Muchas gracias, amigos petroleros.

Muchas gracias a todas y a todos los asistentes a este acto, a quienes me da mucho gusto saludar esta media tarde aquí, en el Estado de Chiapas.

Saludar de manera particular al señor Gobernador y a los titulares de los otros Poderes de esta entidad que hoy nos recibe, y que resulta ser muy hospitalaria. Al tiempo que le agradezco su mensaje de bienvenida.

Y, también, al tiempo que instruyo al Director de la CONAGUA para que establezcan un plan de acción conjunto, precisamente para que se generen mayores beneficios en esta zona, a partir de las obras que aquí se han realizado. Y que como ya se ha explicado tiene un importante impacto y beneficio, de manera señalada para los habitantes del Estado de Tabasco, y muy señaladamente de la capital del estado, de Villahermosa, pero que, también, podemos encontrar mayores beneficios para riego agrícola, a partir de las obras que aquí se han realizado.

También, quiero saludar al señor Gobernador del Estado de Tabasco, y a los Poderes que también le acompañan.

Agradecer, también, su hospitalidad, que hemos llegado hoy, en esta gira de trabajo, precisamente a Villahermosa, de donde nos desplazamos a este punto, al Municipio de Reforma, en el Estado de Chiapas, para poner en operación esta obra de cuyas características y beneficios aquí ya se han explicado ampliamente.

Le quiero agradecer, también, a ambos gobernadores esta adhesión que hacen a lo que debemos propiciar y en lo que estamos comprometidos, una sinergia entre órdenes de Gobierno que nos permita realmente estar a la altura de generar beneficios y obras de alto impacto que realmente sirvan a los pueblos a quienes nos debemos.

Tenemos que trabajar de manera conjunta, de manera organizada, de manera planificada, pero, sobre todo, acreditándonos en obras, en hechos y en resultados en lo que nos hemos trazado y propuesto hacer de forma conjunta.

Agradezco y reconozco estas expresiones de adhesión y solidaridad a este espíritu que, a final de cuentas, nos identifica y nos une a todas las autoridades aquí presentes, a que juntos trabajemos en beneficio de la población a la que nos debemos y a quienes debemos servir.

Saludo a Legisladores de ambas entidades, tanto Federales como estatales.

A la representación de la sociedad que hoy está, de ambas entidades, tanto de Chiapas, como de Tabasco.

Sobre todo, también, a los Presidentes Municipales que hoy están aquí presentes, del Municipio de Centro, en Villahermosa, capital del Estado de Tabasco; Reforma, que hoy aquí nos recibe.

Y a todas las dirigencias de distintas organizaciones de la sociedad civil aquí presentes, a quienes les agradezco su presencia, su espera, pero sobre todo la gran oportunidad que me dan de poderles saludar.

Siempre para el Presidente de la República resulta muy satisfactorio y muy alentador poder tener contacto, cercanía con la gente de todo el país. Poder escuchar en voces a través del saludo que voy teniendo en mi trayecto a este lugar, porque vamos recogiendo el sentir social, preocupaciones, inquietudes que tiene la sociedad.

Yo les agradezco, de veras, por estar aquí y por ser todas y todos ustedes testigos de la entrega de esta obra que tiene el impacto y relevancia que aquí ya se ha expresado.

Aquí están además los integrantes del equipo del Gobierno de la República que participan en distintas áreas de responsabilidad y que trabajan en sincronía con las autoridades estatales.

Señores representantes de los medios de comunicación:

México es un país privilegiado por sus recursos naturales, tenemos casi todos los climas y contamos con condiciones hídricas muy diversas. En algunas partes del país enfrentamos el desafío de la sequía; en otras, donde llueve a cántaros, como aquí, como ustedes conocen de esta región, el reto es mitigar el riesgo de las inundaciones y sus efectos.

Para atender esta doble condición, al inicio del año creamos, como aquí ya se dijo, el Programa Nacional Contra la Sequía y precisamente en Villahermosa, Tabasco, anunciamos el Programa Nacional de Prevención Contra Contingencias Hidráulicas.

Cuando presentamos éste último, el 14 de enero, instruí entonces al Director de la CONAGUA a firmar un Convenio de Colaboración con el Gobierno de Tabasco, de ahí surgió el Proyecto Hidrológico para Proteger a la Población de Inundaciones y Aprovechar de Mejor Manera el gran recurso que es el agua, este recurso vital.

Se acordaron 185 acciones y obras en materia de infraestructura hidráulica, agua potable, alcantarillado, drenaje y sistemas de alerta temprana, que es una acción fundamental para prevenir o poder tomar acciones de forma preventiva o de manera acelerada, que nos permitan contener de mejor manera los riesgos y las afectaciones por las grandes lluvias que habrán de presentarse en esta temporada y en cualquier otra.

En este proyecto se inscribió el que concluyéramos esta obra: La Compuerta de Macayo. La Estructura de Control El Macayo, que hoy se pone en funcionamiento, tiene un objetivo fundamental: reducir el riesgo de inundación a la Ciudad de Villahermosa y las poblaciones ribereñas, en beneficio de 700 mil habitantes.

Se trata de una obra hidráulica estratégica, diseñada para ésta, la cuenca que más agua tiene en el país y, de acuerdo al dato que se me ha proporcionado, la séptima a nivel mundial.

Aquí, el agua fluye todo el año, por las vertientes de los Ríos Grijalva, Mezcalapa y Carrizal, donde hoy nos encontramos.

La Estructura de Control El Macayo, que hoy estamos poniendo en operación, regulará el caudal del Río Carrizal desde su origen, administrando el flujo de agua que cruza la capital de Tabasco.

Estamos poniéndola en operación formalmente, aunque debo decir que ya se inauguró. Se inauguró cuando tuvo que operar, cuando recientemente, hace apenas algunos días, tuvimos el Huracán Bárbara, y donde tuvimos precisamente en el Estado de Chiapas lluvias que alcanzaron el orden de 470 milímetros, que fue la lluvia total que se tuvo en esta región.

Y esto evidentemente genera una gran cantidad de agua, por los caudales que ya hemos señalado, y obligó a que esta obra que hoy estamos entregando formalmente, entrara en operación, se probara y pudiera realmente disminuir los efectos de estas lluvias torrenciales que tuvimos, insisto, hace apenas algunas semanas, con este Huracán Bárbara.

En ella se invirtieron más de mil 100 millones pesos. Y sin duda, es un monto importante pero, lo más importante, obras como ésta, más allá del impacto económico que tienen, más allá del costo que tiene la obra para la que se realiza, sobre todo, es el actuar de manera preventiva.

Hace algunas semanas, en otro acto, señalé que la inversión que hacemos de carácter preventivo para mitigar los efectos de las lluvias que tiene nuestro país, son apenas, o son sin duda menores al alto costo y a la alta inversión que significarían las acciones después correctivas, de no llevarlas a cabo.

Por eso, en el Gobierno de la República, con toda planeación y con toda determinación, hemos emprendido un programa de inversión desde este año, que nos permita realmente de forma preventiva, contener efectos mayores, sobre todo, en la temporada de lluvias.

Esta obra es ejemplo de la infraestructura que tenemos que construir en todo el territorio nacional para que el agua sea una fuente de vida y prosperidad, en lugar de ser un riesgo para la vida, integridad o patrimonio de los mexicanos.

El desafío es muy grande y hay que enfrentarlo con decisión.

En México, durante los últimos 10 años, hemos tenido sequías, inundaciones, ciclones que han ocasionado lamentablemente decesos, millones de personas afectadas y más de 200, de acuerdo a precálculos que se tienen realizados, más de 250 mil millones de pesos en pérdidas materiales.

Son datos que nos obligan como sociedad a darle mayor atención a la prevención para contar con infraestructura que mitigue los riesgos.

Por eso, es que desde aquí invito a todos los gobiernos estatales y municipales a que con un sentido de urgencia y oportunidad atendamos juntos este tema que nos permita hacer un mejor manejo de este recurso vital que es el agua, para que realmente sea elemento de vida, de prosperidad, de desarrollo y no una amenaza o un riesgo para la vida de varios mexicanos, de millones de mexicanos.

Yo quiero concluir felicitándome por estar hoy aquí con ustedes, de poder compartir con ustedes la entrada en operación de esta obra de gran ingeniería, que además se encuentra dentro del propio río. Es una obra construida dentro del cauce de este río y que va a permitir, como ya se dijo, mitigar los efectos de las lluvias, especialmente para la capital del Estado de Tabasco.

Al Estado de Chiapas y al Estado de Tabasco y a la representación que de estas dos entidades, hoy está aquí presente: Muchas gracias.

Muchas gracias por permitirme saludarles, poder compartir la operación, la entrega formal de esta obra y, sobre todo, reiterar ante ustedes el compromiso que tiene el Gobierno de la República, para que trabajemos en una gran armonía, en una gran sincronización de acciones con las autoridades estatales y con las autoridades municipales.

Todos tenemos el mismo propósito: servir bien y de manera eficaz a la sociedad a la que nos debemos.

Y, hoy, precisamente, con menos palabras y con más hechos, estamos dando pasos en este sentido.

Muchas gracias y muchas felicidades.