· Para cerrar las brechas de desarrollo que persisten en el sur-sureste, estamos impulsando las Zonas Económicas Especiales, es decir, áreas con incentivos fiscales y facilidades de alto impacto para detonar la inversión, dijo.

· También gozamos de la estabilidad social, gracias al esfuerzo de varias generaciones de mexicanos por construir un entorno pleno de libertades y derechos, apuntó.

· México es un ejemplo de estabilidad macroeconómica, que se ha construido en las últimas dos décadas. Contamos con finanzas públicas sanas, inflación en mínimos históricos y particularmente un sistema bancario robusto, puntualizó.

· México es una economía abierta que está aumentando su nivel de competitividad y que ha implantado numerosas reformas para impulsar el crecimiento, dotando al país de una mayor estabilidad y transparencia: Francisco González Rodríguez, Presidente de Grupo BBVA.

Al clausurar la Reunión Nacional de Consejeros de BBVA Bancomer, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó hoy que “un aspecto en el que estamos concentrados es en lograr un desarrollo regional equilibrado”, con el objetivo de que el crecimiento y sus beneficios lleguen a todos los estados.

Señaló que en ese rubro “destaca el desarrollo de infraestructura, con grandes obras y proyectos a lo largo y ancho de toda la geografía nacional. Igualmente, para cerrar las brechas de desarrollo que persisten en el sur-sureste, estamos impulsando las Zonas Económicas Especiales, es decir, áreas con incentivos fiscales y facilidades de alto impacto para detonar la inversión”.

Precisó que “para 2018 habrá al menos una empresa ancla en cada una de las Zonas Económicas Especiales: Puerto de Lázaro Cárdenas, Puerto Chiapas, Corredor del Istmo de Tehuantepec y el Corredor Petrolero Tabasco-Campeche”.

Apuntó que otra estrategia para promover el desarrollo de los estados “es aprovechar sus diferentes vocaciones productivas con proyectos diferenciados de infraestructura científica y tecnológica”.

El Primer Mandatario explicó que el Gobierno de la República trabaja en diversos rubros para construir un México Próspero.

Uno de ellos, indicó, es que se ha “protegido la estabilidad lograda con el esfuerzo de varias décadas en distintos aspectos de nuestra vida nacional. Contamos con estabilidad política, con leyes e instituciones democráticas sólidas”.

Por otro lado, continuó, en México “también gozamos de estabilidad social, gracias al esfuerzo de varias generaciones de mexicanos por construir un entorno pleno de libertades y derechos”.

Nuestras leyes, dijo, “garantizan un equilibrio entre la libertad individual y la convivencia colectiva. Somos un país plural que reconoce en su diversidad una de sus mayores fortalezas”.

El Titular del Ejecutivo Federal explicó que México también es un ejemplo de estabilidad macroeconómica, que se ha construido en las últimas dos décadas. “Contamos con finanzas públicas sanas, inflación en mínimos históricos y particularmente un sistema bancario robusto”, precisó.

El Primer Mandatario destacó que otro aspecto que tendrá un gran impacto en el crecimiento económico es la transformación estructural. “Son 13 reformas transformadoras que derriban barreras y abren nuevas oportunidades para las familias y empresas de nuestro país”, apuntó.

“Sin duda, habría sido deseable concretar estos cambios hace una generación. México sería otro si hace 20 años se hubiera concretado un acuerdo nacional para lograr una Reforma Educativa; nuestro desarrollo sería mucho más acelerado si desde hace dos décadas hubiéramos contado con leyes para fomentar la competencia económica y con un sector energético abierto al mundo”, puntualizó.

El Presidente Peña Nieto señaló que a pesar de que eran necesarias, estas transformaciones llevaban años posponiéndose. “Afortunadamente, como país logramos crear las condiciones políticas para construir acuerdos y hacerlas realidad. Si bien los beneficios de las reformas se reflejarán con mayor claridad en el futuro, diversos indicadores nos señalan que vamos por buen camino”, indicó.

Mencionó algunos de ellos:

PRIMERO: “Hoy más mexicanos tienen un empleo formal. En lo que va de la Administración, según los últimos datos del Seguro Social, se han creado más de un millón 962 mil empleos formales; es la cifra más alta para un periodo igual de cualquier sexenio”.

SEGUNDO: “El consumo interno se ha afianzado como un gran motor de la economía. En marzo, el consumo privado creció 4.7 por ciento anual, la mayor tasa para un mes de marzo en los últimos cuatros años. Destaca también la venta de vehículos al público, que en mayo creció a una tasa anual de 19 por ciento”.

TERCERO: “La confianza en México y en su proceso de transformación se refleja en mayores inversiones. Por ejemplo, la Inversión Extranjera Directa sigue en ascenso: en tres años, el país ha recibido cerca de 110 mil millones de dólares. Para dimensionarlo, esto es 60 por ciento más que la registrada en el mismo periodo de la Administración anterior”.

CUARTO: “El crecimiento de la economía hoy se ubica cercano al 2.5 por ciento, a pesar de una coyuntura internacional francamente compleja. Es cierto, todavía no alcanzamos los niveles de crecimiento y desarrollo económicos deseados. Refiero estos indicadores porque son los que mejor reflejan el estado de nuestra economía, una economía sólida que está generando empleos y atrayendo inversiones”.

MÉXICO ES UN EJEMPLO DESDE EL PUNTO DE VISTA MACRO Y MICROECONÓMICO, DE CÓMO SE AFRONTAN LOS PROBLEMAS: GRUPO BBVA

Francisco González Rodríguez, Presidente de Grupo BBVA, destacó que “en un contexto tan complejo como el actual, México, y hay que decirlo muy alto, México es un ejemplo a nivel mundial de esta valía macroeconómica, gestión responsable de las finanzas públicas y fortaleza de su sector financiero. No hay muchos países que puedan decir lo mismo en el mundo”.

Indicó que “es una economía abierta, que está aumentando su nivel de competitividad y que ha implantado numerosas reformas para impulsar el crecimiento, dotando al país de una mayor estabilidad y transparencia”.

Dijo estar convencido de que “los próximos años, México va a seguir consolidándose como una de las economías más importantes y dinámicas del mundo, que va a liderar el crecimiento mundial gracias a su capital humano”.

Resaltó que “es realmente impresionante el nivel, y lo digo yo que viajo por todo el mundo y hablo con mucha gente, el nivel de lo que se está haciendo en este país. Son las reformas las que, verdaderamente, hacen cambiar a un país en el tiempo”.  Añadió: “México es un ejemplo desde el punto de vista macro y desde el punto de vista micro, de cómo se afrontan los problemas”.

LAS REFORMAS ESTRUCTURALES YA HAN TENIDO UN PROFUNDO IMPACTO EN LA ESTABILIDAD ECONÓMICA, LA COMPETITIVIDAD, LA CREACIÓN DEL EMPLEO FORMAL Y EN EL PODER ADQUISITIVO DE LAS FAMILIAS MEXICANAS: LUIS ROBLES MIAJA

El Presidente del Consejo de Administración de BBVA Bancomer, Luis Robles Miaja, subrayó que “si no contáramos con las reformas estructurales, particularmente la fiscal y la energética, el país tendría serios problemas estructurales en su economía, las finanzas públicas estarían muy debilitadas, y el ingreso de la población habría sido deteriorado dada la caída del valor de las materias primas y la devaluación de las divisas”.

Aseguró que en el contexto internacional de bajo crecimiento todos los organismos y foros internacionales señalan que la receta consiste en tener unos sólidos fundamentos y realizar reformas estructurales”. México, precisó, “es el único país que ha logrado ambas cosas”.

Al detallar las conclusiones alcanzadas en la Reunión, Robles Miaja resaltó que “las reformas estructurales difícilmente pudieron elaborarse de mejor manera y su implementación ha sido muy exitosa, a pesar de los choques externos que ha sufrido el país y la oposición a las mismas por intereses contrarios al bien de México”.

Añadió que éstas “tendrán plenos efectos en el mediano y largo plazos, como cualquier reforma estructural. Sin embargo, ya han tenido un profundo impacto en la estabilidad económica, la competitividad, la creación del empleo formal y en el poder adquisitivo de las familias mexicanas”.

Afirmó que gracias a ellas y a los fundamentos económicos del país, “hemos logrado mantener un crecimiento dinámico en un contexto internacional de bajo crecimiento en el que la mayoría de los países emergentes comparables con México no crecen, o incluso, se encuentran en recesión”.