Puebla de Zaragoza, Puebla, 23 de abril de 2013.

El Gobierno de la República no tolerará el uso electoral de los programas sociales, afirmó el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, al tiempo que refrendó su compromiso de vigilar que nadie lucre con las carencias y necesidades de las personas.

Subrayó que contribuirá activamente para que prevalezcan las condiciones de diálogo y acuerdo con todas las fuerzas políticas del país, a las que convocó para establecer mecanismos que blinden el uso de los programas sociales y a cumplir con un único propósito: apoyar a quienes más lo necesitan para lograr un México incluyente.

En este sentido, el Primer Mandatario de la Nación sostuvo que los programas de gobierno se ajustarán estrictamente a sus reglas de operación para impedir desvíos o manejos sesgados y eventualmente partidarios.

Reconoció la madurez, responsabilidad y voluntad que han mostrado las principales fuerzas políticas y que están agrupadas en el Pacto por México, para construir acuerdos, y enfatizó que gracias a este acuerdo nacional hoy el país cuenta con una hoja de ruta para transformar a México en los próximos años.

“México vive una intensa vida democrática caracterizada por la pluralidad política y la diversidad de liderazgos. En democracia es natural que existan diferentes opiniones. Nuestra normalidad democrática, permite la posibilidad de disentir, pero también de dialogar y asumir compromisos en favor de la Nación”, puntualizó.

Al encabezar el Foro Nacional “México Incluyente” para la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, el Titular del Ejecutivo Federal afirmó que el propósito esencial de la política social es mejorar la calidad de vida y fomentar la inclusión productiva de las familias que menos tienen; “estamos frente al tema que debe ser la razón ética de todo gobierno: asegurar un México incluyente”.

El Presidente Peña Nieto destacó que incorporar al desarrollo a los mexicanos que enfrentan condiciones de pobreza y vulnerabilidad, “es una obligación moral que tenemos como sociedad”, y añadió que la Nación enfrenta, además del reto de la pobreza y el hambre, el desafío de la desigualdad.

“Lograr un México incluyente es el mayor reto de nuestra generación; como sociedad y como país debemos atender la deuda social que tenemos con quienes más lo necesitan”, precisó, al calificar como inadmisible que el 46.2 por ciento de la población viva en condiciones de pobreza, no obstante las fortalezas y los recursos que tiene el país, y como inaceptable el que siendo la segunda economía de América Latina y la décima cuarta a nivel mundial, 7.4 millones de mexicanos vivan con hambre.

“En suma, estamos moviendo las instituciones, las políticas públicas, los programas y los presupuestos, para respaldar y apoyar a quienes mayores rezagos y desafíos hoy enfrentan”, expresó.

El Titular del Ejecutivo Federal detalló los programas sociales de nueva generación que integran la política social y se suman a los ya existentes como Oportunidades y el Seguro Popular: La Cruzada Nacional contra el Hambre; el Programa de Pensión para Adultos Mayores, el cual redujo de 70 a 65 años la edad inicial para recibir sus beneficios; y el Seguro de Vida para Mujeres Jefas de Familia.

CON EL PACTO POR MÉXICO ES POSIBLE CONSTRUIR UNA AGENDA DE COINCIDENCIAS ENTRE TODOS: RAFAEL MORENO VALLE

Al anunciar la adhesión del gobierno de Puebla al Pacto Por México, el gobernador de esta entidad, Rafael Moreno Valle aseguró que el espíritu de esta convocatoria demuestra que es posible construir una agenda de coincidencias para proyectar el rumbo y el ritmo de los cambios profundos que el país requiere y la sociedad demanda.

El mandatario poblano reiteró su compromiso y colaboración para trabajar en este marco de inclusión social, ya que, dijo, el liderazgo del Presidente Peña Nieto ha hecho renacer el ánimo y la confianza de que con el esfuerzo de todos es posible impulsar un modelo de desarrollo con equidad, capaz de revertir los rezagos históricos y las grandes desigualdades que prevalecen entre grupos sociales, regiones y géneros.

“Secundamos y suscribimos su convocatoria, compartiendo la premisa de que en la pluralidad reside la verdadera riqueza y el potencial de un México más incluyente y justo. En este sentido, no podemos permitir que las diferencias ideológicas o políticas se conviertan en un obstáculo para el desarrollo del país”, enfatizó.

EL MÉXICO QUE QUEREMOS ES UN MÉXICO DONDE LOS CIUDADANOS PUEDAN EJERCER SUS DERECHOS SOCIALES Y HUMANOS EN PLENITUD: ROSARIO ROBLES

“La República es de iguales o no es República”, expresó la Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, tras delinear la política social de nueva generación que instrumenta la Administración Federal la cual, dijo, es incluyente, democrática, participativa y plural.

“Una política social que reconozca los avances y las deficiencias; que enfrente los retos con valor para cambiar los esquemas que perpetúan la pobreza, incrementan la desigualdad social, excluyen a ciertos grupos o personas y se ignora su vulnerabilidad”, agregó.

“El México que queremos es un México donde los ciudadanos puedan ejercer sus derechos sociales y humanos en plenitud. Para ello, necesitamos empezar por los que no pueden ejercer su derecho a la alimentación, a la salud, a la educación, a una vivienda digna, y a la seguridad social”, subrayó.