-MODERADORA: Hace uso de la palabra el ciudadano Roberto Sandoval Castañeda, Gobernador del Estado de Nayarit.

-GOBERNADOR ROBERTO SANDOVAL CASTAÑEDA: Muy buenos días.

Antes que nada, quiero agradecer a Dios que me dé la oportunidad de estar aquí, con ustedes.

Saludo al amigo de Nayarit. Saludo a quien volteó a ver a Nayarit con la mano abierta. A nuestro amigo Presidente, señor licenciado Enrique Peña Nieto.

Gracias, señor Presidente, por estar aquí, en su casa. La emoción de los nayaritas nos invade. La emoción de los nayaritas nos lleva a esa esperanza que tanto tenemos en usted.

Saludo a nuestro amigo, el Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez, que también está aquí, con nosotros.

Gracias, señor Secretario, por todo su apoyo.

Saludo a los Poderes. A Pedro Enrique Soto, Armando García Jiménez y a todos los Senadores que nos acompañan el día de hoy.

Bienvenidos a su casa, a Nayarit.

Doy un abrazo fraternal a quien hace posible que nosotros estemos de pie, de frente por Nayarit. A todos ustedes, que son los representantes del pueblo. A todos ustedes, que son la razón de ser de un Gobierno. A todos los comisariados ejidales, campesinos. A todos los que a diario, en el campo, tienen esa fe y esperanza.

Señor Presidente de la República:

Bienvenido a su casa, al paraíso del Pacífico. A donde se le quiere y se le quiere muy bien.

Gracias por estar aquí a todos ustedes. Y hoy Nayarit hace historia en el presente.

En este hermoso lugar emblemático, entre cerros verdes y el azul del cielo. Nayarit, el día de hoy se viste de gala, porque tenemos la combinación de lo que tanto estábamos esperando en el campo.

Tenemos un estado que lo tiene todo. Tenemos abundante agua, tenemos tierra fértil. Tenemos en Nayarit. Un estado con clima estable y, lo más importante, tenemos gente noble y trabajadora que sólo quiere una esperanza para poder salir adelante.

Hoy aquí, en Nayarit, se combinan los recursos naturales y humanos para poder hacer de México la visión del nuevo campo para México. Una visión, que el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, tiene muy clara, darle valor agregado al producto del campo.

Hoy en Nayarit damos ese gran paso. Hoy Nayarit es tierra santa, Nayarit abre sus puertas para lograr la transformación y el futuro de México, especialmente en el campo.

Hemos reconocido nuestra realidad, señor Presidente. Hoy, en nuestro país, más del 45 por ciento de los productos que consumimos los mexicanos vienen de otros países.

Más del 45 por ciento de los alimentos que consumidos los mexicanos, son importados y cuestan más de 20 mil millones de dólares, anuales, que salen de nuestro país, sin dejar ninguna reserva alimentaria en nuestro país, en México.

Ese dinero que se da, en apoyo a los campesinos del extranjero, es lo que necesitamos en México, para poder tener una riqueza para nuestros hermanos campesinos de todo México. Por eso, las tradicionales fórmulas del pasado, fueron un fracaso, porque destinar los presupuestos a estados grandes, pero con poca agua, en el campo no es la solución.

Antes, los presupuestos se destinaban en el Congreso de la Unión, y en el Senado de la República se debatían, de que los estados grandes, con mucha población se les daba mucho presupuesto para el campo, sin contar, que hay muchos hermanos nuestros que solamente tienen desierto en sus territorios.

Nayarit, es una pequeña gran entidad, que le sobra agua, que más de 15 mil millones de metros cúbicos anuales, se van al mar, sin provecho alguno; tenemos tierra fértil; tenemos vocación en el campo, sabemos producir.

En Nayarit, solamente hacía falta un ingrediente, el más importante, que llegara un Presidente amigo, que se fijara en esta tierra bendita; que se fijara en esta gente noble y trabajadora, solamente ocupábamos este gran paso que el día de hoy lo tenemos.

Señor Presidente:

La fórmula para poder tener alimentación en México y una soberanía alimentaria, es tener agua, suficiente agua, es tener tierra fértil, es tener gente noble y trabajadora y un clima estable.

Para muestra un botón: Hoy, hoy teníamos tempestad de agua, pero Dios ha sido tan bendito con Dios, con nuestra tierra, en ésta tierra santa, que solamente vino a regarnos poquito en la mañana, para que usted llegara a esta hermosa tierra, y que pudiera tener.

Queremos que el recurso del campo se quede en nuestra hermosa República Mexicana. Queremos que el recurso del campo se quede para el beneficio, no nada más del campo, porque si hay circulante en el campo, hay circulante en la escuela, en el comercio, en las industrias, en las empresas.

Reconozco, que hay estados muy fuertes en la industria que nosotros le compramos esos productos industriales. Reconozco, que hay estados fuertes en otra cosa, pero en el campo, donde existe el agua, el clima, el mar, la tierra, donde existe lo que nosotros estamos provocando, que es una transformación del campo, es el apoyo del Presidente de la República Enrique Peña Nieto.

Hemos estudiado a países desarrollados en el mundo entero y quiero hablarle un poquito de los países de Europa. En Europa, existe un país que se llama Holanda, que es el encargado de darle alimentación a los países vecinos de la Unión Europea, y la única condición que tiene, es que tiene suficiente agua y tierra fértil.

En Nayarit, dependemos, similar el territorio de Holanda. Holanda cuenta con 32 mil de extensión, Nayarit cuenta con 28 mil. Tenemos el agua, tenemos el clima que ellos no tienen, pero tenemos lo más importante: Gente noble y trabajadora que quiere una oportunidad para convertir a Nayarit en gente, para convertir a Nayarit en la semilla del progreso.

Anteriormente Nayarit, era el granero de México, porque aquí no se equivocaban nuestros antepasados; donde encontraban el mar, donde encontraban el río, donde encontraban las cosas para poder sembrar.

Sabemos que usted tiene muy clara la vocación desde campaña de tener un México con soberanía alimentaria. Sabemos que usted, su orgullo de ser mexicano, tiene la necesidad de que nosotros en el campo nos pongamos a trabajar para poder dar el desarrollo y la alimentación de los mexicanos.

En Nayarit, este territorio similar a Holanda, con la misma extensión y con la misma agua, estamos listos para poder contribuir a tener soberanía alimentaria en el país.

Los nayaritas no queremos nada regalado, señor Presidente, nada más una oportunidad de demostrar lo grandioso que puede ser esta pequeña gran entidad. Lo grandioso que podemos hacer los nayaritas, es poder contribuir con esta generación de alimentos que tanto ocupamos en México.

Para eso, estamos recibiendo capacitación. Para eso estamos recibiendo la tecnología que el Gobierno de la República nos ha ofrecido. Para eso, donde queremos contribuir con la generación de alimentos, estamos pidiendo el gran proyecto del Canal Centenario.

Hoy que Nayarit está a punto de cumplir los 100 años de existencia de este hermoso estado. El Canal Centenario traerá riqueza para acabar con la pobreza y desigualdad social que hay en el campo.

En el Canal Centenario, regaremos aproximadamente cerca de 50 mil nuevas hectáreas en dos cultivos. Dos cultivos al año, que le dará la solvencia económica a nuestra gente, pero lo más importante: Bajará los precios de los alimentos que el día de hoy solamente estamos destinados a lo que nos venden otros países y no tenemos soberanía alimentaria.

Estamos muy claros que necesitamos trabajar, que ya estuvo bueno de las viejas tradiciones de solamente del subsidio, sacar a fondos perdidos al campo. Ya no podemos hacer lo mismo, porque locura es hacer lo mismo esperando resultados diferentes.

El Gobierno de Nayarit, ya iniciamos nuestro proyecto. Queremos empatar el proyecto del turismo que existe en Nayarit con Riviera Nayarit, con el consumo que se hagan los productos nayaritas y que le vaya bien al pescador, que le vaya bien al campesino y que le vaya bien al ganadero.

La canasta básica de nuestros mexicanos depende mucho del proyecto del campo. Si tenemos mucha agricultura y tenemos mucha producción de alimentos, la canasta básica se mantendrá estable y podremos tener un pueblo en paz y podemos tener un pueblo con mucha alimentación.

Y de eso depende los recursos que destine el Gobierno de la República para que encuentre en lugares como Nayarit, donde no nada más contamos con buen clima, un clima estable; no nada más estemos entre cerros verdes y el azul del cielo. También encontremos la estabilidad de la gente y educación del campo.

En Nayarit, el 75 por ciento de la gente somos campesinos, nos dedicamos al campo, sabemos las necesidades que hay. Y con la tecnificación, capacitación y el apoyo del Gobierno de la República, con nuestro amigo, el Presidente que ha volteado a Nayarit. El Presidente que nos ha tendido la mano, el único Presidente que de veras se está comprometido, nuestro amigo, nuestro hermano, Enrique Peña Nieto, el día de hoy tendremos el gran proyecto del Canal Centenario, donde encontraremos las soluciones para no nada más en la alimentación de nuestra gente.

Señor Presidente:

Hay años, como en el 2012, donde se invirtieron 33 mil millones de pesos para subsidio de sequías. Donde en el 2012, en un sólo estado se invirtieron 12 mil millones de pesos para problemas de heladas, 45 mil millones de pesos que se fueron a subsidios a fondo perdido, sin generación de alimentos.

En Nayarit podemos darle alimentación al ganado que se muere en las zonas serranas de Sonora, de Coahuila, en las zonas serranas que tenemos aquí en Zacatecas, en Durango, en muchos lados, en donde nuestros hermanos sufren las sequías tan fuertes que hay año con año. Por eso, las praderas de Nayarit están listas para darles pastura y no subsidios a fondo perdido.

Aprovecho, para felicitar a nuestro señor Presidente, por las nuevas Reformas, Educativa, por la nueva Reforma Hacendaria, por la nueva Reforma Energética.

Esto sólo lo hace quien ama a México, esto sólo lo hace quien se compromete y cumple con México. Por eso, señor Presidente, el valor que le está poniendo a nuestro México es las bases que ocupábamos para el crecimiento de México.

Ya no más la mentalidad de los mexicanos destinados al fracaso, ya no más la mentalidad destinados a la protesta, hoy la propuesta del Presidente Enrique Peña Nieto, es elevar la calidad de vida y tener un México de primer mundo.

Por eso, gracias Presidente por ese valor y ese amor que le tienes a México. Gracias, Presidente, que en Nayarit, se te respalda, se te reconoce y se te agradece.

Y la historia no se equivoca, la justicia social de nuestra gente, se verá reflejada con la gran riqueza que va a generar la nueva Reforma.

Transformando con su liderazgo este país, donde nos sintamos orgullosos y donde veamos el crecimiento de unas gentes, y de unas familias en pro de todo.

Hombres como Pancho Villa, que con su revolución defendió a su pueblo. Emiliano Zapata, que nos dio tierra y libertad a nuestros campesinos. Quedaron plasmados en nuestra historia

No tengo ninguna duda, que la sabiduría de nuestro pueblo tendrá memoria, y este gran esfuerzo, valor y corazón por México, entre las Reformas, hoy, hoy encontraremos un nuevo México, hoy encontraremos un México más fuerte y sólido, y quedará plasmado en la historia de México el gran esfuerzo, y las palabras del Presidente Enrique Peña Nieto, se escribirán con mayúsculas.

Así queremos ver a México, y los nayaritas le agradecemos ese gran esfuerzo que hace por nosotros.

Para terminar, señor Presidente, gracias, muchas gracias.

Muchas gracias porque usted a nivel Nacional descubrió lo que nosotros los nayaritas y los científicos, que han venido de todas partes del mundo, han descubierto de Nayarit, que en Nayarit, solamente hay un producto que no se da, el que no se siembra.

Por eso, gracias, señor Presidente.

Por eso, creo en Nayarit y en nuestra gente.

Creo en usted señor Presidente; creo en su trabajo y en su lucha, y los nayaritas sabremos reconocer a quien nos tiende la mano como usted.

Por eso, gracias señor Presidente, amigo Enrique Peña Nieto, que dará el sustento, el trabajo a Nayarit. Sabremos recompensarle con producción de alimentos.

Gracias, señor Presidente, porque creo que en Nayarit y en mi gente.

Gracias, señor Presidente, porque creo en México.

Gracias a todos ustedes, porque lograrán hacer de su trabajo el orgullo de decir: Seguro que en Nayarit, seguro que sí se puede y seguro que sí vamos por más.

-MODERADORA: Toma la palabra el ciudadano licenciado Enrique Martínez y Martínez, Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.

-SECRETARIO ENRIQUE MARTÍNEZ Y MARTÍNEZ: Ciudadano Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto; estimado Gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval; estimadas autoridades civiles y militares; señor Presidente Municipal; señor Senador Emmanuel Cota, Presidente de la Comisión de Agricultura; compañeros Subsecretarios de SAGARPA, Jesús Aguilar Padilla y mi maestro Arturo Osornio; todos, amigas y amigos productores:

Hoy estamos aquí en esta prodigiosa tierra nayarita donde la naturaleza ha sido muy generosa, tiene buena tierra, tiene buen cielo y mucha agua para florecer, pero sobre todo tiene hombres y mujeres de trabajo empeñados en hacer crecer su estado.

Aquí, sus hombres y mujeres todos los días se esfuerzan por preservar la riqueza agroalimentaria, por producir cada vez más y mejores alimentos para México.

Hay un Gobernador en la entidad que ha marcado con toda claridad sus prioridades. Y la prioridad para el Gobernador Roberto Sandoval ha sido muy clara: El campo de Nayarit.

Hace unos días, asistí con la honrosa representación del Presidente de la República, al segundo Informe del Gobernador de Nayarit y pude constatar los avances que se han tenido en este estado en materia de infraestructura, en materia de seguridad pública, en materia de generación de empleo y también en materia de producción en el campo.

Tenemos hoy, con el Gobierno de Nayarit, un programa de concurrencia de 143 millones de pesos en donde participamos juntos en los proyectos.

El Gobierno de la República invierte 683 millones de pesos en el campo.

Este año, en materia de sanidades hemos hecho un importante esfuerzo conjunto con el estado, superior a los 50 millones de pesos para que Nayarit mejore y preserve su estatus sanitario.

La producción de alimentos, es hoy por hoy, un verdaderamente reto que debemos atender con inteligencia y responsabilidad.

Todos los días, cuando los ciudadanos nos sentamos a la mesa a tomar los alimentos, debemos valorar el esfuerzo de millones de productores que, venciendo obstáculos, sequias, heladas, plagas, inundaciones, enfermedades, llevan todos los días a las mesas de las familias mexicanas alimentos sanos y nutritivos.

A veces lo olvidamos y no lo valoramos. Sin embargo, la humanidad tiene hoy puestos los ojos en este factor fundamental, el más necesario sin el cual es imposible toda acción: La alimentación.

Según las estimaciones de la FAO, en el año 2050 seremos nueve mil 300 millones de personas en el mundo, que demandaremos un 60 por ciento más de alimentos. Estas tendencias representan un gran reto y, al mismo tiempo, una gran oportunidad para México, que podría tomar un papel protagónico en el abastecimiento de la demanda mundial de alimentos y, por supuesto, en la seguridad alimentaria del país.

Como bien sabemos, la tierra cultivable, tanto en el mundo como en México, es limitada. Y además tenemos que enfrentar el cambio climático que se traduce en fenómenos meteorológicos extremos, que afectan la producción de alimentos.

La nueva política agroalimentaria impulsada por el Presidente de la República, refleja la convicción de que se requiere un cambio profundo para transformar verdaderamente el rostro del campo y que permita democratizar la productividad para que todas las personas tengan acceso a mejores herramientas, tecnología, conocimiento, para que su trabajo genere mayor producción y valor agregado e ingreso.

Para lograr la transformación del campo, se han definido líneas de acción muy claras en el Gobierno de la República: Tenemos que pasar del asistencialismo a los incentivos a la productividad.

En la Secretaría, estamos desapareciendo el término subsidio, y lo estamos transformando en el incentivo.

Los programas tienen que ir direccionados a la productividad; ahí está el recurso de PROCAMPO, pero tiene que ir destinado a semilla mejorada, fertilizantes, implementos de trabajo, tractor, aseguramiento, asociatividad, algo que le dé un valor agregado a la productividad de la tierra.

El Presidente, comentaba hace unos días, señor Presidente, que me ha tocado en mi vida conocer la burocracia municipal, cuando fui alcalde. Conocer la burocracia estatal. Usted fue Gobernador del Estado de México, la conocer muy bien. Conocí la burocracia del Poder Legislativo, también, pero nada que ver con la burocracia Federal y, en particular, la de SAGARPA.

Y por eso, en la orden que usted nos dio: Desburocratizar la Secretaría, para que los recursos lleguen rápido a los productores.

En estos momento, atendiendo las instrucciones del Presidente. En estos momentos, en el Estado de Coahuila se está llevando el Segundo Foro sobre Reglas de Operación. Un Foro, donde todos los productores, legisladores, pueden opinar para ver cómo agilizamos esas reglas de operación que tanto limitan y nos mete en camisa de fuerza.

Yo les digo a muchos productores, que esas reglas de operación, parecen más bien, reglas de inhibición, que nos impiden que podamos acelerar nuestro paso y nuestra inversión en el campo.

Estamos, también, atendiendo una planeación inteligente entre la oferta y la demanda de los productos. Es muy lamentable, que después de vencer los productores agrícolas todos los inconvenientes de sequías, de plagas, de inundaciones, tenemos el gravísimo problema de ser exitosos.

Pareciera ser, que en el campo el ser exitoso es un problema. Por qué. Porque se desploman los precios de los productos. Hoy tenemos el precio del maíz desplomado, el precio del frijol, el precio del sorgo. Por qué. Porque estamos produciendo mucho. Eso no se vale. Tenemos que hacer una planeación inteligente.

Hemos propuesto ya, y estamos haciendo un tablero de control, para decir qué es lo que vamos a producir, de manera que el mercado no distorsione y que tengan precios justos, los productores y también los consumidores de México.

Exactamente, la caña también.

Estamos impulsando un nuevo extensionismo que permita dar asistencia técnica y capacitación a los productores, dando asesoría y acompañamiento a lo largo de la cadena productiva, desde la definición de lo que se debe sembrar, hasta la comercialización de los productos, lo que hará que transiten de sólo productores a empresarios del campo.

Hoy aquí en este lugar, el Presidente de la República pone en marcha un anhelo muy antiguo de los nayaritas, que esta agua, este recurso hídrico, esta riqueza que tiene no se vaya al mar, sí sirve para producir energía eléctrica, Nayarit es el segundo estado productor de energía eléctrica de México, pero también el agua se va al mar y se pierde.

Con esta obra del Canal Centenario, como todos saben, se podrán incorporar 43 mil hectáreas o más a los cultivos, y yo las multiplicaría por dos, porque bien lo dijo el Gobernador, porque eso nos va permitir dos ciclos: El otoño-invierno y el primavera-verano, lo que nos duplica el área que beneficia a la obra.
Una obra de 60 kilómetros de canal, que nos va a permitir enriquecer y crecer el área cultivable de Nayarit y con ello producir los alimentos para México.

Actualmente, en el tema de fertilizantes importamos el 80 por ciento del requerimiento nacional de los fertilizantes agrícolas nitrogenados, con elevados costos logísticos y alto grado de dependencia, lo que frena la productividad.

Por ello, en estrecha coordinación con PEMEX cumplimos el mandato del Presidente Peña Nieto para la reactivación de la producción nacional de fertilizantes. La meta es cubrir el 80 por ciento de lo que requiere la agricultura nacional.

El próximo año, para los escépticos, el próximo año México volverá a producir fertilizantes para sus campesinos, para el campo mexicano.

El financiamiento que era uno de los principales problemas, y lo sigue siendo, pero la gran Reforma Financiera ha permitido que Financiera Rural cambie su rostro y que pueda prestar.

Lo hemos dicho con toda claridad, una Financiera Rural, un banco que presta a cinco o seis puntos más arriba que la Banca Comercial, que exige más garantías que la Banca Comercial, aquí y en China, no es Banca de Desarrollo y el Presidente lo tenía muy claro y por eso en su iniciativa de Reforma Financiera, se llevó a cabo para que ahora sí Financiera Rural pueda prestar a un digito, pueda convertirse en una verdaderamente Banca de Desarrollo y apoyo real al financiamiento del campo mexicano.

En la nueva estrategia del Gobierno de la República, planteada en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, el sector agroalimentario adquiere una prioridad estratégica para promover la seguridad alimentaria.

Y por ello, hoy más que nunca se requiere la gran reforma del campo a la que nos ha convocado el Presidente de México. Esto es, lo que nos permitirá alcanzar un país más próspero, justo y con paz social, como lo anhelamos todos los mexicanos y todos los nayaritas.

Muchas gracias.

-MODERADORA: Cedemos la palabra al ciudadano Martín Torres Medina, productor agrícola.

-C. MARTÍN TORRES MEDINA: Señor Presidente de la República Enrique Peña Nieto; Gobernador amigo de los campesinos, Roberto Sandoval; señoras y señores:

Los campesinos de Nayarit y de todo México, le agradecen la decisión de voltear a ver al campo y generar acciones que impulsen el desarrollo de este sector fundamental para la economía de nuestro país.

Durante muchos años los campesinos estuvimos solos, dependiendo de la bondad de la naturaleza. En los gobiernos pasados, los campesinos estábamos destinados al fracaso. La pobreza y la marginación eran nuestros compañeros.

Cada vez producíamos menos. Parecía que no teníamos futuro. La falta de apoyos obligaba a la migración y al abandono de nuestras tierras. En Nayarit, con Roberto Sandoval, empezamos una nueva historia.

En Nayarit, como en muchas regiones de México, tenemos la capacidad para producir los alimentos que nuestra población necesita. Sólo necesitamos de apoyo para tener las obras de infraestructura, el desarrollo tecnológico y los insumos que requiere un esquema moderno de producción.

Como lo dice nuestro amigo, Roberto Sandoval: En Nayarit, el único cultivo que no se da es el que no se siembra.

Hoy, tenemos la oportunidad de salir del abandono del pasado, con un Presidente valiente como usted, que logrará la transformación del campo mexicano.

Hoy, con su gran visión de un nuevo campo para México, nace una nueva esperanza para cambiar la vida de las familias campesinas.

Estamos seguros, que el campo de México tomará nuevo rumbo; una producción abundante para alimentar a las familias mexicanas, generar riqueza en todas las regiones de México, y hacer justicia a los campesinos.

Los campesinos sabremos responder, señor Presidente. Estamos con usted, para lograr la unidad que tanto esperamos y construir la nueva historia en el campo mexicano.

Nosotros en Nayarit, con el Canal Centenario, vamos a demostrar que con tecnificación, capacitación y organización, sí se puede hacer de la agricultura el eje más importante de la economía de México.

Nayarit y México, tienen las cualidades para que, con esta nueva estrategia, ya no se tenga la necesidad de empeñar nuestras tierras, para salir al norte en busca de mejores horizontes.

Con un nuevo campo para México, vamos a demostrar que la Revolución se hace con nuevas herramientas, con infraestructura, tecnificación y capacitación.

Así, como Emiliano Zapata entregó, tierra y libertad, a los campesinos de México, usted, con las armas de la modernidad tecnológica, logrará una nueva Revolución que llevará a las familias campesinas al progreso y al desarrollo.

Señor Presidente.

Le aseguro, que será recordado por ésta y las siguientes generaciones, por darle soberanía alimentaria a las familias mexicanas.

Muchas gracias.

-MODERADORA: Tiene la palabra, el ciudadano Rafael Sánchez Altamirano, productor ganadero.

-C. RAFAEL SÁNCHEZ ALTAMIRANO: Señor Presidente de la República, Enrique Peña Nieto; Gobernador, amigo, Roberto Sandoval Castañeda; amigos todos:

La ganadería es una actividad fundamental para la economía de muchas familias mexicanas, por esta razón le agradecemos que incluya esta importante actividad en la estrategia de Un Nuevo Campo para México.

La ganadería tiene un gran potencial y está comprobado que cuando se tienen los apoyos necesarios, podemos desarrollar una actividad de alta rentabilidad.

Sin embargo, la ganadería está sujeta a muchos factores que limitan su crecimiento y su desarrollo, entre ellos la insuficiente producción de alimento y factores como la sanidad.

Este año en Nayarit, con el apoyo de nuestro amigo Roberto Sandoval logramos tener apoyo de pastura en tiempo de sequía.

Gracias, señor Gobernador.

En el tema de la producción de alimentos para el ganado, cambiemos la historia para solventar la crisis de nuestros hermanos ganaderos de la zona serrana y otras regiones del país; reduzcamos la mortandad a sus animales por la falta de alimento. El Canal Centenario dará la solución para este añejo problema.

Tendremos una alta producción de granos, cultivos forrajeros, la posibilidad de establecer praderas con zacates mejorados, producción de pasturas en general, que tanta falta nos hacen en tiempo de sequía y en todas las regiones del país.

Nayarit, por su clima estable y abundante agua, puede ser receptor de los estados vecinos que sufren temporadas difíciles para sostener su ganado, compartir fortalezas y generar riqueza para los mexicanos y así apoyar la soberanía alimentaria de nuestro país.
Se voy a explicar como ranchero que soy, señor Presidente, lo que tienen otros estados en ganadería a Nayarit le sobra en áreas verdes productoras de forraje y en cantidad de agua.

El Canal Centenario, abrirá nuevas praderas para el ganado en tiempo de sequía, para que pueda ser trasladado a este estado y acá ser alimentado. Así, evitarle al Gobierno de la República la necesidad de apoyar con subsidios cuantiosos a los estados afectados en épocas de sequía.

En el tema de la seguridad, de la sanidad, con su apoyo, señor Presidente, y a través de nuestro titular de SAGARPA, señor Enrique Martínez y Martínez, y de usted, señor Gobernador, en pocos meses lograremos mejorar la sanidad animal en nuestro estado y, por lo tanto, en el país. Y así, alcanzar mejores condiciones para la exportación de nuestro ganado.

Muchas gracias, señor Presidente.

Los productores ganaderos de Nayarit aceptamos el reto que la población de México nos exige para lograr la autosuficiencia alimentaria de productos de origen animal. Y tenga la plena seguridad de que no le fallaremos.

La ganadería de Nayarit se transforma para el bien de todos.

Nayarit crece y unidos lograremos alcanzar y rebasar las metas que nos tracemos.

Bienvenido sea el Nuevo Campo para México.
Los ganaderos estamos comprometidos en poner nuestra parte con la responsabilidad para salir adelante.

Por su decisión de apoyar al campo: Muchas gracias, señor Presidente.

-MODERADORA: Toma la palabra el ciudadano Samuel González Rojas, pescador y productor acuícola.

-C SAMUEL GONZÁLEZ ROJAS: Gracias.

Señor de la República Enrique Peña Nieto; Gobernador Roberto Sandoval. Los dos aliados a los pescadores.

Señoras y señores:

México es un país con grandes posibilidades pesqueras. La riqueza de nuestros mares, presas y esteros, permiten a muchas familias sustentar su economía a la actividad pesquera. Por ello, gracias a usted, señor Presidente, por ya haber incluido la pesca y la acuacultura dentro de la estrategia de Un Nuevo Campo para México, que es el motor que tanto necesitaba para el aprovechamiento de nuestros mares, pescas y esteros.

Este día tengo el orgullo de ser la voz de todos los pescadores y acuicultores de Nayarit, y seguro que sí, de todo México.

Hablar de un sector, antes perdido en el abandono, víctima de la sobre-explotación y saqueo de nuestros mares, la falta de apoyo en embarcaciones y la ausencia de cultivos en empresas y mares. Pero hoy estoy aquí, señor, para hablar de la esperanza de todos los pescadores en usted, porque ya sentimos la mano de un buen Gobierno. Ya vemos los apoyos del Gobierno de la República, dragados, embarcaderos, motores fuera de borda, y el apoyo para la gasolina y diésel marino, así como equipo para el desarrollo de la acuacultura, para que nuestros pescados tengan un mejor precio.

Hoy, vemos con entusiasmo que finalmente ya se está poniendo orden en la pesca. Y sabemos que con esto vamos a poder pescar más y producir, para que los mexicanos puedan alimentarse con un producto de calidad.

Señor Presidente.

Queremos este día, agradecerle el apoyo, que nos dio directamente para superar la enfermedad que afectó a las granjas de camarón, y con eso, nosotros vamos a estar, en condiciones de volver a sembrar y recuperar la productividad del estado.

También, y para nuestra seguridad, ya se instalan los dispositivos de localización de nuestras embarcaciones en altamar, y con ello realizamos nuestra actividad con más seguridad. Antes, los pescadores salíamos con la bendición de Dios y de nuestras familias, sin saber si regresaríamos a traer el sustento de nuestros hogares.

No tenemos con qué pagarle. Para agradecerle, solamente dar el esfuerzo para lograr y transformación de México.

Hoy, tenemos la certeza, que nuestro Gobernador ya no está solo, en la gran lucha por la igualdad y la justicia de los pescadores de Nayarit, ahora siempre regresa con las respuestas para los pescadores y acuicultores del estado.

Comentarle, que desarrollamos nuevas técnicas para la producción, muestra un botón: Nayarit, cuenta con la granja más tecnificada de México, productora de camarón, con calidad de exportación.

También le digo que los pescadores de Palmar de Cuautla estamos muy agradecidos, ya que nos construyeron las casas que el mar se comió. Que otros gobiernos prometieron y no cumplieron, usted y el Gobernador cumplieron y nos dieron la posibilidad de dormir tranquilos.

No quiero dejar pasar la oportunidad, de agradecer por rescatar nuestras vidas: Los pescadores de México sabremos agradecer el apoyo y la confianza.

Los gobiernos de antes nos daban pescados, los anteriores, ni eso nos dieron.

Gracias, señor Presidente, por darnos pescados; pero lo más importante, por enseñarnos a pescar.

Muchas gracias.