Ve la entrevista aquí

Enrique Peña Nieto: Admito que México enfrenta una situación de desconfianza
03/09/2015

Adela Micha (AM), conductora: Presidente, muchas gracias.

Enrique Peña Nieto (EPN): Adela, qué gusto saludarte.

AM: Buen día.

EPN: Igualmente.

AM: Presidente, se ve muy delgado.

EPN: Pues mira, el ejercicio.

AM: ¿Sí?

EPN: El ejercicio, la responsabilidad pero honestamente me siento muy bien.

AM: Pero sí bajó mucho de peso.

EPN: No tanto.

AM: ¿Cuánto?

EPN: ¿Honestamente?

AM: Sí.

EPN: Hijole, pues yo creo que unos cuatro o cinco kilos por ahí, de que empecé, bueno, en campaña llegué a pesar menos, ¿eh? más o menos igual que ahorita, casi igual que ahora, quizás por ahí debo andar, pero si tu pregunta es cómo me siento y cómo estoy...

AM: Sí, ¿está usted bien de salud?

EPN: Afortunadamente y gracias a Dios muy bien Adela, aunque por aquí me han inventado que estoy... estoy perfectamente bien, afortunadamente muy bien, mira me han pasado en lo que va...

AM: Dos eventos.

EPN: Dos cirugías y a lo mejor de ahí han inventado 20 mil cosas

AM: ¿Cuál fue la primera? Explíquenos bien qué tuvo.

EPN: Tenía un mal funcionamiento en la tiroides.

AM: Que lo tenia desde antes.

EPN: Un pequeño nodulito que me habían identificado tiempo atrás y la recomendación fue mejor hay que quitarlo y luego pues la vesícula que también se convierte en algo, no digo que de todos, pero es una cirugía relativamente común.

A mí hace muchos años me operaron de la apéndice también cuando estaba en la carrera y pensé que era más común la apéndice que la vesícula

AM: ¿Y no?

EPN: Por lo menos ahí en el hospital militar, ahí han practicado más cirugías de vesícula que de apéndice.

AM: ¿Y era urgente o llegó a tener dolor?

EPN: Pues mira, sin entrar en mucho detalle, pues sí tenía dolor, tuve una gran molestia una noche previa a una gira que tenía a Guatemala y además después venía el rey de España, tú recordarás que teníamos la visita de Estado de los reyes de España un lunes y me operaron un viernes.

AM: ¿Pero se siente bien, está bien?

EPN: Me siento muy bien, verdaderamente me siento muy bien

AM: ¿Está haciendo mucho ejercicio?

EPN: Tampoco extremo, hay que poner las cosas en contexto, hago ejecicio.

AM: Sí, deporte, deporte extremo no.

EPN: Deporte extremo no. Me gusta caminar, quizás lo que mas practique es caminar.

AM: Y correr.

EPN: Y correr, normalmente lo hago los...

AM: Y con unas calcetas que lo acomodan

EPN: Normalmente lo hago los fines de semana.

AM: Y con unas calcetas que le acomodan. ¿Qué opina usted de todo este asunto de las redes sociales? Son muy duros con usted, ¿no?

EPN: Mira, lo dije en alguna vez. Pues mira, yo creo que siempre lo han sido con el presidente, en el presidente se centra mucho a veces verlo como responsable casi de todo lo que ocurre, si llueve poco, si llueve mucho, casi de todo, pero mira, yo creo, estoy convencido que siendo presidente de la República pues está en el centro de atención es sin duda figura dominante dentro de nuestro sistema político, de nuestro régimen político, lo ha sido históricamente, y de ahí que hoy en la nueva forma que tenemos de comunicarnos, de interrelacionarnos, y que han que entender que es signo de nuestros tiempos, pues obviamente el presidente no está ajeno a eso, ni el presidente está ajeno a la comunicación que hay en las redes.

Pero uno también recoge mucho de lo que las redes hay del sentir social.

AM: Es una gran herramienta.

EPN: Yo creo que es una gran herramienta, es un muy buen termómetro de recoger genuinamente cómo está el ánimo social, cuáles son los temas de mayor inquietud, de mayor preocupación, quitando esos temas que me parece que son a veces medio triviales y...

AM: Anecdóticos

EPN: Y anecdóticos, pero permite pulsar muy bien cómo está el animo social y cuáles son los temas que más le preocupan a la gente.

AM: Entonces percibe que como lo dijo ayer en su mensaje, hay desconfianza, hay desazón, hay mucha desesperanza, hay mucho enojo también.

EPN: Mira, ayer hice un balance de tres años de gobierno y me permití ir incluso a cómo estábamos en 2012, porque a veces se pierde realmente historia, reconocimiento a lo que hemos logrado como sociedad, qué hemos logrado concretar y a veces en temas coyunturales se olvida lo que hemos avanzado y sin dejar de señalar y reconocer también tropiezos o dejar de reconocer temas que están en la sensibilidad de la sociedad mexicana.

Ayer dijo a ver 2012, cuando arrancó esta administración, sólo rescató que entonces postule qué debíamos ir por una agenda de cambios estructurales y algo que debemos rescatar y recoger es el haber logrado un Pacto por México, que fue el haber generado un ambiente de confianza entre las principales fuerzas políticas que en el pasado habían o no habían logrado concretar reformas legislativas en temas fundamentales para el desarrollo del país y que gracias al Pacto por México se definió toda una agenda legislativa que permitió hacer 13 cambios estructurales que seguramente durante la conversación podremos abordar y abundar en ellos.

También señalé que este último año había sido un año complejo y difícil porque habíamos vivido momentos o varios eventos...

AM: Para decir lo menos.

EPN: Varios eventos que me parece abonaron a una gran desconfianza entre la sociedad. Tuvimos lo que, sin duda ha sido un momento difícil, de tragedia, que fue al desaparición de 43 jóvenes estudiantes en Iguala, que la Procuraduría General de la República tiene una investigación hecha sobre ese tema y sigue ahondando la investigación en el asunto, y lo que hoy nos ha dado a conocer en esta investigación la Procuraduría, lamentablemente apunta a un desenlace trágico, que verdaderamente genera dolor y pena, y yo cuando me reuní con los padres de familia, claramente manifesté mi más amplia solidaridad y deseo de acompañarles en esta pena y en este dolor.

AM: Que supongo no les alcanza, porque no ha de haber dolor más grande.

EPN: A ver, hay esta y estará siempre la disposición y atención del gobierno para apoyar esta pena y este dolor de los padres de familia, porque como padre de familia siento, registro, y lo pude sentir de ellos, la pena por la que atraviesan y pasaría cualquier familia que no sabe en dónde está su hijo.

Segundo, a esto se sumó, a este sentimiento que evidentemente recogió una gran solidaridad de la sociedad mexicana ante esta tragedia, vinieron después otros señalamientos de conflictos de interés que ayer lo señale, de hechos de corrupción apuntados y señalados en diferentes niveles de gobierno, incluso en el ámbito privado y frente a todos estos escenarios que fueron abonando a un clima de desconfianza, vemos también en el exterior pues esta alta volatilidad financiera que el mundo esta viviendo.

Nos enteramos todos los días que el precio del petróleo baja, y sabe la sociedad mexicana que cuando esto ocurre pues significa también una disminución de los ingresos que tiene el gobierno, es decir, tiene menos ingresos y en consecuencia una menor capacidad para responder a lo que la sociedad está demandando.

Y el precio del dólar, que vemos como la moneda nuestra frente al dólar se ha ido encareciendo y le ha pasado a otras monedas, prácticamente a todas las moneas del mundo. Entonces ayer dije, a ver, lo qué está pasando en México por un lado tenemos una sensación de desconfianza, y por otro de incertidumbre en lo que pueda pasar a la economía de las familias mexicanas y es la economía, por razón de lo que vive la economía mundial.

Frente a eso, ¿qué habremos de hacer?, y yo claramente señale, seguir en la ruta que hemos atrasado, seguir consolidando el proyecto por el que estamos trabajando, por el que postulamos desde hace tres años o casi tres años, por el que la mayoría de la sociedad mexicana votó y fue favorecido.

Por la ruta de consolidar los cambios estructurales, de instrumentar las reformas que hemos hecho, y que todas deriven en beneficios para la sociedad, varios de los beneficios ya están, tampoco es que sean beneficios que se vayan a sentir solamente en un futuro lejano. Varios beneficios hoy ya se palpan.

Hoy tiene por ejemplo, consecuencia de la Reforma en Telecomunicaciones, tienes tarifas de servicio de telefonía mucho más baratas, dejaste de pagar larga distancia. Hoy tienes gracias a la Reforma Hacendaria una... se acabaron los gasolinazos, dejó de haber incrementos a la gasolina cada mes, hoy tienes gracias a la Reforma Financiera que es distinta a la fiscal, un mayor crédito, que además el objetivo es, que hubiese más crédito para las familias mexicanas y que fuera más barato.

Ha habido una disminución en los puntos porcentuales que se cobra a los créditos que se otorga, es decir, ya empieza a sentirse y a ver beneficios para las familias mexicanas, consecuencia precisamente de la instrumentación que estamos haciendo de las reformas estructurales.

AM: Pero ¿usted cree que no hay un reconocimiento de ese logro de usted, y de su administración?, porque yo creo que justo, pues vamos en el primer año, en el primer mes de su administración que se da el Pacto por México, había un reconocimiento por parte de todos, que pues se hizo política. Ahora sí el arte de lo posible y el arte de lo imposible, lo que parecía imposible se logró.

Pero la verdad es que este tercer año sí ha sido terrible, Presidente.

EPN: En este tercer año lo dije, lo señalé y lo reconocí, Adela.

AM: ¿Cuánto de eso?, ¿cuánto usted como Presidente de la República asume como responsabilidad del presidente?

EPN: Mira, el Presidente de la República es la cabeza de un gobierno, la cabeza del Gobierno Federal, es el jefe del Estado mexicano, y es sin duda a quien corresponde darle rumbo, definir las metas alcanzar que claramente apuntamos desde el inicio de este Gobierno.

Y de registrar lo que son rezagos o problemas que vienen de más atrás como hacerle frente a los problemas que se van presentando en el día a día, hemos prestado atención para resolver problemas añejos, al mismo tiempo que vivimos día a día problemas que se presentan...

AM: Los que van surgiendo.

EPN: Los que van surgiendo. El Presidente de la República y eso lo apunté el día de ayer, es mi responsabilidad dar a la sociedad mexicana claridad en el rumbo que llevamos, el no claudicar en la instrumentación de las reformas que estamos llevando a acabo, en no claudicar en los objetivos que desde el principio de este gobierno claramente señalamos y fueron cinco grandes metas nacionales que apunté, que te comparto, Adela.

Primero, un México en paz y con tranquilidad, nos ocupa mejorar las condiciones de seguridad en el país y ayer compartí, cuáles son las cifras, cómo vamos, cómo hemos avanzado en al disminución de la violencia, cómo hoy el número de homicidios que se registran en el país son menos de los que había en el año 2012.

Y eso no porque lo diga el Gobierno, porque INEGI que es una institución autónoma, con autonomía constitucional, comparte toda esta información estadística que se genera en el país y ha reconocido que ha habido una disminución. Lo mismo lo aprecian así las organizaciones de la sociedad civil que participan y que se han involucrado en los esfuerzos porque tengamos condiciones de mayor seguridad.

Apunté cómo entidades, especialmente en el norte del país que vivieron o que han vivido momentos muy difíciles y enmarcados por la violencia, lograron disminuir sus índices de homicidios cometidos en más de un 60 por ciento. Es el caso de Nuevo León, es el caso de Coahuila, es el caso de Chihuahua, que estaban muy marcados y estaban muy señalados por los homicidios que ahí se cometían.

Pero también dije que en otro tipo de delitos, robo por ejemplo, extorsión, secuestro, que son los que más han lastimado la sociedad mexicana, junto con la violencia, los homicidios que se cometían, también ha habido disminución, reconocí que en el caso del secuestro pro ejemplo de 2012 a 2013 ya en mi administración, tuvimos un incremento en al Comisión de este delito.

Nos llevó a establecer una estrategia para combatir el secuestro, y hoy tenemos una significativa reducción en lo que va de 2014 a 2015, y en el balance tenemos mejores, mejor condición a la que había en el 2012.

Esto tampoco es para que echemos campanas al vuelo, ni asumamos actitudes triunfalistas, nos falta avanzar en este tema, nos falta fortalecer el régimen del marco de actuación que tienen las instituciones de seguridad, es parte de la Agenda Legislativa que ayer apunté servirá al fortalecimiento del Estado de Derecho, muchas de las leyes que falta por concretar son precisamente para fortalecer las instituciones en materia de seguridad pública.

También el segundo gran objetivo, la segunda gran meta nacional; el México incluyente. Esto es; tenemos que disminuir los niveles de pobreza y especialmente de desigualdad que hay en el país.

AM: Que son terribles.

EPN: Que son terribles, lo dije ayer; tenemos un país en el que conviven distintos Méxicos, partes del país en donde vemos cómo su economía está creciendo, cómo hay un mayor nivel de desarrollo social y apunté que contrasta por ejemplo, la condición de desarrollo que tienen entidades en el norte del país, en la zona centro del país, en el bajío, con el sur del país.

Y por eso ayer anuncié, si me permites de una vez adelanto, y esta será una de las iniciativas que presente a consideración del Congreso, el crear zonas económicas especiales en el sur del país. Es un modelo que nunca se ha utilizado en México, que sí se ha utilizado en otras partes del mundo, para impulsar el desarrollo, para encontrar mecanismos hacia las zonas más pobres que tienen potencial de desarrollo y que permita a través de distintos esquemas incentivar la inversión productiva, la generación de empleos, la creación de riqueza en esas regiones del país que se han distinguido por estar con mayor rezago y en condición de mayor pobreza.

Dentro de este mismo escenario hablé de que la Cruzada Nacional contra el Hambre hoy está permitiendo el asegurar que quienes pasaban por hambre, el Gobierno se atrevió a reconocer que había siete millones de mexicanos que padecían hambre, que no tenían asegurada su diaria alimentación y que hoy esta política social focalizada está permitiendo que esa población objetivo esté teniendo asegurada su alimentación o un mayor número de mexicanos dentro de este universo de población de atención esté teniendo asegurada su alimentación.

Reconocí también que dentro de las mediciones que hace Coneval, que es la entidad también con autonomía técnica para medir los niveles de carencias y de pobreza entre la población, nos dijo que había crecido el número de pobres, que para eso tendremos que asegurar una mayor eficacia en la política social que estemos llevando a cabo y no sólo eso, bueno, más bien decir que no sólo depende de una sola dependencia, podría pensarse en la Secretaría de Desarrollo Social.

Es una tarea que corre de manera transversal, le toca a la Secretaría de Educación Pública, a la Secretaría de Desarrollo Social, a la Secretaría de Agricultura, a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, son varias dependencias que convergen en un esfuerzo para asegurar que podamos combatir con mayor eficacia a la pobreza y apunté al compromiso para que en la próxima evaluación que habrá de hacerse el próximo año que corresponderá en 2016 y Coneval dará los resultados en 2017 como está previsto en la ley, que yo espero podamos acreditar que el esfuerzo para combatir la pobreza realmente esté dando resultados.

Una tercera meta nacional, un gran objetivo nacional; una educación de calidad. Que eso implicó hacer quizá la reforma estructural más importante, la de mayor calado, porque es ocuparnos hoy por el futuro que tendrá la niñez y juventud de nuestra sociedad, y asegurar que tengan una educación de calidad.

Hoy trabajamos no sólo para que la educación siga siendo pública, laica, gratuita, sino además una educación de calidad y la instrumentación de esta reforma evidentemente ha enfrentado resistencias que todos hemos apreciado y muy señaladamente en el estado de Oaxaca, donde una sección sindical se había convertido prácticamente en trabajadores y autoridad en esa entidad.

Lo que hizo el Gobierno de la República junto con la autoridad local es recuperar la rectoría del estado en la educación, yo solamente te recuerdo que hace dos años cuando empezaba esta administración, recordarás que tuvimos aquí marchas de maestros, teníamos tomado el Zócalo con maestros de esta sección sindical y hoy están dando clases.

Es decir, la reforma está instrumentándose, está llevándose a cabo y eso permitirá con medidas que te compartiré además de el acompañar a las maestras y maestros de México en este propósito de reforzar la educación de calidad en nuestro país, de acompañarlos en este esfuerzo de mejorar las condiciones que tienen las escuelas donde los niños reciben educación, de ponerlas en el centro de atención de la reforma educativa y todo ello precisamente para asegurar que la juventud y niñez de nuestro país tenga educación de calidad.

AM: Yo le preguntaba, Presidente...

EPN: Me quedé a dos metas que compartirte pero...

AM: Adelante, no, adelante, perdón.

EPN: Cuarta meta el México próspero, y ayer, es que estoy haciendo un repaso quizá apretado de lo que fue ayer, pero cuarta meta; el México próspero, que tiene que ver con que México mantenga su estabilidad económica y con que México tenga un mayor crecimiento económico, porque crecer económicamente significa que tendremos más empleo, significa que las familias podrán tener mejores ingresos, y eso sólo se da en esta condición.

Hoy le ocupa al Gobierno y lo he marcado como una prioridad, el que nos ocupemos por mantener la estabilidad económica del país, por no ponerla en riesgo, porque eso es lo más importante para que las familias puedan tener tranquilidad y puedan tener seguridad económica, puedan tener mejores condiciones en su economía.

Y por otro lado, tenemos que encontrar mecanismos que nos permitan impulsar el crecimiento de nuestra economía en un entorno mundial complejo, en un entorno en donde no necesariamente las distintas regiones del mundo y países están creciendo, sino todo lo contrario. Prácticamente han venido manteniendo una tendencia a la baja en el crecimiento de sus economías.

Y la quinta, el quinto objetivo que es el que México se convierta en un actor con responsabilidad global, es decir, no somos un país aislado ni ajeno ni ausente de lo que son las grandes causas de la humanidad; el combatir los efectos del cambio climático, el asumir responsabilidad frente a este reto, participar, como ha sido una decisión histórica de que México participe en las operaciones para el mantenimiento de la paz a las que convoca Naciones Unidas con fines humanitarios, que ha sido la decisión de este gobierno, para ese propósito estarán participando nuestros efectivos militares, en operaciones para el mantenimiento de la paz con fines humanitarios.

Y siendo estás las cinco metas, ayer dije "no claudiquemos", mantengámonos firmes en el propósito de llevar a México a ese objetivo que nos hemos planteado a través de estas cinco grandes metas nacionales con distintos instrumentos que ayer apunté, con diferentes medidas que ayer anuncié para lograr este objetivo.

AM: Que sigue siendo el mismo rumbo que se planteó desde un principio. Los objetivos son los mismos y han sido muy claros.

EPN: Los objetivos son los mismos. Y yo pondría en contexto que las medidas anunciadas, las diez medidas que el día de ayer anuncié para reforzar precisamente la concreción de las metas y objetivos trazados, yo diría que están orientadas fundamentalmente a tres objetivos principales.

Uno; fortalecimiento del Estado de Derecho, segundo; mantener la estabilidad económica y lograr mayor crecimiento económico, y tercero; con la misma prioridad, un combate más eficaz a la pobreza y a la desigualdad que hay en el país.

AM: Pero insisto, este año ha sido terrible y permítame que yo vuelva a esta serie de eventos que estuvieron ocurriendo todo este año y que usted me diga, ¿cómo los recibe, qué es lo que siente en ese momento y cómo decide enfrentarlos y afrontarlos? Yo creo que el primer gran evento que desencadena y que termina con este momento mexicano que duró pues todos estos dos primeros años, sin duda es cuando conocimos y cuando se da el evento de Ayotzinapa.

¿Cómo le llega esta información, cómo la digiere y cómo asume la responsabilidad de este evento a pesar de que, sabemos todos muy bien cómo ocurrió, digo, no sabemos cómo ocurrió, tenemos la información que tenemos pero ¿cómo lo asume el Presidente de la República cuando conoce esa información?

EPN: Adela, yo creo que como fuimos informados todos, como todos lo asumimos y lo entendimos en su momento, como el Gobierno de la República decidió apoyar a la autoridad local en el esclarecimiento de este hecho desde el primer momento.

AM: ¿Qué le provocó, rabia, indignación, preocupación?

EPN: En los primeros momentos quizá y yo creo que en general mi apreciación sobre el tema es que nadie advirtió en ese momento, y te hablo el primer día o el segundo día, ni de lo que realmente esto estaba significando, ni del tamaño de la tragedia, ni de la dimensión que esto tenía.

Yo reconozco que en ese momento, honestamente, ninguno lo advertimos y lo digo desde el propio gobierno, los medios de comunicación informando sobre el tema, nadie en su momento le dio esta dimensión que vimos fue cobrando.

La dimensión de la tragedia, porque no sabíamos exactamente qué había ocurrido, no teníamos mayor precisión, si bien la Procuraduría General de la República ofreció prestarle auxilio a la autoridad local, lo cual devino después, al darle ya su justa dimensión, en un apoyo relevante y quizá como no se hubiese prestado en un episodio reciente que se tenga memoria, con el número de elementos que se dispusieron para la búsqueda, para la investigación, para los peritajes que se realizaron.

El haber hecho de esta investigación algo tan transparente que por primera vez en la historia se pidió a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos conociera de la investigación que estaba realizando la Procuraduría General de la República y que sigue investigando, sigue ahondando y que nos ha dado a conocer los avances de la investigación que como señalo, apuntan por lo que hemos conocido, a un desenlace de una tragedia, como se ha dado a conocer por información de la Procuraduría, pero a final de cuentas será la procuraduría la que tenga que concluir con las investigaciones y recabar, hacer toda indagatoria correspondiente, pero es abierta y transparente con la participación de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos.

Fue algo, te repito, que causó una enorme consternación...

AM: Fue brutal.

EPN: Fue brutal, y también registró la enorme solidaridad de la sociedad mexicana, yo creo que fue un evento trágico, lamentable...

AM: ¿Y con usted, solidaridad con el Presidente o el Presidente con la gente?

EPN: El Presidente de la República actuó simplemente, no simplemente, quise mostrar toda la decisión y toda la voluntad y así lo acreditamos, creo yo, que había del gobierno para acompañar en su dolor a los padres de familia que habían perdido o que tenían extraviados a sus hijos.

Que esto motivó una sensación y sentimiento de gran solidaridad y empezó porque tuvo el Presidente de la República. Por supuesto que a todos nos ha conmovido, a mí en lo personal, como padre de familia, como Presidente de la República por supuesto que mucho me conmovió, sentí el peso de la tragedia y del dolor por el que estaban pasando los padres de familia.

Decidí recibir y platicar con ellos, estuvimos más de cinco horas, yo recuerdo, platicando y de expresarles nuestra mayor solidaridad, que ahí está el gobierno con toda la disposición de acompañarles en esta pena pero además de saber qué había ocurrido para dejar debidamente esclarecido este asunto y seguiremos trabajando con esta misma actitud y con esta misma disposición.

Esto es parte del deber ético, moral de un Gobierno, parte de una responsabilidad y aquí estará la autoridad para acompañar a los padres de familia en esta pena y en este dolor. Dejaremos que la Procuraduría concluya sus investigaciones y nos haga saber exactamente...

AM: Y la instrucción es que se haga con absoluta transparencia.

EPN: Con absoluta transparencia por eso lo que ocurrió por primera vez, abrir y pedir, incluso, el que elementos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos o miembros de esta comisión participaran y conocieran de la verdad y de lo que la Procuraduría como autoridad estaba realizando en sus investigaciones.

AM: Tlatlaya, Presidente, ¿qué le informan, cómo le informan?

EPN: Tlatlaya como también conocimos todos, en un evento, y aquí yo quiero marcar, hacer una clara distinción, porque Tlatlaya dio lugar a una, pareciera a veces una especie de linchamiento sobre una institución que sin duda es de gran orgullo para los mexicanos, que son nuestras fuerzas armadas.

Si en el caso de Tlatlaya o en cualquier otro que se presentase, se cometen excesos, hay abusos, se atenta contra los derechos humanos; evidentemente habrá que hacer las debidas sanciones, imponer la ley, aplicar la ley pero son eventos que no pueden manchar a toda una institución.

A una institución que está formada por soldados, marinos, pilotos; mujeres y hombres, que todos los días se arriesgan por la vida de los demás, que todos los días -o mucho de ellos- tienen que dejar sus hogares para ir a cumplir comisiones, en distintas partes del país. Que lo mismo participan en apoyo a las familias damnificadas por eventos que a veces se presentan por la fuerza de la naturaleza, que están en apoyo a la Cruzada Nacional contra el Hambre; han capacitado a gente que participa en los comedores comunitarios, nuestras fuerzas armadas que han apoyado las tareas de reforestación. Que ahora están participando en combatir las adicciones.

Es decir, nuestras fuerzas armadas están presentes en muchos frentes en apoyo a la sociedad mexicana, y me parece lamentable que por hechos aislados, que por hechos a veces que están sujetos a una investigación, se quiera...

AM: Pero se habla de una ejecución.

EPN: ... manchar a toda la institución. Por eso en este caso particularmente de Tlatlaya, lo que el propio Ejército y el Gobierno de la República han señalado, que se lleve a cabo la investigación, que se profundice y se esclarezca el tema. Y si hay responsables porque haya habido o ejecuciones extrajudiciales o uso excesivo en la fuerza utilizada en este enfrentamiento, se aplique la ley y se sancione a los responsable.

AM: ¿Usted tiene algún reporte de una ejecución en el caso Tanhuato?

EPN: Ninguno. En el caso de Tanhuato, es también otro tema a investigar...

AM: ¿Pero tiene usted algún reporte, información, de que se haya tratado de una ejecución?

EPN: Lo que tengo conocido es, primero la autoridad de Michoacán que conoció de estos hechos, hizo su propia indagatoria, se declaró incompetente ante el tema y remitió el expediente completo a la PGR. Corresponderá a la PGR llevar a cabo la indagatoria, la investigación correspondiente para deslindar cualquier responsabilidad -si la hubo- en este caso en particular.

AM: ¿Pero no tiene ningún reporte de que se haya tratado de una ejecución?

EPN: Ningún reporte, y repito, será la PGR la que ahora siendo responsable ya de esta investigación, al haberla declinado la autoridad local -por declararse incompetente para el tema- la que tenga que profundizar, y simplemente darnos a conocer a todos los mexicanos, la verdad de los hechos ocurridos en Tanhuato.

AM: ¿Cómo le afectó al Presidente, al líder de este país y en su liderazgo, el conocimiento de todo este asunto de la casa de Las Lomas que...?

EPN: De "La casa blanca", el famoso tema conocido como "La casa blanca".

Yo creo que un tema que sin duda vino a abonar al clima de desconfianza, que yo he apuntado, se fue generando a lo largo de este último año...

AM: Fue un golpe al corazón de su gobierno, ¿no?

EPN: Pero déjame poner en claro contexto este tema, no obstante que lo he abordado ya en otro momento.

Primero tengo que reconocer que, me parece de forma muy legítima, mi esposa había adquirido una propiedad o estaba en ese proceso, como lo ha acreditado. Como la propia Secretaría de la Función Pública hiciera su investigación, con todos los documentos que se aportaron para el tema; esta fue una operación que se hizo de forma legal, lícita; pero también tuve que reconocer cuando abordé el tema, que sin duda en la forma en que se había hecho, y quizá sí deba reconocer en un error, despertó suspicacias de un eventual conflicto de intereses, lo cual también se ha logrado esclarecer.

Y por eso también dije -el Presidente de la República y los servidores públicos, no sólo están obligados a observar puntualmente la ley, sino también realmente, a evitar que en cualquier acto se den eventos que despierten alguna suspicacia por alguna eventual irregularidad, si es que lo hubiera- aquí claramente no lo hubo, sin embargo, fue algo que sí afectó y lastimó, evidentemente, el ánimo social y también lastimó, yo creo, internamente a la familia.

Yo reconozco el valor que mi esposa tuvo, de salir públicamente, a explicar porqué ella como mujer que había trabajado durante 25 años como actriz, pues estaba en su legítimo derecho de adquirir una propiedad, de cómo lo había hecho o estaba en ese proceso, porque estaba pagando apenas esta propiedad. Y decidió dar la cara, explicarlo y no obstante que frente a esto, pues no dejó de ser esto un tema, que lamentablemente señalara, estigmatizara, generara desconfianza.

De tal suerte que sí fue un tema de desgaste, de enorme desgaste, y sobre todo que abonó a la falta de confianza en las instituciones.

AM: ¿Cómo recuperar la... y sobre todo al Presidente, al Ejecutivo?

EPN: Yo creo que trabajando. Yo también creo que fue un evento, que además de lo propio del tema, abrió un debate amplio sobre cómo generar instituciones en favor de la transparencia, de combate a la corrupción. Creo que sin habérselo propuesto...

AM: ¿Hubo corrupción ahí?

EPN: No lo hubo, claramente señalado no lo hubo, pero evidentemente ante el debate que despertó, pues evidentemente se llevó a que se debatiera ampliamente y hoy tenemos...

AM: Pero la percepción es que sí hay un conflicto de intereses.

EPN: No, fue una percepción que llevó a este escenario, y por eso reconozco que si bien algo legalmente hecho, lícitamente hecho, algo que no advertimos como familia mi esposa ni yo, es que esto pudiera generar la impresión de que había un conflicto de intereses, que fue lo que despertó, por eso había que esclarecerlo, había que aportar todas las pruebas correspondientes.

AM: ¿Usted le pidió que lo explicara públicamente?

EPN: Al contrario, yo soy el primero en agradecerle a mi esposa y reconocerle el valor y la valentía y el coraje que tuvo de salir a explicar este tema. Recordarás que cuando ella lo hizo también yo después comprometí, dije, "así como mi esposa ha decidió explicar todo este tema sobre el que ha habido este señalamiento, me lleva a tomar la decisión de también abrir y de ser abierto en mi declaración patrimonial".

Y además que abrió todo un debate sobre el tema de la transparencia, del combate a la corrupción, lo cual me parece ha sido positivo y bueno para el país.

AM: Y de cómo habría que hacer una declaración patrimonial también, ¿no?, porque luego es muy ambigua...

EPN: Y además, regular por primera vez un tema que no estaba regulado que era el tema del conflicto de interés, un tema que no estaba, ni siquiera había obligación de algún funcionario público de declarar donde potencialmente podría presentarse algún conflicto de interés.

Yo creo que a final de cuentas esto fue lo que tuvo lugar, recientemente la Secretaría de la Función Pública después de revisar toda la documentación, de haber recogido ya no sé cuántas testimoniales y toda la investigación que tuvo lugar, queda claro, primero que se trató de un hecho legal y un acto legal, que no hubo conflicto de interés.

Sin embargo, al haber apuntado esto también y por eso ofrecí una disculpa, ofrecí una disculpa porque no puedo dejar de reconocer que ese tema en particular afectó la credibilidad y la confianza en las instituciones, lastimó la imagen de las instituciones del Estado mexicano y eso me llevó a ofrecer una disculpa pública, porque este evento aislado y en su contexto, lamentablemente había afectado la confianza en las instituciones del Estado mexicano.

AM: Presidente, nadie cree el resultado que hizo la Secretaría de la Función Pública porque otra vez no hay confianza en las instituciones y por eso mi pregunta, ¿cómo hacerlo...?

EPN: Aquí yo creo que hay algo muy importante que no se puede pasar por alto, Adela, ¿por qué la Función Pública? Porque por ley es la instancia que tiene la atribución para hacer una investigación, así como lo expuso el propio secretario, pero más allá y yo creo que no ha habido un escrutinio tan amplio sobre un acto como ha sido la adquisición de esta casa, de esta propiedad, que finalmente además se canceló, mi esposa decidió...

AM: Ya no se hizo la transacción.

EPN: No, estaba en un proceso pactado para irse pagando en cierto tiempo y finalmente mi esposa pues ante todo esto dijo, "no quiero ya seguir comprando la casa", se decide cancelar la compra-venta, convenir la terminación del contrato de compra-venta con la empresa que lo había vendido y queda ahí concluida la operación.

Pero voy al tema, algo importante que hizo la Función Pública fue abrir el expediente completo, someter a un escrutinio público, ahí está, estas son las pruebas que yo he tenido a mi alcance, esta es la investigación que he hecho, no sólo vengo a declararlo sino que además abrió la investigación, está completamente abierta. Está expuesta en las páginas de Internet de la Secretaría de la Función Pública con todas las pruebas documentales.

Yo creo que ahí están los hechos, ahí están las pruebas aportadas, ahí están los documentos que acreditan cómo se llevó a cabo la operación y me parece que a final de cuentas creo que lo que ha hecho la Función Pública ha sido la línea más acertada, dijo, "esto es lo que me corresponde hacer por ley", es una instancia que tiene la atribución legal para hacerlo, pero además no sólo agoto aquí lo que tengo que decir, sino que además lo expongo a la vista abierta y pública de la sociedad mexicana.

AM: ¿Llegaron tarde esas disculpas?, tendremos que reconocer que en este país nadie ofrece disculpas.

EPN: Yo ofrecí una disculpa por lo que habría significado el hecho que te repito, si bien legal, si bien ajeno a conflicto de interés por lo que se hizo en la investigación y así se declaró, si bien eso, no puedo dejar de reconocer que fue algo que lastimó a la sociedad, que indignó y sobre todo abonó a la desconfianza en las instituciones.

Y más en un ambiente como lo estamos viviendo no sólo internamente sino en el mundo que nos está tocando vivir, en un ambiente de mucha incertidumbre, de desconfianza, por eso apunté ayer en mi Tercer Informe de Gobierno, "a ver, no perdamos el rumbo, este gobierno que fue uno que se trazó claramente objetivos -que ya he apuntado y que he compartido contigo- sigamos trabajando por ellos porque lo que habrá de depararle a este país será precisamente un México de mayor seguridad, de una educación de más calidad y en donde los mexicanos, especialmente la juventud, tenga mayores oportunidades de realización personal".

Es cierto que ha habido señalamientos, que ha habido desconfianza pero no perdamos el rumbo, no claudiquemos, estamos a mitad del mar, nos hemos subido a un barco y estamos navegando hacia un puerto y no porque tengamos una tormenta, una tempestad, decidamos o regresar o cambiar de objetivo, cambiar de destino solamente por ocurrencias, sino más bien, tengamos muy claro; apeguémonos a lo que nos hemos trazado, porque el perseverar en los objetivos que claramente nos hemos fijado, será lo que nos permita, creo yo, alcanzar ese objetivo.

AM: ¿Cómo ha sido este año para usted, Presidente, con días muy largos y noches muy largas, cómo lo ha vivido?, por ejemplo, estoy pensando cuando le dieron la noticia que se había escapado "El Chapo", ¿cuál fue su primera reacción?

EPN: De enojo, de brutal enojo, Adela, de enojo, de frustración y de evidentemente...

AM: O sea, le hablan por teléfono.

EPN: Fui informado por el secretario de Gobernación, estaba yo en trayecto apenas a una gira internacional y claro que claramente fue de enojo, de frustración, de reconocer como se ha hecho, la vulnerabilidad que tiene nuestro sistema penitenciario que tenemos que fortalecerlo.

Y bueno, yo creo que aquí, así como apreciamos avances y logros, también reconocemos tropiezos, frustraciones como la que hemos tenido en este tema, otro reto más que nos echamos encima, que será la reaprehensión de este delincuente que se ha fugado de esta cárcel.

AM: ¿Confía en que lo van a reaprehender?

EPN: Yo tengo que tener confianza, porque yo creo que...

AM: Si ya lo detuvieron una vez.

EPN: Si tuvimos la oportunidad y la capacidad de hacerlo una vez, yo espero que la volvamos a tener.

AM: Y si lo detienen, ¿qué van a hacer con él?

EPN: Primero detengámoslo,

AM: Sí, porque...

EPN: A final de cuentas será someterlo a él y a cualquier otro, yo creo que esto no tiene volcado sólo la atención a un prófugo de la justicia, sino más bien, de varios prófugos, de varios que están ausentes o evadiendo la ley y la justicia; creo que la responsabilidad del Estado es trabajar para lograr la aprehensión de todos ellos, de desmantelar las bandas y organizaciones criminales que lastiman la convivencia social; ese es el gran reto que tiene el Estado en su conjunto, y por eso estamos trabajando.

AM: Le refiero, cómo reacciona, me dice "pues sí, con mucho enojo, con mucha frustración", que fue lo que nos provocó a todos...

EPN: Pero también te digo una cosa, tampoco puedes tomar decisiones ni enojado...

AM: Es a lo que iba...

EPN: No, lo que no puedes hacer es tomar decisiones bajo la...

AM: A mí me queda claro que desde su posición no se pueden tomar decisiones, como se dice, por ocurrencia, por enojo, apasionadamente...

EPN: Y menos bajo sentimientos de enojo y eventualmente, alejados de la razón; tienes que serenarte, pensar y trabajar en lo que debe ser, hoy, otro reto: la reaprehensión de este delincuente que se ha escapado, pero también, el reforzamiento a cómo opera tu sistema penitenciario, que evidenció en esta fuga, una vez más, la fragilidad y vulnerabilidad que tiene.

AM: Esto me obliga a hablar de los cambios en el Gabinete, que también se ha dicho que llegaron tarde. Y entonces es cuando yo le preguntaría, me queda claro que no se pueden tomar decisiones al calor de los acontecimientos; ¿cuáles fueron las consideraciones para hacer los cambios?

Entiendo que esto es una prerrogativa al Presidente, a usted se la ha reconocido muchísimo que es un hombre muy pragmático, que sabe tomar este tipo decisiones a conveniencia de usted, y en el mejor de los casos, del país.

¿Cuáles fueron los factores a considerar, porque se fueron unos, otros solamente se cambiaron de alguna posición, cuáles fueron las consideraciones?

EPN: A ver, Adela, tú bien lo apuntas, es una atribución del Presidente nombrar y remover cualquier funcionario del equipo de trabajo que tiene. Es el Presidente el que tiene y el que juzga en qué momento, cuándo y en qué áreas hay que reforzar y a quién designar para tales propósitos. Por eso tú me decías, "llegan tarde", ¿a juicio de quién? Porque yo he escuchado, si tú escucharas todas las voces, pues difícilmente...

AM: No, no...

EPN: Yo soy muy claro...

AM: Si alguien te funciona, no hay para qué moverlo, ¿no?

EPN: Esta presión de la muchas voces, pero al final d cuentas soy yo, y es el Presidente el que tiene la decisión...

AM: Sí, sí.

EPN: De qué ajustes hacer para llevar a que el Gobierno que recibió una confianza ciudadana, cumpla con sus objetivos, soy yo, como Presidente de la República, quien asumo mi responsabilidad frente a la sociedad mexicana. Soy yo quien tiene muy claro a dónde quiere llevar a México, soy yo quien tiene clara responsabilidad de lo que comprometí y ofrecí a la sociedad mexicana y en razón de eso es que determino en cada momento, en cada espacio, en cada coyuntura, qué ajustes hacer al equipo que me permita fortalece y reforzar el actuar del Gobierno para poder cumplir lo que ofrecí a la ciudadanía.

AM: Y este es el caso. Déjeme preguntarle entonces a juicio de muchos que saben de esto y que opinan de esto. Dicen que loo que hizo fue abrir la baraja para el 2018, para que hubiera más candidatos

EPN: Yo creo que a medida que pasa el tiempo, Adela, siempre habrá más y mayores especulaciones de orden político, pero...

AM: Pues para no especular, mejor me lo platica usted.

EPN: Aquí ni caben especulaciones, ni es momento de hacer especulaciones, hoy sólo hay una misión qué cumplir, que es llevar a México al escenario que postulé en el 2012, el que recibió un respaldo y un mandato mayoritario de la sociedad mexicana y es en favor de eso que estoy trabajando. Y los ajustes están orientados a ese objetivo, porque el trabajar... y lo apunté por cierto.

Si tú recuerdas, al haber nombrado a los nuevos funcionarios, les dije, "este es un gobierno que trabaja en equipo aquí no caben los individualismos, no cabe hacer tareas propias, sino es un trabajo en equipos". Y es el Presidente de la República al frente de este gobierno, el que define ritmos, orientaciones, prioridades y lo que he hecho es un movimiento que permita realmente, me permita cumplir con lo que he comprometido y ofrecido a la sociedad mexicana.

AM: Y al final de su mensaje ayer, usted dijo que va a seguir trabajando con el mismo vigor, con vigor y con pasión por todos estos objetivos. ¿En todo este tiempo se sintió, arrgg, así como, "híjoles, no", digo?

EPN: En todo este tiempo, mira, el Presidente de la República...

AM: Digo, la verdad, pues está?

EPN: No, a ver, a ver, el Presidente de la República al final de cuenta no deja de ser humano como somos todos, Adela, y en sus ánimos pasa de todos, como le ocurre a cualquier persona, peo al final de cuentas estoy muy claro de mi responsabilidad, y la asumo con enorme vitalidad, con enorme orgullo, con el privilegio que la vida me ha dado, y principalmente el respaldo que he tenido de la mayoría de la sociedad mexicana para estar en esta tarea y en esta responsabilidad.

Y ante esta satisfacción, ante ese privilegio de la vida de ser el Presidente de México, tengo clara mi responsabilidad, por eso ánimos, desánimos y a veces todo lo que pueda pasar, tristezas, enojos, alegrías, pues a final de cuentas es lo que nos pasa a todos, pero todo esto está en el marco y en el contexto de cuál es mi tarea, mi responsabilidad y mi decisión firme de cumplirle a los mexicanos.

Postulé un proyecto de cambio con rumbo, definí cuáles eran las tareas que había que acometer. Ayer hice un balance sobre lo que sí hemos logrado, lo que nos falta lograr, cuáles eventualmente han sido tropiezos y por qué mi firme convicción de que México tendrá, de verdad, un mejor porvenir en la medida que nos apeguemos a la ruta trazada, a los instrumentos que hemos construido. Por eso ayer dije tenemos que seguir edificando sobre los cimientos que hemos construido.

Porque eso es lo que hemos hecho en estos primeros tres años: cimentar, poner bases muy sólidas y hoy hay que edificar sobre esos cimientos.

AM: Me decía usted que dice quién que llegaron tarde los cambios, ¿el Presidente escucha? ¿El Presidente y sus colaboradores le dicen la neta de lo que está pasando, de como se están percibiendo las cosas allá afuera? ¿O al Presidente le dosifican un poco la información?

EPN: Mira, yo creo que uno de los beneficios de que existan tantos medios a través de los cuales la sociedad se expresa y se manifiesta, eso permite y hace que sea más fácil para el Presidente recoger cómo está el sentir de la sociedad; las redes sociales es quizá hoy uno de los medios más importantes que te permiten pulsar qué piensa, cómo está el ánimo social y hay distintos medios o distintas formas de poder tener una mayor claridad de cómo están las preocupaciones, las inquietudes que tiene la sociedad mexicana.

Por supuesto que recojo comentarios, unos a favor, otros en contra, pero a final de cuentas también te permite recoger y enriquecer la visión sobre lo que tienes que hacer, lo que tienes que decidir, lo que tienes que resolver y qué tienes que priorizar en tu agenda de trabajo de todos los días, pero sin perder de vista y de óptica las grandes metas que te has trazado, que ayer fue lo que apunté:

Dije a ver, hay temas añejos, hay problemas viejos que tenemos que resolver, se presentan en el día a día nuevos problemas que tenemos que atender, pero a final de cuentas no nos salgamos de contexto, no perdamos rumbo y horizonte y llevemos el barco al puerto que queremos. Porque puede ser que tengamos tormenta, que tengamos mal tiempo, que no tengamos viento a favor, puede ser que tengamos dentro del barco cualquier incidente que eventualmente se presente, pero no perdamos rumbo y tengamos claro hacia dónde vamos y a dónde queremos llegar.

AM: ¿Pero qué tan críticos son ustedes? ¿Qué tan autocríticos son el presidente de la República junto con su equipo de trabajo? "Esto es un error, esto..."

EPN: Mira, yo escucho a mi equipo de trabajo, pero también escucho las varias voces que se expresan a través de distintos medios.

AM: ¿No duelen estas voces?

EPN: Recoges, escuchas lo que no te agrada, claro que lastima en el ánimo, pero también te da enorme aliento cuando ves otras voces que reconocen lo que se hace. Al final de cuentas yo creo que en el ejercicio de esta responsabilidad algo que es fundamental es la prudencia, la moderación y el tener claro sentido de responsabilidad y hacia dónde quieres llevar al país.

AM: Y usted lo tiene clarísimo.

EPN: Yo en congruencia con lo que postulé, en congruencia con lo que ofrecí a la sociedad mexicana en 2012, que me favoreció con su respaldo mayoritario, sigo apegado y me ciño puntualmente a lo que comprometí, a los objetivos que entonces hice para los mexicanos o la oferta que hice a los mexicanos y por un sentido de elemental congruencia tengo que seguir trabajando para con lo que creo y lo que estoy seguro permitirá la concreción de esos objetivos, donde debamos seguir trabajando, en la ruta que debemos seguir trabajando.

AM: Supongo que el ser presidente de la República y el trabajo diario es muy desgastante en todos sentidos. ¿Cómo afecta a la familia?

EPN: Mira, yo creo que es desgastante como lo es para todos; yo creo que todos al final de cuentas, el que tiene que levantarse temprano para ir a trabajar, tener problemas...

AM: Pues sí, pero uno tiene la responsabilidad de su familia, usted tiene la responsabilidad de todas las de nosotros.

EPN: Tiene razón, pero a final de cuentas...

AM: Digo, la responsabilidad es enorme.

EPN: Posiblemente es en otra dimensión, pero la asumo plenamente, estoy consciente de lo que esto significa, del desgaste que pueda tener decisiones y acciones y actuaciones que hagamos para llevar a México a donde queremos llevarlo.

AM: ¿Cómo está en lo personal? Digo, se le ve muy bien, delgado...

EPN: Así como ves, estoy muy bien.

AM: Yo sigo insistiendo en que está delgado...

EPN: A ver Adela, me gusta cómo me veo, me siento muy bien, me siento muy echado para adelante.

AM: ¿Cómo está con su esposa? Porque hay muchos rumores de que...

EPN: Qué bueno que me lo preguntas, no tengo ni idea.

AM: ¿De qué no tiene idea? ¿Cómo está con ella?

EPN: ¿Y quién ha dicho esto? ¿A quién se le ocurrió que tenemos problema alguno? Ninguno, eventualmente nos reímos, nos divertimos...

AM: Se habla de un...

EPN: Pues sí, porque sacaron un video que me desdeñó mi esposa, me ignoró; verdaderamente yo creo que sacado totalmente de un contexto, pues yo creo que a más de uno nos ha pasado a veces cuando tomas de la mano a tu esposa, pues que de repente ya está del otro lado. Sin sentido.

Si me preguntas cómo está la relación con mi esposa, extraordinariamente bien. Ayer me acompañó, me ha acompañado y me seguirá acompañando en distintos momentos, logramos formar una nueva familia ahora con seis integrantes desde hace varios años...

AM: Es lo que le iba a decir, los suyos, los de ella y los... y ya.

EPN: Ahí están y conviven y tienen a veces ellos sus diferencias, la verdad es que tengo una relación muy cordial, muy amigable con mi señora, de verdad lo digo, no quiero ir más allá, tampoco exagerar el tema, tengo una bonita relación con mi esposa, de entendimiento; por supuesto que a veces estoy en momentos de desgaste y sobre todo en el ánimo familiar frente a lo que tú señalas, por supuesto, pues claro que lo sentimos y lo vivimos y afecta en el ánimo familiar, pero también hemos tenido la fortaleza, la entereza, el cariño que nos profesamos para superar y salir adelante.

AM: ¿Cómo es con sus hijas adolescentes, su hijo adolescente? Que además la edad es bien complicada.

EPN: Complicada y estamos ya dejando la adolescencia, otros entrando a la adolescencia. Pues como en todas las familias, como todos padre y madre tienen que a veces lidiar con sus hijos para encausarlos, llevarlos y a final de cuentas reconociendo que cada hijo piensa distinto, tiene aficiones diferentes, gustos distintos, así son los hijos.

Y a final de cuentas, me lo preguntas, ayer tuve oportunidad de comer con ellos terminando el informe y aunque ya tarde, me reuní sólo con la familia, me reuní solamente con mi esposa, con nuestros hijos, con mis hermanos, los hermanos de Angélica, y estuvimos platicando y estuvimos recordando ahí, durante la comida, mucho de cómo habíamos crecido, ahí se estuvieron acordando mucho nuestros hijos de cuando se conocieron, de cómo al principio no se querían...

AM: Se caían mal.

EPN: Y de veras, a esa distancia, ¿a qué son ya? Siete años de distancia, a mí la verdad yo creo que fue un momento de remanso, de paz que me dio el día de ayer de estar con ellos, de escucharlos y de verlos ahora a todos contentos madurando, ahí van, siguen sus estudios, unos bien, otros mal pero ahí van y la verdad bien allegados todos, muy bien.

AM: Tu hijo ¿bien?

EPN: Regular.

(Risas)

EPN: Pero ahí va, ahí lo vamos jalando y empujando pero ahí va.

AM: Pero mire, para su tranquilidad, eso sí que le pasa a usted nos pasa a todos.

EPN: Le pasa a todos, a veces son más responsables yo creo las mujeres que los hombres, no sé por qué.

AM: Sí, por eso le pregunté por su hijo.

EPN: Las mujeres muy bien, las niñas van mejor.

AM: ¿Sus hijos están estudiando en México?

EPN: Todos están estudiando en México.

AM: ¿Pensó la posibilidad o alguno quiere estudiar fuera?

EPN: Pues de repente se lo han planteado, no sé, hoy, Adela, honestamente no sé, hoy todos están aquí estudiando.

AM: Me refiero a próximamente, no sé.

EPN: Y ojalá y alguno tenga la oportunidad, yo creo que siempre es una buena oportunidad.

AM: ¿Han tenido algún exceso que haya tenido que regañarlo?

EPN: No, digo, me han llegado tarde cuando no deben llegar tarde, a veces no me han llegado y casi de madrugada, lo que a todos nos pasa. Nada distinto de eso.

AM: Pues sí, lo que a todos nos pasa. Oiga, déjeme hablar de política un poco con usted que a eso usted le entiende y le gusta.

Ayer hubo un mensaje político muy importante también dentro de este informe donde usted entre otras cosas apuntó que en realidad el gran enemigo y adversario, al menos así lo leímos muchos, era el populismo, y todos lo entendimos que tiene un destinatario con nombre y apellido, ¿a quién se estaba refiriendo Presidente?

EPN: No me refería a nadie en particular.

AM: ¿Andrés Manuel López Obrador?

EPN: No tiene, mi mensaje no tiene destinatario. El mensaje de ayer y la reflexión que hice el día de ayer, la hice porque me parece que es algo que tenemos que cuidar como sociedad y simplemente referí entre mi reflexión lo que ha pasado en otros episodios de la historia de la humanidad en donde cuando viene un problema de orden económico en una sociedad global, suele ser muy común que haya voces que postulen salidas fáciles, soluciones mágicas y entonces eventualmente se destruye lo que se ha logrado.

Y eso fue lo que dije ayer, "reflexionemos", y dije, "no claudiquemos", no demos espacio a que vengan propuestas que planteen destrucción de lo que se ha hecho, el que suponga que es inservible lo que se tiene, por todas las instituciones que tiene nuestro país, programas que se han logrado, la infraestructura que se ha creado, ha tomado generaciones y décadas llevarlas a cabo.

Y todo cambio, toda transformación, yo soy de los que cree y está convencido, tiene que edificarse sobre lo que ya se ha logrado y entonces puse en reflexión; cuidado porque ha habido episodios en la historia de la humanidad que han dado espacio precisamente a estos postulados populistas y de soluciones mágicas que lo que registra la historia, en lugar de avanzar se ha retrocedido y se ha llevado a escenarios de tener sociedades entonces con ausencia de respeto a los derechos humanos y de intolerancia.

Es lo que no quisiera le pasara a México. No tiene destinatario, es una reflexión sobre lo que advierto, porque mira, el populismo se da igual o en las derechas o en las izquierdas, no sólo hay de un lado y de otro, el populismo puede brotar en cualquier tendencia ideológica que haya, puede ser de derecha, puede ser de izquierda, cabe en todas. El tema es, seamos claros, tengamos precisión, sobre todo convoqué a hacer una reflexión de no perder rumbo, de no claudicar y de reconocer que cuando se edifica sobre lo que ha tomado tiempo, años y décadas construir, es como mejor se avanza.

AM: Se lo pregunto porque Andrés Manuel López Obrador se ha convertido en la obsesión de muchos, incluso de presidentes anteriores, ¿es su caso, la verdad?

EPN: Pues yo no voy a ninguna competencia, "a ver, será el momento", yo no iré a ninguna, qué bueno que llevas a precisarlo, ¿cómo ha de ser?, ¿por qué habría de ser?, si yo no voy a ir a ninguna competencia, yo soy el Presidente de México, ya competí en una justa democrática, en una competencia democrática que tuvo lugar en 2012 y por supuesto que yo no tengo más que una sola obsesión.

Mi única obsesión es asegurar que lo que me he trazado lograr para México se pueda materializar y se pueda cumplir, que realmente pueda llevar yo a México y aportar mi granito de arena, que mi gobierno pueda hacer esa contribución a que tengamos una mejor nación, un mejor país.

He hecho estas reflexiones como las seguiré haciendo, compartiendo con la sociedad mexicana lo que su Presidente piensa y siente, lo que recoje de la experiencia mundial, lo que puedo apreciar de manera muy cercana de lo que pasa en el mundo porque me toca también como Presidente, recorrerlo, escuchar a otros jefes de Estado, recoger de las historias del pasado y simplemente traer a cuentas lo que ha pasado en la historia de la humanidad.

"El pueblo que no conoce la historia, -dice una frase-, está condenado a repetirla", y por eso las reflexiones que he hecho, te repito, no tienen destinatario en particular y más bien...

AM: Pero supongo que le gustaría que su partido se quede en el poder en todo caso, ¿no?

EPN: Yo he expresado y he postulado que mi partido, estoy orgulloso de mi militancia, estoy orgulloso de pertenecer a un partido que tiene historia, que es una institución que ha construido la propia sociedad mexicana porque son miembros de la sociedad mexicana quienes forman parte de mi partido y de otros partidos políticos.

Y creo yo además, ya me llevaste a pensar no sólo en los partidos políticos sino además en las muchas formas que hay que además es consecuencia...espérate.

AM: ¿Qué opina de las candidaturas independientes?

EPN: Pues sólo puedo opinar que me parece que es una forma muy legítima de poder estar en tareas de responsabilidad pública y que precisamente una de las reformas que hicimos, que se hicieron y que fueron impulsadas por este gobierno con el respaldo de las otras expresiones políticas, fue abrir el espectro, es decir, fue gracias a que los partidos políticos votaron esta reforma política que se abrió la posibilidad de que algún ciudadano sin ser miembro de partido político alguno, pudiera participar o aspirar a un cargo de elección popular.

Esto me parece que es propio de toda democracia, viene a fortalecer nuestra democracia, es decir, viene a fortalecer los espacios para que haya participación.

Yo espero que los resultados que tenga mi gobierno, espero que lo que podamos avanzar en favor del México que queremos, pueda servir y contribuir a acreditar al partido político que represento en esta responsabilidad, pero también asumo que sí como militante orgulloso de ser priísta, también asumo que soy Presidente de México, que gobierno para todos los mexicanos y que mi tarea es cumplirle a todos los mexicanos, llevar a que México esté bien y mejor para todos los mexicanos. Esa es mi tarea, esa es mi responsabilidad y estoy para cumplir con eso.

AM: Pues yo le agradezco mucho Presidente y finalmente le diría, ¿vamos a ver a un nuevo Presidente, habrá un antes y un después en esta mitad de la administración, será una referencia?

EPN: Mira, Adela, yo lo que te puedo decir es que hemos cumplido casi tres años de gobierno, vamos a la mitad de la gestión, pude informar el día de ayer de avances y logros importantes, cómo tenemos hoy un país generando más empleo, cómo tenemos una tasa de inflación más baja, lo cual favorece a la economía de las familias mexicanas, cómo el consumo interno, es decir, lo que compran y consumen los mexicanos está creciendo es lo que esté moviendo la economía, está siendo un motor muy importante el consumo interno y cómo se mueve la economía interna frente a este contexto global.

Las medidas que asumimos para hacerle frente a este desafío y a lo que el mundo nos está presentando de asumir medidas de austeridad, de apretarnos el cinturón, de no incrementar los impuestos, de no al IVA en medicinas y alimentos, en fin, todos esos anuncios me parecen...

AM: De no corrupción.

EPN: ¿De no qué, perdón?

AM: De no corrupción.

EPN: De combatir, de poner en marcha los instrumentos que el Estado, que hemos creado en las reformas como es el Sistema Nacional Anticorrupción y el Sistema Nacional de Transparencia, se pongan en práctica, se instrumenten y yo estoy convencido que vamos a tener un mejor México a partir de lo que estamos llevando a cabo, no es relanzar al gobierno, más bien es consolidar lo que hemos iniciado para que rinda los frutos deseados en beneficio de las familias mexicanas.

AM: Gracias, Presidente.

EPN: Te agradezco mucho, Adela, ha sido una gran oportunidad.

AM: Gracias, hablemos más seguido.