• La instrucción, subrayó, es muy puntual y clara: darles la mayor atención médica a los lesionados y atender a sus familiares.

Al inaugurar hoy el Hospital General de San Pablo del Monte, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, guardó un minuto de silencio en solidaridad por todos aquellos que lamentablemente perdieron la vida en los hechos ocurridos en el municipio de Tultepec, Estado de México.

“Es conocido de todos ustedes, a través de los medios de comunicación, que en un lugar, en un mercado precisamente de pirotecnia, hubo un estallido de notable magnitud”. Informó que, en el reporte que tenía, fallecieron 32 personas.

Dijo que “estaban trabajando para sus familias, para llevar sustento a sus hogares y lamentablemente este estallido les ocasionó que perdieran la vida”.

Señaló que desde el día de ayer dio indicaciones al propio titular de la Secretaría de Salud para que las distintas instituciones del sector salud presten atención médica a las personas que resultaron lesionadas, “algunas de ellas en condiciones críticas y graves”.

La instrucción, subrayó, es muy puntual y clara: prestarles la mayor atención médica a los lesionados y atender a sus familiares. “Hasta hoy por la mañana eran más de 40 personas las internadas en distintos centros hospitalarios”, detalló.

“Estaré más que atento y pendiente de la evolución, de la atención que vayan teniendo los pacientes”, destacó.

El Presidente Peña Nieto indicó que será el propio gobierno del Estado de México el que esté informando y actualizando las cifras con relación a estos lamentables hechos.