-MODERADORA: Hace uso de la palabra el Subsecretario de Normatividad de Medios de la Secretaría de Gobernación, licenciado Eduardo Sánchez Hernández.

-LIC. EDUARDO SÁNCHEZ HERNÁNDEZ: Con su permiso, señor Presidente.

A continuación quiero informar a ustedes un panorama sobre las afectaciones en el país por los fenómenos climáticos.

Se decretó en 387 municipios una Declaratoria de Emergencia en 17 estados de la República.

Asimismo, en 19 estados de la República se decretó a 428 municipios con Declaratoria de Desastre.

Se han instalado 32 Comités de Evaluación de Daños para 328 municipios en 19 estados.

Llegamos a tener un máximo de 551 albergues. Hoy hay 49 de ellos y se redujo la cantidad de personas atendidas en los albergues de 63 mil 699 a 10 mil 992.

Asimismo, los centros de acopio, llegó a haber mil 947 y hoy continúan funcionando mil 634 de estos centros de acopio.

Por lo que hace a los reportes de las diferentes dependencias de la Administración Pública Federal en relación con su actuar en esta emergencia, informo a ustedes que:

La Comisión Federal de Electricidad reporta que en los estados de Colima, Michoacán, Morelos, Jalisco y Sinaloa se ha restablecido al 100 por ciento el servicio de energía eléctrica. En tanto que en Guerrero se encuentra al 99.53 por ciento de restablecimiento.

Por lo que hace a CONAGUA, reporta 23 presas con más del 100 por ciento de llenado en 15 estados de la República.

Por lo que hace a los caminos. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes reporta 151 incidentes en 57 carreteras Federales, de los cuales 61 incidentes fueron atendidos y se restableció el paso.

En 78 de los casos cuentan ya con paso provisional y hay 12 entidades que registraron afectaciones en autopistas de cuota.

De ahí, hay seis autopistas que registraron afectaciones graves y 12 de ellas afectaciones menores.

Informo a ustedes que las 18 autopistas se encuentran ya en operación.

De las escuelas afectadas, hay cuatro mil 362 escuelas afectadas por Ingrid y por Manuel en 20 entidades federativas. De las cuales, 126 tienen un grado de afectación alto y 540 ya están operando con normalidad.

Mientras que en tres mil 622 escuelas se están haciendo los trabajos para que estén totalmente rehabilitadas.

Por lo que hace al Sector Salud. Las unidades médicas afectadas, reportadas, son mil 153 del Sector Salud, tanto de la Secretaría de Salud, como del ISSSTE, como del Seguro Social. Fueron afectadas en 11 entidades, de las cuales 28 tienen un grado de afectación alto; 231 unidades de atención médica están en proceso de rehabilitación, y 894 ya están operando con absoluta normalidad.

Esto sería cuanto tengo que informar, señor Presidente.

-MODERADOR: Interviene a continuación el Secretario de Hacienda y Crédito Público, doctor Luis Videgaray Caso.

-DR. LUIS VIDEGARAY CASO: Con el permiso del ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, el licenciado Enrique Peña Nieto. Muy buenas tardes a todas y a todos.

Permítanme, en primer lugar, hacer un breve informe del ejercicio de los recursos fiscales y del Fondo Nacional de Desastres Naturales, el FONDEN, para atender la emergencia provocada por los fenómenos meteorológicos Ingrid y Manuel.

Del Fondo Nacional de Desastres, del FONDEN, se han ejercido ya, hasta este momento, dos mil 730 millones de pesos, para atender directamente a la población afectada y para apoyos parciales inmediatos en diversos sectores, ya sea a través del Gobierno Federal y también, mediante los gobiernos de los estados y municipios afectados.

Asimismo, se han invertido ya 900 millones de pesos en recursos adicionales al FONDEN, en programas de Empleo Temporal, Contingencia Laboral, Insumos para el Sector Salud, Enseres Menores y Despensas.

Es importante recordar que una vez atendida la emergencia, las labores inmediatas de auxilio, subsiste el daño económico, y ese es el motivo de este evento y de este anuncio que hace hoy el Presidente de la República.

Un dato que debemos considerar: 79 por ciento de los municipios afectados por Ingrid y Manuel, son municipios que tienen algún grado de marginación, media, alta o muy alta, es decir, los daños se concentran en municipios y en comunidades pobres.

De ahí la importancia de tomar medidas emergentes e inmediatas para la reactivación económica, porque la mayor parte del empleo en estos municipios y en estas comunidades es generar, ya sea en el sector primario o a través de pequeñas y muy pequeñas unidades económicas en el sector privado.

Estas unidades económicas, estas micro y pequeñas empresas lo que requieren para enfrentar la emergencia, es apoyo. No tienen la capacidad financiera, no tienen la infraestructura, no tienen la capacidad económica para hacer frente a la pérdida de equipamiento productivo, de activos y al daño financiero que estas tormentas han ocasionado.

Éste es el objetivo de las medidas que ahora anuncia el Presidente de la República, que se ejecutan en coordinación entre distintas dependencias del Gobierno Federal y, también, con la acción de los gobiernos de los estados y de los municipios.

La Secretaría de Hacienda apoyará, conforme a las instrucciones del Presidente, utilizando los instrumentos tanto fiscales, como de Banca de Desarrollo para sumarse a este esfuerzo de reactivación económica.
Y así como durante los momentos más críticos de la emergencia, donde la ayuda humanitaria era indispensable, vimos a la sociedad mexicana moverse en un solo propósito, ahora necesitamos, también, de la colaboración de todos.

No puede ser solamente el Gobierno de la República, los gobiernos de los estados que enfrenten la necesidad de apoyo para la reactivación económica y la recuperación del empleo. Tiene que hacerse, también, con el apoyo y la participación decidida y generosa de la sociedad civil.

Por eso, es tan importante, y agradecemos y reconocemos la participación del empresariado mexicano agrupado a través del Consejo Coordinador Empresarial. Es una iniciativa del Consejo y de las cúpulas empresariales representadas en él, el sumarse a este esfuerzo.

Y hoy reconocemos su participación generosa desde el primer minuto de la emergencia, pero, también, ahora que viene una etapa, tal vez, que capturará menos primeras planas, menos espacios en los noticieros, pero que requiere de un impulso decidido de Gobierno y de la sociedad.

Y quiero aprovechar, señor Presidente, para hacer, también, un reconocimiento al Consejo Coordinador Empresarial, y muy particularmente a su Presidente, a Gerardo Gutiérrez Candiani, por la actitud constructiva y de diálogo que ha mantenido siempre ante todas las iniciativas del Gobierno, particularmente me refiero a la iniciativa de Reforma Hacendaria y de Seguridad Social.

Hemos tenido con el Consejo Coordinador Empresarial y con todo el sector privado mexicano una etapa de intenso diálogo, donde la instrucción que hemos tenido del Presidente de la República ha sido escuchar.

A todos nos queda claro que quien tiene la última palabra sobre ésta y todas las reformas, es siempre el Congreso de la Unión. Y estamos muy alentados de conocer el avance, el progreso que se está logrando en el Congreso de la Unión, particularmente, en la Cámara de Diputados para lograr la aprobación en los próximos días de la Reforma Hacendaria y reconocemos y agradecemos la actitud constructiva del Consejo Coordinador Empresarial en este proceso.

Muchas gracias y muy buenas tardes.

-MODERADORA: Enseguida interviene el Secretario de Economía, licenciado Ildefonso Guajardo Villarreal.

-SECRETARIO ILDEFONSO GUAJARDO VILLARREAL: Con su permiso, señor Presidente.

En nombre del licenciado Gerardo Gutiérrez Candiani saludo a todos los presidentes de organismos empresariales que nos acompañan el día de hoy.

En el nombre del señor Secretario Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa, y del Almirante Vidal Francisco Soberón, saludo a todos los colegas miembros del Gabinete Legal y Ampliado del Gobierno de la República.

Y en el nombre de la Senadora Lilia Merodio Reza, Secretaria de la Mesa Directiva del Senado de la República, saludo a todos los Senadores que nos acompañan esta tarde.

Y en el de la Diputada Maricela Velázquez, Vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, saludo a todos los Diputados Federales que nos acompañan el día de hoy.

Señoras y señores.

Invitados especiales:

Buenas tardes.

Ante el estado de emergencia que se presentó en 20 estados del país derivados de los fenómenos meteorológicos Ingrid y Manuel, desde las primeras horas del impacto el señor Presidente nos instruyó a todo su Gabinete a desplegar una serie de acciones concretas en distintos ámbitos, por lo que desde los primeros momentos no se escatimaron recursos humanos, materiales y económicos para salvar vidas, así como para atender las necesidades más elementales de la población.

Sin duda, es cierto que después de la tormenta viene la calma, pero desafortunadamente para las micro, pequeñas y medianas empresas este adagio no es exactamente correcto.

Justamente después de la emergencia es cuando los pequeños y microempresarios empiezan a ver que el futuro inmediato es un futuro nublado, es un futuro incierto y es un futuro con muchos problemas hacia arriba.

Justamente por instrucciones del señor Presidente a la segunda semana, al inicio de la segunda semana de la tragedia estuvimos en un recorrido de las zonas más afectadas en el Estado de Guerrero visitando a microempresarios y ahí, justamente en las fotos que ustedes tienen al frente, es el área de devastación de la Colonia Revolcadero en Acapulco, donde todos los proveedores de servicios, tanto de artesanías, como de pequeños restaurantes vieron afectados total o parcialmente sus actividades.

Hay las historias, como la de una señora que se llama, dueña de un establecimiento, doña Lucía García Vargas, El Pez Feliz, no solo perdió los enseres, perdió sus refrigeradores, sino también, perdió el sitio físico donde su negocio estaba.
Otros empresarios, microempresarios de la zona perdieron inventarios, perdieron refrigeradores. Y en la primera semana estuvimos haciendo el censo total de daños en Guerrero. Nos reunimos por instrucciones del Presidente, con todo el sector empresarial en Acapulco y en Chilpancingo.

En Chilpancingo la devastación fue importante entre los pequeños y medianos negocios.

Ahí platicábamos con doña Patricia Acevedo, dueña de tres restaurantes en Chilpancingo, donde nos comentaba que su problema no era falta de recursos para reiniciar al menos con lo elemental, pero tenía 39 trabajadores que por lo pronto, mientras no se restablecía la actividad económica, no iban a tener una manera de poder obtener salarios para poder estar ahí día con día.

En ese sentido la instrucción del señor Presidente fue precisa: Tenemos que trabajar en una forma coordinada.

Ahí le hablamos al Secretario del Trabajo para que esos 39 trabajadores fueran incluidos en el Programa de Emergencia y Empleo, mientras que la dueña del establecimiento, doña Patricia Acevedo, pudiera restablecer su actividad con normalidad.

Precisamente, en ese sentido, el señor Presidente nos dio una instrucción clara a la Secretaría de Economía: Este Gobierno no va a descansar para impulsar la reactivación económica en las zonas afectadas a través de atender a las micro, pequeñas y medianas empresas que vieron destruidos sus principales activos.

Por ello, la Secretaría que me toca encabezar, cuenta con instrumentos y recursos que pueden orientarse a tres aspectos prioritarios de las MiPyMES para que logren reintegrarse a la actividad productiva lo más pronto posible.

Primero. Recuperar sus inventarios.

El segundo. Equipar sus negocios.

Y el tercero. Obtener financiamiento para invertir.

Para que las MiPyMES afectadas puedan recuperar sus inventarios a través del Fondo PyME, estamos destinando recursos concurrentes aportados en 90 por ciento por la Federación y en un 10 por ciento por los estados de la República.

Hasta este momento se han aprobado las solicitudes de los estados de Colima, Chihuahua, Guerrero y Tamaulipas.

El resto de los estados se encuentran aún en proceso de integración de sus expedientes y los delegados de la Secretaría de Economía están trabajando con los micro, pequeños y medianos empresarios, en coordinación con los delegados, las autoridades locales, para poder facilitar todo el procedimiento y los apoyos para poder tener un impacto inmediato en la actividad.

En el caso de equipamientos de MiPyMES dañadas, contamos con el Fondo Emprendedor, sus apoyos son de naturaleza totalmente Federal, sobre los cuales, hasta el lunes por la noche nueve estados habían oficializado sus solicitudes de apoyo para facilitar el acceso a capital productivo, como parte del Programa Nacional de Garantías.

Hemos implementado una estrategia de financiamiento para apoyo crediticio, MyPyMES Siniestradas, con recursos concurrentes de la Federación y los estados, en donde cada peso que aporten conjuntamente la Federación y los estados, habrá de generar una derrama de cinco pesos.

En esta estrategia me complace informar que ya se autorizaron los recursos en garantía, para que los bancos comiencen con el otorgamiento de créditos.

Aquí quiero hacer un reconocimiento, al decidido apoyo de Nacional Financiera, así como de la Banca Comercial para dispersar el crédito y éstos lleguen de manera rápida a las empresas.

Hasta hoy, en el Fondo de Garantías se han aprobado los proyectos de los estados de Colima, Guerrero y Tamaulipas. Esta estrategia de intervención atiende las necesidades inmediatas de las micro, pequeñas y medianas empresas, que viven al día y no cuentan con ningún respaldo financiero para enfrentar las pérdidas y reanudar sus operaciones.

Señoras y señores.

Estos apoyos no pretenden ser de carácter asistencialista. Son una respuesta oportuna para brindar a nuestros micro, pequeños y medianos empresarios afectados, con una nueva oportunidad para detonar el potencial de sus negocios y poder ser agentes de transformación.

Es fundamental hacer un gran esfuerzo para establecer pronto la actividad económica en las comunidades afectadas.

La Secretaría de Economía continuará trabajando con la PyMES siniestradas hasta lograr su total restablecimiento.

Usted, señor Presidente, ha sido claro al señalar que estos desafortunados eventos no van a detener el desarrollo del país. Por el contrario nos unirán y serán oportunidad para mejorar y hacernos más fuertes.

Trabajando juntos, podemos convertir las adversidades en oportunidades de crecimiento.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Corresponde el uso de la palabra, al Presidente del Consejo Coordinador Empresarial, licenciado Gerardo Gutiérrez Candiani.

-LIC. GERARDO GUTIÉRREZ CANDIANI: Muy buenas tardes tengan todos ustedes.

Saludo con mucho afecto al ciudadano Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto.

Le agradecemos que esté aquí, Presidente. Sabemos que viene de una gira muy intensa por Asia y Guerrero, lo cual agradecemos doblemente su presencia.

A nuestros amigos, las señoras y señores legisladores; por supuesto, a las señoras y señores Secretarios de Estado.

A nuestros muy reconocidos representantes de las Fuerzas Armadas, al señor Secretario de la Defensa y de la Marina.

A todos los señores y señoras dirigentes y representantes empresariales, no nada más a nivel nacional, sino en todos los estados que nos acompañan.

A todos los funcionarios públicos; amigos todos:

A nombre del Consejo Coordinador Empresarial quiero manifestar el reconocimiento de nuestro sector al Gobierno de la República por esta respuesta eficaz y oportuna ante la desgracia y la difícil perspectiva que enfrentan amplias zonas del país, tras los desastres naturales del pasado mes de septiembre.

Las acciones que aquí se anunciarán en favor de la reactivación económica y las micro y pequeñas empresas afectadas, serán un elemento de confianza en esta fase de recuperación.

Este compromiso será un soporte valioso en los esfuerzos para atender a la población damnificada, reconstruir la infraestructura pública y privada, y reactivar la economía, a fin de preservar los empleos y recuperar lo que han perdido, lo cual, es un reto prioritario.

Los daños son enormes y los costos de restablecimiento serán altos.

En muchas comunidades se enfrenta una contingencia crítica por la interrupción o afectación severa de las actividades económicas.

Estamos ante un proceso de recuperación cuesta arriba, con diversos sectores golpeados, lo cual exige un gran esfuerzo para que la afectación no se extienda a lo largo de las cadenas productivas.

Necesitamos conjugar un gran esfuerzo nacional para que la economía de las zonas impactadas se reactive lo antes posible. Evitar el cierre prolongado o permanente de empresas, privilegiando los empleos como puntal indispensable de la estabilidad de las familias.

Ahí radica la relevancia de esta acción del Gobierno de la República.

Desde los momentos más agudos de la crisis se anunciaron diversos apoyos para los damnificados, y en particular, para las micro y pequeñas empresas, que son las que tienen menos recursos y alternativas para responder.

Con la iniciativa conjunta se le da integralidad y solidez a estos esfuerzos para evitar la dispersión, para generar sinergias y lograr que la ayuda llegue a tiempo a quien más lo requiere.

Como sector, reiteramos nuestra solidaridad y total disposición para apoyar a la población damnificada y a las autoridades. Atento a las necesidades que enfrentan las comunidades en todo el país.

Vamos juntos para que los recursos públicos y de la sociedad que hay disponibles para enfrentar este desafío, se usen de manera eficiente y transparente.

En las tareas de ayuda y reconstrucción, nuestro compromiso ha sido y será total.

Los empresarios de México hemos participado de forma muy solidaria en diversas acciones, como la instalación de centros de acopio, con los que se ha logrado la entrega de miles de toneladas de ayuda, al igual que donaciones directas, colectas y de recaudación de fondos.

Organizaciones de distintos giros han puesto en marcha campañas como las de duplicación uno por uno de donativos en especie, a través de tiendas o en dinero, por la vía de las cuentas abiertas por los bancos y otras instituciones financieras ante la emergencia.

Se realizan iniciativas como la Feria de Enseres de Acapulco, cuyo objetivo es que las familias puedan reemplazar los bienes que perdieron.

Asimismo se ha llevado a cabo un enorme esfuerzo para restablecer y garantizar la prestación de servicios básicos, en el comercio o en las instituciones financieras, las cuales se han comprometido a acelerar líneas de crédito para apoyar la reactivación económica.

Se han diseñado esquemas de apoyo, como el diferimiento total de pagos de capital o intereses hasta por tres meses, con apoyo del Gobierno en los distintos tipos de crédito, como hipotecario, PyME, nómina, automotriz, etcétera.

Son miles las empresas comprometidas en este reto, al igual que delegaciones, cámaras y centros empresariales de todo el país.

La comunidad empresarial en su conjunto cierra filas a favor de todos los mexicanos.

Es hora de incrementar el esfuerzo. Participemos activamente en todas las fases de la recuperación. Estamos comprometidos con las familias, las empresas y los trabajadores afectados.

Los enormes retos que tenemos enfrente son también nuestros. No vamos a dejarlos solos.

El sector empresarial trabajará estrechamente con el Gobierno de la República para impulsar las importantes acciones que se están tomando.

Aliados por las empresas y el empleo ante la contingencia, redoblaremos nuestros esfuerzos en temas como programas de prevención y de seguros para MiPyMES, planes de reestructuración de créditos y financiamiento para capital de trabajo, reconstrucción y recuperación de activos, reposición de maquinaria, equipos, inventarios; creación, restablecimiento y fortalecimiento de cadenas de proveeduría. Todo esto con el apoyo del Gobierno.

Señor Presidente:

Amigas y amigos empresarios:

Juntos, los mexicanos hacemos que nuestros hermanos en desgracia salgan adelante como un gran equipo.

Vamos por la recuperación y al mismo tiempo por reformas que construyen una economía más productiva y competitiva, con el objetivo prioritario de generar crecimiento e inversión, que se traduzca en más y mejores empleos con beneficios tangibles para todos.

Éste es el cometido del impulso reformador en el que estamos comprometidos con el Gobierno del Presidente Peña Nieto y el sector empresarial.

Nuestro reconocimiento a este Gobierno y a la Secretaría de Hacienda y muy en especial al Secretario Luis Videgaray por su apertura al diálogo y a los acuerdos.

Reconocemos también en el Congreso, donde se han concretado y donde tienen que tomarse las decisiones definitivas sobre las grandes reformas pendientes, cuyo cometido es renovar la voluntad nacional.

Reiteramos el llamado a todos los empresarios para que juntos, sigamos participando a fondo, en todos los esfuerzos, al igual que debemos hacerlo en la vida pública y los procesos de toma de decisiones y construcción de acuerdos.

Hagámoslo con el absoluto convencimiento de nuestra responsabilidad con las empresas, sus trabajadores y con la sociedad mexicana.

El exhorto es a la solidaridad y a la generosidad que en tantas ocasiones ha mostrado el pueblo de México, pero también, a la responsabilidad cívica que es la base de una Nación fuerte y próspera.

Estamos comprometidos con el llamado a mover a México.

México cuenta con sus empresarios y nosotros con México.

Muchas gracias.