·  Con el paso del tiempo, el Sistema de Justicia Penal que había en el país mostró claros signos de agotamiento, de manera marcada ante el aumento de violencia e inseguridad que se registró en el país durante la primera década de este siglo, afirmó.

· En este esfuerzo nacional ha quedado acreditado que los cambios estructurales que requiere México sólo pueden concretarse con una auténtica visión de Estado, yendo más allá de diferencias políticas, calendarios electorales y periodos de gobierno, dijo.

· Encabezó el evento de entrada en vigor en todo el territorio nacional del Nuevo Sistema de Justicia Penal.

Al encabezar el evento de entrada en vigor en todo el territorio nacional del Nuevo Sistema de Justicia Penal, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, aseguró: “damos un paso decisivo para brindar a la sociedad una justicia más cercana, transparente y eficaz”.

“Hagamos del nuevo Sistema el emblema de un país comprometido con la legalidad y el Estado de Derecho”, señaló.

El Primer Mandatario refirió que con el paso del tiempo, el Sistema de Justicia Penal que había en el país “mostró claros signos de agotamiento, de manera marcada ante el aumento de violencia e inseguridad que se registró en el país durante la primera década de este siglo”.

“Fue entonces cuando la sociedad civil alzó su voz, con vigor y ánimo de proporciones nunca antes vistas, para demandar y contribuir a un cambio cualitativo en materia de Justicia Penal. Las voces de la ciudadanía nos mostraron que no podíamos superar los desafíos del siglo XXI con leyes, mecanismos y procedimientos del siglo pasado”, refirió.

“Con espíritu constructivo, tenacidad y perseverancia, lograron que el Estado Mexicano en su conjunto, llevara a cabo un esfuerzo inédito de transformación institucional. Eso es, precisamente, lo que estamos celebrando este día”, añadió.

Mencionó que este es un momento histórico para el país, en el que “los mexicanos podemos y debemos sentirnos muy orgullosos por haber hecho realidad la transformación jurídica más trascendente de los últimos 100 años”.

El Presidente Peña Nieto explicó que para dimensionar este gran esfuerzo “basta señalar que en los últimos 8 años se han invertido más de 21 mil millones de pesos en la implementación de la Reforma, 89 por ciento de los cuales se han ejercido en esta Administración”.

“En este esfuerzo nacional, ha quedado acreditado que los cambios estructurales que requiere México sólo pueden concretarse con una auténtica visión de Estado, yendo más allá de diferencias políticas, calendarios electorales y periodos de gobierno”, resaltó.

Destacó que en la fase de consolidación que hoy inicia, “requeriremos igualmente de la voluntad, el compromiso y el trabajo del Estado Mexicano en su conjunto”.

Hizo un respetuoso llamado a los Poderes Legislativo y Judicial, a los gobiernos locales, a la academia y a las organizaciones de la sociedad civil, “para mantener la causa de la Justicia Penal como una prioridad nacional”.

El Titular del Ejecutivo Federal dijo que “para normar este nuevo modelo, se crearon o reformaron 21 leyes federales o nacionales y se modificaron más de 350 leyes locales”.

“Normas tan relevantes como el Código Nacional de Procedimientos Penales y la Ley Nacional de Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias en Materia Penal, complementan el Sistema y permiten una justicia más confiable”, agregó.

Expresó su reconocimiento “a la labor de los legisladores federales durante el periodo extraordinario de sesiones, para aprobar los ordenamientos complementarios del Sistema de Justicia Penal Acusatorio”.

También destacó que este nuevo modelo “aplica para la Justicia Militar, a partir de la Reforma al Código Militar de Procedimientos Penales y las nuevas Salas de Justicia Oral que se crearon”. Su actualización, explicó, “reafirma el compromiso de nuestras Fuerzas Armadas con el debido proceso y el respeto a los Derechos Humanos”.

El Primer Mandatario señaló que, de igual forma, es encomiable “la labor de los integrantes del Poder Judicial, tanto de la Federación como a nivel local, para renovar y actualizar su infraestructura y para seleccionar y capacitar a los magistrados, jueces, secretarios y actuarios que impartirán justicia”.

Mencionó que durante la etapa de implementación “contamos con el apoyo de varios países amigos, que nos compartieron generosamente sus experiencias, de manera destacada Canadá y Estados Unidos”.

El Presidente Peña Nieto subrayó que “en el Gobierno de la República tenemos la determinación de ajustar donde haya que hacerlo, y de cambiar lo que sea necesario para que nuestras instituciones de seguridad y de procuración de justicia estén acordes con esta transformación”.

Expresó su reconocimiento a la labor de los integrantes del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal y de su Secretaría Técnica, “quienes guiaron los esfuerzos para cumplir con el plazo establecido en la Reforma Constitucional”.

A nivel local, precisó, “la gobernadora y los gobernadores, así como el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, impulsaron decididamente el proceso. Así lo acredita la capacitación de más de 400 mil operadores del Sistema y de más de 240 mil elementos de seguridad pública”.

En el evento, realizado en la explanada del Altar a la Patria, el Presidente Peña Nieto firmó, junto con el Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano Grijalva; el Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores, Roberto Gil Zuarth; y el Ministro Luis María Aguilar Morales, Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Acuerdo entre los tres Poderes de la Unión para la Consolidación del Sistema de Justicia Penal.

Además, canceló el timbre postal “2016, Nuevo Sistema de Justicia Penal”, y atestiguó el malletazo simbólico de la conclusión de la implementación de la Reforma de Justicia Penal, que en punto de las 00:00 horas dio el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

LA REFORMA PENAL ES LA OPORTUNIDAD DE CONTAR CON UN SISTEMA QUE ACTÚE DE FORMA EFECTIVA Y TRANSPARENTE, PARA CASTIGAR A LOS CULPABLES Y PROTEGER A LAS VÍCTIMAS: OSORIO CHONG

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, precisó que concretar la Reforma al Sistema de Justicia Penal, “además de un mandato constitucional es una gran oportunidad; la oportunidad de contar con un sistema que actúe de forma efectiva y transparente para castigar a los culpables y proteger a las víctimas”.

Aseveró que siguiendo las instrucciones del Primer Mandatario se impulsó “este gran proceso de cambio a nivel nacional” articulando el esfuerzo para su puesta en marcha a nivel local. Se logró, dijo, “actuando con estrategia y determinación, definiendo prioridades y estableciendo rutas de acción con cada una de las partes involucradas, colaborando como nunca antes se había hecho con la sociedad, los demás órdenes de Gobierno y los Poderes de la República”.

Con esta transformación, indicó, se trata de “consolidar a México como un Estado de Derecho para traducir conceptos en realidades; para pasar de los cambios en la Ley a los cambios en las instituciones; para hacer del mandato constitucional letra viva en beneficio de todas y todos los mexicanos”.

Señaló que a ocho años de aprobada la reforma constitucional y a minutos de la entrada en vigor el Nuevo Sistema de Justicia Penal, “los hechos demuestran que el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto es un Gobierno comprometido con la justicia que sabe hacer a un lado las diferencias para avanzar en las coincidencias, que no actúa pensando sólo en las coyunturas, sino en el proyecto de país”.

LO REALIZADO CONSTITUYE YA UN VERDADERO PARTEAGUAS EN LA CONCEPCIÓN E INSTRUMENTACIÓN DE LA JUSTICIA PENAL EN MÉXICO: LUIS MARÍA AGUILAR

El Ministro Luis María Aguilar Morales, Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, aseguró que con la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal en todo el territorio nacional “estamos hablando, ni más ni menos, de una verdadera reforma de Estado. Hemos emprendido la renovación completa de uno de los brazos esenciales, tanto del derecho público como de la organización jurídica de cualquier sociedad”.

Lo realizado hasta ahora por todos los involucrados, resaltó, “constituye ya un verdadero parteaguas en la concepción e instrumentación de la justicia penal en México”.

Subrayó que “el Poder Judicial de la Federación está comprometido a lograr un sistema eficiente que resuelva la problemática penal desde su primera etapa hasta la reparación del daño, con absoluto respeto de los derechos fundamentales de todos los involucrados, destacadamente desde luego del imputado, pero con igual énfasis y preeminencia, los de las víctimas”.

EL NUEVO MODELO DE IMPARTICIÓN DE JUSTICIA ES DEL SIGLO 21: JESÚS ZAMBRANO GRIJALVA

Jesús Zambrano Grijalva, Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, afirmó que el Nuevo Sistema de Justicia Penal “es el de impartición de justicia del Siglo 21, imprescindible para modernizar y actualizar nuestro sistema jurídico y judicial”.

Explicó que tiene metas concretas que, a través de su desarrollo en el tiempo, deberán terminar con el sistema inquisitorio, que tiene como características la lentitud, el burocratismo, la excesiva solemnidad, la frecuente corrupción y que está totalmente alejado de la justicia cabal.

Mencionó que “ya se ha empezado a cuestionar en medios de comunicación, en analistas y críticos, que el nuevo sistema tiene problemas y que pone en duda su eficacia”. Pero, precisó, “hay que decirlo con mucha claridad. Con todo y los problemas que hoy puedan asomarse con la puesta práctica del nuevo sistema, lo nuevo es infinitamente superior y mejor a lo anterior”.

EL NUEVO SISTEMA DE JUSTICIA PENAL CONSTITUYE UNA DE LAS MAYORES TRANSFORMACIONES JURÍDICAS E INSTITUCIONALES DE NUESTRA HISTORIA: GIL ZUARTH

Roberto Gil Zuarth, Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, calificó al Nuevo Sistema de Justicia Penal como “una de las mayores transformaciones jurídicas e institucionales de nuestra historia”.

Consideró que “ha llegado el momento de cuidar este avance institucional, de cuidar el sistema, no solamente con una actitud absolutamente determinada porque funcione este modelo, sino haciendo bien la tarea que cada uno tiene”.

Señaló que se trata de “un cambio profundo, un cambio que implica una nueva forma de impartir justicia en nuestro país, de comprender el derecho, de razonar el derecho y también de construir el derecho”.

TRABAJEMOS PARA CONSOLIDAR UN SISTEMA PENAL QUE DOTE A MÉXICO DE UNA JUSTICIA A LA QUE LA GENTE PUEDA ACERCARSE CON CONFIANZA PLENA: MIGUEL ÁNGEL MANCERA

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, consideró necesario continuar trabajando juntos para lograr un modelo de sistema penal que verdaderamente sea útil para la gente, que realmente le sirva a los más vulnerables. “En suma: trabajemos para consolidar un Sistema Penal que dote a México de una justicia a la que la gente, a la que nuestra gente se pueda acercar con confianza plena”.

Apuntó que hoy México se encuentra inmerso en un proceso de recomposición institucional que está impactando en diversos ámbitos de la vida pública. Mencionó que se trata de un hecho histórico donde todos los representantes de los gobiernos estatales y del Federal, en cumplimiento al Mandato Constitucional, emprendieron juntos la misión de transitar hacia una nueva manera de procurar y de impartir justicia en la materia penal.

“Debemos agradecer a aquellos que abrieron brecha y nos fueron apoyando y orientando a los demás. Por supuesto a legisladores, a juzgadores, abogados, peritos, a policías, a la sociedad civil, a académicos, a medios de comunicación y, de igual manera, a usted, señor Presidente de la República, por el seguimiento que se ha dado al mandato constitucional por parte de su Gobierno”, resaltó Mancera Espinosa.

NUNCA ANTES UN PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA SE HABÍA INVOLUCRADO TANTO Y TAN PROFUNDAMENTE EN UNA REFORMA DE Y PARA LA JUSTICIA: MAGISTRADO EDGAR ELÍAS AZAR

El Magistrado Edgar Elías Azar, Presidente de la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia de los Estados Unidos Mexicanos, afirmó que el término constitucional de ocho años, en el afán vigoroso y saludable de recibir este nuevo milenio con un nuevo sistema de justicia, se cumplió puntualmente “sin desmayos, ni claudicaciones, sin prorrogas, ni interrupciones, ni pausas, ni treguas”.

El también Presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México destacó que somos testigos de un trabajo de los mexicanos y para los mexicanos; todos, en un proyecto de interés y alcance nacional. “Todas las entidades federativas, todos los Poderes de la Unión y la sociedad entera. Nunca antes un Presidente de la República se había involucrado tanto y tan profundamente en una reforma de y para la justicia”.

Al respecto, reconoció que el impulso y aliento del Presidente Enrique Peña Nieto fueron definitivos en este procedimiento, y apuntó que hoy se cierra una etapa formidable en la historia del país, sin precedente de esa clase, ni magnitud. “Usted, señor Presidente, articuló un nuevo Federalismo activo, basado en la soberanía y colaboración”.