aquí, va a encontrar los mejores aliados para hacerlos dar fruto. En Chihuahua sabemos hacer, producir el desierto.

El hecho de que venga hoy, el señor Presidente, es una muestra del cariño que nos tiene. Una respuesta a un estado que entendió con una gran esperanza su oferta política, y vimos, en su liderazgo, la esperanza de México.
Chihuahua cumplió plenamente en expectativa y con creces el respaldo que todos, los 67 municipios del estado, le dieron en el triunfo a Enrique Peña Nieto. Por eso, ese gesto de estar hoy aquí, señor Presidente, se lo agradecemos, pero, además, sé de su respaldo.

Muchas gracias por acompañarnos, señor Presidente, y a trabajar. Estos proyectos que algunos con recursos privados, otros con públicos-privados, otros bastante caritos, por cierto.

Hay un proyecto que nos costó más de un millón de dólares, pero que ya está listo, está listo para que usted nos diga en cada dependencia dónde ponerlos, y estamos listos porque hemos dicho una cosa, señor Presidente, el 2013 es el Año de Chihuahua, y usted, va a ser su padrino.

Nos preparamos en materia de seguridad porque no hay actividad económica que florezca con inseguridad. Nos preparamos con infraestructura educativa y la cobertura universal, porque queremos competir por los mejores espacios y los mejores salarios, porque queremos abatir de origen, el rezago que es a partir de la educación.

Apoyamos, con todo, el proyecto de Reforma Educativa, señor Presidente, que genera una gran esperanza y muestra su valentía de cómo enfrentar los problemas de a deveras.

Hemos arrancado algunos proyectos, que sé que nos va a decir, vámonos, el Aeropuerto de Creel, otros aeropuertos, carreteras, que se llevan avanzadas. Nunca vamos a pedir lo que no necesitemos. Por una razón, en el desierto se sabe administrar muy bien lo que se tiene, porque se sabe que se depende de ello para vivir.

Por eso, aquí, lo que usted invierta, será muy bien invertido. Y siempre estaremos muy reconocidos de ese apoyo.

Gracias, señor Presidente.

Felicidades por estar hoy en Chihuahua.

Gracias a todos por estar aquí, porque, sin duda, el 2013 será el Año de Chihuahua.

Chihuahua vive.

Que el cielo bendiga a Chihuahua.

Y que el cielo bendiga al señor Presidente.

Gracias.