Al otorgar la condecoración de la Orden Mexicana del Águila Azteca al politólogo italiano Giovanni Sartori, el Presidente Enrique Peña Nieto afirmó que durante más de siete décadas Sartori ha contribuido con su aguda inteligencia a la expansión y permanencia de la democracia.

En la última jornada de actividades en el marco de la Visita Oficial que lleva a cabo a la República Italiana, el Primer Mandatario expresó al galardonado su coincidencia en que “la democracia es la mejor máquina que se ha inventado para permitir al hombre ser libre y no estar sometido a la voluntad arbitraria y tiránica de otros hombres”.

Tras entregarle el galardón, el más alto reconocimiento que el Gobierno de México concede a ciudadanos extranjeros por sus contribuciones al desarrollo del conocimiento y por sus servicios a nuestro país, el Presidente Peña Nieto le dijo: “usted se ha convertido en la máxima referencia mundial en materia de ingeniería constitucional, al comparar las características de los sistemas políticos y electorales y, sobre todo, al elaborar propuestas para su mejor funcionamiento”.

Expuso que en su análisis destaca que México ha logrado transformarse en un régimen presidencial democrático mediante un proceso sostenido y fluido: “hemos pasado de un sistema hegemónico, como usted bien lo llamó, a una democracia plural y competitiva, tal y como quedó de manifiesto en las pasadas elecciones del 7 de junio”.

Después de que el Presidente Peña Nieto le impuso la condecoración, Giovanni Sartori, emocionado, agradeció esta distinción y manifestó que es un honor inmenso para él.

Sartori dijo que quiere mucho a México. “Habré viajado ahí unas 20 veces. Y México también me acogió con gran alegría. Yo participaba en las reuniones de los partidos. Conocí a 6 o 7 antiguos presidentes”.

En la ceremonia se destacó la amplia y enriquecedora trayectoria de Sartori, con obras publicadas inclusive por editoriales mexicanas, y se subrayó que contribuyó de manera significativa a formar un grupo de politólogos mexicanos que fueron sus discípulos en varias universidades, sobre todo en Columbia, y que a la postre se han distinguido en el gobierno, en las instituciones académicas de nuestro país y en el sector privado.