· Montó una guardia de honor y canceló un timbre postal conmemorativo.

· Fue el primer insurgente en abanderar públicamente, y con contundencia, la causa social: José Antonio Meade.

· El Presidente Peña Nieto ha trazado rutas para generar condiciones que le permitan a la ciudadanía un pleno desarrollo y valerse por sí misma, dijo.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, encabezó hoy en el Patio Principal del Castillo de Chapultepec la ceremonia conmemorativa del 250 Aniversario del Natalicio del Generalísimo Don José María Morelos y Pavón y montó una guardia de honor ante su efigie.

Acompañado por integrantes de su Gabinete Legal y Ampliado, así como por el Presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) y Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, el Primer Mandatario de la Nación canceló además un timbre postal conmemorativo del natalicio de Morelos.

En la ceremonia, el Secretario de Desarrollo Social (Sedesol), José Antonio Meade Kuribreña, quien tuvo a su cargo el discurso oficial, afirmó que en esta fecha “celebramos el legado de uno de los forjadores de nuestra Nación que, con su acción y su pensamiento, dio origen al orden político y social del que hoy gozamos”.

Agregó que “refrendamos, con todo ello, el compromiso de México con los valores y los principios que Morelos aportó a nuestra vida pública”.

Señaló que “el hondo sentido social del programa de Morelos se expresa con claridad en su llamado a que las leyes que hayan de establecerse, moderen la opulencia y la indigencia”.

Explicó que José María Morelos y Pavón fue el primer insurgente en abanderar públicamente la causa social.

Dijo que el objetivo de la política social es empoderar a todos y cada uno de nuestros connacionales para que ejerzan a plenitud sus derechos.

Aseveró que la estrategia del Gobierno Federal tiene como finalidad erradicar de manera progresiva las carencias y, en consecuencia, asegurar el acceso pleno a los derechos que la Constitución y las leyes confieren a todos los ciudadanos.

Recordó que el Presidente Enrique Peña Nieto ha trazado a su Gabinete rutas para generar condiciones que le permitan a la ciudadanía un pleno desarrollo y valerse por sí misma, a partir de su propio esfuerzo, trabajo y dignidad.

Señaló que Morelos propuso en su momento medidas dirigidas a erradicar la falta de medios para alimentarse y a proveer lo indispensable para la satisfacción de las necesidades básicas.

Comentó que esa visión tiene ecos en el México de hoy. “No hay futuro en la desigualdad, ni prosperidad perdurable sin el ejercicio pleno de los derechos. México no podrá culminar su proceso de modernización si no abate el flagelo de la pobreza, en el que aún se encuentran muchos de nuestros compatriotas”, apuntó.

Expuso que el orden legal confiere a cada mexicano un conjunto de derechos fundamentales, cuyo cumplimiento es necesario para gozar de una verdadera ciudadanía.

Precisó que “en la búsqueda de ese México más incluyente, de derechos plenos, es imperativo romper inercias; la inercia de los esfuerzos aislados, para emprender, en cambio, una labor coordinada, tal como el Presidente nos ha instruido realizar, a través de la Cruzada Nacional contra el Hambre”.

Destacó además al Programa Prospera y la iniciativa para crear Zonas Económicas Especiales, como ejemplos para caminar de manera coordinada hacia la meta de alcanzar mejores condiciones de vida para los mexicanos.

Al término de la ceremonia, se realizó una salva de fusilería, a cargo de una compañía de cadetes del Heroico Colegio Militar.