Enrique Peña Nieto (EPN): A ver, yo daría contexto a lo que ha pasado con nuestra moneda y con las monedas de todos los países emergentes, que hay que decir que esa es la realidad, el escenario que estamos viviendo todas las economías emergentes y el mundo en general, Pepe.

Por eso he señalado que esto más que responder a factores internos, responde a factores externos. El mundo está muy convulso, lo he señalado en más de una ocasión. Todas las monedas de los países como Brasil, como Turquía, como Rusia, como Colombia, todas, Sudáfrica que son de las economías emergentes... Por economía emergente hay que entender un país que está en esta ruta de crecimiento y de desarrollo que todavía no llega a ser un país plenamente desarrollado.

Es el caso particularmente de México, pero que trae una ruta ascendente. Estas economías, todas sus monedas se han devaluado entre 50 y 60 por ciento en los últimos tres años.

¿Por qué ha habido una gran presión? Porque el mundo no está creciendo y porque, pues evidentemente los inversionistas prefieren cubrirse con la moneda quizá más sólida que es el dólar y esto aprecia al dólar y deprecia las otras monedas.

José Cárdenas (JC), conductor: Deja la liquidez del peso mexicano y opta por el dólar sólido.

EPN: Deja la liquidez del peso y de otras monedas del mundo, se mueven y se cubren en dólares, esa es la volatilidad.

¿Por qué ha pegado? A ver, en la nuestra yo creo que hay tres factores externos claramente apuntados.

JC: ¿Trump?

EPN: Obviamente...

JC: Trump ¿no?

EPN: En la elección de los Estados Unidos, la incertidumbre que genera para México, la vecindad geográfica con los Estados Unidos, el posicionamiento que particularmente el candidato Trump ha tenido sobre México. Y ese escenario incierto de lo que resulte en la elección de los Estados Unidos, pues da lugar a que haya incertidumbre sobre México.

Segundo, los precios del petróleo, la caída en los precios del petróleo se mueven en el sentido cuando cae el precio del petróleo, que es uno de los ingresos importantes que tiene nuestro país; hay una depreciación de nuestra moneda.

Y tercero, el anuncio de la Fed sobre si sube o no las tasas de interés; es decir, si Estados Unidos sube la tasa de interés, obviamente hay más apetito por los dólares y menos apetito por otro tipo de monedas, esa es la condición de México.

El Banco de México que es órgano autónomo es el responsable de tomar las medidas de política monetaria, es decir, ¿qué hacer para realmente contener el que haya una especulación mayor sobre nuestra moneda? Y yo espero que sobre esto esté actuando y de manera muy firme.

Y esto me lleva a decirte algo. Precisamente en estos escenarios que hoy advertimos, uno de estos temas, una de las consecuencias que estamos viendo de la elección de Estados Unidos; por eso mi interés de hace unas semanas, de buscar diálogo con ambos candidatos, porque ante los posicionamientos particularmente de uno de ellos sobre México advertía que había un cierto grado de desinformación.

Y que era importante tratar de aliviar o de mitigar estos impactos, precisamente abrir un espacio de diálogo para poder explicar cuál es el papel que México juega en la relación con los Estados Unidos, la relevancia que tiene para los Estados Unidos su relación con México y la relación tan importante. más bien el impacto que tiene en México y la relevancia que tiene la relación de México con los Estados Unidos.

JC: En ese punto específico, Donald Trump visita... Mucha gente se queja que recibió trato de jefe de Estado, en fin. ¿No fue un error de Enrique Peña Nieto, presidente de la República? ¿No le salió "el tiro por la culata"?

EPN: Mira, aquí, Pepe, mi posicionamiento es el mismo y seguirá siendo el mismo, el de buscar espacios de diálogo y de entendimiento. Yo he señalado que frente a cualquier posicionamiento adverso al país -que es mi interés cuidar y velar por los intereses de los mexicanos- tendré "puentes de plata" como de somos los mexicanos.

Y eso es lo que busqué, el tener fuentes de diálogo; ir a la estridencia, ir a posiciones insultantes, de agravio, que a la mejor aquí pueden ser bien aplaudidas...

JC: Sí. La gente que...

EPN: De recoger una gran popularidad. Al final de cuentas, yo no sé, cualquiera de los dos candidatos en Estados Unidos puede ganar y mi interés es que a México le vaya bien, pueda mantener una ruta de crecimiento de forma sostenida, que pueda seguir creciendo en su relación con los Estados Unidos y creo que eso sólo se puede construir con diálogo y dejando en claro cuál es el papel tan relevante que México juega en esta relación con nuestro vecino del norte.

Creo que el mundo en general está muy expectante a lo que resulte en la elección de los Estados Unidos; pero México por supuesto y por este grado de vecindad y de cercanía y de íntima relación en lo económico en materia de seguridad, en materia migratoria, pues por supuesto que es un tema importante y relevante para México.

JC: ¿Está usted preocupado?

EPN: Estoy atento. A ver, estoy atento y como Presidente de la República actúo en lo que es mi responsabilidad. No puedo dejarme llevar por voces que exigen mayor estridencia, mayor señalamiento. Porque hay que tener presente una cosa, Pepe, la elección es allá en los Estados Unidos, no es una elección aquí. Si aquí fuera, pues ya sabemos quién eventualmente podría ganar, pero es una elección que está ocurriendo en los Estados Unidos.

Todos sabemos que es una elección que se viene cerrando. Cualquiera, ella o él pueden convertirse en el próximo presidente de los Estados Unidos. Y es muy importante, quizá como para con ningún otro país la relación que hay entre México y los Estados Unidos. Lo importante que es la dependencia tan importante que, para México en el empleo, en la inversión que tenemos de los Estados Unidos.

Todo esto impacta en alguna alteración mayor a lo que eventualmente había yo señalado. Por eso lo candidatos, por eso mi interés de poder tener espacios de diálogo que seguiré procurando para cuidar los intereses de México.

JC: ¿Cómo va la relación para buscar a la gente del lado demócrata? Se ha hablado con insistencia que se han tenido puentes a ambos lados de las posibilidades políticas. Yo tengo la impresión de que los puentes con los demócratas, pues no están tan firmes.

EPN: Mira, yo creo que ha habido más bien de apuntes muy especulativos sobre posibles reuniones. La invitación se formuló a ambos candidatos para buscar un espacio de diálogo, curiosamente no precisamente aquí en México. Aquí lo sorprendente fue que uno de los candidatos, el candidato Trump decidiera aceptar el espacio de diálogo y además de decir: "Voy a México", pero no ha ocurrido así con la candidata Hillary.

JC: Pero fue un error, Presidente -perdón la interrupción- haberle prestado el helicóptero presidencial.

EPN: A ver, Pepe, yo creo que esas son trivialidades en el tema.

JC: ¿Son frivolidades?

EPN: Son frivolidades y además creo que eso no es relevante a lo que es importante en el tema, que es buscar el diálogo y el acercamiento.

Y yo conozco a la candidata Hillary Clinton, fue secretaria de Estado, tuve oportunidad de recibirla aquí, conoce además el papel de México en la relación con los Estados Unidos; pero advierto que en el caso del candidato Trump los señalamientos no eran precisamente bien informados y que creo que habría que apuntar y abonar a darle mayor información.

La respuesta sorpresiva de aceptar el diálogo y de venir a México, ciertamente a partir de yo haber formulado la invitación en lo que me parece una decisión responsable, me llevó a aceptarla; y quizá nos apresuramos, quizá nos faltó ponderar la reacción social que se iba a presentar en México. Pero yo me sostengo y me sostengo como quizá, tomar una decisión acelerada, pero correcta, en la ruta realmente de buscar un espacio de diálogo que sea construido.

¿Quién sabe qué depare a esto que hemos tenido en este primer acercamiento? Tampoco es de esperarse que en un primer acercamiento fuera a cambiar naturalmente las posiciones que el candidato ha marcado con algunos aspectos respecto de México.

Pero por lo menos ha dado el espacio de que nos conociéramos y de ser él o del quien se convierta en presidente de los Estados Unidos o ella, por lo menos a ambos les he conocido, he dialogado en algún momento con ambos y yo seguiré trabajando para cuidar de los intereses de México y darle el espacio de relevancia y de importancia que tiene para los Estados Unidos su relación con México.

JC: No le quiero quitar más minutos hablando del tema Trump, pero vamos, ¿usted siente, se siente incomprendido después de haber tomado esa decisión de haber dicho: "Sí, que venga y que me visite"?

EPN: No fue en ese grado de estridencia. Yo creo que hay que reconocer que primero el que haya el dialogar fue una respuesta a esta invitación formulada. Después de ver la reacción, creo que a la mejor tomó la decisión acelerada, pero no por ello me arrepiento de haberla hecho así.

Creo que era, me sostengo en la necesidad de construir diálogo y de tender puentes precisamente de entendimiento ante lo que señala el candidato. Esta fue la decisión y la seguiré buscando en esta ruta, porque -te repito, Pepe- cualquiera de los dos, ella o él se pueden convertir en el próximo presidente de los Estados Unidos.

JC: Señor Presidente, "The Economist" publicó: "Si gana Trump, los mexicanos nunca se lo perdonarán a Peña, pero el resto del mundo tampoco". ¿Eso le preocupa?

EPN: Mira, a ver, yo creo que es una aseveración que no tiene lugar, pensar que el candidato Trump gana porque viene a México, se me hace de un medio, pero no recoge lo de muchos otros medios que a su visita allá en Estados Unidos, dijeron que no había sido positiva la visita que había hecho a México. Aquí dijeron lo contrario.

Entonces, depende de quién lo tomes y cuánto lo tomes. Lo que da a final de cuentas qué resulte en Estados Unidos, no es por la visita a México, no es por el encuentro, es por una competencia y una decisión que tomarán los ciudadanos de Estados Unidos.

JC: Usted ha reconocido que hay malhumor social. Hay quien dice, decimos, no es malhumor, es malestar. La gente está inquieta, le ha ido muy recio, es cierto...

EPN: Aprovecho...

JC: Hay gente que pide su renuncia.

EPN: A ver, Pepe, déjame decirte. Frente a todos estos señalamientos, frente a todos estos apuntes, hay que decir, primero, que nos toca vivir un tiempo distinto del pasado donde hoy las plataformas de expresión de la sociedad son mucho más amplias y mucho más extendidas, particularmente en las redes sociales que yo creo que han dado importantes beneficios, pero también han dado una plataforma de mayor expresión a la gente y lo cual es muy positivo.

Pero frente a todos estos señalamientos yo lo único que pongo por delante son los resultados, Pepe. Los resultados de una gestión de gobierno, y los resultados -me parece que en muchos aspectos- sí son positivos. Se quieran ver o no, como decía mi slogan con motivo del IV Informe de Gobierno: "Las cosas buenas no se cuentan, pero cuentan mucho".

Y parece ser que las malas noticias, son buenas noticias para muchos, sobre todo eso.

JC: Las mejores noticias son las peores.

EPN: Las peores. Pero las buenas no se cuentan, y hay muchas buenas. Somos un país...

JC: ¿Le ha fallado la comunicación, Presidente?

EPN: Yo creo que hoy todos tenemos que buscar la mejor manera de comunicarnos y haremos un esfuerzo todavía mayor por realmente lograr una mejor comunicación, abrir espacios de mayor participación, de mayor debate, de poder tener un espacio casi de explicar lo que estamos haciendo.

Fue lo que busqué en mi IV Informe con el diálogo con los jóvenes, de alguna forma se logró, pero me parece que a lo mejor no es suficiente. Creo que tendré que buscar estos acercamientos muy públicos y muy abiertos con distintos sectores de la sociedad para explicarles razones y mostrar los resultados, las evidencias que hablan por sí mismas.

¿Qué resultados positivos tenemos? Que luego pues no se quieren recoger. Tienes un país que ha crecido en el número de empleos como nunca antes. Tenemos mayor empleo, una tasa de inflación baja, tenemos... y eso, ¿qué significa tener una inflación baja?, que a las familias les está rindiendo mejor el gasto. Han bajado las tarifas de luz eléctrica, a pesar de que dicen que no. Han subido la industrial, la comercial, cuando han tenido que subir; y, sin embargo, si las comparas con las que había hace cuatros años siguen estando más bajas.

Pero la mayoría, el 99 por ciento de los hogares mexicanos, hoy están pagando menos por la luz eléctrica de lo que pagaban hace cuatros, casi 10 por ciento en términos reales; esa es una realidad. Estamos construyendo una infraestructura de manera muy importante, estamos construyendo obras que van a quedar para beneficio de los mexicanos.

Hemos logrado impulsar una agenda de reformas que se habían dicho que el país necesitaba y llevábamos 12 años o más intentando procesarlas y no se lograron hacer. Y este gobierno, junto con el acuerdo con distintos partidos políticos, sí logró hacer las reformas que el país necesitaba y de las cuales ya se había hablado mucho.

Decíamos que éramos un país sobrediagnosticado; ya no sólo diagnosticado, sino sobrediagnosticado y lo que faltaba era que se procesaran las reformas que el país necesitaba y ahí están los resultados, ahí están las reformas que se vienen aplicando.

Una reforma educativa que sin duda va a cambiar el perfil y el rostro de la educación en México en los próximos años, una educación de mayor calidad, que es parte de lo que estamos impulsando, una educación donde buscamos tener maestros mejor preparados, mejor capacitados, para educar a nuestra juventud, a la niñez de este país, una mejor infraestructura educativa, mejores contenidos educativos, que son los tres elementos centrales de la reforma educativa.

Una reforma en telecomunicaciones que nos va a permitir una mejor competencia y la está habiendo. Las tarifas, buena parte...

JC: Han bajado.

EPN: De la inflación, han bajado, el acceso al internet, el número de usuarios, y a precios más razonables y con una mayor competencia que está entrando en el mercado; es decir, los consumidores mexicanos van a poder tener mayores opciones de a qué compañía contratarle los servicios de Internet, de telefonía, etcétera.

Vamos a tener -me acuerdo que era un tema hace cuatro años- y la pregunta incómoda que hacen a todos los candidatos: ¿se van a atrever a licitar una nueva cadena de televisión? Ya está licitada y está creo que por entrar en operaciones en las próximas semanas entrará en operación una tercera cadena de televisión abierta.

Los temas, la reforma energética, ¿qué nos está permitiendo la reforma energética? Pues que podamos producir nuestra plataforma de producción; es decir, el petróleo que es un ingreso muy importante para los mexicanos, para el Estado mexicano, para las finanzas, para hacer obras, se ha caído y se ha caído porque los yacimientos se agotaron. Los grandes yacimientos Cantarell y demás pues prácticamente se han agotado.

Hoy hay que explorar y explotar en aguas profundas, que es más caro hacerlo ahí. Habíamos venido explotando aguas superficiales, aguas someras, en tierra, pero no en aguas profundas.

JC: Señor Presidente...

EPN: La reforma energética nos va a permitir hacer todo eso.

JC: Perdón que la interrumpa, está usted contando las cosas buenas.

EPN: Estoy contando las cosas buenas que a veces no se...

JC: Pero no está contando las cosas que no son tan buenas y que la gente percibe en otro sentido y que le ha derivado en una (inaudible)

EPN: Estoy abierto a que me las señales para poder darte una respuesta, Pepe. ¿Cuáles son las que adviertes que no son? Porque todo tiene una respuesta.

JC: Derechos humanos.

EPN: Yo creo que hemos avanzado de forma notable si medimos cuáles son las recomendaciones que la Comisión... cuántas son las recomendaciones y a qué dependencias han sido dirigidas las recomendaciones de derechos humanos de los últimos cuatro años, ha habido avances; ha habido un avance notable y significativo.

¿Que todavía hemos tenido incidentes que señalan que ha habido afectación a los derechos humanos, que ha habido falta a los derechos fundamentales? Sí, es cierto. Y mi gobierno ha tomado la decisión de aceptar todas las recomendaciones de derechos humanos para revisarlas, para responder a estas observaciones y para cuando sea el caso, actuar conforme a derecho contra aquellos excesos que se hayan cometido de alguna institución del Estado mexicano.

JC: ¿Detrás del activismo derechohumanista percibe usted también afán por desprestigiar a su gobierno, estrategia para golpear?

EPN: Mira, yo creo que esta es una agenda no sólo de esta administración, es una agenda pendiente en nuestro país que se ha venido atendiendo, se ha venido trabajando en ella. Déjame darte un elemento que lo decía yo en mi encuentro con los jóvenes, que a lo mejor yo creo que no tiene ningún precedente en la historia reciente del país, o quizá en ningún otro momento de nuestra historia.

Ver al general secretario frente a miles de soldados, primero, ofreciendo una disculpa ante un hecho que había involucrado a un soldado en una evidente falta a los derechos humanos, pero dando la consigna de que ningún soldado estaría por atender una indicación que fuera para afectar derechos humanos. Eso nunca lo habías visto.

Hoy estamos viendo que nuestras instituciones, Ejército, Marina, Policía Federal están adoptando nuevos protocolos, nuevas formas de actuación, precisamente para actuar en consecuencia y con respeto pleno a los derechos humanos.

Eso es lo que estamos viendo, eso no cambia la realidad tampoco de la noche a la mañana; pero sin duda estamos teniendo avances en esta materia y en varias políticas públicas que estamos siguiendo precisamente para acreditar el esfuerzo del Gobierno en favor de esta asignatura, que es el respeto a los derechos humanos.

JC: Está también el tema de los maestros, de la Coordinadora. La gente percibe, se queja de que el Gobierno no ha tenido la firmeza para imponer lo que le corresponde por ley que es el monopolio de la fuerza.

EPN: Yo veo lo contrario, Pepe. Lo que veíamos en el pasado era precisamente un modelo educativo secuestrado por el Sindicato, un modelo educativo entregado a los líderes sindicales y ausencia en la rectoría del Estado precisamente en la educación del país. Eso es lo que tuvimos en el pasado reciente.

Lo que vino a hacer la reforma educativa es nuevamente recuperar en favor del Estado mexicano la rectoría de la educación. Y que procesar e instrumentar esta reforma educativa claro que representa un desafío y un reto que tampoco se logra ni se impone, más bien nos obliga a actuar conforme a la ley, conforme a lo que mandata la ley y esto es lo que hemos venido haciendo.

Sin dejar de abrir espacios de diálogo y de acercamiento y de entendimiento para explicar el alcance y el beneficio que tiene la reforma educativa, porque yo creo que entre el magisterio ha habido también una enorme desinformación y creo que a lo mejor el Estado tendrá que hacer esfuerzos mayores y desplegar esfuerzos aún mayores para realmente se conozca los beneficios y bondades que tiene para el propio maestro el estar sujeto a la reforma educativa, en el crecimiento profesional que puede tener, etcétera; pero también la exigencia de que tiene que estar bien preparado, de que sea sometido a las evaluaciones regulares para acreditar los conocimientos que tendrá que inculcar a la niñez y juventud de nuestro país.

La reforma educativa, yo creo que por el contrario a esto que señalas hemos actuado, hoy las escuelas en todo el país, la gran mayoría están en clases. Tenemos todavía algunos puntitos en donde no se han logrado abrir las aulas; pero en general el reporte que yo tenía ayer de Chiapas era que el 90 por ciento de las escuelas ya habían abierto, ya habían regresado a clases y en general han regresado a clases.

Hoy tenemos un sistema operando de manera normal con una reforma educativa que se está implementando que, por supuesto no es ajena a tener algunas resistencias, pero que el Gobierno con estricto apego a derecho ha venido actuando para hacerla una realidad en todo el país, para beneficio especialmente de la niñez y juventud de nuestro país.

JC: Criminalidad al alza.

EPN: A ver, yo creo que ahí tienes uno de los grandes temas de os andes retos y creo que hemos acreditado que hemos avanzado. Tengo que reconocer que en este primer semestre de este año tuvimos un repunte en la comisión de distintos delitos, es cierto; pero pasamos de tener... que es el gran termómetro, digamos, cómo medir las condiciones de seguridad de una nación en el mundo es cuántos homicidios se cometen por cada cien mil habitantes.

La tasa que llegamos a tener en 2012 era 23 homicidios por cada cien mil habitantes, llegamos a bajarla a 16, nos mantenemos en esta tasa. Hemos emprendido y reforzado nuestras acciones en materia de seguridad particularmente en los municipios donde hemos visto un repunte en la comisión de algunos delitos; pero en términos generales si todavía se hiciera la comparación de cómo estamos hoy en términos de seguridad con respecto hace cuatro años cuando asumimos el Gobierno, ha habido una caída en todos los indicadores de los delitos cometidos y que más lastiman a la sociedad.

No quiere decir que es una tarea botada. Hay que reconocer que esto no está botado, no estamos en el nivel que queremos estar y tenemos que reforzar nuestra tarea. Está pendiente que el Congreso apruebe este modelo que me parece es fundamental que tiene que ver con el fortalecimiento de las policías estatales, y de poder generar mandos únicos; no dar este paso pues lo único que tenemos es muchas policías, muy fragmentado el modelo policiaco. Y donde no hay capacidad de Gobierno Federal es de suplir las tareas que, en muchos, la mayoría de los casos tienen que asumir las policías estatales.

JC: Señor Presidente, finalmente usted en este momento, ya una vez recientemente cuando se instaló el Sistema Nacional Anticorrupción pidió usted perdón por el tema de la casa de su esposa, en fin. ¿Ahora pediría tregua a los mexicanos, confianza ante la circunstancia que lo desacredita, que lo hace percibir como un Presidente débil?

EPN: A ver, Pepe. Primero déjame puntualizar por qué pedí perdón, pedí perdón porque creo que fue un hecho no ilícito, no ilegal porque además así se acredito, pero hay quien obviamente no quiere así reconocerlo, no hubo nada de ilegal en lo que mi esposa hizo o estaba haciendo que era comprar una casa, que fue cuestionado la forma en que a quién se la estaba comprando.

No había ilegalidad en el hecho. Pedí una disculpa pública -por cierto, a lo había hecho antes, la volví a ofrecer a propósito de promulgar el Sistema Nacional Anticorrupción- porque me quedó muy claro que ese hecho en particular había generado un daño al Gobierno y había lastimado la credibilidad del Gobierno y por eso ofrecí nuevamente una disculpa.

Hoy estoy claramente asumiendo mi responsabilidad. No es un tema de tregua, Pepe, es un tema de actuar con responsabilidad, de mantenerme firme en la convicción de lo que estamos haciendo en favor de México y que ahí está y pongo por delante los logros y los resultados, los quieran ver o no; pero esos son avances y son resultados, y el país seguirá avanzando en esta ruta.

Vamos a dejar, yo espero que podamos entregar un país en orden, en armonía, con una gran infraestructura lograda y alcanzada durante mi administración, con avances importantes en la instrumentación de las reformas que el país necesitaba y que están ya generando beneficios y van a generar más beneficios a los mexicanos.

Estamos rompiendo con estas barreras que de verdad estaban frenando que México pudiera crecer más.

Mi Gobierno decidió, y así lo dije desde el inicio de mi administración: "No vamos a seguir haciendo las cosas iguales porque vamos a obtener el mismo resultado". Tenemos que cambiar, tenemos que hacer los ajustes que ya varios diagnósticos nos daban y las hemos estado llevando a cabo y hoy estamos en la etapa de instrumentación.

Tienes ahí dos grandes pilares que no se tenían para el combate a la corrupción, corrupción que está dentro del Gobierno y fuera del Gobierno, que está en el ámbito público y que está en el ámbito privado; y que hoy tienes dos modelos, un Sistema Nacional de Transparencia que obliga a más entidades públicas, ya no sólo al Gobierno Federal como era antes, sino también a los otros poderes, al Poder Legislativo, al Poder Judicial, a los partidos políticos, a los sindicatos que reciben recursos públicos y a todas las entidades que reciben recursos públicos a ser sujetas de transparencia.

Y, por otro lado, tienes un Sistema Nacional Anticorrupción que estamos en proceso de instrumentar. La ley dio un año para instrumentar, que tiene dos elementos yo diría centrales; primero, un sistema para definir políticas públicas, políticas acciones dentro de la administración para revenir actos de corrupción; y, por otro lado, elementos sancionadores a los actos de corrupción, una Fiscalía Anticorrupción autónoma para combatir precisamente los actos de corrupción.

Creo que son dos grandes pilares, son parte de los avances los logros que antes no había, no existían y hoy es una realidad en nuestro país.

JC: Señor Presidente, en algún momento el proceso de sucesión le preocupa, supongo, le ocupa. ¿A usted le causa pesadilla a lo mejor entregar la banda presidencial a alguien que no sea de su partido político, a alguien incluso que ha amenazado con llevarlo ante la justicia?

EPN: Mira, Pepe. Yo seré absolutamente respetuoso de la decisión que tomen los mexicanos de quién quieren que sea su próximo Presidente y en eso seré absolutamente respetuoso. Yo seguiré trabajando en firme convicción con lo que postulé ante los mexicanos, los compromisos que asumí ante los mexicanos, los cuales he acreditado se han venido cumpliendo y estamos avanzando.

Eso fue lo que postulé, eso fue lo que comprometí ante los mexicanos, fue lo que ofrecí a la sociedad mexicana realizar en caso de llegar a ser Presidente. Hoy lo soy y hoy trabajo siendo congruente y consistente con lo que les ofrecí a los mexicanos para que tuvieran mayor desarrollo y condiciones de mayor bienestar, y eso está ocurriendo.

El proceso electoral en lo que debe ocuparme a mí es garantizar que tengamos un clima de orden, de armonía social para que tenga en su momento lugar el proceso electoral, como los muchos que hemos tenido en distintas entidades federativas, y los mexicanos decidan quién será el próximo Presidente de México.

JC: Muchas gracias por su tiempo y recibirnos en la casa presidencial.

EPN: Pepe, muchas gracias. Gracias por la oportunidad de dirigirme a tu auditorio y poder explicar los logros y tener respuesta aquellos temas que -eventualmente debo reconocer- aún nos falta avanzar todavía más.

JC: Creo que el Presidente de la República también merece derecho de réplica, ¿no?

EPN: Y eso es lo que más he permitido el día de hoy, Pepe, el poder explicar a través de tu programa lo mucho que hay que contar bueno que hemos logrado para México y también reconocer lo que aún nos falta tener para este país.

JC: Muchas gracias.

EPN: Pepe, muchas gracias.

JC: Gracias, señor Presidente.