Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Quiero saludar con todo respeto al señor Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Al señor Presidente del Consejo Directivo de la Cámara Nacional de la Industria de las Telecomunicaciones por Cable, a quien le agradezco esta muy amable invitación para la inauguración de este encuentro que estoy seguro vendrá a favorecer el desarrollo de esta industria.

Quiero saludar de igual forma a los señores Gobernadores del Estado de Morelos, del Estado de Quintana Roo.

Al señor Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

A los funcionarios del Gobierno de la República que están aquí presentes.

A los señores Legisladores, coordinador de los Diputados del PRD en la Cámara de Diputados.

Al señor Diputado y Secretario General de SITATyR, a quien me da mucho gusto saludar, a Patricio.

A Legisladoras y Legisladores, tanto del Senado de la República, como en la Cámara de Diputados, a quienes saludo con respeto y con afecto.

Y a toda esta gran representación de esta industria que concurre en este evento.

A todos les expreso mi agradecimiento por esta invitación, el gusto que me da saludarles y poder compartir con ustedes algunos comentarios con respecto a lo que el Gobierno de la República viene haciendo para el desarrollo de esta industria.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Señoras y señores:

En la actualidad, las telecomunicaciones se han convertido en un factor esencial para el crecimiento económico, el desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación, lo mismo para difundir el conocimiento, la cultura o el entretenimiento.

Es por ello que celebro participar en esta Expo CANITEC 2013, Innovación y Tecnología.

Reconozco a la Cámara Nacional de la Industria de Telecomunicaciones por Cable, CANITEC, por la organización de este importante evento que, sin duda, tendrá un impacto positivo en la evolución y desarrollo de este sector estratégico.

Quiero, nuevamente, felicitar a don Enrique Yamuni, a quien me ha honrado entregarle, en nombre de esta importante Cámara, este reconocimiento que le hacen sus compañeros de industria.

Quiero también felicitar a quienes dan vida a esta industria que está en franca expansión.

Basta referir que de 2004, y éstas son las cifras, los datos que quiero compartirles que, sin duda, acreditan el desarrollo que ha tenido esta industria y el que promete tener en los próximos años.

De 2004 a 2012 la industria del cable en México logró duplicar su número de suscriptores, y hoy brinda servicios al 46 por ciento de los 13 millones de mexicanos que tienen acceso a la televisión restringida, además han logrado atender, a través de la convergencia de servicios, al 7.3 por ciento de las líneas telefónicas fijas y cerca del 14 por ciento de los suscriptores de banda ancha fija.

Estas cifras reflejan el dinamismo de su sector y también las aún importantes oportunidades de desarrollo que tienen.

En el Gobierno de la República somos conscientes del gran potencial que tienen las telecomunicaciones en México, tanto como una industria en sí misma, como en su función de proveedora de insumos estratégicos para la economía en su conjunto.

Estamos convencidos de que el desarrollo de las telecomunicaciones es un requisito fundamental para elevar y democratizar la productividad en nuestro país.

Esto significa que en todas las actividades económicas se utilicen los recursos con mayor eficiencia para producir más en beneficio de todos los mexicanos.

Para conseguirlo es necesario incorporar nuevas tecnologías, innovar procesos productivos, darles un uso más rentable a los recursos e incentivar la creación de empresas más eficientes.

Elevar y democratizar la productividad es el mejor camino para que nuestra economía crezca. Y, lo más importante, para que aumenten los ingresos de las familias mexicanas.

Como lo decía hace apenas, hace unos días. No se trata de lograr, o más bien, no se trata de trabajar más, sino de trabajar mejor, de hacer que le trabajo de los mexicanos tenga una mayor renta, un mejor ingreso para las familias a partir de su capacidad productiva.

De agregarle mayor valor al producto que generen o a los servicios que prestan y que esto, al incrementar la riqueza nacional, también venga a ser parte de ella a todas las familias mexicanas.

Por estas razones, el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, que presentamos la semana pasada, incorpora como estrategia transversal, precisamente la democratización de la productividad.

El objetivo es lograr que las oportunidades de desarrollo no se concentren en unas cuantas empresas, sino que lleguen a todas las regiones, sectores y grupos de población.

Como parte de estos esfuerzos, este lunes instalamos el Comité Nacional de Productividad. Este órgano que además está previsto en la nueva legislación laboral y que busca realmente convertirse en un órgano consultivo y auxiliar del Ejecutivo Federal que coadyuvará a la toma de decisiones pertinentes para optimizar los factores que concurren en la elaboración de bienes y en la prestación de servicios.

Este Comité estará encargado de poner en marcha un programa especial para democratizar la productividad, a partir de los siguientes cuatro ejes:

Primero. Promover el uso eficiente de los factores de la producción, a través de acciones que estimulen la formalidad, incrementen el crédito y hagan un uso más eficiente del territorio nacional.

Segundo. Favorecer el entorno de negocios del país mediante condiciones de mayor competencia económica, certeza jurídica, inversiones en sectores estratégicos y, también, a través de un sistema tributario más sencillo y mucho más simple.

Tercero. Elevar la productividad al interior de las empresas, a través de inversiones en capital humano, así como en procesos de innovación y desarrollo tecnológico.

Y cuarto eje. Impulsar la productividad en todas las regiones y sectores del país con programas y proyectos de infraestructura que atiendan las necesidades específicas de las distintas regiones de nuestro país.

En cada uno de estos cuatro ejes, el sector de las telecomunicaciones tiene mucho, pero mucho que aportar.

Por ello, una de las primeras acciones que emprendimos en el Gobierno de la República fue presentar, en el marco del Pacto por México, una iniciativa de reforma para promover la competencia económica y el desarrollo del sector telecomunicaciones.

El objetivo de esta reforma transformadora es que haya, que ya ha sido aprobada, además, por el Constituyente Permanente, es que cada vez más mexicanos y más micro, pequeñas y medianas empresas tengan acceso a los insumos fundamentales en los que se han convertido los servicios de las telecomunicaciones.

Se trata de una reforma que, por un lado, amplía los derechos de los ciudadanos, y, por el otro, crea condiciones para estimular la inversión, el crecimiento y la competitividad de las empresas en este sector.

Permítanme, también, en esta ocasión, referir algunos de los beneficios directos que tendrá la industria del cable como resultado de esta reforma.

Contarán con un marco institucional fortalecido, que brinde a los actores del sector mayor certeza jurídica.

Se creará un modelo de concesión única, a fin de facilitar su transición hacia las redes convergentes y la prestación de los servicios de televisión restringida, voz, datos e Internet de Banda Ancha.

Se promoverá una mayor competencia en el sector a través de un marco legal, que incluye figuras como la regulación asimétrica, y la regulación de recursos esenciales. Igualmente, se abrirán espacios para facilitar e incrementar inversiones de las empresas de este sector.

Podrán integrar y ofrecer paquetes de canales más atractivos para sus usuarios, que incluyan las señales de televisión abierta, las que tienen que ver o, más bien, las que podrán ser llevadas a través de la regulación que hagamos, del must carry y del must offer.

Además, a través de la red abierta que mandata la reforma, podrán prestar sus servicios en condiciones mayoristas y de acceso abierto para cualquier operador, lo que también ayudará a la convergencia de servicios.

Si bien la transformación del Sector Telecomunicaciones conlleva varios beneficios, implica también nuevas responsabilidades.

Por ello, es que confío que los integrantes de esta Cámara estarán dispuestos, también, a hacer su parte, a contribuir a la construcción de un país más equitativo, de mayores oportunidades, de beneficios ampliados a toda la población de nuestro país y, sobre todo, a un país incluyente y de mayor justicia social.

Lograr que todos los mexicanos tengan acceso a las tecnologías de la información debe ser una responsabilidad compartida.

Por ejemplo. Lograr la cobertura universal de la Banda Ancha es un objetivo que debe unir a los sectores público y privado.

Son múltiples las acciones que se emprenderán para asegurar que más mexicanos tengan acceso al Internet de Banda Ancha.

Una de ellas es el denominado apagón analógico, cuya primera etapa, o decisión de la COFETEL, órgano con autonomía técnica dentro del Gobierno de la República, comenzó, precisamente el día de ayer, en la ciudad de Tijuana, en el Estado de Baja California.

Con esta medida, con la que se apagaron ocho canales analógicos, y se transitó a la televisión digital, los hogares de Tijuana, en esta primera fase, que ya cuentan con un decodificador, disfrutan ahora de una mejor alternativa en su servicio de televisión, con imágenes y sonido de mayor resolución y fidelidad.

Éste es el caso, y esto es lo que hay que precisar. Éste es el caso que ya beneficia hoy, al 93 por ciento de los hogares de esta ciudad del Estado de Baja California.

Para acelerar la atención y resolver las necesidades que se han hecho sentir del siete por ciento restante, es que en este acto he instruido o comparto con ustedes, que he instruido al titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para que haga presencia, personalmente, en la ciudad de Tijuana, e instale inmediatamente una ventanilla de atención para aquellos usuarios o para aquellos habitantes que aún no tienen los beneficios de este apagón analógico.

Vamos a trabajar, precisamente, para que demos una atención pronta, inmediata, y logremos que el cien por ciento de los habitantes del municipio de Tijuana, en el Estado de Baja California, cuenten con el servicio adecuado, oportuno, que debe prestar el servicio de la televisión.

Y le he instruido también al señor Secretario de Comunicaciones, se haga acompañar de los funcionarios responsables dentro de la Secretaría que tienen que ver con este trabajo que estamos desarrollando, precisamente para acelerar este proceso de conversión tecnológica y que estoy seguro traerá importantes beneficios para todos los mexicanos en un mediano plazo.

Yo debo de decir también, que esta medida ha provocado algunos inconvenientes en algunos usuarios, pero estoy convencido que es una necesaria e importante evolución que debemos tener en todo el país.

La digitalización de la televisión permitirá aprovechar de mejor manera el espectro, de forma que se puedan transmitir más canales de televisión y además liberar espacio para aplicaciones de Banda Ancha.

En este propósito, en este objetivo que tenemos, que queremos lograr en los próximos años para que más mexicanos, para que de manera universal los servicios de las tecnologías de la información estén al alcance de todos los mexicanos y que esta oferta, precisamente venga de distintas empresas proveedoras que puedan competir en servicios, en calidad y en precio, y esto a final de cuentas venga a impactar la economía familiar.

Quienes están involucrados en este sector de las telecomunicaciones, quienes participan de este esfuerzo, bien saben y conocen de los alcances que tendrá la nueva legislación que se ha impulsado hoy, en el nuevo marco constitucional que en próximos días habremos de promulgar y que derivará después en la legislación secundaria para materializar y hacer realidad el espíritu con el que fue trazada y diseñada esta Reforma Constitucional.

Por eso es que les invito y les convoco para que asuman la parte que les corresponde y para que juntos logremos, insisto, el que las tecnologías de la información, con todos los servicios que presta, realmente lleguen a todos los mexicanos.

Señoras y señores:

En el Gobierno de la República seguiremos trabajando para hacer del sector telecomunicaciones una verdadera palanca del desarrollo.

Ustedes, por su parte, están llamados a contribuir decididamente en la construcción de ese país de prosperidad y de inclusión social que todos queremos.

Les convoco a seguir trabajando por un México más productivo y más equitativo.

Los invito a seguir aportando para lograr no sólo un México próspero, como es una de las metas nacionales que nos hemos trazado, sino también un México incluyente. Un México de menor pobreza, de menor desigualdad y de mayores oportunidades para todos los mexicanos.

Con el trabajo y el compromiso de todos estoy seguro que haremos de México un país que detone todo su potencial y que sea en beneficio de todos los mexicanos.

Muchas gracias.

Si me lo permiten voy a proceder a la Declaratoria Inaugural de esta Expo CANITEC 2013, denominada Innovación y Tecnología.

En la Ciudad de México, Distrito Federal, siendo las 16 horas con 42 minutos del día 29 de mayo de 2013, me es muy grato declarar inaugurada la Expo CANITEC 2013, Innovación y Tecnología, seguro de que contribuirá al crecimiento del sector y a la construcción de un México próspero e incluyente.

Muchas felicidades.