Ciro Gómez Leyva (CGL): Queda la impresión de que Hillary Clinton no se quiere reunir con usted. 

Enrique Peña Nieto (EPN): Yo creo que es... mira, a partir de la visita que hiciera el candidato Trump, creo que corrió cualquier cantidad de especulaciones, lo único cierto es que mi gobierno advirtiendo que hoy México está como uno de los tantos temas de debate en la competencia electoral que hay por la presidencia de los Estados Unidos, como nunca había estado, México no había sido un tema central en el debate o si no central, por lo menos un tema de los tantos abordados en un debate. 

Era importante que buscáramos un espacio de acercamiento con ambos candidatos para dar contexto, para explicar la relevancia que tiene para los Estados Unidos y para su desarrollo México, como el que tiene Estados Unidos en su desarrollo al crecimiento y desarrollo de México. 

Y es importante, pero... 

CGL: Pero Hillary Clinton no lo quiere tomar. 

EPN: Mira, yo he tenido oportunidad de platicar alguna vez con ella, yo no sé si lo tome en algún momento, no ha habido una respuesta en sentido negativo, simplemente que en este momento ella está concentrada en su campaña. 

Sorprendentemente de parte del otro candidato hubo una respuesta muy inmediata y además no sólo de tener un encuentro, sino de venir a tenerlo aquí a México. 

Esto obviamente al final de cuentas estuve yo en la decisión y en la responsabilidad de haber asumido la decisión de sí encontrarme con él, porque creo que ha sido en varios de sus cuestionamientos los que mayor amenaza y riesgo representan para México y ése fue el sentido de haberme encontrado con él. 

Quizá hubo algunas otras ponderaciones que no se hicieron, que no se valoraron suficientemente, porque además fue algo muy rápido, muy súbito que ocurrió, ahí está la respuesta, yo la había formulado, era tomarla o dejarla, hay que advertir que cualquiera de los dos candidatos puede convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos y creo que lo que hay que cuidar aquí es el interés de México. 

CGL: ¿Pero no lo toma entonces como un no consumado... 

EPN: No lo tomo... 

CGL: ... no haberse encontrado con Hillary Clinton en Nueva York? 

EPN: No lo tomo como un no y a ello agregó que ya he tenido oportunidad alguna vez en este mismo espacio donde hoy nos encontramos, precisamente de haber dialogado, de conocerla, es una gente que está informada de la relación que hay entre México y Estados Unidos. 

Advertía que no era así precisamente con el candidato Trump, que creo que había algunos elementos que era importante puntualizar y, bueno, yo lo dejo ahí, está la consideración de la candidata, pero lo importante y hay que tenerlo claro que ésta es una elección que corre en los Estados Unidos. 

Mi posición de no intervenir, de no entrometerme en ese proceso sigue siendo muy clara, México no participa activamente en esa campaña, es una decisión que tiene lugar en el país vecino del norte y allá serán quienes decidan quién se convierte en su presidente o presidenta. 

CGL: ¿Por qué se fue Luis Videgaray, presidente?

EPN: Mira, creo que Luis en el marco justamente de esta visita tuvo un gran desgaste, sin duda había sido un actor que se había involucrado en el arreglo que habíamos hecho con el equipo de campaña del candidato Trump para poder tener este acercamiento, como lo procuré con ambos equipos de campaña de los dos candidatos y creo que este desgate me llevó a tomar la decisión y aceptar la renuncia que él presentaba. 

Ante una premisa que es clara, hoy se necesita que el secretario de Hacienda sea fuerte, esté robusto, tenga la capacidad de procesar este paquete presupuestal que hemos presentado al Congreso, un paquete agresivo en términos de un ajuste, de un recorte presupuestal muy importante, asumiendo la responsabilidad que debemos de tener y que, ante una caída en los ingresos, particularmente con la caída en los precios del petróleo, tenemos que actuar con responsabilidad. Menos ingresos para el Estado obliga a que tengamos menor gasto. 

Y este desgate creo que obligó o me llevó a aceptar la renuncia del Secretario. 

CGL: ¿Quedaba muy debilitado Luis Videgaray? 

EPN: Yo creo que estaba tocado en esta parte, creo que le significó un desgate político obviamente el haberse involucrado y se había involucrado por instrucción mía y porque era mi interés, como lo sigue siendo el que México... Que haya claridad en los candidatos que hoy compiten en los Estados Unidos de cuál es el verdadero sentido y el lugar que México ocupa en el desarrollo mismo de los Estados Unidos.

No solamente es una relación económica la que tenemos, relevante e importante para las naciones, es también una relación en términos de política migratoria, en términos de seguridad para la región, que no hay que perder de vista este punto. 

Si queremos mantener la región libre de las amenazas que el mundo vive, como el terrorismo y de seguridad, pues tenemos que actuar en forma conjunta, como lo hacemos con el Gobierno de Estados Unidos, ése era el acento que yo quería poner, marcar y señalar, y este desgaste pues obviamente me llevó a aceptar la renuncia, porque es evidente que se necesita de un secretario de Hacienda fuerte, sólido y con capacidad política para poder negociar este paquete presupuestal. 

CGL: Dos más de gabinete, ¿por qué puso en una secretaría tan sensible como la Sedesol a un personaje cuestionado por la opinión pública como Luis Miranda? 

EPN: Mira, yo a Luis lo conozco desde hace muchos años. Es un colaborador que ha estado siendo parte de mi equipo no sólo en el Gobierno Federal, también lo fue en el gobierno del estado, fue mi secretario de Gobierno, subsecretario antes también allá en Gobernación.

Hoy creo que en la posición en la que estaba también tenía un gran desgaste. La Subsecretaría de Gobernación no es una subsecretaría fácil, es la que toca, es el primer frente de encuentro con muchas organizaciones sociales, particularmente tenía ahí el desgaste ya... 

CGL: Con los maestros. 

EPN: ... con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, es la CNTE, y conociendo a Luis, sabiendo de sus capacidades, de su compromiso, varios me decían: "Oiga, ¿por qué mete a un amigo?" No somos amigos, es un colaborador. 

No fue una decisión en razón de un amigo, obviamente con quienes colaboras terminas por hacer una relación de amistad, pero es un colaborador probado, es un colaborador comprometido y es un colaborador del que espero me dé buenos resultados en esta política que tenemos desde la Secretaría de Desarrollo Social de combatir la pobreza y de ser muy eficientes en la instrumentación de varias políticas que tiene la dependencia para atender a quienes pasan por mayor marginación y condición de pobreza. 

CGL: ¿Por qué trajo a Tomás Zerón, un personaje tan cuestionado, tan criticado, convertido en un símbolo de oprobio por, sobre todo, por los padres de los jóvenes de Ayotzinapa? ¿Por qué lo trajo a Los Pinos? 

EPN: Mira, primero hay que decir que yo no asumo como una sentencia los juicios que hacen sobre Tomás Zerón, que cumplía una responsabilidad en la Procuraduría y tampoco puedo ceder a consignas o señalamientos que no dan mayor sostén, porque al final de cuentas, éste es un tema que sigue su proceso, que sigue una investigación y es una gente que también conozco de tiempo atrás, porque ha estado involucrado en temas de seguridad. 

Creo que también estaba agotado ya su trabajo en la Procuraduría y tampoco podía yo consentir en que estos señalamientos fueran una sentencia o un juicio sobre él y que podía todavía, creo, servirme en una Comisión de Seguridad que está aquí inscrita dentro de la Presidencia de la República para coordinarse en los trabajos que hacemos en materia de seguridad.

CGL: Es un hombre de sus confianzas, por lo que veo. 

EPN: Es una gente de confianza, es una gente que sirvió en el Estado de México, en la Procuraduría del Estado de México, sirvió aquí. Creo que sí ya también con agotamiento, pero creo que con capacidad —probada también— para seguir sirviendo a las tareas que tiene comprometidas mi gobierno en favor de la seguridad de los mexicanos. 

CGL: El lunes se cumplen dos años del 26 de septiembre de Ayotzinapa, sigue habiendo un grito en la calle que dice que esto fue un crimen de Estado, ¿qué le queda a su gobierno por hacer en el caso de Ayotzinapa a dos años? 

EPN: A ver, en primer lugar.... 

CGL: Hemos tocado el tema. 

EPN: ... yo rechazo categóricamente estas afirmaciones como que sea un crimen de Estado. Es un hecho muy lamentable. Hoy lo que todo, la sociedad en su conjunto conoce de las investigaciones que ha hecho la Procuraduría, de una investigación que como ninguna otra ha dedicado tantos esfuerzos, tantos recursos humanos, recursos materiales y además muy abierta y abierta incluso al escrutinio de organismos internacionales, es decir, no tenemos nada que ocultar, nada que tener preocupación, más bien, ahí está la investigación, abierta, sujeta a este escrutinio. 

Pero hemos perdido de vista algo muy importante, la autoridad responsable de hacer la investigación y única autoridad para tal propósito es la Procuraduría General de la República. 

Tendrá que llegar a una conclusión, tiene elementos que ha mostrado, que se han abierto... 

CGL: Parece que no se quiere llegar a esa conclusión. 

EPN: Esa impresión tienen a veces, pero a ver, mira, hoy lo que puedo decir es que creo que se avanzó en el diálogo con los padres de familia, que han estado muy activos, muy presentes. 
Entiendo la pena, entiendo su dolor, entiendo su gran angustia por no saber el paradero de sus hijos. 
Yo he señalado que los elementos que hoy se tienen y que son conocidos de todos apuntarían a que, eventualmente, hubiese habido ahí una intervención del crimen organizado y que lamentablemente hubiese acabado con la vida de estos jóvenes. 

Pero esto sólo podrá probarse con los elementos de investigación, darle mayor solidez a lo que hoy se ha apuntado y que sea el Poder Judicial, en su momento, el que determine si con esos elementos hay para procesar y para dictar una sentencia a más de 120 personas que están detenidas, que parece que fuera un tema menor y no lo es, hay más de 120 personas cuya detención, además, fue todo un reto. 

La familia de los Abarca... 

CGL: Sí, sí. 

EPN: ... que la hicieron allá, etcétera, todo lo que ha implicado esto que, presumiblemente tuviera un involucramiento en estos muy lamentables acontecimientos y será con los elementos que aporte la Procuraduría que el Poder Judicial determine si hay responsabilidad de quienes hoy están detenidos. 

CGL: ¿Qué le queda por hacer a su Gobierno en el tema Ayotzinapa? 

EPN: Yo creo que agotar el tema, es decir, concluir, llegar a una conclusión a partir de las investigaciones que se han realizado, creo que este no es un tema que tenga que seguirse de forma indefinida, creo que la Procuraduría tendrá que llegar a un momento donde, con los elementos de investigación que tiene ya realizados, todos los aporte al Poder Judicial y ahí se defina si son suficientes para probar culpabilidad de quienes están detenidos y quienes todavía falta eventualmente detener y sobre quienes haya órdenes de aprensión. 

CGL: Presidente, hablando del crimen organizado, su gobierno guardó silencio, y a nosotros, a algunos periodistas nos pareció un silencio en el cual asumía las conclusiones de un informe, la calificación es mía, de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, plagado de generalidades, de regularidades, me refiero al caso de Tanhuato, donde se presenta la Policía Federal como una especia de pelotón de aniquilamiento y su gobierno guardó silencio ante ese informe. 

EPN: A ver, Ciro, lo que dijo, lo que el Gobierno claramente apuntó, primero recibió la documentación de la Comisión de Derechos Humanos, aceptó las mismas para revisarlas y conducirse en observancia a las mismas y aportar los elementos que eventualmente puedan, si de no haber coincidencia plena con alguna observación, aportar los elementos de la actuación que tuvo la Policía Federal en este hecho. 

Varios de estos hechos donde se ha actuado particularmente con quienes presumiblemente son actores y son miembros de organizaciones criminales, obviamente la Policía Federal, el propio Ejército que se ha visto involucrado en esta tarea que estamos comprometidos a realizar en favor de la seguridad de México, pues ha habido señalamientos, ha habido observaciones por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, mi gobierno está comprometido con esta materia y con este tema, he sido respetuoso de los mismos, las hemos aceptado y evidentemente estamos en el espacio para acreditar, de ser así, que las actuaciones estuvieron apegadas a Derecho, donde no y donde haya habido realmente una falta, pues obviamente habrá que imponer las sanciones que conforme a la ley deban de aplicarse a quienes se hayan excedido en el uso de la fuerza pública. 

CGL: Presidente, pero pareciera, caso Ayotzinapa, caso Tanhuato, que su gobierno se mueve con culpas, parece que se mueve con culpas. 

EPN: Yo creo que tú eres voz de lo que algunos apuntan en extremo y con lo que... 

CGL: Siempre lo he dicho, ... como si ustedes los hubieran matado. 

EPN: A ver, Ciro, creo que tú apuntas lo que yo lamento sea un señalamiento de varios y creo que además algunos se ocupan de exacerbar justamente estos señalamientos, el gobierno está francamente y muy comprometido en el tema de respeto a los derechos humanos y de combatir al crimen organizado con toda la fuerza del Estado y eso es lo que hemos hecho. 

Reconocer que en algunas de estas actuaciones puede llegar a haber excesos, habrá que acreditarlo, por eso nunca he estado, más bien siempre he estado en favor de aceptar las recomendaciones de los Derechos Humanos para instruir las investigaciones correspondientes, pero en todos hechos, en todos estos; Tanhuato, Apatzingán, Tlatlaya, hay una constante en todos estos eventos, presencia del crimen organizado, y evidentemente lo que es inaceptable y aquí sí yo rechazo categóricamente es que se pretenda decir de todos estos eventos que tiene una consiga de actuación del Estado y del... 

CGL: Así lo presento la CNDH, así lo presentó la CNDH. 

EPN: Me parece absurdo, aberrante, pues entonces, lo único que está esto es minando realmente, sobre todo, porque puede estar hecho mi compromiso y la firme decisión del Presidente, pero a los integrantes de nuestras Instituciones que les toca actuar en el terreno de los hechos, pues sólo está minando y les está imponiendo todos estos señalamientos, a veces inhibiéndoles de actuar, echándose un paso atrás porque, pues qué incentivo puede tener un elemento que está actuando contra el crimen organizado si a final de cuentas resulta que el que va a cumplir y hacer cumplir la ley termina siendo culpado de violarla. 

CGL: La CNHD, presentó a la Policía Federal como un pelotón de aniquilamiento en el caso Tanhuato y el jefe de la Policía Federal, el comisionado, se fue defenestrado, casi humillado del cargo, Enrique Galindo. 

EPN: Se fue ... hay una razón de haber removido a Enrique Galindo, precisamente para dar espacio a una investigación completamente objetiva e imparcial, y creo que la mejor manera de garantizar, a lo que no puedo ser tampoco ajeno, es a dar seguimiento a las observaciones hechas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, pero esto tendrá que hacerse la investigación, de haber responsables, actuar contra ellos si es que hubo excesos de parte de algunos de los elementos, pero te repito la constante en todos estos hechos, muy lamentables, es la presencia del crimen organizado. 

CGL: Presidente, los expresidentes Fox y Calderón, pues están en las calles, van a restaurantes, se pasean por el país, en buena medida, escuché por ahí, porque "dejaron la casa en orden", dejaron la economía en orden. ¿El presidente Peña Nieto aún puede dejar la economía en orden? Vemos cómo ha crecido la deuda pública, vemos las cifras, y queda ya muy poco tiempo, Presidente. 

EPN: Mira Ciro, con toda honestidad, creo que hemos actuado con enorme responsabilidad... 

CGL: ¿Coincide con ese planteamiento de que pueden caminar los dos, porque "dejaron la casa en orden"? 

EPN: Mira, yo aquí he entendido que quien ha llegado a esta responsabilidad, que, al tiempo de ser un gran privilegio, un gran honor, servir a los mexicanos como su Presidente, impone también enormes desafíos y enormes retos. 

Y estoy convencido de que quienes han estado —y sólo yo podría entenderlo porque estoy hoy en esta responsabilidad— y sólo quienes han estado quizá lo puedan entender de mejor manera. Guardar esta empatía, entender lo que significa estar aquí. 

Yo estoy convencido de que quienes han estado en esta tarea han hecho su mejor esfuerzo por realmente servirle a México y aportar los mayores elementos. 

En mi responsabilidad creo que hemos actuado con un propósito mucho mayor al que se hubiese actuado en el pasado, primero, porque advertí que administrando las cosas como íbamos, difícilmente íbamos a lograr mejores resultados. 

Este gobierno se atrevió a impulsar una agenda de cambios y de transformaciones que quizá hoy no se aprecien suficientemente los beneficios que tendrán para el país, pero estamos en esa etapa de instrumentación. 

¿Qué le resta a este gobierno? ¿Qué la falta? Asegurarse que esas reformas realmente... Como ya está acreditando beneficios, porque creo que hay varios beneficios que a lo mejor no se terminan de reconocer, derivan de las reformas que se han hecho, pero vendrán más y vendrán más en el tiempo, algunas quizá... No quizá, van a pasar esta administración, van a... Los beneficios mayores vendrán incluso después de esta administración, quizá en los siguientes seis, siete años, en el tema de la reforma energética, cuando empiece a explotarse las aguas profundas, cosa que México jamás había hecho, hoy se podrá hacer y sin endeudamiento para el Estado. 

Hemos actuado con gran responsabilidad, hemos cuidado precisamente la tendencia que la deuda llevaba no sólo en cuanto a ambos... 

CGL: Casi 50 por ciento del PIB, Presidente. 

EPN: Así no la tomamos nosotros... Casi 30 por ciento, Ciro. 

CGL: Treinta y tres con Calderón, 18 con Fox, ¿en qué se ha gastado ese dinero? 

EPN: No es en qué se ha gastado, lo que hay que advertir... Nos tocó vivir un escenario bien distinto a mis antecesores. Uno... 

CGL: (Inaudible). 

EPN: La producción petrolera decayó y cayó fuertemente porque los yacimientos más importantes dejaron de darnos el petróleo que anteriormente nos daban, había que explorar nuevos yacimientos y eso cuesta y cuesta mucho. 

Segundo, el precio del petróleo. No tuvimos, desafortunadamente, los precios, históricamente nunca se habían registrado precios tan altos en el petróleo, a precios constantes, precios iguales en la historia reciente, en los últimos 30 años de nuestro país, como los que tuvo la administración pasada. 

Es decir, los ingresos del Estado en el sexenio anterior fueron mucho mayores a los que ha tenido este gobierno. Esto ha llevado a que el gobierno actúe con responsabilidad, ¿qué hemos hecho? Hacer ajustes, hemos tenido que recortar el gasto precisamente para actuar con responsabilidad. No hacerlo sería no evitar y dejar de contener un crecimiento de la deuda que sería insostenible... 

CGL: Pero ¿dónde está la obra, Presidente? ¿Dónde está esa obra? ¿En qué se gastó ese dinero? 

EPN: A ver, Ciro, pues es que ahí están las obras que se han venido realizando, ha habido testimoniales, evidencias, no hay campaña en la que no estemos mostrando las muchas obras de infraestructura que se han venido realizando. 

Vamos a ser un gobierno, en materia de gasoductos, que casi duplicará la red de gasoductos, ¿qué significa esto? Llevar gas a todos los estados. ¿Qué significa llevar gas? Pues obviamente generar incentivos o por lo menos llevar el insumo más importante para que se establezca la industria. 

¿Cómo esperar que en el sur del país haya industria si no hay el insumo más importante que es el gas natural? ¿Qué industria se va a asentar ahí si no hay gas natural? Este gobierno va a construir, o está construyendo, porque no es un proyecto, es una realidad; 83, 84 por ciento más de gasoductos en todo el país. 

Hemos logrado disminuir los precios de la electricidad tanto para el consumo en los hogares, la gran mayoría, el 99 por ciento de los hogares. 

CGL: Lo suben... 

EPN: Ha disminuido, en el 99 por ciento de todos los hogares, y sería bueno que le preguntaran a la gente, que te muestren un recibo de hace cuatro años al del día de hoy y ha disminuido, 8 por ciento en términos reales, en 99 por ciento de los hogares. 

Y han disminuido también las tarifas eléctricas para la industria y para el comercio, tarifas que eventualmente se van a mover, hay que decir que son... Estas se mueven en razón de los precios del mercado. 
Pero qué elementos luego no se destacan, dice: "¿Cómo está la economía?" "Es que viene un mal momento de la economía", un mal momento de la economía cuando tienes el mayor número de empleos registrados de cualquier otro periodo... 

CGL: Un dólar a 20 pesos. 

EPN: A ver, tienes el mayor número de empleos, tienes la inflación más baja que se haya registrado históricamente desde hace 40 años. ¿Qué significa esto? Que el ingreso de las familias les rinde de mejor manera, eso es tener una tasa de inflación baja. Esto es lo que hoy tenemos, tenemos una volatilidad en el tipo de cambio y yo creo que hay una asociación... 

CGL: Dos años, dos años de volatilidad.

EPN: Una asociación que hacemos los mexicanos de que cuando el tipo de cambio, cuando nuestra moneda se deprecia es sinónimo de crisis, cuando tenemos empleo, cuando tenemos crecimiento económico en un mundo que no está creciendo, cuando tienes baja inflación, pues evidentemente esto no puede asociarse a una crisis económica, tenemos un tipo de cambio flexible; es decir, el gobierno deja de intervenir para mantener un tipo de cambio fijo. 

Y hoy es el Banco de México en coordinación con la Secretaría de Hacienda, Banco de México, órgano autónomo, que respondiendo a criterios técnicos ajusta o interviene para evitar que el tipo de cambio llegue a irse a condiciones insostenibles. 

Algo más que decir... 

CGL: ¿No le inquieta, Presidente? 

EPN: Me inquieta y espero que el Banco de México actúe con responsabilidad y adopte medidas para (inaudible), ¿cuál es el riesgo de que el tipo de cambio se vaya? El impacto que tiene la inflación, Ciro. Hoy la inflación está contenida, hoy no se refleja el alza en los precios de los productos, puede tener un impacto en esto, ahí el Banco de México, la responsabilidad que tiene el Banco de México como órgano autónomo es precisamente cuidar el que tengamos una inflación baja. 

Y creo que es frente a esta volatilidad que estamos observando por varios factores y todos externos, tiene que ver con la elección que vendrá en los Estados Unidos que tanto allá como aquí genera una enorme incertidumbre. 

CGL: ¿Qué dicen los pronósticos con el tipo de cambio? 

EPN: Nosotros no los conocemos. 

CGL: Pero usted debe tener mejor información, definitivamente. La relación tipo de cambio-triunfo de Donald Trump, que faltan 40 días. 

EPN: Hay una relación directa, hay una relación directa al proceso electoral, hay un apunte muy claro en la medida en que el candidato Trump ha venido subiendo en las encuestas y en las preferencias, tiene un impacto ante los señalamientos que ha hecho sobre México y en la incertidumbre que esto genera.

CGL: Veinticinco pesos. 

EPN: No, yo no podría hablar de... En concreto es un tema que el Banco de México tendrá que actuar y buscar una manera de contenerlo. 

Pero mira, esto es una señal, qué bueno, abordando este tema, de por qué mi interés de reunirme con el candidato Trump, porque los señalamientos están íntimamente, no únicamente, pero bien ahí tienes un efecto de los señalamientos que ha hecho sobre México. 

CGL: Se lo siguen reclamando, Presidente, dicen que usted traicionó a la patria. 

EPN: Al contrario, Ciro. 

CGL: Eso dicen... 

EPN: Eso dicen los que poco saben... 

CGL: Los que pocos saben y conocen. 

EPN: Lo que hubo en la intención real de juntarme con el candidato Trump es precisamente evitar que en México tengamos un impacto negativo frente a lo que él venía señalando sobre México. 

Yo soy de los que cree —y sostengo y tengo esta convicción— que, frente a la amenaza, frente a potenciales adversarios, enemigos, para nuestro país, hay que tender puentes de plata, hay que establecer el diálogo. 

Y están otros factores también externos, el precio del petróleo, si la FED, el Banco Central de los Estados Unidos sube las tasas de interés, hay que decir que todas las monedas del mundo, no sólo la nuestra, todas las monedas del mundo, la de Brasil, de Turquía, la de Sudáfrica, que son economías emergentes como lo es la nuestra; es decir, economías medianas, economías que están apenas repuntando, todas sus monedas se han depreciado más del 60 por ciento, entre 50 y 60 por ciento, igual que la nuestra. 

Y esto obviamente obliga a que el órgano autónomo del Banco de México asuma decisiones de manera también autónoma para contener esta volatilidad y —lo más importante— evitar, que es el efecto más crítico, que se eleve la inflación, porque a final de cuentas cuando hay devaluación también tienes otros beneficios que luego no se advierten. 

Tienes el ingreso de remesas, la gente que recibe remesas, que son millones de mexicanos o miles de mexicanos, pues tienen mayor ingreso; tienes... Nos volvemos más competitivos con los productos que ofrecemos; se vuelven mucho más competitivos las exportaciones mexicanas; el turismo se vuelve mucho más atractivo, de por sí hemos crecido notablemente... 

CGL: Sí, sí inquieta. 

EPN: Es un tema que tiene esta asociación de ideas de que es crisis cuando realmente no lo es, tiene esta asociación que también genera beneficios a ciertos ámbitos de la economía de nuestro país. Al final de cuentas el Banco Central deberá actuar a partir de los análisis. 

CGL: Lo veremos, lo veremos. 

Presidente, tres preguntas breves para terminar. 

EPN: Adelante, Ciro. 

CGL: Una de ellas, ¿va a estar listo el Tren México-Toluca antes del 30 de noviembre del '18? 

EPN: Ese es uno de mis empeños, es mi gran obsesión y espero que así sea. Es el tiempo que está programado. Es una obra... mira, las obras... 

CGL: ¿Hoy no lo puede asegurar? 

EPN: Hoy aseguro que está programado que así esté, y espero que así lo esté; porque para mí es una de las grandes apuestas. A ver, tres grandes trenes estamos construyendo en el país, que fue tres grandes proyectos de transporte masivo, que la población demanda, pues somos más mexicanos y queremos un transporte mucho más eficiente. 

La conexión entre dos grandes zonas metropolitanas, la del Valle de Toluca, que es la quinta más grande del país, y la del Valle de México; ahí está un proyecto. 

CGL: ¿Y va a estar? 

EPN: Espero que lo esté, así está programado. Está el Tren de Guadalajara, que es una gran obra, que también va en curso. Y el Tren de Monterrey.

CGL: El de Monterrey. ¿Qué va a entregar del Nuevo Aeropuerto? ¿Las máquinas?

EPN: A ver, yo lo señalé... 

CGL: Cuando usted entregue el gobierno el 1° de diciembre, ¿qué va a haber de nuevo?

EPN: ¿Qué está proyectado que esté listo? La obra no estará concluida, y lo señalé desde que decidimos hacerlo. 

CGL: Pero ¿qué va a entregar? ¿Cómo va estar? 

EPN: Es una obra de ingeniería muy compleja, porque está en un terreno pantanoso, como lo estuvo el actual aeropuerto, que pocos saben; hoy donde está el Aeropuerto de la Ciudad de México, que por cierto está saturado y muy rebasado en la capacidad de operación y eso limita también el crecimiento como Nación, es el lugar más importante de conectividad, la capital del país, con el resto de quienes vienen de fuera, y está saturado, muy saturado, está rebasado por mucho en su capacidad; fue un aeropuerto construido hace más de 50 años, 60 años, en terrenos muy similares donde se está construyendo hoy el actual aeropuerto.

Pero la obra constructiva toma tiempo. Yo espero que estén construidas las dos pistas, dos pistas que son las que están proyectadas, la torre de control, el cascarón de lo que será la obra civil. 

CGL: Dos pistas, torre de control y el cascarón... 

EPN: A ver, pues obviamente no estará terminada. Yo apunté que cuando decidimos emprender el proyecto, es una obra, como todos los aeropuertos del mundo, toma del orden de ocho años llevarla a cabo; esto está proyectado para se concluya en el 2022. 

CGL: Sí, pero dos pistas, torre de control y el cascarón... 

EPN: El cascarón de lo que será la terminal aérea del Nuevo Aeropuerto. 

CGL: Finalmente, el presidente Obama habla de populismo, el presidente Peña Nieto habla de populismo, ¿qué tanto le inquieta la eventualidad de que AMLO gane en el 2018?

EPN: Mira, yo soy respetuoso de la decisión que tomen los mexicanos sobre quienes se presenten a la elección. Apunto lo que me parece... pareciera que la historia se repite, el tema del populismo ha acompañado a distintas partes del mundo en otras etapas de su historia, y yo, mi preocupación es, al advertir hoy el gran desgaste de las instituciones, de las instituciones y por ello me refiero a los gobiernos, a los partidos políticos, este desgaste siempre ha dado lugar, ya ha ocurrido en el pasado, a que haya un terreno fértil para recoger y aceptar a veces posiciones que francamente suelen ser muy simplistas, suelen plantear soluciones muy fáciles, pueden estar comprometiendo realmente el que México siga en una ruta de viabilidad y de crecimiento de forma sostenida y de manera responsable. 
Cuando hemos tenido... en México vivimos también escenarios de haberse adoptado políticas de corte populista... 

CGL: ¿Con el PRI? 

EPN: Con el PRI, lo advertimos a un crecimiento del aparato burocrático del Estado, donde vimos prácticamente programas sociales donde se fue mucho dinero y que no dejaron absolutamente nada ni combatieron la pobreza. Lo único que dejó, el saldo de todas esas acciones fue un sobreendeudamiento del país, las crisis económicas que después vivimos en los años 80; eso fue lo que dejó, ese fue el saldo. 

Por eso mi preocupación y esta advertencia. Y creo que el presidente Obama la recoge por igual y creo que varios, yo he platicado con varios presidentes, la recogen exactamente por igual. 

Hoy se espera que las respuestas y los resultados de los gobiernos sean casi inmediatas, y eso a veces es francamente imposible de hacerlo; no puedes materializar un resultado al día siguiente, yo quisiera que la reforma educativa diera resultados mañana mismo, y estamos viendo lo complejo que viene siendo instrumentar la reforma educativa. 

Estamos viendo que la reforma energética toma su tiempo para atraer las inversiones que están llegando, pero pues obviamente los resultados se verán en el muy corto plazo. Estamos viendo que la reforma en telecomunicaciones, ya hay otros agentes económicos, ya hay otras empresas que están invirtiendo fuerte en México para ofrecer servicios de telefonía y de internet a mejores precios a los mexicanos o en una mayor competencia; ya está ocurriendo. Y eso me preocupa que... 

CGL: Pero hay un México sistémico, Presidente, que se ve muy grande hoy, muy grande. 

EPN: Hay un México, hay un México y hay una sociedad que en mundo quizá con cierto grado de impaciencia, con impaciencia yo creo que debo reconocer, por ejemplo, hoy que las redes sociales sin duda es un gran avance, signo de nuestros tiempos, han traído enormes beneficios para nuestras sociedades, el acceso al conocimiento, el acceso a la participación activa de quienes se muevan las redes sociales. 

Pero también ha generado —yo creo— y han alimentado en alguna forma, no quiero culpar a las redes, pero creo que en alguna forma corre en las redes a veces enorme desinformación, no hay información objetiva, no hay información precisa, Umberto Eco alguna vez calificación que era... Esto, pues que era casi igual una opinión de alguien informado, preparado que la de alguien que podía decir cualquiera aberración y tontería y eso lamentablemente genera o yo creo que ha contribuido a que se genere enorme desinformación y hay una resistencia, rechazo a aceptar la realidad, o sea, los hechos reales, a ver estos de resultados, ahí están las obras, ahí están los proyectos, ahí están los avances, ahí está los números de economía. 

CGL: El México sistémico es hoy más grande que el antisistémico.

EPN: Yo no calificaría sistémico y antisistémico, Ciro, no estoy convencido de que ésta sea la división que tengamos en México. 

Yo creo más bien una sociedad que espera resultados, que es más impaciente, es más informada, con mayor exigencia —qué bueno que lo sea—, por eso señalaba yo en mi discurso en Naciones Unidas, creo que la solución a esta crisis de la democracia es la democracia misma, es decir, abrir espacios de mayor participación y de debate de las ideas. 

Lo que hoy tenemos es contrastar ideas y poner números, cifras, resultados y proyectos y por qué sostener esta política frente a la otra, porque ésta va a dar mejores resultados, que es lo responsable hacer, no hacer eso se genera un terror (inaudible) para que quepan estas posiciones demagógicas que creen que todo lo que puedan resolver como si fuera una varita mágica, simples, muy simplistas y que esto verdaderamente pueda trastocar y alterar la ruta que México ha construido no sólo en esta administración. 

Creo que llevamos poco más de 20 años actuando con responsabilidad de manera institucional, México alzando, México creciendo, no al ritmo deseado, porque el mundo se nos ha enfrentado en un escenario complejo, pero creo que no podemos extraviarnos, creo que tenemos que mantenernos en nuestra ruta y avanzando hacia adelante y desviados de eso puede ser costoso para los mexicanos. 

CGL: Lo veremos. 

Muchas gracias, Presidente. Hace tres meses tuve la oportunidad de platicar, se veía de muy buen humor. 

EPN: Y sigo de muy buen humor. 

CGL: Se le ve buen humor, le gritan coses horribles allá afuera, Presidente. 

EPN: Pues sí, pero se me ha hecho yo creo que la piel más gruesa. 

CGL: Cosas horribles en las redes sociales. 

EPN: Se me ha vuelto más gruesa, porque no puedo reaccionar de igual manera, asumo lo que esto representa, el tamaño de la responsabilidad, el desafío de los tiempos que vivimos y actúo bajo las condiciones de que lo que haga está para servir a México, para que a México le vaya bien, para que todo lo que estamos haciendo y se ha hecho sea para bien de la sociedad mexicana, ésa es mi convicción, si no hubiese desviado, hubiera reparado, hubiera cambiado, estoy convencido que lo que estamos haciendo es lo correcto y es para el bien de México. 

CGL: Entre las muchas cosas que se escribieron después de la visita de Donald Trump, se hablaba de un Presidente muy deprimido. 

EPN: No, a ver. 

CGL: Muy deprimido, no afligido, muy deprimido. 

EPN: No, a ver, evidentemente y quizá una fue de las ponderaciones no bien hechas era la reacción social que íbamos a tener tan exaltada ante la presidencia de Trump, ante lo que debo decir fue mi propósito, que es tender un puente de diálogo y de entendimiento con quien potencialmente puede convertirse en presidente de los Estados Unidos. 

Queda claro, era importante que supiera qué papel juega México con los Estados Unidos en distintos ámbitos, ése fue mi propósito, sigue siendo mi interés y veremos qué ocurre el próximo 8 de noviembre. 

CGL: Ya no falta mucho. Gracias, Presidente. 

EPN: Ciro, muchas gracias por esta oportunidad, es un gusto estar en tu programa, muchas gracias. 

(Finaliza entrevista) 

CGL: Bueno la conversación con el presidente Enrique Peña Nieto, tuve hace tres meses, tuve oportunidad de estar con él, con un grupo de periodistas y escribí que lo veía de muy buen humor, tres meses después le vuelvo a hacer la pregunta y me dice el Presidente: "Sí estoy, estoy de muy buen humor".