• A pesar de las fortalezas y avances en el país, persisten debilidades institucionales acumuladas durante décadas que erosionan las capacidades del Estado para promover plenamente el bienestar de todos los ciudadanos, dijo.
  • Para eliminar esas barreras, los mexicanos iniciamos a finales del 2012, mediante el diálogo y el acuerdo, un profundo proceso de transformación nacional, refirió.
  • Inauguró la 59ª Reunión Anual de la Unión Internacional de Magistrados.
  • La Presidenta de la UIM reconoció la contribución del Presidente Peña Nieto para el mejoramiento de la justicia, que es un servicio no para los jueces, sino para los ciudadanos.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó hoy que en el profundo proceso de transformación que se inició en el país al comenzar esta Administración, “uno de los mayores cambios de paradigma es el relativo a la procuración e impartición de justicia en México”.

Destacó que “gracias, en parte, a un modelo de libre mercado, apertura comercial y estabilidad macroeconómica, México se ha convertido ya en una de las economías más grandes y sofisticadas del mundo, la segunda de Latinoamérica, y la décimo quinta a nivel mundial”.

“Nos hemos posicionado como líderes en exportaciones de manufacturas de media y alta tecnología, y cada año recibimos inversiones por miles de millones de dólares que apoyan a un mercado laboral cada vez más capacitado y más dinámico”, añadió.

Indicó que “a pesar de estas fortalezas, también es cierto que persisten en nuestra geografía dos Méxicos: uno de prosperidad y vanguardia, y otro que enfrenta rezagos y condiciones de pobreza. También persisten debilidades institucionales acumuladas durante décadas, que erosionan las capacidades del Estado para promover plenamente el bienestar de todos los ciudadanos”.

Al inaugurar la 59ª Reunión Anual de la Unión Internacional de Magistrados, el Primer Mandatario refirió que precisamente para eliminar esas barreras, “los mexicanos iniciamos a finales del 2012, mediante el diálogo y el acuerdo, un profundo proceso de transformación nacional”.

Destacó dos cambios que marcan “un hito en el sistema jurídico de nuestro país: el Sistema de Justicia Penal Acusatorio, y los avances en materia de justicia cotidiana”.

Apuntó que “por su profundidad y alcance, la transformación del Sistema de Justicia Penal tendrá un impacto de enorme trascendencia en la actividad jurídica de nuestro país”. Recordó que a partir de junio de este año, “pasamos de un modelo mixto a uno de justicia adversarial y oral”, cuyo modelo “garantiza el principio de publicidad para incrementar la transparencia y evitar la discrecionalidad”.

Resaltó que, además, “se fortalecen y homologan los procedimientos a nivel nacional para asegurar el debido proceso y el respeto irrestricto a los derechos humanos, tanto del ofendido como del imputado”. En pocas palabras, explicó, “hoy tenemos en nuestro país un Código Penal de Procedimientos único, que aplica en el orden estatal y en el orden Federal”.

“Se trata de un paso histórico para brindar a la sociedad una justicia más cercana, transparente y eficaz”, subrayó.

A fin de dimensionar este gran esfuerzo, el Titular del Ejecutivo Federal señaló que “para lograrlo hubo que capacitar a más de 400 mil operadores del Sistema, y a más de 240 mil elementos de Seguridad Pública. Igualmente, las Procuradurías y Fiscalías de todo el país han tenido que reestructurarse, y además se pusieron en operación más de 800 salas de juicio oral”.

El Presidente Peña Nieto dijo que el segundo gran cambio en el Sistema Jurídico de México es el relativo a la llamada Justicia Cotidiana, “la que reclaman los trabajadores, los vecinos, las madres y padres de familia; la que se vive en las escuelas y la que más frustración produce cuando se queda sin resolver. Es la justicia cotidiana la que hace la diferencia en la vida diaria de los mexicanos”.

Abundó que la justicia cotidiana es aquella distinta de la penal, “que a veces acapara la mayor atención, la que concentra quizá la mayor publicidad en los medios de comunicación”.

Precisó que “el 90 por ciento de los asuntos caen en eso que no es la justicia penal, y en eso que llamamos la justicia cotidiana: la justicia familiar, la justicia mercantil, la justicia civil, la justicia laboral. Ahí está el 90 por ciento de los miles de asuntos que el Poder Jurisdiccional tiene que resolver todos los días”.

El Primer Mandatario enfatizó que las iniciativas de reforma que presentó en materia de justicia cotidiana “surgieron de un ejercicio de diálogo plural y transparente, en el que participaron más de 200 expertos de 26 instituciones académicas, y representantes de la sociedad civil”.

“De este conjunto de iniciativas que hemos presentado al Poder Legislativo en materia de justicia cotidiana, destaca el cambio estructural a nuestro modelo de Justicia Laboral, proponiendo que sea responsabilidad de los tribunales judiciales independientes y no, como venía siendo hasta ahora, del Poder Ejecutivo”, apuntó.

Mencionó que ya se ha dado un paso importante “para lograr la aprobación de este nuevo modelo de Justicia Laboral, una vez que ya ha sido aprobado por unanimidad de votos en el Senado de la República; y ahora corresponderá a la Cámara de Diputados deliberar sobre este Sistema de Justicia Laboral, que se suma a los otros procesos que forman parte de este gran paquete de iniciativas para transformar y mejorar lo que hemos denominado la justicia cotidiana”.

Resaltó que, además, “estamos proponiendo homologar el procedimiento civil y familiar, legislar a nivel nacional sobre la mejora regulatoria, y crear una Ley General de Justicia Cívica e Itinerante, para que la justicia llegue a las comunidades más remotas”.

Explicó que también se propone “homologar los Consejos de la Judicatura y el nombramiento de jueces y magistrados en todo el país, para que sean seleccionados por concurso de oposición y por sus méritos”.

“Esto no es más que reafirmar, dentro de la vocación democrática que tenemos como nación, el absoluto respeto al Poder Judicial y la plena independencia del mismo entre los Poderes”, afirmó.

El Titular del Ejecutivo Federal mencionó que otro ámbito de mejora importante en la justicia cotidiana está en el ámbito mercantil. “Proponemos garantizar la aplicación de la justicia oral para que todos los asuntos mercantiles, no sólo los de cuantía menor, sean resueltos de forma rápida y transparente”, dijo.

Asimismo, continuó, “queremos fomentar que la mayoría de los conflictos se resuelvan sin tener que llegar a un juicio, y para ello se prevé establecer una Ley General de Medios Alternos de Solución de Conflictos”.

El Presidente Peña Nieto expuso que “a estos grandes cambios de nuestra justicia penal y justicia cotidiana, se suman los que México ha impulsado en materia de transparencia, Gobierno abierto y anticorrupción, que también contribuyen a fortalecer nuestro Estado de Derecho. En conjunto, se trata de los avances más significativos y transcendentales al marco jurídico mexicano, prácticamente desde hace casi 100 años”.

El Primer Mandatario informó que hoy por la mañana el juez federal Vicente Antonio Bermúdez Zacarías, sufrió un atentado, en el que perdió la vida. Tras lamentar lo ocurrido, dio a conocer que ha dado indicaciones a la Procuradora General de la República “para que atraiga este asunto, se realicen las investigaciones correspondientes, y se pueda dar con los responsables de este muy lamentable hecho”.

LOS CAMBIOS PARADIGMÁTICOS YA PERMEAN EN TODAS LAS MATERIAS, NO SOLAMENTE EN LA PENAL: EDGAR ELÍAS AZAR

Edgar Elías Azar, Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México, así como Presidente de la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia, pidió a los asistentes de otros países “que cuando regresen a sus estrados judiciales digan con absoluta confianza y veracidad sobre el camino de la justicia en México que ha sido impulsado por el Estado mexicano”.

“Que comenten en nuestro nombre”, continuó, “sobre los cambios paradigmáticos que el Gobierno de la República ha impulsado en el sistema de justicia que no han sido fáciles, que no han sido tersos, pero que han comenzado a rendir esos frutos que nos abren al optimismo y a la esperanza; que los cambios ya permean en México en todas las materias, no solamente en la penal sino en la civil, en la mercantil y en el derecho familiar”.

Convocó a los Magistrados del mundo a que “cuando vuelvan a sus juzgados, inviten a sus pares a que vean y oigan a nuestros jueces resolver en pocos días lo que antes tomaba años; para que vivan nuestra transformación sin precedentes, la que solamente se ha logrado a través de la coordinación y el solidario acompañamiento de los tres Poderes del Estado, coadyuvancia que siempre ha sido en el marco de una total y absoluta independencia judicial”.

“Esto lo digo con enorme satisfacción: nada en la Ciudad de México hubiera sido posible sin el trabajo coordinado que el ciudadano Presidente de la República, el Jefe de Gobierno y las respectivas Cámaras realizaran frente a los Poderes Legislativo local y federal”, dijo, y aseguró que “la Judicatura mexicana está de pie, señor Presidente, está de pie junto a usted para acompañarlo en la transformación de la justicia mexicana”.

MÉXICO ES UN ESTUPENDO PAÍS QUE COMBINA TRADICIONES ORIGINARIAS, TRADICIONES HISPÁNICAS Y MODERNIDAD, QUE HACEN DEL VISITANTE UN DELEITE: PRESIDENTA DE LA UIM

María Cristina Crespo Haro, Presidenta de la Unión Internacional de Magistrados (UIM), agradeció al Presidente Peña Nieto y al Presidente de la Comisión Nacional de Tribunales de Justicia de México, por la excelencia en la organización de la 59ª Reunión Anual de la UIM “que hoy nos permite estar a todos en esta estupenda ciudad, en este estupendo país que combina tradiciones originarias, tradiciones hispánicas y modernidad que hacen del visitante un deleite”.

Agradeció al Presidente Peña Nieto “su contribución para con el mejoramiento de la justicia, puesto que el mejoramiento de la justicia es un servicio no para los jueces, sino para los ciudadanos que son los destinatarios de las sentencias”.

Añadió que en tal sentido, esta organización mundial, que tiene por objetivo defender la independencia judicial, está convencida de que la independencia judicial se logra, obviamente con una buena infraestructura, con instrumentos legislativos, pero con jueces capacitados”.

Resaltó que la UIM “nuclea a asociaciones de magistrados de 84 países. El único requisito central para el ingreso a nuestra organización es la existencia de una asociación de magistrados que trabaje por la independencia judicial en sus más amplias expresiones”.

Señaló que durante la Reunión Anual atenderán temas críticos para defender y apoyar a colegas en diferentes partes del mundo, y para “atender las situaciones que las distintas asociaciones de magistrados traen a esta Asamblea General que, en la jerga de la asociación Internacional de Magistrados, la denominamos Consejo Central”.

LA SEPARACIÓN DE PODERES, INCLUIDA EN LAS CONSTITUCIONES EN LA MAYORÍA DEL MUNDO: UNIÓN INTERNACIONAL DE MAGISTRADOS

Giacomo Oberto, Secretario General de la Unión Internacional de Magistrados, destacó que, actualmente, en la mayoría de las naciones la separación de los poderes ha sido incluida en las constituciones, resoluciones y declaraciones.

“Sin embargo, si consideramos la práctica de la legislación en muchos países europeos y no europeos, debemos reconocer que las enseñanzas que se han proporcionado son más similares a las de Napoleón que a las de Montesquieu”, añadió.

“Esta tendencia a nivel de una legislación, como es organizar al Poder Judicial en una estructura piramidal más como un ejército, en lugar de un grupo de órganos que tengan el deber de realizar el mismo tipo de actividad, que es al final del día proporcionar justicia de manera independiente y autónoma”, subrayó.

El Secretario General de la UIM informó sobre las actividades importantes realizadas por esa Unión Internacional.

Expresó la preocupación por ataques a la independencia del Poder Judicial en muchas áreas del mundo, y mencionó especialmente el caso de Turquía.