Ve la entrevista completa aquí.

CIUDAD JUÁREZ, Chihuahua, 17 de febrero de 2016.

Entrevista que concedió el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto, al periodista Joaquín López-Dóriga. 

-PREGUNTA: Señor Presidente, se terminó la visita del Papa, que por un momento pareció que no se iba a dar, ocurrieron muchas cosas: el reencuentro Cuba-Estados Unidos, la entrevista con el patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa. Finalmente vino el Papa y ya se fue.

Qué le deja esta visita.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Joaquín, lo más importante es lo que deja a México, creo que se han cumplido dos importantes propósitos:

El primero, el recibir al Papa como Jefe del Estado Vaticano, y reafirmar la buena relación diplomática que hay entre México y el Vaticano.

Y lo segundo, como lo marqué en mi discurso de bienvenida a Su Santidad, viene como misionero de paz, viene como jefe de la Iglesia católica; viene a encontrarse con la población que profesa esta fe y con el pueblo, en general, de México.

Y yo creo que lo más importante, cubriendo estos dos importantes aspectos, creo que ha dejado entre los mexicanos un ánimo de gran alegría; ha dejado mensajes muy importantes para distintos sectores de la sociedad, para quienes comulgan con la Iglesia católica y para quienes eventualmente no lo hacen.

Yo debo rescatar, primero, que somos un Estado laico y eso significa que somos respetuosos y preservamos la libertad religiosa; es decir, somos un Estado que da espacio a que haya cualquier creencia.

No somos un Estado antirreligioso, que eso es lo que corresponde a un Estado laico: preservar garantías, dar garantías para que cualquiera pueda profesar su religión.

Y creo que se ha dejado sentir en esta visita la presencia, el cariño, la alegría de la gente en diferentes partes del país. Fue de frontera a frontera: de la frontera sur, a la frontera norte: de Chiapas a Chihuahua, aquí, en Ciudad Juárez.

Y yo creo que dejó mensajes para México y dejó mensajes para el mundo desde México.

Yo creo que ha sido una gran visita, que yo celebro y, si me permites hacer gran reconocimiento a la población, que se condujo de forma muy civilizada, de forma muy armoniosa, muy respetuosa, para que la visita de Su Santidad transcurriera en orden y en gran ánimo.

-PREGUNTA: A ver, Presidente, el Papa se refirió de un modo o de otro en un evento, en otro, a los problemas fundamentales de México: violencia, corrupción, inseguridad, narcotráfico, crisis, impunidad, como leyó usted estos mensajes.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: A ver, Joaquín, yo creo que hay una gran coincidencia.

Si recogemos los mensajes de la ceremonia oficial de bienvenida, como Jefe del Estado Vaticano, ahí en ese mensaje dejamos claro y además hubo una gran coincidencia, la platicamos, pareciera que nos hubiéramos puesto de acuerdo.

-PREGUNTA: Eso me comentó, que parecía que los habían escrito (...)

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Que lo habíamos escrito, porque fue un tema en el que, más bien, marcamos claramente cuáles son la misión que tiene el Estado, por un lado, y la que tienen las iglesias, cuales quiera que sea la religión.

Las iglesias, obviamente, el de promover la fraternidad, la solidaridad, el combate a las debilidades humanas.

Y, por otro, lo que es para el Estado, es generar condiciones, un piso básico para que toda una sociedad pueda desarrollarse, y cada individuo pueda alcanzar su propia realización, sus sueños, sus anhelos. Esa es la tarea que tiene el Estado.

Al abordar esos temas que creo que tú has referido, nadie niega que son problemas que tenemos como país, que los tiene eventualmente el mundo, que aquí, en México, los estamos encarando.

Señalé que una de las tareas que tiene el Gobierno es precisamente combatir todos estos flagelos que son de la sociedad: la violencia, el narcotráfico, la corrupción; lo que él apuntó como algo que rompe con el clima de armonía, que debe haber en una sociedad.

Y es una tarea del Estado que asumimos, yo creo que al contrario, el que los haya apuntado, el que los haya señalado, todos esos temas y otros más que abordó durante su visita y presencia en México, creo que dejan mensajes de reflexión de hacia dónde tenemos que ir, qué debemos buscar.

Yo creo que logró, en su mensaje, encontrar que la gente pudiera interiorizarse, generar reflexión, conciencia de dónde estamos y cuál es la tarea que a cada uno nos toca, para realmente construir una mejor comunidad, una mejor sociedad y, en todo ello, una mejor Nación.

(CORTE)

-PREGUNTA: Señor Presidente, el Papa habló a los obispos muy fuerte y yo creo que no sólo era para los obispos, yo creo que es un saco que se pueden poner muchísimos, cuando habló del chisme como un acto de terrorismo, el daño que hace el chisme; que se dejaran de habladurías, que si tuvieran que decir algo, que se lo dijeran a la cara, como hombres.

Y esto yo creo que también se aplica al mundo de la política.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Sin duda, se aplica al mundo de la política, Joaquín, la verdad. Yo creo que se aplica a la condición humana que tiene el mundo.

Más bien, es frente a todas estas actitudes que tenemos como condición humana, cómo podemos construir, cómo podemos sumar.

El mensaje de él en este tema en particular fue dirigido, evidentemente, la cúpula de la iglesia en México, a la iglesia católica, pero por supuesto que queda a muchos otros ámbitos, el de la política es uno de ellos.

Y a propósito de ello, déjame decirte que éste es un Gobierno que ha buscado tender lazos y puentes de diálogo, de cordialidad, con todas las expresiones políticas.

Estamos en la política, sin duda, es un tema de competencia.

Los partidos políticos, los gobiernos, eventualmente estamos bajo un escrutinio de la sociedad y competimos. Y se apunta, y se señala y a veces se esconde la mano, se avienta la piedra. Y todo son prácticas comunes de la política.

Que lo más importante es que sepamos lidiar con todos estos escenarios.

Si me permites rescatar, yo creo que en México ha habido ejercicios muy exitosos de encuentro, de diálogo, de respeto entre las distintas expresiones.

Y me voy al Pacto por México, lo que nos ha permitido impulsar cambios para transformar a México, y que van a ir dejando, y que están dejando y probando hoy beneficios, fue gracias a un espacio de diálogo y de encuentro, reconociendo nuestras diferencias.

-PREGUNTA: Usted también reclamaría que lo que tuvieran que decir, se lo dijeran de cara a cara, como hombres, como decía el Papa.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Yo creo que sí, es más así creo que tiene que hacerse.

Yo creo que la visita del Papa marca algo muy importante para México, y creo que su mensaje ha calado profundamente ante la sociedad mexicana y antes quienes siguieron sus mensajes, pero yo creo que el nuevo estilo, la nueva forma de hacer las cosas, de frente, dando la cara, hablando con toda transparencia, con toda claridad, y evitando espacios de especulación, de suposición; sino cuando los haya, hablando las cosas por su nombre, y como son, y esclareciendo cualquier tema.

Yo creo que éste es un ejercicio y una forma de hacer política, de dirigir a una iglesia, y de dirigirnos a la sociedad, que nos está observando y que espera resultados, en este caso, lo puedo decir por el Gobierno.

-PREGUNTA: Y, también dijo: y si se pasan de la raya pedirse perdón.

En este país nadie pide perdón, verdad.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Pareciera que no, mi querido Joaquín, pero yo creo que fue algo a mí, en lo personal, algo que a mí me marcó a su llegada.

Sí recuerdo aquella, la primera noche que pasó en México, después de haberle recibido ahí, en el aeropuerto, seguí la transmisión que se estaba dando de su presencia en la Ciudad de México, y cuando sale de la Nunciatura, y creo que lo hizo, prácticamente, todos los días, que rezó con la gente, pero habla justamente ahí del perdón, dijo:

Hay que rezar por los que queremos, aquellos que queremos, aquellos que nos quieren, pero también por aquellos que no nos quieren y aquellos que nos hacen daño.

Yo creo que eso fue, a mí en lo personal, me dejó una lección, y que no se nos olvide que al final de cuentas podemos tener diferencias, pero si en algo coincidimos, creo yo, todos, es que queremos una mejor sociedad y una mejor Nación.

Y esa se construye con la aportación y el trabajo de todos, no es sólo el Gobierno, no es sólo un partido político, no es sólo una persona. Es la contribución que cada uno haga a lograr este objetivo.

Porque nadie va a venir a hacer las cosas por nosotros.

Tenemos que procurarlas nosotros mismos.

-PREGUNTA: Por último, señor Presidente, déjeme separarme por un momento del Papa.

Hoy el Secretario de Hacienda y el Gobernador del Banco de México anunciaron tres medidas.

El Secretario Videgaray anunció un recorte de 132 mil millones de pesos, del gasto de este año, que es el .7 por ciento del PIB, marcadamente cien mil millones de recorte a PEMEX; anunció también el Banco de México que subieron las tasas de 3.25 a  3.75 por ciento, y entre los dos en la (…), de cambios anunciaron que suspenden la subasta de dólares.

Qué está pasando.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: A ver, Joaquín, yo creo que es muy simple, y creo que ellos, tanto el Gobernador del Banco de México, que es una entidad autónoma del Estado mexicano, como el Gobierno, a través de la Secretaría de Hacienda, dieron a conocer de forma conjunta las medidas que se han adoptado, precisamente, para preservar lo más importante, que es nuestra estabilidad macroeconómica.

A veces hablar de economía suena un tanto difícil de explicar qué es esto, pero necesitamos que preservar lo que los economistas dicen: nuestros fundamentos macroeconómicos.

Y es cierto que en las últimas semanas ha habido una gran presión sobre el tipo de cambio, sobre nuestra moneda, y creo que hoy anunciaron medidas, precisamente, para contener ese tema, y por otro lado el Gobierno asume responsabilidad con este ajuste presupuestal, por una razón, sus precios del petróleo están caídos, están en el suelo.

El Gobierno tiene que hacer un ajuste, no puede permanecer pasivo y creo que estamos actuando de forma responsable, para ajustarnos a lo que significa la disminución de los ingresos del Gobierno por la caída del precio del petróleo, estamos recortando.

La mayor parte de este ajuste es para gasto corriente, es decir, para el pago de funcionamiento de oficinas administrativas, de servidores públicos, de algunos apoyos que servidores públicos tienen en telefonía, en este tipo, en viajes, etcétera, se contiene esta parte y también se afecta un poco la parte de inversión pública, en obra.

No se afectan los programas sociales. Se preserva el gasto en seguridad, se preserva el gasto en la política social, pero se actúa con responsabilidad ante este escenario que el mundo nos está presentando, y que tenemos que cuidar lo más importante: la estabilidad económica de nuestro país, que nos permita seguir en esta ruta, donde estamos teniendo hoy más empleo, una inflación baja; estamos logrando disminución de precios de distintos insumos, energía eléctrica, por dar un ejemplo; es decir,  tenemos que preservar esta condición.

Y creo  que las medidas anunciadas el día de hoy son en este propósito y para este fin.

-PREGUNTA: Gracias, Presidente.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Joaquín, muchas gracias.

Y permíteme nuevamente nada más decir a toda la sociedad mexicana: muchas felicidades, porque realmente la forma en la que han recibido a su Santidad, la forma en que se expresaron con gran alegría, y la forma en que se condujeron, sin duda, deja verlos ante el mundo y ante Su Santidad, como el gran país que somos.

Aquí vio un país anfitrión, generoso, cálido, alegre.

Y el Papa mismo lo dijo: éste es una, quedo gratamente sorprendido de México.

Muchas gracias Joaquín.

-PREGUNTA: Muchas gracias, Presidente.