• Hará posible que miles de trabajadores cumplan con el anhelo de tener una vivienda propia, digna y de calidad, dijo.
  • El Instituto dará 460 mil créditos en 2017, 30 mil más de los que se habrán entregado este año, señaló.
  • Uno de cada cuatro créditos otorgados por el INFONAVIT durante los 44 años de su historia, ha sido asignado en esta Administración, subrayó.
  • Ofreció conferencia de prensa con el Director General del INFONAVIT.

En conferencia de prensa con el Director General del INFONAVIT, David Penchyna Grub, el Coordinador General de Comunicación Social de la Presidencia y Vocero del Gobierno de la República, Eduardo Sánchez Hernández, informó que en 2017 el organismo elevará el monto máximo del crédito a los trabajadores, de 921 mil 472 pesos, a 1 millón 552 mil pesos.

Consideró que este incremento al monto máximo del crédito permitirá al trabajador adquirir una vivienda de mayor valor y características, así como más cercana a su lugar de trabajo.

“Tener una casa propia es, sin lugar a dudas, el sueño de toda familia”, señaló, al subrayar que el nuevo monto representa un incremento del 68 por ciento, sin precedente en la historia del INFONAVIT. Ello, agregó, “hará posible que miles de trabajadores cumplan con el anhelo de tener una vivienda propia, digna y de calidad”.

Además, dijo, el año próximo el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) otorgará más de 200 mil millones de pesos en créditos; y dará cerca de 460 mil créditos, rebasando la cifra que se alcanzará este 2016, de 430 mil.

Informó que “más del 25 por ciento de todos los créditos que el INFONAVIT ha otorgado durante 44 años, han sido asignados durante este Gobierno”. Es decir, uno de cada cuatro créditos para casas que ha otorgado el INFONAVIT en toda su historia, se ha otorgado durante la Administración del Presidente Enrique Peña Nieto.

Añadió que se estima que “al final del sexenio se habrán tramitado más de 3.5 millones de créditos en esta Administración, lo que representará un récord en la historia de vivienda social en México.  Significa que una de cada tres viviendas gestionadas por el INFONAVIT, en 44 años de servicio, se habrán tramitado durante la Administración del Presidente Enrique Peña Nieto”.

Eduardo Sánchez dio a conocer que en 2017 el Instituto pondrá a disposición de los trabajadores una nueva oferta de productos crediticios para la adquisición de vivienda, con lo que ayudará a cientos de miles de familias a consolidar su patrimonio.

“La focalización responsable de programas como Vivienda para Prosperar, Programa Vivienda Digna para Jefas de Familias y el Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares ha permitidos orientar el crecimiento de la oferta de productos inmobiliarios hacia la población con menores ingresos y hacia sectores en condición de vulnerabilidad”, subrayó.

“Este paso permite consolidar la Política Nacional de Vivienda del Presidente Enrique Peña Nieto, cuyo objetivo, desde el primer día, ha sido promover el desarrollo ordenado y sustentable del sector inmobiliario, en beneficio de los trabajadores y comunidades de México”, expresó.

El Vocero del Gobierno de la República explicó que gracias al trabajo coordinado por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano /SEDATU), a través del INFONAVIT, con los gobiernos estatales y municipales, “México transita rápidamente hacia un modelo de desarrollo urbano sustentable e inteligente, en el cual las viviendas son de mayor calidad, su construcción se lleva a cabo con una huella de carbono cada vez menor, es decir, con ecotecnologías que favorecen al medio ambiente, y se encuentran más cerca de los centros de trabajo”.

A su vez, precisó, “este impulso a la política inmobiliaria ofrece un panorama de certidumbre a la industria de la construcción de vivienda, la que representa un 7 por ciento del Producto Interno Bruto, y genera de manera directa e indirecta cerca de tres millones de empleos”.

Eduardo Sánchez dijo que “con el INFONAVIT, como uno de los motores de la política de vivienda del Gobierno de la República, las familias mexicanas cuentan, como nunca antes, con oportunidades para poder adquirir una vivienda propia, y así ayudar a que cada mexicano pueda construir su propia historia de éxito”.