El Mandatario en entrevista con EL UNIVERSAL, asegura que de no haberse hecho la reforma fiscal, hoy, ante la caída de los precios del petróleo, el gobierno hubiese tenido que hacer un ajuste mayor, “quién sabe de qué orden y magnitud”. Afirma haber actuado con responsabilidad al recortar el gasto público para evitar recurrir a una mayor deuda o nuevos impuestos.

Admite que el desplome del mercado petrolero afecta la reforma energética, pero sostiene que ésta “tiene un enorme potencial para que México sea una gran nación productora de hidrocarburos y de energías limpias”.

Entrevista completa aquí.