El Presidente Enrique Peña Nieto recibió hoy en la Residencia Oficial de Los Pinos a la delegación de la Confederación Sindical Internacional (CSI), encabezada por su Secretaria General, Sharan Burrow.

La CSI es la organización sindical más grande del mundo, la cual integra a 311 organizaciones sindicales y representa a 175 millones de trabajadores. El actual Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, fue Secretario General de la CSI de 2006 a 2010.

La reunión se centró en los planteamientos más relevantes que en el ámbito internacional tiene la política laboral del Gobierno mexicano. Estuvo presente el Secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, quien expuso las principales acciones derivadas de los ejes que en la política laboral definió, en su momento, el Presidente de México.

La señora Burrow expresó gran interés en la forma en que el Presidente Peña Nieto enfrenta las prioridades de México y compartió con él puntos de vista sobre el liderazgo que ocupa nuestro país al interior del G20, que se reunirá en San Petersburgo, Rusia, el 5 y 6 de septiembre próximos.

En este año, la CSI ha puesto énfasis en la necesidad de que los gobiernos actúen de forma decidida para atender el grave desempleo que persiste, especialmente entre los jóvenes, y ha llamado a los líderes del G20 a reconocer la urgente necesidad de tomar medidas para hacer frente al aumento del desempleo y la desigualdad, para lo cual necesitan diseñarse nuevas iniciativas a efecto de crear empleos, así como los indicadores que permitan medir los avances en esa materia.

En la reunión se expuso que los planteamientos de la señora Burrow son coincidentes con lo que ha establecido la Política Laboral del Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto. Esto es, que para lograr la consolidación de la recuperación económica y la promoción de empleos de calidad se requieren estrategias que conduzcan a la formalización de todo empleo, a la generación de empleos de calidad, bien remunerados, en los que se inserte una fuerza de trabajo mejor calificada. En todo caso, los beneficios del crecimiento económico deben distribuirse de forma equitativa, alcanzando incondicionalmente a mujeres, jóvenes, personas con discapacidad y adultos mayores.

A la delegación de la CSI se le informó que el Gobierno del Presidente Peña Nieto tiene el compromiso de diseñar las estrategias para democratizar la productividad, lo que significa: una sociedad más justa, equitativa e incluyente, potenciar el desarrollo regional y reducir la desigualdad, y lograr que los resultados y beneficios del crecimiento económico se reflejen en cada uno de los hogares mexicanos, alcanzando a cada sector del país. Esto se logrará impulsando un mejor funcionamiento del mercado laboral, alimentado por reformas dinámicas de los distintos sectores de la economía y alineado con una eficaz protección de los derechos fundamentales de los trabajadores.