Señoras y señores.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Saludo, con respeto, al señor Gobernador del estado, a quien le agradezco sus palabras de bienvenida, y su disposición para que trabajemos juntos en la concreción de importantes proyectos para el desarrollo del Estado de Guanajuato.

Al tiempo que, también, saludo a los titulares de los Poderes Legislativo y Judicial de esta entidad.

Al señor Presidente Municipal de Silao.

De manera particular, quiero saludar al doctor Martin Winterkorn, Presidente Mundial de Volkswagen, que nos da mucho recibirle nuevamente en México, en ocasión de la inauguración de esta importante planta de esta gran empresa de calidad mundial.

Así como a los demás directivos de México, de manera particular de esta planta que hoy nos recibe.

También, saludar a distintas autoridades que, hoy, aquí se encuentran.

A Diputadas y Diputados Federales, locales.

Senadores de la República.

Distintas autoridades de los tres órdenes de Gobierno.

Al señor Embajador de Alemania en México y de México en Alemania, que están aquí presentes.

De manera muy señalada, quiero saludar, con respeto y con afecto, a todos los trabajadores de esta planta, de la nueva Planta de Volkswagen aquí, en Silao. Me da mucho gusto saludar a esta generación joven entusiasta que está aquí presente, a quienes felicito por su entrega en este proyecto.

Señores representantes de los medios de comunicación:

En primer lugar. Quiero darle, nuevamente, la más cordial bienvenida a los directivos de Volkswagen mundial, que están presentes en la inauguración de esta planta, la número 100 en el mundo que, sin duda, tiene una significación emblemática, relevante y particular para esta gran empresa y, también, para nosotros los mexicanos.

Porque, sin duda, acredita y testimonia la confianza que hay de esta empresa en nuestro país, y, sobre todo, el potencial que tiene esta empresa, que hemos escuchado en voz del Presidente Mundial de Volkswagen.

Esta planta de motores de Volkswagen, que habrá de abastecer el mercado, tanto de la empresa Volkswagen que se ubica en Puebla, como la que tienen en los Estados Unidos. Y que, además, con la inauguración de esta planta número 100, viene a reforzar el crecimiento y desarrollo de este Puerto Interior de Guanajuato, lo que favorece, realmente, a la capacidad generadora de mayor desarrollo y riqueza de nuestro país.

El Gobierno de la República tiene muy claros sus objetivos para estos próximos años, que están orientados en lo que tiene que ver con la vinculación con la planta productiva de nuestro país, en detonarles mayores oportunidades de crecimiento, de desarrollo, que favorezca la generación de más empleo en nuestro país pero que, también, inserte a México con una mayor capacidad competitiva y generadora de riqueza en el mundo entero.

México tiene ante sí una gran oportunidad, a partir de la condición macroeconómica, que vive y que tiene, y donde el compromiso del Gobierno de la República es mantener, justamente, esta estabilidad macroeconómica que le permita, a partir de ahí, establecer políticas públicas, sobre todo, a través de una política industrial que acompañe a la planta productiva de nuestro país.

Que en el diseño dedicado, específico, a distintos sectores productivos de nuestro país, podamos aprovechar sus grandes potencialidades y encontrar los mecanismos de apoyo, de auxilio, para que puedan renovar y ampliar su capacidad productiva.

Entre ellas, el acercarles mayor crédito, y acercarles, también, a partir de acompañarles como Gobierno, a los mercados, donde los productos mexicanos puedan tener una mayor oportunidad de competir.

La planta que hoy inauguramos, sin duda, tiene una especial relevancia. Más allá de ser la empresa, o la planta número 100, insisto, la cifra o el número ya de por sí es emblemático, porque Volkswagen es una empresa ligada a la historia de las ultimas décadas de los mexicanos.

Volkswagen es una empresa con asiento en México desde hace ya varias décadas, y que, estoy convencido que la historia de muchas familias mexicanas les lleva a recordar o a tener presente, y a ser parte o tener en su patrimonio, quizá, un auto producido por esta empresa.

Cómo no recordar o tener presente que para muchos el Volkswagen o Volkswagen, el tradicional carro que alguna vez estuvo en México, que lo sigue estando hoy con un renovado diseño y modelo, se convirtió o está en el léxico de los mexicanos como el tradicional Vocho o Vochito.

Yo creo que las familias mexicanas, muchas familias mexicanas tuvieron o se trasladaron en algún Volkswagen, en algún Vochito, porque eran vehículos particulares o vehículos públicos, y de hecho lo siguen siendo en algunas partes.

Por eso, apreciamos los mexicanos que Volkswagen siga confiando en México, siga teniendo planes de ampliación y crecimiento para esta empresa mundial desde México.

Y que celebro la importante inversión que aquí, hoy, se ha anunciado. Primero, la realizada ya en esta planta, de más de 550 millones de dólares. Las inversiones que estima la empresa estará haciendo en los próximos años para ampliar esta capacidad productiva de esta empresa, en términos del proyecto que han realizado para la misma.

Pero, también, la inversión de cinco mil millones de dólares que tienen proyectados hacer en los próximos años para toda Norteamérica, donde, estoy seguro, México representará una opción de mayor inversión, en el escenario que queremos realizar o contribuir a tener, como Gobierno de la República, en nuestro país para que vengan mayores inversiones productivas, que generen empleo, que generen desarrollo, pero, sobre todo, que permitan que México participe más ampliamente en los mercados globales.

Yo celebro, realmente, la inauguración de esta empresa. Por eso, es para mí muy satisfactorio que, en mi carácter de Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, pueda realizar mi primera visita a Guanajuato en este carácter, para inaugurar esta importante Planta de Motores de Volkswagen.

Segundo. Ocasión, también, para comprometer con las autoridades estatales el compromiso del Gobierno de la República para trabajar de la mano en la concreción de proyectos, como ya lo señalé, que beneficien a los guanajuatenses y a los mexicanos.

Pareciera que el señor Gobernador no venía preparado, pero aquí ya me entregó varios proyectos que se sacó de la manga.

Señor Gobernador:

Yo los recibo y acuso recibo de ellos, y daré instrucciones a las áreas del Gobierno para que los podamos revisar.

El propósito de mi Gobierno, insisto, es trabajar muy de la mano de las autoridades locales en una estrecha y real coordinación de esfuerzos que nos permita ampliar nuestra capacidad para detonar mayores beneficios para los mexicanos y para los habitantes de las distintas entidades del país.

Con mucho gusto recojo estos proyectos, que habremos de valorar la viabilidad que tengan y que espero encontremos que en la suma de esfuerzos, varios de estos, se puedan concretar y llevar a cabo.

Esta oportunidad de encuentro, especialmente, con representantes de sectores productivos del Estado de Guanajuato y del país, que son parte de la industria proveedora y amiga de esta gran empresa mundial, me da oportunidad para reiterar, con toda puntualidad, los objetivos que tiene mi Gobierno por delante, las cinco grandes metas nacionales.

Que tienen que ver con el México de paz y tranquilidad que queremos, con el México incluyente, con una educación de mayor calidad. Y hago especial énfasis en lo que tiene que ver con el México próspero, que significa asegurarnos que México tenga, en los próximos años, un mayor crecimiento, un mejor desempeño de su economía, para que el beneficio que le generara esta riqueza nacional, vaya a más mexicanos.

Y aquí, a final de cuentas, no estamos descubriendo o intentando o ensayando una nueva fórmula para lograr mayor desarrollo y generar mayores oportunidades para los mexicanos.

Estamos haciendo nuestra la experiencia global, la experiencia que se ha vivido en distintas latitudes, que con toda claridad deja ver que es a través del crecimiento económico, como será posible a partir de distintos instrumentos que también el Estado diseñe para que la riqueza tenga una mejor distribución. Pero es, insisto, generando mayor crecimiento y mayor riqueza, como podremos ampliar las oportunidades de desarrollo individual para todos los mexicanos.

Y en esta ruta está muy claro que queremos ser un Gobierno aliado de los grandes inversores y de los que tengan importantes proyectos que desarrollar en México. De toda aquella inversión productiva generadora de empleo y oportunidad para los mexicanos, mi Gobierno será un gran aliado, como lo compromete, hoy, ante Volkswagen y ante todos los inversionistas para nuestro país.

Queremos ser aliados, queremos ser facilitadores, para que esas inversiones, en coordinación con las autoridades locales, puedan ser, realmente, productivas y puedan prosperar los proyectos que se lleguen a realizar en nuestro país.

Una señal muy clara de esta alianza para, particularmente con el sector automotriz, fue que a sólo unos días de haber iniciado esta nueva Administración, logramos un acuerdo con el Gobierno de Argentina para nuevamente abrir la producción automotriz de nuestro país a ese mercado que, en años recientes, se había cerrado.

Está nuevamente abierta y seguiremos promoviendo, abriendo mayores mercados a los productos mexicanos, de la industria automotriz y de otras industrias que, estoy seguro, tendrán en México un escenario muy alentador, promisorio y de mayor oportunidad, que eso permitirá, que éste es el gran objetivo de toda esta política, ampliar las oportunidades de desarrollo individual para todos los mexicanos.

Yo, en esta ocasión, dejo muy claro mi compromiso ante la autoridad local, para que trabajemos de la mano. Al igual que lo hizo el Gobernador del estado, yo también. Como Gobierno de la República, le extiendo la mano amiga, la mano de colaboración y de coordinación, y de disposición, para que juntos trabajemos en beneficio de los guanajuatenses. Y que al hacerlo, también lo hagamos en beneficio de todos los mexicanos.

Y felicito a los Directivos de Volkswagen, en la oportunidad de visitar nuestro país. Les felicito por esta planta número 100, que hoy estamos inaugurando.

Deseo el mayor de los éxitos.

Que estas inversiones sigan prosperando, se sigan multiplicando y que Volkswagen, desde México, siga conquistando mayores oportunidades y mercados globales.

Felicidades, y el mayor de los éxitos para ustedes y para todos los trabajadores de esta planta.

Muchas gracias.