-MODERADORA: Queda en uso de la palabra el maestro Enrique Jacob Rocha, Presidente del Instituto Nacional del Emprendedor.

 

 

-MTRO. ENRIQUE JACOB ROCHA: Señor Presidente de la República; licenciado Enrique Peña Nieto

 

Con el permiso del licenciado Ildefonso Guajardo, Secretario de Economía.

 

Miembros del presídium; líderes de organismos empresariales; representantes del sector académico y amigos de los medios de comunicación.

           

            La Semana Nacional del Emprendedor se ha convertido en el espacio por excelencia en el que los emprendedores y empresarios se conectan con experiencias, aprendizajes, ideas, inspiración, motivación, contactos y oportunidades de negocio, apoyos y respaldos para poner en movimiento sus proyectos.

 

            Por eso, quiero resaltar la presencia y solidaridad de los distintos aliados públicos y privados que hicieron posible la realización de la Semana Nacional del Emprendedor.

 

            El centro de este gran esfuerzo, son los emprendedores y empresarios que han recorrido salas de exposición, atendido talleres y prácticas, conferencias magistrales y especiales, participado con un gran apetito por conocer, prepararse mejor, dar el paso definitivo por emprender.

 

            La energía que se percibe alrededor de este gran evento, es fiel reflejo de lo que está pasando en México.

 

            Todos los días, más mexicanas y mexicanos expresan su intención por emprender. Cada vez más se deciden a poner en  movimiento sus ideas y  abrir las puertas de sus propios negocios.

 

             Cada semana, una nueva generación de emprendedores concluye un proceso de incubación, con más frecuencia participan en retos públicos y privados que provocan su talento para encontrar soluciones novedosas y nuevos modelos de negocio.

           

            Cada mes, en distintas partes de nuestra geografía, se abren nuevos espacios de trabajo colaborativo. Sin importar edades, condición económica, género o el lugar en donde habitan, hablar de emprendimiento e innovación, es cada vez más un espacio común.

 

            Esto ha sido posible, gracias al entusiasmo de aliados del sector privado y académico que, con mayor ánimo, impulsan, fomentan y le abren la puerta a México a eventos que retan, reconocen y premian el talento emprendedor de los mexicanos.

 

            Permítanme compartir algunos ejemplos:

 

            La semana pasada, por un grupo de promotores del espíritu emprendedor, se llevó a cabo el Silicon Valley Day.

 

            A principios de semana, 10 emprendedores mexicanos tuvieron la oportunidad de presentar su proyecto a inversionistas Ángel e Incubadoras de Paris, Francia, en el marco de la Primera Edición del lnnovation Day México-Francia, en parte como resultado de la Visita de Estado del señor Presidente, en julio pasado.

           

            Esta misma semana, tres organizaciones líderes comprometidas con el impulso a la cultura emprendedora en nuestro país, concluyeron procesos de reconocimiento y entregaron premios a los mejores emprendedores: o           La gala de Endeavor; el Emprendedor del Año de EY; y Clean Tech Challenge.

 

            También, hace tres días, se llevó a cabo la Reunión del Capítulo de Estudiantes Mexicanos Egresados de la Singularity University; institución reconocida en el mundo entero por su orientación al desarrollo de emprendimientos y tecnologías disruptivas.

 

            La Semana Nacional del Emprendedor también fue marco de buenas noticias para los emprendedores, de los cuales quiero destacar dos: por tercer año consecutivo, se realizó el DF Tech Tour, organizado por Angel Ventures y Startup México, para promover la formación de emprendedores mexicanos y su conexión con redes de apoyos globales.

 

            MassChallenge una de las iniciativas de apoyo a emprendedores fuertemente innovadores más reconocida a nivel mundial anunció su decisión por la Ciudad de México justo el día de ayer, como plataforma para su expansión en América Latina. México se suma a su red global: Boston, Tel Aviv y Londres.

 

            En noviembre próximo, México recibirá a delegados de más de 60 países de una iniciativa global por conectar y compartir políticas de impulso a sus ecosistemas de emprendimiento.

 

            El Startup Nations Summit tendrá lugar en Monterrey, Nuevo León, y se celebrará por cuarta ocasión y por primera vez en el Continente Americano, atraídos por la transformación que estamos experimentando en México.

 

            Para acompañar toda esta sinergia emprendedora, desde el inicio de su Gobierno, el Presidente Enrique Peña hizo una clara apuesta por el talento y potencial de nuestros emprendedores y empresarios.

 

              Además de sus trascendentes reformas transformadoras, creó el Instituto Nacional del Emprendedor y la Red de Apoyo al Emprendedor, para acompañar de manera integral el esfuerzo de las mexicanas y mexicanos que cuentan con una buena idea de negocio, poniendo a su disposición como nunca antes, una amplia oferta de instrumentos de apoyo, acordes a sus necesidades.

 

            Hoy, lo acompañan, señor Presidente, algunas historias de éxito de esta política; como Itzel Abrego y Melisa Jiménez, fundadoras de Agencia de Comunicaciones Misceláneas, que brinda servicios de imagen personal y corporativa a pequeños negocios, y que participaron y obtuvieron recursos Semilla para emprender su negocio.

 

            O el de Ismael Morlán, creador de Pepenalli, quien gracias al Programa Crédito Joven, ahora cuenta con los recursos para adquirir maquinaria que necesita para el reciclaje del PET.

 

            O el caso de TICOY, de Aguascalientes, que producen paletas y quesos, y que gracias a los recursos recibidos por parte del INADEM han podido consolidar su operación. Con Jorge Arteaga a la cabeza, de haber sido 15; hoy, son 150 empleados.

 

            Otra historia más, es la de Flor de Mayo, de Fátima Álvarez, un emprendimiento social que distribuye y comercializa prendas de vestir confeccionadas por mujeres indígenas artesanas en Puebla, y que gracias al apoyo del Instituto podrá escalar su operación.

 

            O como Raúl Amaury, cuya empresa está orientada al desarrollo tecnológico, desde prótesis hasta líneas completas de producción; uno de los emprendedores beneficiados en la Semana del Emprendedor del 2013.

 

            O el caso de Enrique Ruesga y José Ramos, fundadores de Road Jack, quienes fabrican chamarras inteligentes con luces señalizadoras para seguridad de los motociclistas.

 

            Éstos son casos simbólicos, representativos de lo que persigue la Semana Nacional del Emprendedor. Que sirva como punto de partida para el surgimiento de más historias de éxito que inspiren a nuestros emprendedores mexicanos.

 

            Bajo esta filosofía, la Semana del Emprendedor ofrece en sus más de 30 mil metros cuadrados: 11 pabellones para crear, innovar, escalar, financiar sus empresas.

 

            Más de 250 conferencias y talleres, 20 conferencias magistrales, actividades de fomento a la cultura emprendedora, herramientas tecnológicas y capacitación para que los empresarios lleven a su negocio al siguiente nivel. Espacio para concretar citas de negocio, oportunidad para vincularse con algunas de las plataformas de emprendimiento e innovación más importantes del mundo.

 

            Contacto con instrumentos de financiamiento, además de retos públicos que ponen a prueba el talento creativo de la gente.

 

            Señor Presidente.

 

          Señoras y señores:

 

            Usted nos invitó a soñar, a confiar en el talento creativo e innovador que nos caracteriza a los mexicanos; a hacer frente de los retos, a romper nuestras propias marcas y superar nuestros temores.

 

            Hoy, cada vez más mexicanos se están sumando a este llamado; niños, niñas, jóvenes, amas de casa, padres de familia e, incluso, adultos mayores que están contagiando con el ánimo emprendedor, que inunda cada espacio de la vida cotidiana de nuestro país.

 

            En cada caso de éxito de nuestros emprendedores y empresarios, como los que están aquí, presentes, atestiguamos que el talento emprendedor e innovador de nuestra gente está dejando de ser un potencial de futuro, para convertirse en una realidad del presente.

 

            Es, precisamente, esta gran energía transformadora el recurso más valioso que tiene México para escribir una nueva página en su historia.

 

             Estamos cada vez más cerca de hacer de México, una Nación emprendedora; un país de empresarios sobresalientes de clase mundial; una sociedad de esfuerzo creativo y ambición innovadora; un lugar en el que emprender e innovar forme parte del día a día de los mexicanos.

 

            Se trata, en suma, hacer de México el país exitoso, próspero y de bienestar al que nos convocó a construir.

 

 

-MODERADOR: Les invitamos a ocupar su lugar, para ver la proyección del video de la Semana Nacional del Emprendedor.

 

 

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

 

 

-MODERADORA: Realiza su intervención la emprendedora de Bioana, S.A. de C.V., ingeniera Andrea Siller González.

 

 

-ING. ANDREA SILLER GONZÁLEZ: Buenas tardes.

 

            Señor Presidente Enrique Peña Nieto; Secretario Ildefonso Guajardo; licenciado Enrique Jacob Rocha; miembros del presídium y todos los que aquí nos acompañan.

 

            Mi nombre es Andrea Siller. Me dedico al diseño y desarrollo de dispositivos médicos, y estoy aquí, para platicarles un poco más sobre mis experiencias y enseñanzas como emprendedora; experiencias que he vivido junto a mis otras dos amigas y socias: Adriana y Alicia, que se deben de encontrar por ahí.

 

            Nosotras estudiamos ingeniería biomédica, y desde que estábamos en la carrera queríamos poner una empresa; emprender. Ahora, me doy cuenta que no hay algo así como poner una empresa, sino más bien dicho; construir.

 

            Y en aquel entonces, nos preguntamos: Por dónde se empieza a construir algo.

 

            Técnicamente para construir, hay que hacer un pozo primero, y luego meterse en él, y esa analogía me gusta, porque así se siente al principio; un pozo donde tienes que pasar días sin dormir, pasar días en los que se te olvida comer, pasar días donde dudas de ti misma, incluso donde cometes errores, como el que acaba de pasar.

           

            Pero ya estando dentro del pozo, ya cuando decidimos ser emprendedoras, para poder salir, nosotras empezamos con el por qué; por qué cada una de nosotras queríamos hacer esto.

 

            Y es así cuando encontramos nuestro pegamento, nuestra unión, nuestra motivación; querer superar los retos que se nos presentan día  a día, maravillar al mundo con nuevas ideas y descubrimientos. Servir a los demás. Y es así como empezó Bioana.

 

            Bioana tenía una idea en particular; desarrollar un dispositivo médico que ayudara al adulto mayor.

 

            Empezamos a trabajar en este proyecto en un cuartito de servicio que mis papás nos prestaron allá, en la casa, y literal, me movía para acá, chocaba con Alicia; me movía para atrás, chocaba con Adriana, y para acá, con la pared. Estaba muy chiquito.

 

            También, era un cuarto muy frío en invierno, muy caliente en verano, pero es uno que guarda muchas emociones; desde la decepción de encontrar nuestros primeros prototipos fallidos, como la alegría al darnos cuenta de que el FIT creyó en nosotros; el Fondo de Innovación Tecnológica, creyó en nosotros, y nos dio la oportunidad de continuar con nuestro proyecto.

 

            Gracias a esto, pudimos crecer como empresa y, sobre todo,  darnos cuenta de lo que somos capaces.

          

           También, me di cuenta que la duda o falta de confianza en uno  mismo, sí es, en efecto, el mayor enemigo que tenemos todos los emprendedores.

 

            Mi abuelo, cuando salíamos a andar en bici, me llevaba muy seguido, me obligaba a vestirme como una ciclista profesional; el casco, las licras acolchonadas, los lentes, los guantes. Todo. Yo me sentía una profesional.

 

Y yo le decía: Abuelo, por qué hacemos esto, si ni le sabemos dar. Y él me dice: No importa cómo le des, sino cómo te ves.

 

Y cuando me convertí en emprendedora, entendí esta frase. Uno tiene que creérsela; tener la confianza siempre de que puede hacer lo que sea.

 

Siendo emprendedoras, vamos a poner a prueba nuestros miedos, como éste, motivaciones,  habilidades y súperpoderes, pero lo padre es poder utilizar todo esto, y lograr un alto impacto para nuestro México.

 

            Les quiero compartir que Bioana fomenta mucho la virtud de la gratitud. Para nosotras, es algo que nos ha llevado lejos. Hemos recibido apoyo de nuestros familiares, nuestros amigos, nuestros profesores, y del FIT.

 

            Y nos sentimos muy agradecidas, y que es algo que nos motiva a seguir adelante. Y algún día, poder pagar esto a alguien más.

 

            Por eso, hoy, le agradezco al señor Presidente; al INADEM; a todos los emprendedores y emprendedoras; trabajadores y voluntarios que participaron en este evento. Nos acercan, a todos, un paso más de nuestra meta.

 

            Por último, los quisiera dejar con una frase. Aunque es cliché siempre dejarlos con una frase, pero suena padre:

 

            Nunca dudes de ti mismo. Si las demás personas dudan de qué tan lejos puedas llegar, vete tan lejos, hasta que no las puedas escuchar más. De Michelle Ruiz.

 

            Muchas gracias, y felicidades a todos.

 

 

-MODERADOR: Escuchemos las palabras de la emprendedora de QUA Tamales, señora Patricia de Sandoval.

 

 

-SRA. PATRICIA DE SANDOVAL: Buenas tardes.

 

            Señor Presidente, muchas gracias por cederme la palabra. No estaba yo dentro, verdad, pero bueno, muchas gracias.

 

            Para mí, la verdad es un honor estar aquí. De verdad, para mí es un sueño, yo soy una persona que viene soñando. Si lloro no se preocupen; soy muy chillona, me la he pasado llorando, cada vez que voy poniendo un pie en estos escalones, en este proyecto que de verdad es para mí lo mejor.

            Gracias, Mujeres Moviendo a México; Es un proyecto que de verdad me cambió la vida.

 

            Qué les puedo decir.

 

            De verdad, muchas gracias por llevarme a uno de mis sueños.

 

            De verdad, señor Presidente, uno de mis sueños era estar con usted, que pruebe mis tamales, porque sé que si usted los come, el mundo los va a comer.

 

            Queremos, si de verdad, por qué, porque nosotros queremos seguir preservando nuestra cultura.

 

            Yo soy licenciada en Relaciones Comerciales. No me pregunten por qué hoy día estoy haciendo tamales. La verdad, son unos tamales gourmet deliciosos que nosotros queremos compartir con todo el mundo, de verdad.

 

            Yo estoy ahorita ya exportando mis tamales a Argentina, Guatemala, y espero en Dios, ya estar exportando a Estados Unidos. Pero de verdad muchas gracias INADEM, porque INADEM creyó en nosotros, de hecho, aquí anda mi delegado, Toluca.

 

            Soy de Toluca, señor Eruviel. Señor Presidente, soy de Toluca.

 

            De verdad, para mí es todo un honor ser tamalera, después de que todo mundo me criticaba que cómo tamalera.

 

            Quiero llevar el nombre de todos los tamaleros de México hacia el mundo, con sabores innovadores que realmente todos logren, perdón, todos logren realmente probar nuestros tamales, que realmente, prueben, cambien las sensaciones de lo que nosotros producimos como productores.

 

            Estamos haciendo una red de comercialización impresionante con toda la gente del estado.

 

            Nosotros estamos consumiendo nuestro producto a todas las regiones: Tenango, Tenancingo, Atlacomulco. Nuestro sueño es hacer nuestra empresa ahí, en Atlacomulco.

 

            Señor Presidente:

 

            Qué conste que la tiene que ir a inaugurar, se lo advierto. Pero de verdad, todo esto gracias Mujeres Moviendo a México, de verdad; gracias INADEM.

 

            Yo fui una de las afortunadas de haber ganado mi proyecto, por eso yo creo que hoy por hoy estoy aquí. Voy por más.

 

            Quiero que todos conozcan mis tamales, quiero que todo mundo sepa que es lo que estamos haciendo, todo lo que ponemos. Somos ocho personas las únicas que trabajamos.

 

            Tenemos tiendas departamentales muy importantes que están consumiendo nuestros productos; restaurantes muy importantes ahí, a la salida México-Toluca, ya sabrán cuales para no hacerles ahí, el comercial.

 

            Pero la verdad, realmente, hay mucha gente que está muy interesada en nuestro producto. Y ojalá ustedes sigan poniendo los ojos en nosotros, en los productores de toda la región del Estado de México.

           De verdad, nosotros, nuestro producto es 100 por ciento mexiquense, traemos unas innovaciones increíbles. Para que se les antoje, les voy a decir: traemos tamales de tisana, que son frutos del bosque, con té rojo; o sea, son innovaciones.

 

            Traemos unos tamales veganos que, realmente, competimos con cualquier empresa. De verdad, es increíble lo que hemos logrado hacer, todo gracias a mi hija, que está estudiando gastronomía; a mi hijo que está llevando la administración; mi esposo, que también, estudió gastronomía, y yo soy la loca del cuento, verdad, porque yo soy la que las estoy apoyando, yo sé que podemos, y nunca hay que perder los sueños.

 

            Yo soñé estar algún día aquí, de verdad. Hoy, gracias a Dios, lo estoy. Mil gracias a todos por todo lo que nos han ofrecido.

 

            Señor Eruviel, todos.

 

            Aquí, también, tengo al Director de Desarrollo Económico, al del INADEM, bueno, mucha gente que está de Toluca.

 

            Muchas gracias, señor Presidente, por todo.

 

            Y viva Mujeres Moviendo a México e INADEM.

 

            Señor Presidente:

 

            Muchas gracias.

 

 

 

 

 

(A CONTINUACIÓN, HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)