Después de escuchar un informe de las acciones que se han desarrollado y de los trabajos previstos por parte de distintas dependencias del Gobierno de la República para hacer frente a la contingencia en el país, el Presidente Enrique Peña Nieto dio instrucciones precisas a los titulares de las Secretarías de Estado para, junto con los Gobiernos Estatales, trabajar en forma conjunta, cerrar filas y poder hacer frente a estos eventos de la naturaleza.

Resaltó que el Gobierno de la República en su conjunto “está atendiendo la contingencia y lo seguirá haciendo hasta recuperar condiciones de normalidad”. Añadió que los daños causados por los fenómenos “Ingrid” y “Manuel”, quizá dejen de ser un tema de noticia “pero la atención a las familias afectadas, y a la infraestructura dañada, continuará por parte del Gobierno de la República”.

En el Palacio Nacional, ante integrantes de su Gabinete Legal y Ampliado y de Gobernadores de las entidades dañadas, el Primer Mandatario dijo que “los mexicanos afectados contarán con todo el respaldo del Gobierno Federal para recuperar las condiciones de vida normales y ordinarias”.

Recalcó que se ha “venido actuando de manera organizada, de manera oportuna, llevando los apoyos y atendiendo a las familias, y espero que en muy poco tiempo podamos resarcir daños y afectaciones que tuvieron viviendas, infraestructura y servicios que llegaban a miles de mexicanos”.

Insistió en que las acciones del Gobierno de la República ante esta contingencia han sido para, en primer lugar, salvaguardar la vida y darle atención a las familias que han sido afectadas; y segundo, hacer una evaluación de daños y a partir de ahí emprender la reconstrucción nacional.

“Lo más lamentable dentro de estos eventos que hemos registrado ha sido, sin duda, la pérdida de vidas humanas”, expresó.

El Presidente Peña Nieto instruyó al Secretario de Gobernación (Segob) que se mantenga como área rectora de la interlocución entre las dependencias del Gobierno de la República, para coordinar los trabajos, programas de acción y apoyo a la población, y de reconstrucción.

Además, a que junto con los gobiernos estatales, se mantenga una permanente coordinación de esfuerzos, y dar puntual publicidad a las alertas tempranas que el Sistema Nacional de Protección Civil ha venido emitiendo, para tomar medidas de prevención. Asimismo, para actualizar e integrar lo más rápido posible los trabajos que se han venido realizando dentro del Sistema Nacional de Protección Civil, para la elaboración del Atlas Nacional de Riesgos, “más que para hacerle frente a la contingencia que hoy enfrentamos, para tomar medidas preventivas hacia futuro”.

Reafirmó su indicación para la Segob de “tener una permanente comunicación y coordinación con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para agilizar la ejecución de los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden)”.

Indicó que a los 12 mil millones de pesos previstos en el Fonden, se sumarán de manera prioritaria cinco mil millones de pesos en las entidades que fueron afectadas, previstos en el Programa para la Aceleración Económica.

El Titular del Ejecutivo Federal expresó su reconocimiento a las Secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, “que han venido operando y trabajando. No hay comunidad que haya sufrido el embate de esta lluvia intensa, donde no haya presencia de elementos del Ejército o de la Marina, y no sólo para velar o salvaguardar la vida de quienes están resintiendo estas lluvias intensas, sino para también apoyar las labores de auxilio, de atención en los comedores comunitarios, en la llegada, traslado y distribución de despensas, como se ha venido haciendo”.

A ambas, les pidió mantenerse coordinadas “para que podamos conformar un plan de acción conjunto, no sólo de las instituciones armadas del Estado mexicano, sino también de las áreas de seguridad pública y civil, que nos permita actuar en protocolos modernos y hacerle frente con mayor eficacia a este tipo de contingencias”.

“Nuevamente pido extiendan gratitud y reconocimiento a soldados y marinos que se la han rifado y se la han jugado por México”, manifestó.

El Presidente de la República instruyó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para agilizar el ejercicio de los recursos del Fonden, “para que estos recursos se asignen bajo estrictos criterios de control, de transparencia y de rendición de cuentas”.

Explicó que la SHCP ha difundido la forma y el mecanismo que se seguirá “para darle publicidad, transparentar y asegurar que los recursos del Fonden realmente sirvan a la reconstrucción de la infraestructura de servicios que se ha perdido o que se ha dañado, y que no haya desviación de estos recursos a otros proyectos que no tengan este carácter prioritario”.

“De esto serán corresponsables las autoridades estatales, porque serán ellas o sus gobiernos quienes estén ejerciendo buena parte de estos recursos del Fonden”, puntualizó.

También instruyó a la dependencia a darle difusión a los beneficios fiscales que se han otorgado para el pago de contribuciones o de obligaciones fiscales, y que BANOBRAS acelere la ejecución de programas de crédito emergente.

El Primer Mandatario dio indicaciones a la Secretaría de Desarrollo Social para ampliar su capacidad de presencia “convocando a un mayor número de brigadistas que nos permita tener un censo real y efectivo de las afectaciones que ha habido en viviendas, especialmente, que es a donde el trabajo de desarrollo social se está dejando sentir”.

Reiteró que los apoyos a las familias afectadas “habrá de ser casa por casa, familia por familia afectada. Evitaremos el intermediarismo político o de aquellos liderazgos que pretendan erigirse en gestores de algunas comunidades o de algunas de las familias afectadas”.

“No permitiremos que se lucre con la necesidad y con la emergencia, sino más bien, tenemos que garantizar que los apoyos que el Gobierno Federal, sumados a los que los estados eventualmente estén otorgando, vayan directamente a las familias afectadas”, resaltó.

El Presidente de la República refirió que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) han venido trabajando de manera acelerada para restablecer los sistemas operativos de agua potable en los municipios, localidades y estados afectados.

“Así lo hemos venido haciendo, y nuevamente reitero esta indicación para que aceleremos estos trabajos, para nuevamente asegurar abasto de agua potable a la población que se ha visto afectada”, indicó.

También les pidió a ambas dependencias llevar a cabo los trabajos que tienen que ver con la reconstrucción de bordos que se perdieron en varios ríos que corren por distintas partes del territorio nacional; “habrá que reencauzarlos, construir bordos, y eventualmente hacer labores de dragado para asegurar mayor capacidad a estos ríos”.

A la Secretaría de Economía, el Presidente Peña Nieto le instruyó apoyar acciones, junto con las empresas, para la regularización del abasto privado, especialmente en zonas afectadas. Pidió además que a través de la Procuraduría Federal del Consumidor se establezca una vigilancia estricta en los expendios y en tiendas, para evitar que se abuse y se encarezcan los precios de alimentos y de otros enseres. También le pidió establecer comités de abasto que apoyen a las familias afectadas en zonas de contingencia.

Le dio la indicación de coordinarse con la Secretaría de Desarrollo Social, “para que dentro del censo que se viene haciendo a las viviendas afectadas también se tenga el de negocios que presentan daños, y no me refiero a grandes negocios, lo digo de la miscelánea, de la carnicería, de la estética, de la refaccionaria, que en muchas colonias por esta inundación se han visto afectadas, para que se disponga de apoyos a través del Instituto Nacional del Emprendedor o de créditos que permitan apoyar a quienes han perdido mucho o todo de lo que tenían en sus negocios”, así como instaurar un programa de apoyo a estos pequeños y medianos negocios que lamentablemente se perdieran en esta contingencia.

El Primer Mandatario pidió a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) apoyar a las zonas de cultivo que están afectadas; poner en ejecución o indemnizar lo antes posible a las personas o a los cultivos que se han perdido, las unidades de ganado que también se han perdido en esta contingencia, y establecer un programa de mejor aprovechamiento, en coordinación con la Conagua, de toda el agua que se ha acumulado y que pueda servir para tener buenas cosechas en la próxima temporada.

A la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, le solicitó acelerar los trabajos para tener una evaluación clara de cuál es la infraestructura que se ha dañado, y trabajar de forma inmediata para que lleguen los auxilios, en algunos casos de manera temporal y en otros de forma definitiva, dentro de la reconstrucción de la infraestructura afectada.

El Presidente Peña Nieto también pidió a la Secretaría de Educación Pública, hacer una evaluación y cuantificación de daños en planteles educativos, para tenerla en consideración dentro del Programa de Escuela Digna, “que es precisamente aquél que hemos dedicado y diseñado para mejorar las condiciones de varias escuelas del país que, lamentablemente, están en grave deterioro”.

A la Secretaría de Salud, le instruyó prever todas las medidas sanitarias y de control ante esta contingencia, así como continuar trabajando para que se apoye el reequipamiento “de aquellas clínicas que se han visto afectadas, y que han perdido parte del equipo para prestar los servicios de salud necesarios”.

También, a mantener unidades médicas móviles en aquellos centros inoperantes, y en aquellas comunidades que en este momento no cuentan con servicios de salud.

El Presidente de la República dijo que “nos hemos podido percatar, ahora, que los servicios de salud en este Puerto de Acapulco, uno de nuestros principales destinos turísticos que tenemos como país, están en franco deterioro, no son óptimos, y por eso ya hemos hablado y hemos comprometido la construcción de un nuevo hospital para este destino turístico; así lo hemos conversado y comprometido con el Gobernador del estado”.

A la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), le pidió trabajar de forma coordinada con la Sedesol para apoyar la reconstrucción de vivienda; “para la edificación de vivienda en aquellos lugares donde no hay vivienda ya, donde se perdió la vivienda para varias familias mexicanas y para la reubicación de aquellos asentamientos que, lamentablemente por ser irregulares algunos, y otros estar en zonas de alto riesgo, deban de ser reubicados”.

El Primer Mandatario reiteró “que el Gobierno de la República no apoyará ni subsidiará ninguna vivienda que se encuentre dentro de zonas de alto riesgo”. Por eso la importancia de tener el Atlas de Riesgo, especialmente de las grandes metrópolis, de las grandes ciudades para que evitemos asentamientos en lugares en los que no debe haber construcción, acotó.

A la Secretaría de Turismo le dio instrucciones para apoyar, en una labor conjunta con la Secretaría del Trabajo, la preservación de la planta productiva de las áreas que viven del turismo y que se han visto afectadas, especialmente en el Estado de Guerrero y en otras entidades en donde ha habido intensas lluvias.

“Preservemos la planta laboral. Para eso hay recursos y hay programas que tiene la Secretaría del Trabajo, y también apoyemos la reactivación económica de este destino turístico, que es Acapulco, y del que depende gran parte de la actividad económica de esta entidad”, enfatizó.

Insistió en la necesidad de que se dispongan recursos del Gobierno Federal, a efecto de diseñar una campaña de promoción para el Estado de Guerrero, “y hoy advertimos ya que nuevamente hay condiciones óptimas para que aquellos que quieran visitar este puerto, este bello destino en Guerrero, lo puedan hacer desde este próximo fin de semana”.

El Presidente Peña Nieto agradeció la presencia en el evento de diputados federales y senadores, pues consideró importante que conozcan los daños ocasionados en distintas entidades del país y que “estén mayormente sensibilizados porque evidentemente en el Plan de Reconstrucción Nacional, que habremos de emprender a partir de tener la evaluación y cuantificación de daños, seguramente estaremos en la revisión que se dé en próximas semanas del Proyecto de Presupuesto presentado a consideración de la Cámara de Diputados, para que se haga una valoración y eventualmente se ajusten algunas partidas, para tener una mayor inversión y recursos suficientes para poder reconstruir lo que se ha perdido”.

Hizo un reconocimiento “a la generosidad, a la fraternidad y a la solidaridad de muchos mexicanos que se han sumado a los apoyos que están llegando a las familias afectadas. Para todos ellos, vaya en nombre de esas familias, nuestra gratitud y nuestro reconocimiento”.

Previamente, el Presidente Peña Nieto escuchó las intervenciones del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; el General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional; Almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, Secretario de Marina; Luis Videgaray Caso, Secretario de Hacienda y Crédito Público; Rosario Robles Berlanga, Secretaria de Desarrollo Social; David Korenfeld Federman, titular de la Conagua; y por el titular de la Comisión Federal de Electricidad, Francisco Rojas Gutiérrez.

Además, el titular de la Sagarpa, Enrique Martínez y Martínez; el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza; el Subsecretario de Planeación y Evaluación de Políticas Educativas, de la Secretaría de Educación Pública, Enrique del Val Blanco; la Secretaria de Salud, Mercedes Juan López; el titular de la Sedatu, Jorge Carlos Ramírez Marín; la Secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, así como la Directora General del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, Laura Vargas Carrillo, y el Gobernador del estado de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, en nombre de los mandatarios de las entidades afectadas.