Designaron una comisión de 15 personas que se entrevistaron con el Director General de Atención Ciudadana de la Presidencia de la República, Carlos Eduardo Romero Castro, y con Ricardo Martín Sánchez, Director General Adjunto.

Tras media hora de plática se retiraron, sin dejar documento alguno.

El Gobierno de la República reitera su disposición al diálogo, siempre y cuando los líderes de la CNTE acepten la Reforma Educativa y el propósito del diálogo sea explorar mecanismos para acelerar la implementación de la Reforma en Chiapas, Guerrero, Michoacán y Oaxaca.

De igual forma, el Gobierno de la República ratifica que su obligación es cumplir y hacer cumplir la ley, por lo que reitera que no puede aceptar un diálogo que tiene como planteamiento derogar la Reforma Educativa consagrada en la Constitución, así como tampoco puede aceptar ningún planteamiento que busque la violación de las leyes vigentes.