Al participar hoy en la ceremonia de presentación de la Declaración de los Presidentes de la Alianza del Pacífico en Materia de Cambio Climático, el Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que en el caso de México, “nuestro compromiso para enfrentar el problema es firme y creciente”.

“Para las naciones de la Alianza del Pacífico, el combate al cambio climático es un compromiso de primer orden. Hoy confirmamos nuestra amplia voluntad política para avanzar en la búsqueda de soluciones comunes ante este desafío global, conscientes de que su atención es indispensable para el desarrollo de las presentes y futuras generaciones”, subrayó.

Lo que logremos hacer hoy, continuó, “será en beneficio de las mujeres y hombres de mañana”.

El Presidente Peña Nieto afirmó que en México se han adoptado medidas concretas e innovadoras a través de la Ley General de Cambio Climático y del Programa Especial de Cambio Climático: “somos uno de los primeros países en establecer un impuesto al consumo de carbono, y en enero de 2015 iniciará operaciones el Registro Nacional de Emisiones. Con la Reforma Energética recientemente aprobada en nuestro país, se estimula la inversión privada en la generación de energía a partir de fuentes renovables, y además podremos migrar hacia otros energéticos menos contaminantes como es el uso del gas natural”.

Añadió que México es un país “con bajas emisiones de gases de efecto invernadero y de gases de vida corta, pero nuestra posición geográfica nos hace particularmente vulnerables ante los efectos del cambio climático”.

El Titular del Ejecutivo mexicano destacó que en el plano internacional “en septiembre presentamos en la Cumbre sobre el Clima, de la Organización de las Naciones Unidas, la propuesta de crear un panel intergubernamental sobre el agua”.

Además, dijo, “para apoyar la labor global ante este desafío que trasciende fronteras, México aportará 10 millones de dólares al Fondo Verde para el Clima, y 20 más al Fondo para el Medio Ambiente Mundial”.

Indicó que con visión de futuro, “Chile, Colombia, Perú y México impulsamos un desarrollo sostenible que atiende simultáneamente el crecimiento económico, la inclusión social y la preservación del ambiente”.

Puntualizó que con el respaldo de los países que integran la Alianza del Pacífico a la Declaración en Materia de Cambio Climático en la COP-20, los gobiernos de los cuatro países reconocen que el cambio climático es uno de los mayores desafíos globales, y que requiere de acciones concretas de la comunidad internacional.

“Estamos convencidos de que sólo la acción colectiva de los países en todo el mundo permitirá alcanzar resultados satisfactorios. Estamos también conscientes de que deben basarse en agendas nacionales comprometidas con el planeta”, mencionó.

LOS MANDATARIOS DE LA ALIANZA DEL PACÍFICO TOMAN ACCIONES PARA EL DESARROLLO Y PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE

Al destacar las medidas y políticas ambientales que desarrollan en cada una de sus naciones para enfrentar el calentamiento global, los mandatarios de Chile, Michelle Bachelet; de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Perú, Ollanta Humala, coincidieron con el Mandatario mexicano en la disposición que tienen los países miembros de la Alianza del Pacífico de asumir el desafío que representa para el mundo el cambio climático, reducir sus efectos y mitigar sus consecuencias.

La Alianza, señalaron, se involucra en los riesgos y amenazas que pueden afectar el desarrollo sustentable de las naciones integrantes tomando acciones para el desarrollo y la protección del medio ambiente, con el objetivo compartido de enfrentar el cambio climático.

La Declaración de los Presidentes aliancistas se da en el marco de la 20ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP), y de la 10ª Conferencia de las Partes del Protocolo de Kioto (CMP), ambas auspiciadas por la ONU y que tienen lugar en estos días en Lima, Perú.

Los Presidentes manifestaron su compromiso con el éxito de la COP- 20 de cara a la COP-21 a celebrarse en Paris el año entrante, ya que de ello depende el futuro ambiental del planeta y de la región, aseveraron.