·  Ello, a efecto de brindarles el mayor apoyo, no sólo a las familias que perdieron a algún ser querido, sino también a la población que registró daños y perdió su patrimonio, señaló.

·  Expresó su mayor solidaridad con las familias que lamentablemente perdieron a algún ser querido por estos fenómenos naturales

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, instruyó a los titulares de las Secretarías de Gobernación, Desarrollo Social, y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, para mantener una gran coordinación con los gobiernos locales de las entidades que afectadas por los efectos del huracán Earl y de la tormenta tropical Javier a efecto de brindarles el mayor apoyo, no sólo a las familias que perdieron algún ser querido, sino también a la población que registró daños y perdió su patrimonio.

El Primer Mandatario resaltó que de inmediato se han tomado acciones “para levantar los censos correspondientes en regiones dispersas de la geografía de cada entidad, para que la población reciba el apoyo y la ayuda correspondiente”.

Tras expresar su mayor solidaridad con las familias que lamentablemente perdieron a algún ser querido por estos fenómenos naturales, el Titular del Ejecutivo Federal subrayó que “desde que se previno este evento alertamos a la población, se instalaron los albergues correspondientes, se tomaron acciones en estricta y cercana coordinación con las autoridades locales de las diferentes entidades donde se presentó este fenómeno natural”.

En el marco de la sesión del Sistema Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, el Presidente Peña Nieto destacó el esfuerzo que realiza el Gobierno de la República, junto con los gobiernos estatales y municipales, “para hacerle frente a la devastación que han causado las lluvias intensas de este fin de semana y las que eventualmente se presenten en los próximos días, en los que estaremos monitoreando de manera muy cercana”.

Hizo un llamado para estar “muy pendiente de las alertas que los mecanismos de Protección Civil estén haciendo para que la población quede a buen resguardo y pueda tomar las providencias necesarias para enfrentar estos fenómenos naturales”.