· Con la Reforma Laboral de 2012, juntos hemos incrementado la flexibilidad del mercado laboral, hemos incentivado la productividad, y juntos hemos fortalecido la transparencia y la democracia sindical; ahora, juntos también, debemos modernizar la justicia laboral, aseguró.

· La propuesta para transformar de fondo la justicia laboral en nuestro país, contenida en la reforma en materia de Justicia Cotidiana, es un cambio de paradigma que nos permitirá empatar nuestro sistema de justicia con los nuevos tiempos, señaló.

· 

· No es sólo el crecimiento económico lo que está impulsando la evolución de nuestro mercado laboral. Sin duda, los avances también son resultado del diálogo y la suma de esfuerzos entre los factores de la producción, afirmó.

· Encabezó la conmemoración del Día Internacional del Trabajo.

El Presidente Enrique Peña Nieto encabezó hoy la conmemoración del Día Internacional del Trabajo, en la que expresó su amplio reconocimiento y agradecimiento “a las y los trabajadores de México, porque con su esfuerzo diario, con su trabajo cotidiano en la pequeña, en la mediana o en la gran empresa, hacen posible que nuestro país esté alcanzando mejores niveles de desarrollo, de progreso y de bienestar para las familias mexicanas”.

También reconoció “a todos los trabajadores del país, a sus organizaciones sindicales y a sus dirigentes, con quienes el Gobierno de la República mantiene una relación franca, abierta y constructiva”.

En el evento, realizado en la Residencia Oficial de Los Pinos, el Primer Mandatario destacó que con la Reforma Laboral de 2012, “juntos hemos incrementado la flexibilidad del mercado laboral, hemos incentivado la productividad, y juntos hemos fortalecido la transparencia y la democracia sindical”. Ahora, juntos también, debemos modernizar la justicia laboral, añadió.

Recordó que el pasado 28 de abril envió al Congreso de la Unión un paquete de iniciativas de reformas en materia de Justicia Cotidiana, incluyendo una propuesta para transformar de fondo la justicia laboral en nuestro país.

“Se trata de un cambio de paradigma que nos permitirá empatar nuestro sistema de justicia con los nuevos tiempos”, apuntó. Mencionó algunos de los principales cambios que contempla esta iniciativa:

· Que la justicia laboral sea impartida por órganos del Poder Judicial Federal o de los Poderes Judiciales locales.

· Que los procesos de conciliación sean más ágiles y eficaces, y para ello se propone la creación de Centros de Conciliación especializados e imparciales.

· Se propone que la instancia federal de conciliación sea un organismo descentralizado, que conozca del registro de todos los contratos colectivos de trabajo y de las organizaciones sindicales.

· Se revisarán en la ley respectiva los procedimientos para la firma, depósito y registro de contratos colectivos, asegurando el pleno respeto a la autonomía sindical y al derecho de asociación.

El Presidente Peña Nieto subrayó que de aprobarse esta reforma “lograremos el cambio más trascendental para la protección y defensa de los derechos laborales, desde la creación del Artículo 123 en nuestra Constitución de 1917”.

“En pocas palabras, estamos construyendo la justicia laboral del Siglo XXI para una economía globalizada de nuestro país del Siglo XXI”, destacó.

EL DIÁLOGO Y LOS ACUERDOS SON PARTE FUNDAMENTAL DE NUESTRA EVOLUCIÓN INSTITUCIONAL

El Titular del Ejecutivo Federal indicó que “México es una democracia en donde el diálogo y los acuerdos son parte fundamental de nuestra evolución institucional”, y mencionó como ejemplo de ello “la positiva relación que existe entre dirigentes laborales, representantes empresariales y autoridades gubernamentales”.

Señaló que “el tripartismo ha sido valioso y nos ha permitido alcanzar resultados”. Más allá de la participación formal de los tres sectores en diversas instituciones del Estado mexicano, trabajadores, empleadores y autoridades sumamos esfuerzos para impulsar el desarrollo nacional, apuntó.

Refirió que los resultados son buenos y alentadores, y compartió algunos de ellos:

“Hoy más mexicanos tienen un empleo formal que hace tres años. Del 1 de diciembre de 2012 al 31 de marzo de 2016, el número de trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social creció en un millón 850 mil 970, y estoy seguro que con las cifras que tengamos de abril estaremos alcanzando una cifra récord: más de dos millones de empleos generados en nuestro país. Se trata de la mayor generación de empleos para un periodo igual de cualquier administración federal”, resaltó.

El Primer Mandatario explicó que esto no es sólo consecuencia del empeño que el Gobierno de la República ha tenido para crear facilidades y para tener asideros a partir de cambios estructurales que posibiliten que México siga teniendo un mayor dinamismo económico. “Es fruto y resultado del diálogo continuo y permanente que hay entre los empresarios y los trabajadores de nuestro país”, precisó.

  • Congruente con ello, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó que “en marzo la Tasa de Desocupación a nivel nacional se ubicó en 3.7 por ciento de la Población Económicamente Activa. Esta Tasa de Desempleo no sólo es inferior a la del mes anterior, sino que es la más baja para un mes de marzo en los últimos ocho años”.

Igual de relevante es “la formalización del mercado laboral. De noviembre de 2012 a marzo de 2016, la Tasa de Informalidad Laboral se ha reducido 3.2 puntos porcentuales, alcanzando su nivel más bajo en la última década. Ello significa que hoy hay más trabajadores en la formalidad, con los derechos que les da tener acceso a la seguridad social, y no en la informalidad; estamos revirtiendo justamente esta tendencia creciente que en los últimos años habíamos venido observando como nación: más trabajadores en la informalidad, sin derecho a la capacitación constante y permanente, sin derecho a la seguridad social”.

Señaló que gracias a los esfuerzos emprendidos en los comités de productividad, tanto a nivel nacional como estatal, se ha logrado elevar esta variable fundamental de la formalización del empleo.

  • De diciembre de 2012 a diciembre de 2015, de acuerdo con datos del INEGI, el Índice Global de Productividad Laboral de la Economía “ha tenido un crecimiento, si bien modesto, de 1.4 por ciento, vale la pena destacar que revierte una tendencia decreciente de años y décadas pasadas”.
  • En las remuneraciones también hay cifras que indican mejoría. Por ejemplo, dijo, “de diciembre de 2012 a diciembre de 2015, el Salario Mínimo General Promedio acumuló una recuperación en su poder adquisitivo de 5 por ciento, y al finalizar este año el salario mínimo tendrá una recuperación acumulada prevista y proyectada de al menos 6 por ciento”. Si bien pareciera una cifra modesta y pequeña, continuó, “hay que decir que es la mayor recuperación para un periodo igual en los últimos 36 años; no habíamos observado o habíamos tenido una recuperación real del poder adquisitivo de los trabajadores”.

El Primer Mandatario reafirmó el compromiso del Gobierno de la República para que en un diálogo constante con trabajadores y empleadores “podamos arribar a las mejores condiciones y, sobre todo, a elevar y recuperar en mayor medida el poder adquisitivo del salario de los trabajadores. Es un compromiso permanente, constante y acreditado que tiene el Gobierno de la República”.

El Presidente Peña Nieto afirmó que “sin duda todos estos indicadores de mayor empleo, de mayor formalidad, de mayor productividad, de mejores salarios y menos desempleo, reflejan una evolución positiva de nuestra economía; reflejan una economía estable y sólida, una economía que está creciendo y que lo está haciendo a partir de la fortaleza de su mercado interno”.

Recordó también que el pasado 29 de abril el INEGI presentó su estimación oportuna del Producto Interno Bruto para el primer trimestre de 2016. “Según este cálculo, con cifras desestacionalizadas, la economía mexicana creció 2.9 por ciento a tasa anual”, señaló.

“Sin embargo, no es sólo el crecimiento económico lo que está impulsando la evolución de nuestro mercado laboral. Sin duda, estos avances también son resultado del diálogo y la suma de esfuerzos entre los factores de la producción, y el mejor ejemplo de ello es que llevamos prácticamente 31 meses consecutivos sin estallamiento de huelga alguna de carácter federal”, enfatizó.

Destacó que no obstante que nuestra Carta Magna “reconoce el derecho de huelga, México es el país de las Naciones Unidas y de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) que registra el mayor periodo sin una huelga laboral federal. Esto es resultado de este diálogo constructivo, de este nivel de entendimiento y de acuerdo que hay entre trabajadores y empleadores”, expresó.

“Esta paz laboral, así como los logros que he referido, nos consolidan como un país más competitivo, más formal y más productivo”, subrayó.

EL TRIPARTISMO, FACTOR DECISIVO PARA LA PAZ LABORAL: NAVARRETE PRIDA

Alfonso Navarrete Prida, Secretario del Trabajo y Previsión Social, afirmó que durante la Administración del Presidente Enrique Peña Nieto el tripartismo ha constituido un factor decisivo para la paz laboral, que se manifiesta en casi 31 meses sin una sola huelga de jurisdicción federal, una baja consistente de la informalidad laboral y un aumento en la productividad, rubro en el que México brincó siete lugares en la medición del Foro Económico Mundial.

Precisó que “tan hay diálogo, que están los 31 meses sin una sola huelga, no sólo de los sindicatos y empresas grandes aquí representados, sino, incluso, de aquellas pequeñas y muy pequeñas empresas que tienen trabajadores de ocho, 10 o 15 empleados, y que tampoco han ido a huelga en 31 meses”.

Dijo que “hoy el ambiente de paz laboral que prevalece en el país nos permite confirmar que en México existe una gran capacidad de diálogo entre los factores de la producción y que nuestro tripartismo ha madurado y está listo para privilegiar estancias de conciliación para alcanzar arreglos”.

Ratificó que “bajo nuestro tripartismo, México ha caminado en sus tres transiciones en paz: transición demográfica, que nos ha hecho un país más urbano que rural; transición epidemiológica, que nos ha hecho un país de mayor expectativa de vida, donde nuestros niños no mueren a temprana edad, y transición democrática, que nos permite hoy ver la alternancia como parte de nuestra vida y entramado social”.

Consideró que el tripartismo ha sido un importante puntal para abordar temas en el mejor interés de trabajadores y patrones, y de ello dan cuenta acuerdos sin precedentes que esta Administración Federal ha logrado para avanzar con responsabilidad y gradualidad en la recuperación del salario mínimo, que registra en los primeros tres años de esta Administración cinco por ciento de recuperación en términos reales. Su mayor recuperación para un periodo similar en más de cuatro sexenios”.

Por ello, explicó, “bajo nuestro tripartismo, podemos decir que México está vivo todos los días, y nos hace poder sentarnos aquí hoy; vernos y reconocernos y, sobre todo, poder dialogar en beneficio de México”.

EL TRIPARTISMO LLEGÓ PARA QUEDARSE, NOS HA DADO ESPLÉNDIDOS RESULTADOS, SIGAMOS ABONANDO A ESO: CARLOS ACEVES DEL OLMO

Al ejemplificar los buenos resultados del trabajo que se realiza en el INFONAVIT, el IMSS, el INFONACOT y la CONSAR, el Secretario General de Confederación de Trabajadores de México (CTM), Carlos Aceves del Olmo, sostuvo que el tripartismo llegó para quedarse, no debemos apartarnos de él porque ha dado esplendidos resultados.

El líder de la CTM indicó que en materia laboral tanto gobierno, empresas y sindicatos están inmersos en diversos temas, lo que ha conllevado a muchos meses de paz laboral en el país.

“Eso es el resultado de esta gran alianza: capital, trabajo y el arbitraje del Gobierno; las facilidades para que nos entendamos, el cumplimiento de los organismos sociales que están al servicio de los trabajadores, el diálogo que permanentemente existe, pero también de dar el punto de vista de los trabajadores y de las trabajadoras”, enfatizó.

Aceves del Olmo se congratuló porque las Reformas Estructurales son un pacto histórico que ya empezaron dar frutos y a moverse con su propia inercia. “Qué bueno que así sea, vemos la lucha que avalamos todos los días para poner orden en la educación pública, y en todos los medios que están tocados por estas reformas”.

LA CONCILIACIÓN, EL PRINCIPIO TRIPARTITA QUE REÚNE A TRABAJADORES, EMPRESAS Y GOBIERNO EN EL DIÁLOGO SOCIAL PARA LA NEGOCIACIÓN, LA CONSTRUCCIÓN DE ACUERDOS Y EL DESARROLLO DEL PAÍS: JUAN PABLO CASTAÑÓN

Juan Pablo Castañón, Castañón, Presidente del Consejo Coordinador Empresarial, se congratuló “porque llegamos hoy a otro Día del Trabajo en un contexto de estabilidad y entendimiento entre los factores de la producción, bajo los signos que han marcado para bien las relaciones laborales en México de las últimas décadas: la conciliación, el principio tripartita que reúne a trabajadores, empresas y Gobierno en el diálogo social para la negociación, la construcción de acuerdos y el desarrollo del país”.

En nombre del sector empresarial, expresó reconocimiento y agradecimiento a las mujeres y hombres que con su talento y esfuerzo diario, dijo, “son la fuerza motriz y el activo más trascendente de las empresas, de las instituciones públicas y sociales del país”.

Manifestó su reconocimiento también a los dirigentes obreros y al Secretario del Trabajo, “porque siempre están en el diálogo tripartita, la construcción positiva y la búsqueda de soluciones superadoras de las diferencias”.

Consideró que hay un importante camino por recorrer para alcanzar un sistema de justicia laboral más ágil y expedito, moderno, y acorde a los nuevos tiempos, bajo los principios de legalidad, imparcialidad, transparencia, eficacia, y certidumbre jurídica, en beneficio de todos los mexicanos.

“Esta modernización es fundamental para fortalecer y dar más y mejor impulso al desarrollo económico y social del país. Lo haremos, como en todos estos desafíos, conforme al mismo esquema tripartita de diálogo social y construcción de acuerdos, buscando la inclusión de las propuestas e inquietudes de todas las partes”, expuso.