Excelentísimo señor Presidente del Septuagésimo Periodo de Sesiones de la Asamblea General.

Excelentísimas señoras y excelentísimos señores Jefes de Estado y de Gobierno.

Distinguidas y distinguidos Delegados.

Señoras y señores:

Qué mejor manera de conmemorar el 70 Aniversario de la Organización de Naciones Unidas, que renovando la esperanza de un futuro de oportunidades para todos los países del mundo.

México celebra la adopción de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Se trata de un acuerdo histórico para la humanidad, en favor de la inclusión social, la prosperidad compartida, la protección ambiental, el respeto a los derechos humanos y la paz universal.

Los 17 objetivos y las 169 metas de desarrollo sostenible de esta agenda, reflejan la voluntad y el compromiso de las naciones para responder a los complejos desafíos sociales y económicos, y ambientales, de nuestro tiempo.

Es claro que no hay soluciones fáciles, ni caminos cortos para resolver los problemas de la humanidad.

Los cambios positivos y duraderos que necesita el mundo actual sólo se pueden lograr con responsabilidad, perseverancia y trabajo conjunto.

Esa es, precisamente, la esencia de la Agenda 2030: conformar una alianza global, seria y de largo aliento, sustentada en los valores y las aspiraciones que dieron origen a la Organización de las Naciones Unidas.

Este trascendente documento es fruto de un diálogo incluyente, constructivo y transparente, que renueva la vigencia del multilateralismo como una gran fuerza transformadora de nuestra civilización.

Para México ha sido un gran honor participar en la organización de foros de consulta y, por supuesto, en la negociación final de este acuerdo.

Con orgullo y satisfacción, mi país valora la incorporación en la Agenda 2030 de varios de los planteamientos que presentamos.

Primero. Establecer la inclusión social y económica como eje rector de los nuevos objetivos de desarrollo sostenible.

Segundo. Adoptar un concepto más amplio de pobreza, a partir de un enfoque multidimensional que, además de considerar el ingreso de las personas, toma en cuenta su acceso efectivo a derechos elementales, como la alimentación, educación, salud, seguridad social y servicios básicos en la vivienda.

Tercero. Considerar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres como factores transversales del desarrollo.

Cuarto. Reconocer los derechos de los migrantes y su contribución positiva al desarrollo de los países de origen y destino.

Quinto. Incluir la conservación de la biodiversidad y la adopción de compromisos nacionales para enfrentar el cambio climático, como instrumentos clave del desarrollo sostenible.

Congruente con esta responsabilidad México hospedará, en 2016, la Conferencia de las Partes de la Convención sobre Biodiversidad.

Y, sexto, reconocer el Estado de Derecho como requisito indispensable para el desarrollo.

Definida ya la Agenda 2030, ahora corresponde a las naciones implementar políticas públicas que permitan cumplir sus objetivos y metas.

En este proceso, México propone a las naciones hacer suyos los principios de apertura y participación ciudadana que caracterizan al nuevo paradigma de los gobiernos abiertos.

Eso es justamente lo que promoveremos en la Cumbre Global de Gobierno Abierto, que se desarrollará en mi país, dentro de un mes.

Señor Presidente de la Asamblea General.

Señoras y señores:

La comunidad internacional ha logrado ponerse de acuerdo sobre el contenido de la Agenda 2030. Ahora, el desafío es lograr su eficaz implementación.

Si bien esta agenda es universal, su debida instrumentación requiere de una estrategia nacional.

Consciente de ello, México asume la Agenda 2030 como un compromiso de Estado, como una misión colectiva.

Sumando esfuerzos, voluntades y recursos, cumpliremos sus objetivos y metas para transformar positivamente la vida de millones de mexicanos, y de esa manera contribuir al desarrollo universal.

Muchas gracias.